El sindicato CSIF denuncia a Funeraria La Paz ante la Inspección de Trabajo por jornadas de 72 horas (Eldiario.es)

Los trabajadores solicitan “ayuda urgente al pueblo palmero y a las instituciones políticas”.

La Palma Ahora   – Santa Cruz de La Palma
26/04/2019 – 20:15h

Los trabajadores de la empresa Funeraria La Paz Aridane “solicitan por medio de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ayuda urgente al pueblo palmero y a sus instituciones políticas para dejar de ser esclavos” de unos empresarios que “desde hace más de 30 años son dueños de una de las empresas con mayor presencia en la práctica totalidad de la isla de La Palma”, asegura el CSIF en nota de prensa.

La citada central sindical ha denunciado ante la Inspección de Trabajo a Funeraria La Paz Aridane por “obligar a sus trabajadores a realizar una jornada superior a la legalmente establecida, siendo en algunos casos de 360 horas al mes, sin respetar los descansos mínimos establecidos por ley y realizando jornadas de hasta 72 horas seguidas”, según se recoge en la denuncia, en la que se añade que “también denunciamos que esta empresa no entrega cuadrantes ni mensual ni anual a los trabajadores cuñados y sellados por la empresa”. “Tampoco se les permite disfrutar de un cuadrante anual de vacaciones, por lo que solicitamos que se realice inspección a esta empresa fuera del horario laboral en los distintos centros de trabajo”, se apunta en el documento.

En el comunicado, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios explica que en 2018 se celebraron “por primera vez en la historia de Funeraria La Paz Aridane” unas elecciones sindicales, “lo que abocó a que la empresa tuviera a un representante de los trabajadores, quien salió electo tras unas elecciones que supusieron el despido de algunos trabajadores por no haber votado al sindicato que propuso la empresa, UGT”.

“Desde que el CSIF ha tomado el mando en las negociaciones con los representantes de la empresa, no han parado de acontecer sucesos que atentan contra los derechos laborales más básicos (horarios de hasta 72 horas consecutivas de trabajo ininterrumpido, pernoctas infinitas en los centros de trabajo, denuncias ante Inspección de Trabajo, acosos a la mayoría de trabajadores, represalias empresariales por reunirse con los abogados del sindicato, despidos por la condición sindical del trabajador, amenazas constantes de futuros despidos masivos y un largo etcétera)”, asevera.

“La empresa siempre ha negado que la presencia del sindicato haya cambiado su gestión”, señala. “Los trabajadores, ya desesperados ante la inactividad de Inspección de Trabajo y de los gestores de la propia empresa, solicitan ayuda a las instituciones palmeras, a todos los ciudadanos de la isla de La Palma. No aguantan más esta situación”, indica.

“Lo que más nos asustaba en un principio era poder denunciar la historia de un sector tan desconocido, pero no nos ha quedado más remedio. La culpa de que la empresa no facture más nos la achacan a nosotros como trabajadores, por empezar desde que estamos sindicados a protestar por trabajar semanas enteras sin descanso”, opina uno de los empleados que “no quiere dar su nombre para no verse despedido por la empresa”, según se apunta en la nota del CSIF.

“Desde los servicios jurídicos del sindicato CSIF se sigue priorizando para que los trabajadores puedan obtener los derechos reconocidos por la actual legislación existente en materia laboral, pero entendiendo que el foco debe de dejar de estar centrado en los propios trabajadores, pasando a estar enfocado en torno al pueblo y a las instituciones palmeras”, concluye.

Este periódico ha intentado conocer la versión de la empresa.


Arganda del Rey duplicará la superficie útil de su cementerio nuevo (La Vanguardia)

REDACCIÓN
27/04/2019 10:22
Arganda del Rey, 27 abr (EFE).- El Ayuntamiento de Arganda va a ampliar su cementerio nuevo, ubicado en Camino del Molino, con unas obras que prácticamente duplicarán la superficie útil del camposanto, para lo que se utilizará un terreno colindante.
Con esta medida, el Consistorio pretende “deshacer el problema de saturación” que se da en los cementerios municipales argandeños, y asegurar la viabilidad del cementerio más reciente “durante varias décadas”, según explica en un comunicado.

