La nueva vida digitalizada y sostenible del sector funerario (ABC)

‘Streaming’ en las ceremonias, tatuajes con cenizas, urnas ecológicas, ADN en la Luna… la innovación avanza a pasos agigantados para aportar valor añadido
Adrián Espallargas SEGUIR
Actualizado:01/11/2021 02:06h GUARDAR

Enviar nuestras cenizas al espacio exterior, celebrar el funeral en directo o a través de internet o tener una tableta digital programada para reproducir únicamente un vídeo para recordar la vida del difunto. El sector funerario no es ajeno a la ola de digitalización que afecta a todos los sectores de la tecnología, una tendencia que se ha visto impulsada por las medidas de distancia social que se aprobaron en 2020 para frenar la propagación del Covid.

«Los familiares que participan en el homenaje reciben notificaciones con acceso a la ceremonia en directo, sin necesidad de utilizar otros canales de comunicación», dice Charo Baeza, cofundadora de la empresa Vivo Recuerdo, sobre su innovador servicio de pantallas instaladas en los velatorios

que reproducen imágenes, dibujos y textos a tiempo real. Su último servicio es una solución de’streaming’ que permite retransmitir la ceremonia en directo para que aquellos que no están presentes puedan seguirla, además de poder publicar mensajes de texto en las pantallas. «La tecnología hace posible sentirse presentes en un momento especial como es la despedida de un ser querido», comenta Baeza.

Valor añadido
«La innovación en el sector está avanzando a pasos agigantados», dice Alfredo Gosálvez, secretario general de la asociación nacional de servicios funerarios Panasef, sobre una tendencia que ya ocurría antes del Covid, pero que se ha acelerado ahora. «Existen clientes que están dispuestos a recibir un valor añadido», comenta Gosálvez sobre uno de los factores que impulsa el desarrollo tecnológico dentro del tradicional negocio funerario.

Los clientes cuentan con mayor abanico de posibilidades para personalizar la ceremonia
Gracias al uso de la tecnología, las empresas disponen de nuevas herramientas que permiten dar un valor añadido a la vez que aumentan la competencia. Los clientes cuentan con un mayor abanico de posibilidades para personalizar la ceremonia. ¿Quieres que tu ADN acabe en la Luna? No hay problema, la empresa estadounidense Celestis las envía por 12.500 dólares. También hay empresas que hacen tatuajes con cenizas de tus seres queridos.

En España, el mercado está compuesto por unas 1.000 empresas de las cuales el 70% son compañías pequeñas o familiares. Mientras tanto, alrededor de la factura funeraria existen unos diez costes diferentes, de los cuales el 51% corresponden al servicio funerario que incluye recogida, transporte y velatorio, según explica Gosálvez. Todos estos nuevos servicios tecnológicos suponen una mejor experiencia para los clientes.

Servicios online
El sector funerario no sólo usa la tecnología para ofrecer nuevos servicios, sino que también la emplea para tratar de tener una mejor comunicación con los clientes. Actualmente, muy pocas empresas ofrecen la posibilidad de contratar servicios funerarios por internet, según Funos, un comparador de precios de funerarias. «El 60% de los españoles contrataría servicios funerarios por internet si estuvieran disponibles, comparado con un 39% que lo hubieran hecho antes de la pandemia», dice la compañía según una encuesta realizada a 500 personas en toda España.

Las compañías del sector invierten de media un 10% de su presupuesto en digitalización
En un intento de responder a la necesidad de los clientes de contratar estos servicios online, las compañías del sector están invirtiendo de media un 10% de su presupuesto en digitalización, comenta Gosálvez.  La omnicanalidad en la comunicación con el cliente es ya una parte esencial del negocio de Santalucía, la líder en el seguro de decesos, un producto que casi la mitad de los españoles tiene contratado. «Hemos incorporado otros canales de comunicación al proceso de atención al cliente. Podemos hablar por teléfono, pero también podemos hacerlo por WhatsApp o enviar por internet el mapa dónde se celebrará la ceremonia», dice Ángel Uzuqiza, director de Innovación de Santalucía.

La tecnología también sirve a las aseguradoras para atraer a nuevos clientes al seguro de decesos, un producto que está en medio de un proceso de reinvención. «El producto va a tener que cambiar porque la gente pide cosas diferentes», comenta Uzuqiza.

Además de los servicios mencionados anteriormente, hay personas interesadas en que su póliza cubra el coste de realizar un borrado digital para eliminar nuestra huella de internet. O quieren que sus cenizas se depositen dentro de urnas biodegradables en zonas ecológicas, entre otros innovadores servicios. «Estamos trabajando para desarrollar cementerios ecológicos en bosques naturales en los que podamos esparcir las cenizas de nuestros seres queridos», comenta Uzuqiza.

Se buscan emprendedores
A través de su aceleradora Santalucía Impulsa, la compañía ha lanzado dos convocatorias para apoyar a statups que desarrollen nuevas propuestas de valor en el seguro de decesos y en el de viajes. «Nosotros ayudamos a las empresas elegidas a desarrollar su producto y a ponerlo en marcha», dice Ángel Uzuqiza, director de Innovación de Santalucía. Se trata de la quinta edición de InsurChallenges, un programa que lanza la aseguradora para acelerar startups que posteriormente tendrán la posibilidad de establecer acuerdos comerciales con la compañía. A través de las cuatro ediciones anteriores, la aceleradora ha impulsado a 22 startups con las que han cerrado siete acuerdos comerciales. Los interesados tienen hasta finales de noviembre para presentar sus propuestas.


