Almas en soledad (El Día de Valladolid)

Maricruz Sánchez (SPC)
– domingo, 1 de noviembre de 2020
Limitaciones de aforo, citas previas y medidas sanitarias marcan una fiesta de difuntos atípica y con cementerios más vacíos de lo habitual

El coronavirus no entiende de almas, ni de sentimientos, ni de fe. No respeta a los vivos, y por extensión este 2020, tampoco a los muertos. La pandemia que azota sin piedad el mundo entero limita a una España de arraigada tradición religiosa, golpeada y cercada como está por el virus, y le impide celebrar hoy un Día de Todos los Santos como es habitual. Y todo en un año especialmente marcado por las pérdidas humanas, y la ausencia de despedidas en muchos casos.
Así lo avalan las cifras demoledoras que día tras día saltan a los medios. La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef) ha registrado un aumento del 20 por ciento en el número de fallecimientos durante el primer semestre de 2020, con un total de 44.651 muertes más que las contabilizadas en el mismo período del año pasado. Está reflejado en el informe Radiografía del sector funerario presentado con motivo de la celebración de la jornada de difuntos. Es un dato similar al del Instituto de Salud Carlos III, que desvela un exceso de mortalidad de 44.585 personas entre marzo y mayo como consecuencia de la pandemia.
Sin embargo, las autoridades insisten: «2020 no es un año para ir a los cementerios, aunque sea una tradición muy arraigada en un país católico como España, ni para hacer fiestas de Halloween en plena segunda ola de la COVID-19».
Por ello, todos los camposantos del territorio nacional tendrán controles de aforo este Día de Todos los Santos, para evitar aglomeraciones. En algunos de ellos, incluso, se limitará el tiempo de estancia dentro. Los drones, en los más grandes, servirán para verificar que se cumplen estas pautas desde el cielo.
Desde algunos obispados hicieron un llamamiento para vivir este momento de recuerdo a los fallecidos con la «prudencia» que marcan las restricciones sanitarias. Algunas personas optaron por adelantar su visita a las tumbas a lo largo de esta pasada semana; otras se decidieron por las citas previas; pero, sin duda, muchas no acudirán este año a rezar ante las lápidas de sus familiares, dejando a las almas más en soledad que nunca.
Para los que se resistan a que esto ocurra, la autoridad eclesiástica recuerda también que es obligatorio el uso de la mascarilla, mantener la distancia de seguridad de dos metros y aplicarse geles desinfectantes de manos.
En Madrid, los cementerios dependientes de la Archidiócesis (San Lorenzo, San Sebastián Mártir, San Isidro y San Justo) han adaptado sus horarios para facilitar la visita de los fieles. Asimismo, se mantiene la previsión de que el cardenal arzobispo Carlos Osoro presida en la capilla del cementerio de la Almudena una Misa funeral por todos los difuntos, que será emitida en directo por Telemadrid.
Mientras, en Gijón, el Ayuntamiento mantiene el horario de visitas a los camposantos pero limita el aforo, y aunque no establece un tiempo de estancia máximo, sí recomienda que sea lo más breve posible. El Vicario General de la diócesis de Oviedo, Jorge Juan Fernández Sangrador, hizo llegar a los sacerdotes un escrito en el que establece que la celebración de actos religiosos en la solemnidad de Todos los Santos será en las iglesias y no en los cementerios.

Prudencia
«En esta ocasión, la primera bajo esta situación de pandemia, hacemos un llamamiento a vivir el recuerdo de los familiares fallecidos con la prudencia que marcan las autoridades sanitarias y acudir a los camposantos respetándolas en todo momento», señalan las autoridades eclesiales, insistiendo en «espaciar» las visitas.
En esta línea, muchas diócesis han establecido más horarios de misas en las que no se podrá superar el aforo del 25 por ciento, en algunos casos, en otros de hasta el 50 por ciento, y se aconseja que las celebraciones sean en el exterior.
Además, los accesos a los camposantos estarán controlados por la Policía y personal de Protección Civil, cuidando mucho la limpieza y desinfección. Tampoco habrá responsos por quienes allí descansan, para evitar aglomeraciones.