La ampliación se llevará a cabo en paralelo a la construcción del nuevo tanatorio y crematorio de la localidad, que tendrá una superficie de 1.100 metros cuadrados y que incluirá cuatro salas de velatorio, centro de culto, sala de despedida y cafetería.

También tendrá una sala crematorio, sala de autopsias, despacho forense y salas de preparación. EFE


Funeraria Madrid y COAM preservarán el patrimonio cultural de los cementerios (La Vanguardia)

REDACCIÓN
27/04/2019 14:37
Madrid, 27 abr (EFE).- La empresa municipal de Servicios Funerarios de Madrid ha firmado un convenio de colaboración con el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) y la Fundación Arquitectura COAM para conservar y difundir el patrimonio cultural de los 14 cementerios gestionados por el Ayuntamiento.
El objetivo del acuerdo, de carácter indefinido, es “poner en valor tanto el patrimonio artístico como el cultural que posee la ciudad de Madrid, así como acercar a la sociedad a esta obra, aún no conocida por toda la ciudadanía”, según ha explicado el Ayuntamiento de Madrid en una nota de prensa.

El texto del convenio abarca actuaciones de carácter técnico sobre los 14 cementerios municipales de Madrid, el Tanatorio M30 y el Tanatorio Sur, así como los crematorios municipales.

Así, el COAM cooperará en la elaboración de un Plan Especial de actuaciones de la zona antigua del Cementerio de Nuestra Señora de la Almudena, así como en otros proyectos de rehabilitación que la Funeraria de Madrid aborde en los espacios que gestiona.

Por su parte, la Fundación Arquitectura COAM abarcará la vertiente más cultural del acuerdo, a través de iniciativas como la gestión y catalogación del archivo documental del Cementerio de Nuestra Señora de la Almudena; el análisis para la creación de un posible espacio expositivo en este mismo cementerio y la organización de visitas guiadas en la Almudena vinculadas al mundo de la arquitectura. EFE


La sala multiconfesional del tanatorio acoge trescientas ceremonias en un año (El Comercio)

La mayor parte son religiosas, principalmente católicas y de testigos de Jehová, y también se celebran despedidas civiles
J. F. G. AVILÉS.Lunes, 29 abril 2019, 04:35

La sala multiconfesional del tanatorio de Avilés registró en su primer año de existencia algo más de trescientos servicios, según los datos facilitados por Alejandro Menéndez, gerente de Funeraria de Avilés, la empresa que lo gestiona. Con un aforo de 82 personas sentadas, carece de símbolos religiosos, aunque la mayoría de las ceremonias que acoge sí son religiosas, tanto católicas como de otras confesiones, fundamentalmente de testigos de Jehová, ninguna de ellas por el rito musulmán. También se han celebrado en este primer año de existencia de la nueva sala un número creciente de despedidas aconfesionales.
Inaugurada en marzo del año pasado tras una inversión de medio millón de euros, se ubica en un edificio anexo al tanatorio construido en el entorno del aparcamiento superior y comunicado interiormente con el principal. Además de la sala multiconfesional, también alberga en su interior las exposiciones de ataúdes, de urnas y de elementos florales, además de contar con aseos y una zona de oficinas.

Incineración
La mayoría de las ceremonias que se celebran en ella corresponden a difuntos que van a ser incinerados en el mismo tanatorio. «Es la ventaja que ofrece contar con esta sala multiconfesional. De hecho cerca de la mitad de las familias que optan por la incineración se decantan por celebrar el funeral en mismo tanatorio. Así se evitan desplazamientos, por lo que resulta más cómodo», puntualiza el gerente de Funeraria Avilés.

Inaugurado en 1996, el tanatorio de Avilés cuenta con ocho velatorios, todos en edificio principal. Funeraria de Avilés también gestiona el tanatorio de Candás. Cabe recordar que el año pasado se registraron en Avilés 1.272 fallecimientos frente a 660 nacimientos, según los datos del registro.