Tres de cada cuatro entierros siguen siendo ‘clásicos’ (El Día de Valladolid)

M. Rodríguez
– lunes, 1 de noviembre de 2021
En 2020 se dispararon las inhumaciones, en parte por la covid-19, pero Nevasa nota ya una reducción «sensible». Un 26,9% de los sepelios se hacen con incineración

El número de incineraciones crece en Valladolid en los últimos años, según los datos facilitados por Nevasa, y ya suponen un 26,9 por ciento de los servicios funerarios en los cementerios municipales. Un cambio de tendencia en los hábitos que no se justifica en la diferencia de precios, que suele ser mínima frente a la inhumación, pero que obliga replantear las previsiones de futuro en la ampliación del cementerio de las Contiendas, que ahora mismo está al 55 por ciento de su capacidad. Un aforo que se planificó para unos 70 años, horizonte que los cambios de preferencias podrían hacer variar.

Nevasa contabilizó en los nueve primeros meses de este año un total de 1.694 sepelios y en 457 de ellos, el 26,9 por ciento, se optó por la incineración. Este porcentaje confirma la tendencia al alza de los últimos años. Así, en 2020 las cremaciones representaron un 25,2 por ciento, mientras que en 2019 fueron un 23 por ciento y el año anterior supusieron el 18,3 de los servicios. «Debido a la influencia de la covid-19 se registró en 2020 un ligero incremento porcentual de la incineración, con respecto a años anteriores. Incremento que durante el año 2021 se mantiene parcialmente, aunque de manera más atenuada», detalla la concejala de Medio Ambiente y presidenta del consejo de Administración de Nevasa, María Sánchez.

Las estadísticas de Nevasa reflejan ese incremento de la actividad del año pasado por la incidencia de la covid-19, que incrementó notablemente la cifra de fallecidos desde el mes de marzo. En concreto la empresa funeraria realizó 304 servicios funerarios por fallecimientos a causa del coronavirus en 2020. En lo que va de año estas cifras se han reducido «sensiblemente», ya que entre enero y septiembre la cifra de servicios funerarios prestados por causa de la pandemia se redujo a 82 servicios, muy inferior a las cifras anteriores.

Ampliaciones.

En los camposantos municipales de Valladolid (El Carmen, Las Contiendas y Puente Duero) existen más de  50.000 unidades de enterramiento construidas, de las que la mayor parte está en el Carmen, con más de 40.000. «Este cementerio está cerrado a nuevos enterramientos por decreto de Alcaldía, al encontrarse saturado, y al haberse construido el nuevo cementerio de Las Contiendas, se pueden enterrar aquellas personas que previamente dispongan de derechos sobre unidades de enterramiento, siempre y cuando la capacidad de sus sepulturas lo permita», apunta Sánchez.

Así, la empresa ya ha iniciado el procedimiento para la licitación de la fase IX de construcción de unidades de enterramiento en las Contiendas, para atender las necesidades en cuanto a enterramiento de la ciudad en los próximos años. Unas obras que se prevé para su finalización el año 2023. Y como novedad en esta ampliación se atenderá las demandas de la comunidad islámica para que las tumbas puedan estar orientadas hacia la Meca.

Actualmente la mayor parte de los musulmanes trasladan los cadáveres de sus seres queridos a sus países de origen para enterrarlos allí, siempre que puedan asumir el coste del traslado, que ronda los 6.000 euros. Para evitarlo, muchos musulmanes se trasladan allí cuando son mayores.

Además, este año también se ha actuado en el cementerio de Puente Duero, donde se han puesto a disposición de los vecinos siete nuevas sepulturas.

Inversiones.

Nevasa, que es cien por cien propiedad municipal tras la formalización de la compra de acciones a Ferrovial, invertirá el próximo año unos 1,5 millones de euros para mejorar las salas, la jardinería, ampliar el espacio común, reformar la cafetería y los vestuarios de las Contiendas. Además, en este ejercicio se han asfaltado todos los viales de este cementerio de, además de los que restaba por asfaltar en el Carmen, con un gasto conjunto de 173.026 euros.

También se ha repintado la señalización horizontal en todo el recinto y se ha instalado un gran panel de señalización en el acceso principal, que mejora notablemente la localización e identificación del recinto.   Nevasa también ha realizado obras en la zona de sepulturas de nueva construcción (Fase VIII), donde se ha construido  un aseo público, para dar servicio a los visitantes del cementerio, sin necesidad de desplazarse hasta los aseos ubicados en las instalaciones del tanatorio.

Coste del sepelio.

Las tarifas de Nevasa se mantendrán congeladas el próximo año, al igual que su servicio de Plan Prevenir, que mantiene su coste en 2.265 euros. Un precio por debajo de la media. De hecho, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte de las grandes diferencias en los sepelios entre unas ciudades y otras. Solo en Castilla y León, un entierro cuesta 1.300 euros más en Valladolid que en Salamanca, lo que se traduce en 4.586 frente a 3.271 euros, respectivamente.

A esto hay que añadir el coste de  un nicho a perpetuidad para 99 años, que se puede tener desde 2.734 euros, mientras que una sepultura se puede adquirir desde 5.917 euros. Unos precios a los que Nevasa aplica descuentos para las personas con problemas económicos, que pueden rondar entre el 10% y el 20%.