 La muerte en tiempos de Covid (ABC)

Sentimiento de culpa, sensación de abandono, frialdad virtual, soledad: todo lo que el coronavirus ha cambiado en torno al último tránsito
Javier Rubio
SEVILLA  Actualizado:01/11/2020 13:59hGUARDAR1

A Silvia no se le va a olvidar en su vida que su padre murió solo. A pesar de que siempre expresó su deseo de despedirse de sus cuatro hijos antes de morir, falleció en la cama de un hospital sin nadie que le pudiera tomar la mano en su último viaje. A sus hijos los avisaron por teléfono y sólo dos de ellos pudieron estar presentes para el mínimo rezo de una oración dirigida por una monja del hospital con que lo despidieron. No hubo más. Era mayo, en pleno confinamiento total.

Al día siguiente les avisaron de la hora de la cremación para que pudieran estar unos veinte minutos antes en un tanatorio cerrado al público. Luego de amortajado, subieron de uno en uno no más de veinte minutos y luego volvieron a quedarse en la calle. Recuerda que no había nadie en el cementerio y que todo cobraba un aspecto espectral.

Como ella, los familiares de buena parte de los 13.124 sevillanos que habían muerto hasta el domingo 11 de octubre –último dato oficial en el Instituto Nacional de Estadística– han experimentado «frialdad», «soledad extrema», «deshumanización al ciento por ciento», «lo peor de todo», el «horror» que salpica todavía hoy, más de medio año después de la pérdida, el recuerdo de aquellos días.

Y no parece que vaya a cambiar mucho en las próximas semanas. Desde el viernes 30 de octubre, el nivel 4 de alerta en el que se encuadra la provincia entera de Sevilla obliga a reducir a seis en sitios cerrados y a quince en exteriores el número máximo de acompañantes en un velatorio. Quince en la comitiva hasta el cementerio y un tercio del aforo en la misa funeral o la ceremonia de despedida.

Manolo enterró hace dos semanas a su padre, cuando las restricciones estaban más relajadas. De haber sucedido el hecho biológico a partir de este viernes, en el tanatorio no habría cabido toda la familia: la viuda y sus seis hijos tendrían que haberse turnado. Aun así, decidieron aplazar la misa de recordatorio en vista de las circunstancias.

Despedida virtual
La primera consecuencia del coronavirus ha sido esconder aun más la muerte, escamoteada de continuo en nuestra sociedad que huye del dolor y del sufrimiento a toda costa. Difícilmente nuestra sensibilidad soporta mirar cara a cara no ya a los muertos, sino incluso imágenes pictóricas como las de las «Postrimerías» de Valdés Leal de la iglesia de la Caridad. Por pudor, tendemos a esconder esa representación tan realista. También la muerte se ha convertido en algo virtual, que sucede en el espacio sin sitio de internet o de las redes sociales.

Los tanatorios, también en Sevilla, han puesto en marcha iniciativas como los libros de condolencias virtuales. Incluso es posible retransmitir el funeral o la ceremonia de despedida a través de internet previa solicitud con los responsables de la sala de duelos.

Y el grupo Mémora, el del tanatorio de la SE-30, ha puesto en marcha en Barcelona infraestructura audiovisual para proyectar imágenes y fotos del fallecido con el que avivar su recuerdo. Pero todo eso parece un juego de niños comparado con lo que puede hacer la inteligencia artificial: un programa recopila todo lo que el finado dejó en internet, como comentarios en redes sociales además de fotografías, vídeos, correos y mensajes para procesar toda esa información y «aprender» a simular al fallecido en una conversación en tiempo real. ¿Realmente queremos eso?

Charo recuerda vívidamente la impresión que le causó ver al médico que certificó el fallecimiento de su padre vestido con traje de protección «echándonos del cuarto, sin permitir que nadie se acercara». Y a los empleados de la funeraria que se lo llevaron, sin amortajar, en una bolsa de plástico. Todavía le resuena en la cabeza el rasgueo metálico de la cremallera cerrándose. «Nada era humano, parecían extraterrestres», recuerda.