“La tanatopraxia es muy importante para cerrar el círculo psicológico del duelo” (La Opinión de Málaga)

Desde el próximo 6 al 31 de mayo, Jean Monceau impartirá en Málaga un curso de tanatopraxia y tanatoestética, donde 20 operadores de Parcemasa serán instruidos en la conservación y presentación de cadáveres
Amanda Usero 29.04.2019 | 05:00

Se trata de una de las iniciativas entre la empresa y el instituto, que han impulsado, además, la creación de un Centro Internacional de Estudios Funerarios en Málaga

Jean Monceu es uno de los máximos referentes de la tanatopraxia. En 38 años han pasado por sus manos miles de cuerpos, incluso el de Diana de Gales. El francés no dudó en colaborar con Parcemasa cuando le dijeron de impartir un curso sobre esta disciplina, pues ya habían colaborado para impulsar el Centro Internacional de Estudios Funerarios, que «va a permitir un encuentro entre personas de todo el mundo. Que esté en Málaga es muy importante». Andalucía ha aprobado recientemente esta figura y espera que España introduzca poco a poco esta técnica tan utilizada en Francia.

¿En qué consiste la tanatopraxia y en qué casos se realiza?
La tanatopraxia es una técnica que permite ralentizar el fenómeno de descomposición de los difuntos. Poco tiempo después de la muerte hay un proceso de descomposición natural y por razones como un traslado internacional o una reconstrucción de cara después de un accidente necesitamos practicar la tanatopraxia.

¿Es frecuente esta técnica en España?
En Francia e Inglaterra son técnicas que se hacen desde hace 60 años. Aquí en España no es tan frecuente la tanatopraxia porque el modo de conservación de los difuntos es el frío, por eso existe el túmulo. En Francia el túmulo no existe. Además en España el cuerpo se queda entre 24 y 48 horas nada más. En Francia tenemos los cuerpos incluso en el domicilio durante una semana. Es totalmente distinto y necesitamos de esta técnica de conservación para evitar todos los fenómenos desagradables.

¿Se completa con la tanatoestética?
La tanatoestética es el final de la tanatopraxia, que es una técnica que consiste en recuperar todos los líquidos biológicos como la sangre o el líquido del estómago, y la inyección intraarterial de un producto estabilizador.

¿Cómo decidió introducirse en este mundo?
Yo antes trabajaba en un servicio de reanimación y en cierto momento de mi vida no aguantaba bien el dolor, el sufrimiento… Entonces decidí cambiar totalmente y trabajar con las personas difuntas porque no hay ningún tipo de sufrimiento. Todo se acabó. Y me siento más tranquilo con un difunto que con un ser vivo al que le duele una fractura u otra cosa.

¿Es más fácil trabajar con los muertos que con los vivos?
Para mí es más fácil trabajar con un difunto porque no hay relación con la persona. Es súper tranquilo como trabajo.

En Andalucía se ha aprobado recientemente la figura del tanatopractor. ¿Es por ello que impartirá el curso en Málaga?
Es una apuesta de Parcemasa por la profesionalización del sector y a nosotros, como Instituto Francés de Tanatopraxia, nos interesa mucho la colaboración con Parcemasa porque es una empresa a la cabeza de todo este movimiento que mira hacia el futuro en el sentido de desarrollar nuevas técnicas en un ámbito que durante muchos años se quedó casi sin hacer nada. Por eso se interesó el Instituto cuando nos llamaron para colaborar.

¿En qué va a consistir el curso que va a impartir?
El curso trata de conservación y presentación de cadáveres. Es decir, tanatopraxia y tanatoestética. Todas las técnicas que permiten mejorar la presentación a la familia, que es muy importante para poder tener el círculo psicológico del duelo en la mejor condición.

¿Por qué diría que esta práctica ayuda al duelo de las familias?
Es una parte súper importante. Ver al difunto, darse cuenta de que la persona ha fallecido realmente, pero de una forma tranquila, con rasgos reconocibles. Que no haya marcas de sufrimiento, que la persona lleve la ropa que desea la familia, las joyas… Todo lo que representa a la persona.

Usted se encarga de ponerlos visibles para la familia, pero no le llegan así. ¿Cómo lleva esa parte?
Yo tengo la visión muy técnica. Me preocupo por saber cuáles son las técnicas que voy a utilizar para poder llegar a un resultado correcto para las familias. Yo no conozco a la persona, no es de mi familia. ¡Menos mal! Entonces puedo hacer muchas cosas que no haría por ejemplo con una persona de mi familia. Por eso esta idea de buena presentación sé, es cierto, que el resultado va a ser correcto y será muy importante para la familia, aunque no lo saben todavía. Han dejado a su ser querido con dolor, sudor y rasgos como ese debido a la muerte y nosotros con estas técnicas participamos en dar una mejor visión del difunto.