Emucesa aumenta sus servicios casi un 20% durante la pandemia en Granada (Granada Hoy)

Se espera que en este en el que se honran a los difuntos haya más visitas de familiares que otros años, dada la imposibilidad que hubo para honrar a los difuntos por el Covid-19

ROMÁN CALLEJÓN Granada, 01 Noviembre, 2021 – 05:23h

Dispositivo especial Todos los Santos en Granada: más autobuses al cementerio y un plan Halloween antibotellones Dispositivo especial Todos los Santos en Granada: más autobuses al cementerio y un plan Halloween antibotellones / G (Granada)
Dispositivo especial Todos los Santos en Granada: más autobuses al cementerio y un plan Halloween antibotellones
Llega un nuevo Día de Todos los Santos, el primero desde que sobreviniera la pandemia de Covid. En esta jornada también conocida como el ‘Día de los Muertos’, el Cementerio de San José espera mayor afluencia de visitantes para honrar a sus difuntos, puesto que durante el año 2020 las familias no pudieron hacerlo con normalidad debido a las restricciones sanitarias. Además, el aumento de entre un 15% y un 20% del número de los servicios funerarios prestados por parte de Emucesa se plasmará en un incremento de las familias que se acerquen al camposanto a honrar a sus fallecidos.

Este Día de Todos los Santos debería traer la normalidad hasta el cementerio de Granada, después de un año en el que la crisis sanitaria impidió realizar servicios funerarios con velatorios y con más de dos familiares. Sin embargo, pese a que ya no hay restricciones en un lugar abierto al aire libre, el recuerdo y el temor al coronavirus harán difícil olvidar este trago.

Para evitar aglomeraciones, desde Emucesa, en conjunción con varias áreas del Ayuntamiento de Granada, se adelantó la campaña de visitas por el Día de Todos los Santos. El operativo dio comienzo el día 12 de octubre y finalizará el dos de noviembre. Cabe tener en cuenta el cambio de horario que se produjo el pasado sábado. El camposanto pasó a abrir de 9:00 horas a 18:30 horas desde ayer día 31 de octubre.En todo momento, el cementerio estará atendido por personal interno de la empresa que lo gestiona, la cual ha aumentado la plantilla para estos días. Así lo informó el gerente de Emucesa, Carlos Sánchez, quien aporta que “se han incorporado refuerzos en el personal interno de jardinería, control de acceso, operarios de cementerios, escaleristas, floristas…”.

Para ello, indicó Sánchez, “hay turnos establecidos y, aunque siempre hay personal las 24 horas del día porque ofrecemos servicio funerario, durante el dispositivo de estos 20 días estamos hablando de unos refuerzos de entre 10 y 25 personas más, según el día, entre limpieza jardinería, operarios, escaleristas”. De esta manera, “en los días más concurridos tenemos aproximadamente unos 25 operarios escaleristas para ayudar a las familias, aunque el servicio no pertenece directamente a la empresa, sino que es una concesión”.

En declaraciones a Granada Hoy, el gerente de Emucesa, Carlos Sánchez, informó de que “hemos planteado este operativo con suficiente antelación, aunque antes se hacía la campaña 15 días antes, porque la gente en los últimos años no espera hasta el día 1 de noviembre, sino que cada vez se espacia más la visita al cementerio”. Por eso, añadió Sánchez, “el dispositivo planteado desde Emucesa comenzó el 12 de octubre y se va prolongar hasta el 2 de noviembre”.

Por esto, el gerente de Emucesa explicó que “se han realizado varias reuniones con todas las partes implicadas, es decir, con todos los organismos implicados del Ayuntamiento, con varias concejalías, la Policía Local, servicio de limpieza… y se ha ido estableciendo con la colaboración de todos, un gran operativo, el que agradezco desde Emucesa la preparación de refuerzos paulatinos en el servicio de limpieza, como en los autobuses, como aumento de plazas de parquin, como en una iniciativa que representa una de las novedades que traemos este año, la recogida selectiva de residuos…”.Sin embargo, aunque este debería ser el año que traiga la normalidad al Día de Todos los Santo, Carlos

Sánchez se mostró reacio. El gerente de Emucesa apuntó que “es difícil decir que se vuelve a la normalidad, aún está en el aire el tema de la pandemia y hablar de normalidad absoluta, pero sí se puede hacer desde el punto de vista normativo”. Sánchez destacó que “no hay restricciones para acceder, al ser un recinto exterior, pero la normalidad en relación a la costumbre no puedo decirte si es absoluta, esperamos que la afluencia sea mayor que otros años, que viene motivada porque durante el año 2020 y parte del 2021 hay muchas familias que no han podido venir a honrar a sus seres queridos”. También subrayó que “la gente aún está con cierto miedo por el Covid y un poco reticente a venir, no obstante, esperamos que el número de visitas sea superior a fechas anteriores a la pandemia”.

En cuanto al balance de actividad de la empresa durante 2020, el gerente de Emucesa, dijo que “los servicios han aumentado, tanto de funeraria como de incineración, porque la pandemia ha supuesto un mayor número de fallecimientos de gente en estos dos últimos años”. En este sentido, Sánchez agregó que “las estadísticas estamos hablado de entre un 15 y un 20% más de fallecidos, sean servicios directos de Emucesa o de otras empresas funerarias que operan en la ciudad de Granada”.

