En relación a determinadas intervenciones que en los últimos días han aparecido en algunos medios de comunicación, relativas a supuestas denuncias de malas praxis y abusos en el sector funerario, queremos hacer las siguientes puntualizaciones en defensa de todo un sector que se está dejando la vida estos días:

1.        En estos momentos, desconocemos el trasfondo y la realidad completa de las denuncias expuestas, por lo que no podemos ni afirmar ni desmentir con rotundidad los hechos, lo cual por otra parte, compete aclarar a las partes implicadas.

Pero sí podemos decir con rotundidad y manifestar nuestra más enérgica protesta a que se generalicen a todo un sector que está comprometido con un comportamiento ético y que se está dejando la salud y el alma estos días.

2.       Se le está dando voz y una irreal representatividad sectorial a supuestas asociaciones locales y minoritarias con evidentes intereses económicos y manifiestas pugnas comerciales., como es el caso de ESFUNE.

También se le está dando autoridad a AESPROF como representantes de las empresas funerarias cuando esta entidad es una asociación minoritaria de profesionales funerarios.

Por tanto. solicitamos que se las pongan en el contexto real. Porque si no es así se confundirá a la opinión pública, se les dará a partes implicadas la representatividad sectorial y apoyos que no tienen e incluso se puede dotar de credibilidad a afirmaciones ante las que se les pedirá responsabilidades ante los órganos de justicia.

3.       Para evitar alarma social y como medida garantista, fuimos los primeros en solicitar el decreto que el día 30 de marzo se publicó en el BOE relativa a la transparencia y límites de los sistemas de facturación.

4.       Hemos  sido los primeros en solicitar a la administración la supresión de determinados servicios como los velatorios y ceremonias, a pesar de las gravísimas consecuencias económicas que supondrán para el mismo, si la pandemia se extiende en el tiempo.

5.       El esfuerzo de los profesionales funerarios y sus empresas durante estos días está siendo ejemplar. Trabajando incesantemente durante 24 horas al día, exponiendo su salud personal y ofreciendo a la sociedad un servicio imprescindible.

Queremos aprovechar una vez más para agradecer y dar visibilidad a estos profesionales que tradicionalmente son ignorados en la enorme labor que realizan.

Se merecen poner en valor su dedicación, son el último eslabón de la cadena sanitaria y sin su trabajo, el problema que padece toda España estos días sería insostenible.

Por todo cuanto antecede, se ruega poner en contexto y contrastar estas puntuales denuncias y por favor no generalizar las acusaciones.

ESFUNE es una asociación local, se desconoce su representación, que mantiene un público litigio comercial con fines económicos en el ámbito de actuación de Barcelona y sus localidades limítrofes.