¿Es la propia familia la que decide si se lleva a cabo o no?
La familia puede pedir este tratamiento, las compañías de seguros pueden contratar a una empresa para que se haga. Incluso nosotros viendo el estado del cuerpo podemos proponer a la familia este servicio. Es un plus, pero no en términos económicos, sino para las familias.

¿Sería recomendable realizar esta práctica más a menudo en España?
Pienso que es importante, sí. Desde mi punto de vista tanatopractor y francés no estamos acostumbrados a cerrar el ataúd y que se presente a la familia una caja cerrada. Eso son costumbres de cada uno. Cada uno elige lo que quiere. No queremos obligar a algo, pero sabemos por experiencia, porque hemos trabajado desde hace 60 años en Francia y yo desde hace 38 años y sabemos que hay muy buenos resultados.

Ha trabajado con los cuerpos de personas muy conocidas como Diana de Gales. ¿Cómo es eso? ¿Le gusta trabajar más con personas desconocidas porque no hay tanta presión?
Exactamente. Es mucho mejor trabajar con cualquier otra persona. De todas formas, cualquiera tiene el mismo derecho a una presentación digna y correcta que cualquier reina o princesa. Para mí todo esto es más problemático que interesante. A mí no me interesa que la gente sea famosa. Era famosa, ahora está muerta… Entonces tampoco tiene mayor importancia. De todas formas, la vamos a tratar como cuando tenemos un cuerpo de una persona del servicio de beneficencia, donde atendemos a indigentes, etcétera. Los tratamos muy bien: les hacemos la barba, los peinamos… aunque nadie viene a verlos, pero nosotros sabemos que dentro de esa caja tenemos un cuerpo bien presentado.

¿Cuál ha sido su trabajo más difícil?
Ese tipo de trabajo con gente famosa porque la gente de alrededor te obliga, te presiona con el tiempo. Y eso preferiría que fuese de otra forma. Técnicamente no hay cosas súper difíciles, si es súper difícil lo decimos. No engañamos a la gente, no vamos a hacer promesas que no podemos cumplir después.

¿En qué casos no se puede llevar a cabo?
En accidentes de coches, quemados, gente que le falta materia y no podemos reconstruir porque no somos escultores…

¿Cree que el tema de la muerte sigue siendo tabú o lo hemos superado?
Cada uno tiene sus creencias, para unos está súper bien morir porque tenemos el paraíso. Otras personas no creen en nada, otros creen que el alma de la persona está en un árbol… Cada uno lo ve en su idea.

¿Y su visión de la muerte ha cambiado después de estar en contacto continuo con ella?
Yo tengo miedo a la muerte. Espero que llegue con el menor sufrimiento posible, eso es lo que me da miedo. Yo creo que todos esperamos que sea lo más tarde posible.


Fundación Mémora organiza la I Jornada científica de final de vida

Por Redacción1
En Noticias,
Abr 29, 2019

El próximo lunes, 6 de mayo, la Fundación Mémora organiza, juntamente con el Hospital Universitario La Paz (Madrid) y la Cátedra de Cuidados Paliativos, la I Jornada científica de Final de vida ‘Planificación de decisiones anticipadas’.
La jornada se inaugurará sobre las 9.30  en el salón de actos del propio hospital de la mano de Rafael Pérez-Santamarina, director gerente del Hospital Universitario La Paz; Fernando Prados, viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid; Juan Jesús Domingo, consejero delegado de Mémora, y Santiago de Torres, presidente de la Fundación Mémora.

Tras el acto inaugural se iniciará el programa de ponencias y mesas redondas que incluirá la conferencia ‘El proceso de la enfermedad avanzada y final de vida en adultos’, impartida por Xavier Gómez-Batiste, director de la Cátedra de Cuidados Paliativos de la Facultad de Medicina de la  Universidad de Vic y director del Centro Colaborador de la OMS para programas de cuidados paliativos.