En tiempos de restricciones, la actividad fue diferente, por eso, desde Emucesa “el típico paquete de servicios ha variado, la normativa que nos implantaban a nivel estatal y de comunidad nos hacía que, por la limitación de distancia y número de personas permitidas, los servicios de velatorio no fuesen los normales. Sí es cierto que se han realizado servicios especiales, porque no se han podido hacer como la familia quería”. En cuanto a los servicios, Carlos Sánchez reseñó que “sí que se ha hecho, respetando escrupulosamente la normativa y se ha intentado facilitar todo lo posible a las familias el servicio en sí”. No obstante, “sí es cierto que solo podían ir dos personas al momento de inhumación o la cremación, así que procuramos ayudarles psicológicamente todo los posible porque el resto de familiares podían acceder. Ha habido momentos muy complicados porque no todos han podido”.

Centrados en el día 1 de noviembre, habida cuenta de la amenaza de lluvia, se ha tenido que suspender el tradicional concierto en memoria de todos los Santos, que tradicionalmente se celebra a as 21:00 hora en el patio de San Julio. El evento en sí iba a ser protagonizado por “la Joven Orquesta Sinfónica de Granada, por un total de unos 50 interpretes”, en palabras de Carlos Sánchez, “de entrada libre y gratuita en el patio de San Julio”.

El gerente adelantó que “este año como novedad, habíamos hecho una especie de llamamiento al personal interno de la empresa y a los componentes de la orquesta para que redactasen algún texto relacionado con esos dos años de pandemia que se aun poco alegórico de las circunstancias que hemos vivido, pero siempre teniendo en mente darle un tinte positivo, a pesar de que hablamos de fallecidos, queremos dar ese aire de ir hacia adelante y continuar”. Estos versos se iban a leer “entre la representación de las piezas musicales por parte de la orquesta de la mano de una narradora profesional, Ana Hernández”.

En cuanto a horario de visitas, dado que este año coincide el cambio de hora del sábado al domingo, “la apertura es desde las 8:00 horas a las 20:00, hasta el 30 de octubre, pero, a partir del 30 que se entra en el horario de invierno, apertura es de 9:00 horas a 18:30 horas”, según Carlos Sánchez, quien aclara que “estos días no vamos a ser estrictos en el cierre”.

En este sentido, el gerente de Emucesa, aportó que “se valoró, alargar el horario de verano hasta el día 2 de noviembre, pero como estamos viendo que la gente se está organizado bastante bien y la vista está siendo escalonada, creemos que con el horario que ponemos los días 1 y el 2 de noviembre es suficiente” y subraya que “si vemos que a esa hora queda mucha gente en el interior del cementerio, no se cerrará”.


El porcentaje de incineraciones en España se ha triplicado en los últimos 15 años (Newtral)

En 2020 se incineró al 45% de las personas fallecidas, el triple de las cremaciones realizadas a los fallecidos en 2005. Esta práctica es más común en las zonas urbanas que en las rurales.

Por Adrián Maqueda

01 noviembre 2021 | 2 min lectura

En España hay 17.682 cementerios según los datos aportados por la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef) en 2021. Este número no ha variado respecto al año anterior y, según se explica en este documento, se espera que se mantenga a medio y largo plazo por el aumento de las incineraciones en España, que ya se realizó casi en la mitad de los fallecimientos de 2020.

El primer año del que se indica el porcentaje de personas cremadas es en 2005. En este año, el porcentaje de personas fallecidas que eran incineradas era del 16%, sin embargo, cada año se ha registrado un aumento de las incineraciones en España, cerrando la brecha entre las inhumaciones y las cremaciones. En 2020, el porcentaje de fallecidos incinerados aumentó hasta el 45,5%; mientras que el 54,5% restante fueron inhumados.

Según se indica en los datos aportados por la Panasef, esta práctica es más común en zonas urbanas que en rurales. Así, el porcentaje de incineraciones registra un aumento hasta llegar el 60% del total en las capitales de provincia de España, mientras que en las zonas rurales su incidencia se reduce al 39,8%.

Aumento de incineraciones en España ¿Y en el resto del mundo?
El aumento de las incineraciones no es una singularidad de España. En el mundo, Japón es el país en el que más se elige esta práctica, siendo el rito funerario elegido para el 99% de los fallecidos, en 2019, según los datos recopilados por la Sociedad de Cremación de Gran Bretaña. En Europa, el país en los que más se elige la cremación es en Suiza, donde se realiza al 85,7% de los fallecidos.

Sobre los países del entorno de España, los porcentajes de cremación son variados. Mientras que en Portugal, la incineración es más común que en España y supone el 57,7% de los ritos funerarios, en Italia y en Francia es inferior y únicamente suponen el 39% y el 30,6%, respectivamente.


La mortalidad crece casi un 6% en la Región, el tercer menor aumento por comunidades (7 TV Región de Murcia)

CM01/11/2021
La mortalidad ha aumentado casi un 6% en la Región en 2020 con respecto al año anterior. Somos la tercera comunidad donde menos creció esta tasa. En Madrid aumentó un 41%, según la Asociación Nacional de Servicios Funerarios.

La mortalidad creció en la Región de Murcia un 5,78% en 2020 respecto a 2019, lo que la sitúa como la tercera comunidad autónoma con menor incrementos, solo superior a los de Canarias (4,19%) y Galicia (4,97%). Madrid, por su parte, fue la comunidad autónoma española donde más se incrementó la mortalidad el año pasado, un 41% más que en 2019, debido fundamentalmente a la pandemia del Covid-19.

Así lo ha hecho público la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), que con motivo del Día de Todos los Santos ha presentado un avance de los datos sectoriales tras una crisis sanitaria que tanto ha afectado a este negocio. La radiografía analiza los datos del año 2020, en los que se produjeron 492.930 defunciones en España, un 17,73% más que en el año anterior, en el que fallecieron 417.625 personas.

Pero la pandemia no ha afectado a todas las comunidades autónomas por igual. Los mayores incrementos de defunciones se han producido en Madrid, seguido de Castilla-La Mancha (32,33%), Castilla León (25,97%) y Cataluña (23,35%). Las regiones que se han visto en menor medida afectadas han sido Canarias (4,19%), Galicia (4,97%), Murcia (5,78%) y Baleares (7,09%).

La media de fallecidos en España en 2020 fue de 1.350 personas al día. Como contraste, durante los primeros meses de la pandemia la media de defunciones llegó a subir hasta un 500% en ciudades como en la capital de España. En toda la región madrileña murieron el año pasado 66.583, frente a las 47.165 de 2019.

A fecha de 1 de enero la cifra acumulada de fallecidos por la pandemia en la Comunidad de Madrid era de 19.515. Sanidad Mortuoria ha contabilizado 4.978 muertos en centros sociosanitarios, 13.337 en hospitales, 1.170 en domicilios y 30 en otros lugares. El Ministerio de Sanidad rebajaba esa cifra a 11.828.

En números absolutos, el mayor número de fallecidos en 2020 (no solo por coronavirus) se registró, con 79.685, y en Andalucía, 78.160. Pero en Andalucía, la comunidad más poblado de España, el aumento de mortalidad el año pasado fue del 10,8%, la mitad del registrado en Cataluña y casi cuatro veces menos que el incremento de Madrid.

En relación con los cementerios, España cuenta con 17.682 cementerios para 8.126 municipios y el 99% son de propiedad municipal. El sector funerario lo componen unas 1.100 empresas públicas y privadas, que facturaron durante el 2020, 1.700 millones de euros.

El número de tanatorios o velatorios se mantiene en 2.525 instalaciones con 7.050 salas. Andalucía, Cataluña y Castilla Y León son las comunidades con mayor número.

Además, España dispone de 487 hornos crematorios, frente a los 464 del año anterior, y se sitúa en uno de los países de Europa con mayor número de estas instalaciones. Las Comunidades Autónomas con mayor censo de hornos crematorios son Andalucía (116), Valencia (54), Castilla y León (53) y Madrid (48). También resaltan las fuertes inversiones de las funerarias en filtros de emisiones a la atmósfera.

Esta tendencia se pliega a los hábitos funerarios de los españoles, con un aumento de las incineraciones en torno al 1% en 2020, tendencia reforzada por la pandemia. En 2020, las incineraciones totales ascendieron al 45,54% frente al 54,46% de inhumaciones. El porcentaje de incineraciones alcanza el 60% del total en las capitales de provincia, mientras que en las zonas rurales su incidencia es menor, un 39,8%.

En cuanto a las despedidas, aumenta el número de familias que optan por las ceremonias religiosas, 86,4%, frente al 13,6% que prefieren una ceremonia civil para despedir a sus seres queridos. Un dato motivado posiblemente por el periodo de pandemia.

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios ha aprovechado también el Día de Todos los Santos para rendir homenaje a las víctimas de la pandemia y a los fallecidos durante este año. Para ello, las empresas se unieron el viernes a un minuto de silencio y a un homenaje floral para fallecidos, familias y también profesionales del personal funerario.


Aragón aumenta su mortalidad en más de un 22% en 2020, según Panasef (20 Minutos)

20M EPNOTICIA01.11.2021 – 13:49H
Aragón ha aumentado su mortalidad en un 22,47 por ciento en 2020, respecto al año anterior, según los datos facilitados por la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef). En concreto el pasado ejercicio han perdido la vida 16.680 personas -2.620 por coronavirus, entre febrero y diciembre de 2020, según cifras del Gobierno de Aragón-, mientras que en 2019 lo hicieron 13.620.

Se trata de la quinta comunidad autónoma española donde más se ha incrementado el número de defunciones, solo por detrás de la Comunidad de Madrid, en la que ha crecido un 41,17 por ciento el número de fallecimientos, Castilla y La Mancha -32,33 por ciento, Castilla y León -25,97- y Cataluña -23,45 por ciento-.

Asimismo, las regiones que se han visto en menor medida afectadas han sido Canarias -4,19 por ciento-, Galicia -4,97 por ciento-, Murcia -5,78 por ciento- y Baleares -7,09 por ciento-.

Panasaef ha presentado con motivo del Día de Todos los Santos un avance de los datos sectoriales tras la crisis sanitaria de la COVID-19, que tanto ha repercutido al negocio funerario. La radiografía analiza los datos del año 2020, en los que se han producido 492.930 defunciones en España, un 17,73 por ciento más que en el año anterior, en el que fallecieron 417.625 personas.

La media de fallecidos en España en 2020 ha sido de 1.350 personas al día. Como contraste, durante los primeros meses de la pandemia la media de defunciones llegó a subir hasta un 500% en ciudades como en la capital de España.

EL SECTOR FUNERARIO, EN CIFRAS

En relación con los cementerios, España cuenta con 17.682 cementerios para 8.126 municipios y el 99 por ciento son de propiedad municipal. El sector funerario lo componen unas 1.100 empresas públicas y privadas, que han facturado durante el 2020, 1.700 millones de euros.

El número de tanatorios o velatorios se mantiene en 2.525 instalaciones con 7.050 salas. Andalucía, Cataluña y Castilla Y León son las comunidades con mayor número.