Gómez-Batiste será también el moderador de la mesa redonda ‘La planificación del proceso de final de vida en pacientes adultos’, que contará con las intervenciones de Cristina Lasmarias, directora adjunta de la Cátedra CP UVic-UCC/ICO; Rosario Torres, adjunta al Servicio de Urgencias del Hospital Universitario La Paz, y Alberto Alonso, jefe Unidad de Cuidados Paliativos Hospital Universitario La Paz.

Otra de las conferencias llegará bajo el título ‘El proceso de final de vida en la atención pediátrica’, de la mano de Ricardo Martino Alba, coordinador Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, quien además moderará la mesa redonda ‘La planificación del proceso de final de vida en pacientes pediátricos’, formada por Fátima Parra Plantagenet, médico adjunto de Cuidados Paliativos Pediátricos  del Hospital Materno Infantil Miguel Servet de Zaragoza; Sergio Navarro Vilarrubí,  presidente de PEDPAL y coordinador de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital de Sant Joan de Deu de Esplugues de Llobregat, y Leticia Fernández Fernández, enfermera supervisora de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús.

Ya a las 14.30 h. se llevará a cabo el cierre de la jornada, a cargo de Rafael Pérez-Santamarina, director gerente del Hospital Universitario La Paz, y Joan Berenguer Maimó, director de la Fundación Mémora.


Vandalismo en el tanatorio de Ciempozuelos con rotura de las instalaciones y pintadas (Telemadrid)

30/04/2019 09:11 | Actualizado 30/04/2019 09:11
El Tanatorio de Ciempozuelos ha sufrido un nuevo ataque a sus instalaciones que unos vándalos han dejado inutilizadas rompiendo la instalación eléctrica y otros aparatos, además de pintar sus paredes para que no haya actividad.

También han inutilizado los hornos crematorios. La dirección denuncia que estos actos vandálicos son presiones porque en la zona se va a construir un centro comercial y un crematorio “afea el proyecto”.

Grupos radicales
El director del Tanatorio, Rafael Rodríguez, cree que puede ser obra de algunos grupos radicales que dicen que así defienden el medioambiente, según ha manifestado a Telemadrid.

Los asaltantes han entrado con capuchas y guantes de plástico, etc… Pero además de eso resultan identificables por las cámaras de seguridad a las que echaron pintura los cuatro individuos que han destrozado las instalaciones, desde sillones a la instalación eléctrica.

Es la segunda vez que ocurre “se arregló hace 15 días y ahora está peor”. Los asaltantes rodearon también el tanatorio pintando con amenazas sus paredes.

En las pintadas piden que el tanatorio se cierre y que no se produzcan “incineraciones masivas”, una cuestión ésta que sorprende sobremanera al director del mismo, ya que nunca ha habido tal.


Catarroja volverá a tener Tanatorio (elmeridiano.es)

30 abril, 2019El Meridiano L’Horta

Funespaña ha finalizado las obras para la reapertura total del tanatorio de Catarroja, el 1 de mayo, que ha quedado totalmente remodelado. Tal y como y anunció la empresa el año pasado se preveía poner en marcha el edificio con todos sus servicios durante los primeros meses de 2019 y así ha sido.

El nuevo edificio cuenta con todos los servicios necesarios para atender a las familias con tres salas de velatorio, capilla, sala de exposiciones, sala de atención a las familias, zona de vending, servicio de floristería, exposición de lares, urnas y arcas y aparcamiento gratuito.

Funespaña ha realizado en el nuevo tanatorio de Catarroja una importante adecuación y modernización de las instalaciones, haciéndolas más cómodas y accesibles. Respecto a las salas, además de dotarlas de espacios con mayor intimidad y calidez para las familias, la reforma ha supuesto un salto cualitativo en la comodidad ofrecida a los visitantes.

También hay un espacio de uso privado con tres almacenes, aparcamiento de uso funerario, almacén de arcas, vestuarios, tanatopraxia y oficinas. El edificio tiene en su planta baja 1.491,50 metros cuadrados y en la planta alta 244 metros cuadrados.
Catarroja es una población de unos 27.000 habitantes de la provincia de Valencia. Está situada en la comarca de l’Horta Sud.