Además, España dispone de 487 hornos crematorios, frente a los 464 del año anterior, y se sitúa en uno de los países de Europa con mayor número de estas instalaciones. Las Comunidades Autónomas con mayor censo de hornos crematorios son Andalucía (116), Valencia (54), Castilla y León (53) y Madrid (48). También resaltan las fuertes inversiones de las funerarias en filtros de emisiones a la atmósfera.

Esta tendencia se pliega a los hábitos funerarios de los españoles, con un aumento de las incineraciones en torno al un por ciento en 2020, tendencia reforzada por la pandemia. En 2020, las incineraciones totales han ascendido al 45,54 por ciento frente al 54,46 de inhumaciones. El porcentaje de incineraciones alcanza el 60 por ciento del total en las capitales de provincia, mientras que en las zonas rurales su incidencia es menor, un 39,8 por ciento.

En cuanto a las despedidas, aumenta el número de familias que optan por las ceremonias religiosas, 86,4 por ciento, frente al 13,6 que prefieren una ceremonia civil para despedir a sus seres queridos. Un dato motivado posiblemente por el periodo de pandemia.

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios ha aprovechado también el Día de Todos los Santos para rendir homenaje a las víctimas de la pandemia y a los fallecidos durante este año. Para ello, las empresas se unieron el viernes a un minuto de silencio y a un homenaje floral para fallecidos, familias y también profesionales del personal funerario

 


La incineración casi iguala a la inhumación (Diario Palentino)

DP
– martes, 2 de noviembre de 2021
Se trata de una opción que crece de una manera progresiva y ha pasado de un treinta y tantos por ciento de hace unos ocho-diez años a alrededor del 50%
La opción de la incineración año tras año cobra un mayor protagonismo, y es que cada vez es mayor el porcentaje de fallecidos convertidos en cenizas. Desde el Grupo Tanatorio de Palencia, Julio Ramón Rodríguez, explica a Diario Palentino que la incineración lleva unos cuantos años creciendo de una manera progresiva, y de representar alrededor de un treinta y tantos por ciento hace aproximadamente una década, alcanza ya en torno al 50%. «Es una progresión muy similar a la que se registra tanto en España como en la mayoría de los países europeos», afirma Rodríguez, quien añade que «va aumentando con ritmo lento pero imparable. «Quizá la pandemia ha influido en el incremento», señala,  y es que en un buen número de decesos se eligió la incineración, entre otros motivos para guardar las cenizas y despedirse del ser querido con la crisis sanitaria superada o, al menos, con unas restricciones menos estrictas.

«Tanto a nivel nacional como local, las incineraciones rondan el 50%,  48,38% en Palencia, y todo hace pensar que, sin tardar mucho tiempo, el 60-65% será lo habitual», reitera Julio Ramón Rodríguez, que, asimismo, hace hincapié en que  existe una «diferencia bastante importante» de las zonas rurales a las  urbanas. «Las capitales de provincia o poblaciones grandes tienen un número mayor de incineraciones, y aquí se nota de la ciudad al resto». También es verdad que «la proximidad de los hornos crematorios es un factor a tener en cuenta , y es que antes  había pocos», señalan desde Tanatorio de Palencia.   «España es uno de los países que más hornos tiene de toda la Unión Europea, unos 500 (487 en concreto), lo que representa tener una capacidad para hacer casi 3.000 incineraciones diarias». En la provincia, según los datos facilitados por  Julio Ramón Rodríguez, son nueve.

«La incineración es ahora algo más próximo, más económico y, lógicamente, que está más al alcance de la gente. Entre las personas que tienen una sepultura ya aventaja  la incineración a la inhumación (incineran al fallecido y llevan las cenizas a la sepultura). También  entre aquellos  que no tienen una sepultura en propiedad, la gran mayoría se decanta  ya por la incineración y busca para depositar la cenizas columbarios en los propios cementerios, que también se han creado en los últimos años porque  antes no existían, privados como el del Tanatorio, o esparcimiento», manifiesta el responsable de Tanatorio de Palencia.

Este, que incide en que la incineración aumenta de una forma paulatina y que la pandemia lo ha incrementado un poco más que el ritmo normal de crecimiento, comenta respecto a la elección que «cada familia tiene su forma de ser y, dentro de estas, cada miembro su forma de pensar.  En un matrimonio, uno opta por la incineración y el otro por la inhumación.  No hay unos criterios establecidos. Si la persona fallecida bajo ningún concepto quiere que la quemen, normalmente la familia lo respeta; así como si prefiere que la incineren. Todo según deseo y, si no, en función de muchos criterios», indica Rodríguez. Lo cierto es que, a su juicio, se puede hablar de una  mentalidad «mucho más abierta» y, si bien la Iglesia «hubo un tiempo no permitía la incineración hace ya bastantes años que lo considera como un rito normal, y eso pudo hacer cambiar la mentalidad».  Ahora la gente es más receptiva  a la incineración, entre otras razones «por espacios, costos o ecología -dejan menos residuos una inhumación-», apunta.

En esta festividad de Todos  los Santos, reitera que si era mayoritaria la inhumación  ahora empieza a serlo la incineración, sobre todo en zonas urbanas. Y es que,  a nivel nacional se puede hablar de poblaciones en las que representan el 90%, como en zonas del sur con mucha población nórdica.  «Las mentalidades son distintas entre países y también en el mismo», exponen desde Tanatorio de Palencia, para  añadir a renglón seguido que « en menos de ocho-diez años la incineraciones supondrán el 60-70%.  Después se estabilizará. En España no se llegará a los niveles del Japón, con el 99%, y donde la inhumación es la excepción».