El cementerio de Montgat conmemora el centenario de su construcción con música y poesía (El Funerario Digital)

30 abril, 2019
elfunerariodigital.com

El cementerio de Montgat conmemora el centenario de su construcción con música y poesía
Servicios Funerarios, empresa gestora del cementerio de Montgat (provincia de Barcelona) desde 2013, ha conmemorado el centenario de la construcción e inauguración de la instalación funeraria.
A principios del año 1919 se iniciaron las obras para la edificación del cementerio después de superar trabas urbanísticas y de financiación. Su puesta en marcha fue posible gracias a la colecta pública y a la colaboración del Ayuntamiento de aquella época, que pudieron adquirir los actuales terrenos del Cementerio.

El 20 de diciembre del mismo año se inauguraba esta obra tan reclamada por la población, hito que ha sido recordado por la alcaldesa de Montgat, Rosa Funtané, en el inicio del acto de celebración.

Ante esta efeméride, PFB – Servicios Funerarios ha organizado una actuación en la que la cultura ha sido la protagonista. Coincidiendo con las fiestas de la localidad en el marco de Sant Jordi, patrón de Montgat, un recital de poesía ha sido el formato escogido.

Según Ana Gassió, directora de PFB – Servicios Funerarios, “hemos querido celebrar este centenario por todo el que supuso para Montgat y porque mantener una vinculación local en las zonas donde prestamos servicio está en nuestro ADN”.

La actriz y poeta Estel Solé, junto a la guitarra del músico Sergi Carós, han hecho una actuación capaz de crear una atmósfera íntima y emotiva gracias a la cuidadosa selección de piezas, tanto poéticas como musicales. Estel Solé ha recitado textos propios, incluso algunos inéditos, mezclados con poemas de autores reconocidos, mientras que la música de Sergi Carós se ha ido intercalando delicadamente.

Después de la actuación, todos los asistentes han podido degustar un pequeño aperitivo y entrar al cementerio, recientemente restaurado. Ana Gassió explica que “siguiendo nuestra vocación de servicio, este año se han llevado a cabo actuaciones de mejora y acondicionamiento del cementerio”.


Las incineraciones ya cuadruplican a los entierros tradicionales en Málaga (Diario Sur)

El Jardín del Recuerdo permite depositar las cenizas de un familiar en Parcemasa. / SUR

Las cremaciones siguen al alza y ya representan el 80% de los servicios funerarios que realiza Parcemasa, el doble que la media nacional

FRANCISCO JIMÉNEZ MálagaJueves, 2 mayo 2019, 00:02

El número de personas que optan por la incineración para dar reposo a sus restos mortales no deja de crecer en Málaga, que es, con diferencia, la capital española con mayor porcentaje de cremaciones frente a los entierros. Actualmente se sitúa ya en el 80%, cuando echando la vista atrás una década era del 68%. Pero volviendo al presente, esta proporción en la capital supone el doble de la media nacional (40%) y se encuentra muy por encima de otras grandes ciudades como Valencia (55%), Sevilla (70%) o Madrid y Barcelona, que rondan el 50%. Para hacerse una idea de esta prevalencia cada vez mayor, de los 5.080 difuntos que pasaron por las instalaciones de Parcemasa el pasado año, un total de 4.047 fueron incinerados frente a los 1.033 que recibieron un sepelio tradicional, una opción que en términos relativos registra su proporción más baja en la ciudad.
Cifras de Parcemasa
5.080 difuntos pasaron por las instalaciones de Parcemasa en 2018, de los que 4.047 fueron incinerados frente a los 1.033 que recibieron un sepelio tradicional.
2,45 millones de euros facturó Parcemasa en 2018 de servicios de cremaciones, frente a los 412.035 euros procedentes de inhumaciones y exhumaciones. Las cuentas anuales de la entidad municipal que gestiona los cementerios de la ciudad arrojaron un beneficio neto de 419.958 euros.
592 euros cuesta la cremación en Parcemasa, frente a los 301 euros de las inhumaciones.

Una realidad que, lógicamente, también tiene reflejo en la cuenta de resultados de la empresa municipal que gestiona los cementerios de la capital, toda vez que las cremaciones ya aportan el 40% de los ingresos de la entidad. Según consta en el balance de 2018 que acaba de aprobar el consejo de administración, la sociedad pública facturó el año pasado 5.975.568,57 euros, de los que 2,45 millones procedieron de incineraciones y 412.035 euros de inhumaciones y exhumaciones. Por volumen de negocio, la segunda mayor fuente de ingresos la genera el alquiler de las tanatosalas (1,67 millones). Tal y como reflejan las cuentas anuales del pasado ejercicio, Parcemasa cerró 2018 con un beneficio de 419.958 euros, lo que supone un ligero descenso respecto a los 487.136 de 2017. Al tratarse de una entidad pública, no hay reparto de dividendos y se destina a la reserva para inversiones.