Julio Ramón Rodríguez, por último, explica que el columbario de Tanatorio de Palencia nació sin tener claro cuál sería su futuro, cuando a día de hoy va por la sexta ampliación. «Tiene una capacidad máxima prevista de unas mil urnas y hay unas 600», concluye Rodríguez.


Grupo Albia viste sus centros funerarios con ornamentos florales en el Día de Todos los Santos (Revista Funeraria)

2 noviembre, 2021

Albia, uno de los grupos de referencia en el sector funerario, vistió sus centros de Parla, Móstoles, Torrejón, Villaviciosa de Odón, Vitoria, Pontevedra, Vigo, Ferrol e Illescas con arreglos florales -formados por gladiolos, crisantemos, orquídeas y rosas-, con el objetivo de honrar la memoria de los fallecidos a través de las flores. Los respectivos tanatorios han celebrado, además, actos de homenaje en los que han llevado a cabo un minuto de silencio y también han encendido una vela -que representa la luz eterna- en honor a los seres queridos y a sus familias.
La compañía se unía así a la iniciativa de la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (PANASEF), que busca recordar a los que ya no están y mostrar el compromiso de los profesionales funerarios con el acompañamiento emocional a las familias, en el marco del Día de Todos los Santos.

“A través de este sentido homenaje, reafirmamos nuestro compromiso con las familias que han perdido a un ser querido y están atravesando un proceso de duelo”, recuerda Marian Carvajal, responsable de Atención Emocional de Grupo Albia. “Estos eventos permiten a las familias sustituir de forma progresiva el dolor por otras emociones más adaptativas como agradecimiento o gratitud, emociones, ambas, que hemos intentado plasmar en nuestros adornos florales”, añade.

Dualidad vida-muerte
Acompañar emocionalmente a las familias, establecer una conversación abierta sobre la muerte y el proceso de duelo u ofrecer nuevos servicios en las despedidas son algunas de las prioridades de Albia. Precisamente este año, la compañía ha traído a España la exposición internacional Mexicráneos, que acerca una nueva perspectiva a la sociedad sobre la dualidad vida-muerte a través de la milenaria tradición mejicana del Día de Muertos. Asimismo, los centros de Antequera y Vitoria-Gasteiz, de Grupo Albia, abren sus puertas en el marco de los internacionalmente conocidos Death Café, encuentros distendidos, amenos y cercanos, donde la tranquilidad y el respeto a las emociones propician y favorecen una conversación abierta sobre la muerte y el duelo


Uned Segovia celebra el tercer curso universitario ‘Almas, almos y ánimas’ (Segoviaudaz.es)

02/11/2021

Del 4 al 6 de noviembre, tendrá lugar en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia) la tercera edición del curso universitario ‘Almas, almos y ánimas’, que organiza Uned Segovia, perteneciente al Campus Noroeste, con el patrocinio de Funespaña y la colaboración de Fundación Inquietarte. La matrícula es gratuita y se puede seguir de forma presencial y virtual.
El objetivo del curso este año es el de potenciar la reflexión sobre la muerte y el proceso posterior sobre la memoria personal, familiar, social e histórica. Expertos de diferentes Universidades abordarán el tema desde diferentes áreas de conocimiento como la antropología, la filosofía, la arqueología, la historia, el cine, la literatura, el arte y la poesía.

La inauguración será el jueves 4, a cargo del alcalde del Real Sitio de San Ildefonso, Samuel Alonso, y el consejero delegado de Funespaña, Alberto Ortiz, y el director del Campus Noroeste de la UNED, Víctor González.

A continuación, la primera conferencia, con el título ‘La Memoria y el Silencio’, con la académica honorífica Universitat de Barcelona y antropóloga Mercedes Fernández-Martorell, y la doctora en Artes Escénica por la Unior la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), directora cinematográfica y miembro del grupo de investigación ‘Narrativas de la resistencia’, Carlota Frisón.

Ya por la tarde, de 17.00 a 19.00 horas, ‘La Memoria en el Arte’, a cargo de la doctora en Historia y Teoría del Arte, Ana Valtierra. La jornada concluye con una hora para que los asistentes al curso puedan preguntar a las tres ponentes.

El viernes 5, ‘Memoria colectiva’, con arqueóloga y doctora en Historia Esther López Barceló y la presidenta de la Asociación Cultural FunerArte y creadora del portal sobre cementerios entrepiedrasycipreses.com, Paloma Contreras.

En horario de tarde, ‘Literatura infantil. Memoria para los niños’, con el escritor y profesor de escritura y Literatura Infantil y Juvenil en la Escuela de Escritores, Javier Fonseca. A continuación, la mesa redonda ‘Poesía y Memoria’, con el escritor y mediambientalista Joaquín Araújo; el poeta el editor, poeta y coordinador de la sección de poesía en la revista “Adiós Cultural”, Javier Gil Martín, y la poeta y profesora de poesía hispánica en Saint Louis University, Olga Muñoz Carrasco. Tras la mesa, los tres intervinientes harán una lectura de poesía.

El sábado 6, de 11.00 a 13.00 horas y solo de forma presencial, visita a espacios públicos funerarios de San Ildefonso, con el profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, Eduardo Juárez. La última actividad será de 17.00 a 21.00 horas y en la capital, en La Cárcel-Centro de Creación, con el I Festival Visualízame en la Memoria, organizado por la Fundación Inquietarte, al que, en esta primera edición, se han presentado un total de 333 cortometrajes de los que finalmente han sido seleccionados 15. El ganador, que tendrá un premio de 1.500 euros se dará a conocer cuando finalice la proyección de los cortometrajes seleccionados.