Hábitos y economía
Aunque el ritmo varía en función del territorio, lo que no deja lugar a dudas es que las cremaciones van a más en toda España. Primero, por una cuestión de hábitos sociales, pero también hay un factor económico, ya que aunque de partida el entierro es más barato (301 euros frente a los 592 en el caso de Málaga capital), a largo plazo supone un menor desembolso para la familia en cuestión de mantenimiento del nicho. En este punto, cabe reseñar que Parcemasa realizó el año pasado 334 incineraciones de restos. Mientras en el litoral occidental la prevalencia de las cremaciones se sitúa en torno al 70% fruto también de la mayor presencia de extranjeros que se decantan por esta opción, la proporción desciende en torno al 50% cuando el abanico se abre al interior de la provincia, especialmente en los municipios pequeños en los que las inhumaciones continúan más arraigadas.

Ante este incremento progresivo de las cremaciones, Parcemasa puso en marcha en 2016 el Jardín del Recuerdo, un espacio del cementerio de San Gabriel en el que los familiares pueden depositar las cenizas de un ser querido bajo un árbol, como alternativa a los columbarios que ofrecen las cofradías. El importe del servicio es de mil euros para la concesión de una parcela para árbol nuevo.


Lo que cuesta morirse (La Razón)

La despedida eterna a familia y amigos, al mundo que conocimos, también tiene relevantes desigualdades según la comunidad autónoma en que vivimos. Obviamente, todo tiene un precio: morirse también

Rafael Fernández.
Tiempo de lectura 2 min.
Hace 9 horas

España es uno de los países más longevos de Europa. La esperanza de vida ha hecho de nuestro país –gracias a los buenos hábitos de alimentación y un sistema de salud que no repara en gastos– que la ciudadanía cumpla años… hasta casi el infinito. Bueno, eso es una exageración, pero casi… Con todo, por aquello de que la muerte nos alcanza a todos, no está de más acercarnos al precio que supone pasar a la otra vida. Nos lo cobrarán, tenga la seguridad, aunque estemos muertos. Si no lo pagamos en vida lo harán nuestros deudos. En este sentido, ya que no estaremos aquí, no es mala idea pulsar la opinión de los deudos. Respecto al nivel de satisfacción de los familiares con la funeraria, los resultados de recientes estudios han sido discretos, especialmente entre aquellas personas sin seguro de decesos. Y es que en esos casos, toca pagar. Sólo un 43% de los encuestados se mostraron muy satisfechos, mientras que un 13% manifestó sentirse insatisfecho. Los resultados por comunidades autónomas varían mucho: los más satisfechos con las funerarias son los ciudadanos de Murcia y Andalucía y los menos los de Cataluña y Castilla y León.

Por eso la incineración es cada vez más habitual entre los usuarios de servicios funerarios, debido a la reducción de costes frente al enterramiento tradicional en sepultura o nicho. La diferencia de precio alcanza casi los 1.000 euros. El coste medio de una incineración es de 1.300 euros. Los números hablan, y pese a las diferencias entre comunidades –verdaderamente sustanciales–, un entierro en España sería desde los 2.600 euros a los más de seis mil. Flores, esquelas, oficio religioso, taxis para los familiares y amigos hasta servicios adicional –cada vez más demandados– de tanatoestética para mejorar el aspecto de cadáver (unos 95 euros) o tanatoplastia (250 euros). Y como la excentricidad no está reñida con la muerte –desde antiguo, verbigracia las pirámides a los enterramientos con tumbas de las más variadas formas (bocas abiertas para los dentistas)–, lo último entre las tendencias que rodean a la muerte son los entierros de época: carrozas funerarias tiradas por caballos, altas chisteras entre los que portan el féretro y plañideras. Todo retransmitido en tiempo real por internet. Cosas de las nuevas épocas que, pese a todo, mantienen un punto en común clave con el pasado: la muerte.