Uno de cada cuatro fallecidos en Cáceres es incinerado (Hoy)

El santuario de la Montaña inaugura su columbario y se convierte en el primer templo de la ciudad en custodiar cenizas de difuntos
MARÍA JOSÉ TORREJÓN Cáceres Miércoles, 3 noviembre 2021, 08:18

Uno de cada cuatro fallecidos en Cáceres es incinerado. Así consta en la relación de datos facilitada por el Ayuntamiento, que refleja los movimientos registrados en el cementerio municipal, donde se encuentra el crematorio, en lo que va de año.

Hasta el pasado jueves, 28 de octubre, se habían contabilizado desde el mes de enero un total de 333 fallecidos de los que 256 (77 por ciento) recibieron sepultura por la vía tradicional y fueron inhumados mientras que los 77 restantes (el 23 por ciento) fueron incinerados.

El porcentaje de incineraciones es ligeramente superior al registrado el año pasado, en plena pandemia, cuando las cremaciones aumentaron en todo el país. Según los datos municipales, de los 617 fallecidos que durante 2020 llegaron hasta el camposanto cacereño, 491 fueron enterrados (79,6 por ciento) y el resto (126, un 20,4 por ciento) fueron incinerados.

Fernando Yaybek, director general del grupo Iniciativas Alcaesar (IA) –empresa que gestiona el único horno crematorio que hay en Cáceres ciudad y que se inauguró en el año 2005, además del tanatorio San Pedro de Alcántara–, constata con sus propias estadísticas la tendencia existente en Cáceres. En torno al 26 por ciento de los cadáveres contabilizados en 2020 en la capital fueron incinerados. Los datos de la ciudad, apunta, están bastante por debajo de la media nacional. No obstante, precisa Yaybek, las incineraciones van subiendo. Las cremaciones en todo el país superan ya el 40 por ciento.

Según un estudio reciente realizado por la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), en 2020 el porcentaje de fallecidos incinerados se situó en el 45,5 por ciento. El 54,5 por ciento restante fueron inhumados. Existe, según este colectivo, una gran diferencia entre las grandes ciudades y las zonas rurales. En algunas capitales las incineraciones adelantan a las inhumaciones y suponen la práctica más extendida hasta alcanzar el 60 por ciento de los casos. Mientras tanto, en el ámbito rural las cremaciones se sitúa en torno al 39, por ciento de los casos.

Bendición el día de difuntos
Cáceres cuenta desde ayer con un nuevo espacio para depositar las cenizas. Está situado en el santuario de la Virgen de la Montaña, que se ha convertido en el primer templo de la capital en custodiar cenizas de difuntos.

El columbario se encuentra a los pies de la patrona, en una habituación ubicada tras la capilla del Cristo de la Salud. Aquí la cofradía de la Virgen de la Montaña ha habilitado un total de 612 huecos o ‘loculi’. En cada uno de ellos se depositará una caja con capacidad para dos urnas. Los huecos de uso doble se alquilan por 2.200 euros más IVA. También hay huecos sencillos destinados a una sola urna, cuyo importe es de 1.900 euros.

El contrato está en vigor durante 30 años. Pasado este tiempo, se brindará la opción de renovar el acuerdo o, de lo contrario, los restos pasarán a un cenizario común habilitado en el suelo de la habitación. Ayer, día de Difuntos, Diego Zambrano, administrador diocesano, bendijo este espacio en presencia de la junta de gobierno de la cofradía; de María José Pulido, primera teniente de alcalde; y del subdelegado del Gobierno en Cáceres, José Antonio García.

La pandemia hizo el año pasado que el horno crematorio de la capital, que da servicio a casi toda la provincia (salvo a la zona norte ), tuviera mucha más actividad de la normal. «Hubo casi un 75 por ciento más de incineraciones que en 2019», señala Yaybek. Se contabilizaron, en total, 570 cremaciones.

Jesús Moreno, sacerdote y sociólogo, apunta que «el peso de la costumbre y la tradición», sobre todo en la zonas rurales, explica que los datos de incineraciones de Cáceres estén por debajo de la media nacional. «Pero con la pandemia se han incrementado», insiste. Esta opción, sostiene, ha permitido a los familiares de los mayores que fallecieron fuera de sus pueblos llevar los restos meses después, sin las restricciones marcadas por el confinamiento.

Según los últimos datos de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), que ha estudiado el precio de los entierros e incineraciones en 29 ciudades, apenas hay diferencia. Cáceres no está en este informe, pero sí Badajoz: la inhumación sale por 3.333 euros y la cremación, por 3.286 euros.


La Almarcha contará con un velatorio (Eldiadigital.es)

Estará ubicado en la antigua sede de Cruz Roja

Cuenca | Isaac Mena

Previsiblemente el próximo año la localidad conquense de La Almarcha contará con un velatorio que estará situado junto a la antigua N-III Madrid-Valencia y cercano a la zona hostelera y a los talleres mecánicos del municipio.

Esta instalación estará ubicada en la antigua sede de la Cruz Roja que en la actualidad se encuentra en estado lamentable y que durante años fue local de primeros auxilios y evacuación.

Este inmueble será remodelado totalmente para construir este velatorio. Los trabajos iniciales ya han comenzado y la construcción de este edificio estará a cargo de una conocida sociedad conquense.