Murió en abril, en lo peor de la primera ola: con el tanatorio y el cementerio cerrados, sólo permitieron a dos familiares reconocerlo al otro lado de un cristal antes de incinerarlo. «Tuvimos la sensación de que se había acabado todo allí mismo, de que nos habíamos deshecho del cuerpo sin más, sin el consuelo de una oración», rememora.

Los tanatorios han incorporado también depósito de cenizas en tanto no se dan las circunstancias para su inhumación definitiva. En el caso de Charo, la funeraria les entregó las cenizas al día siguiente. Las depositaron en un nicho familiar sin posibilidad de responso ni de nada. A través de unos conocidos, le hicieron llegar el nombre a un sacerdote de Madrid que en el «memento» de la misa diaria hacía intención por los fallecidos. «Todo por mensajes, todo muy frío, sin que nadie se pudiera acercar», remacha.

En soledad
La psicóloga Merche Barbancho, coordinadora del grupo de trabajo de Psicología del Duelo y la Pérdida del Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Occidental, insiste en algo que parece obvio, pero que en estos momentos resulta esclarecedor: «Cada persona tiene que atravesar de manera individual el proceso del duelo, transitar las emociones, pensamientos y cambios que conlleva, pero no tiene por qué hacerlo en soledad».

Barbancho colabora con New Health Foundation, una ONG que promueve la compasión como terapia en el tramo final de la vida y que ha dedicado los últimos meses su atención al fenómeno de los duelos virtuales. «No poder acompañar a la persona en sus últimos días u horas nos quita la oportunidad de poder expresar nuestro arrepentimiento, tanto de ser perdonados o perdonar, como de agradecer a la persona lo que aportó en nuestra vida, lo que puede aumentar el sufrimiento por dicha pérdida», explica.

Los expertos consideran que no despedirse conforme a los usos acostumbrados «prolonga más en el tiempo la intensidad del impacto emocional». Charo lo atestigua: «Las circunstancias en que se produjo aumentaron la pena». Y Silvia remacha: «Es una cuestión de dignidad». Brille para ellos y todos los difuntos la luz perpetua.


Grupo ASV ha homenajeado a las víctimas de la Covid-19 (Diario Información)

GRUPO ASV ha guardado un minuto de silencio y se ha sumado a una campaña floral para honrar respectivamente a las víctimas, familias y profesionales del sector
R. E.
01·11·20 | 00:30 | Actualizado a las 18:14

Los centros del grupo, más de veinte en la provincia, realizaron el viernes a las 9 de la mañana un emotivo minuto de silencio.
En un año tan especial, con todas las circunstancias derivadas de la pandemia que nos asedia, GRUPO ASV Servicios Funerarios ha querido homenajear, con motivo de la festividad que hoy conmemoramos, a las víctimas de la Covid-19, a los fallecidos durante este año y también a todos los profesionales comprometidos.

De este modo, el pasado viernes todos los centros del grupo, más de veinte en la provincia de Alicante, detuvieron su actividad a las 9 de la mañana en un emotivo minuto de silencio. “Hemos querido —indican desde la empresa— no solo honrar la memoria de los que no están, si no también mostrar el compromiso del sector con el acompañamiento a los seres queridos en su proceso de duelo y dar un merecido reconocimiento a la gran labor profesional del personal funerario, el último y en ocasiones olvidado eslabón de la cadena sanitaria durante esta pandemia”.

GRUPO ASV Servicios Funerarios ha querido homenajear a las víctimas de la Covid-19. PILAR CORTÉS
Esta iniciativa se suma a otra que también ha sido respaldada por otras muchas empresas funerarias del país y que fue impulsada por Panasef, la Asociación Nacional de Servicios Funerarios: la utilización del lenguaje floral en una campaña de comunicación, para honrar la memoria de los fallecidos y reconocer la implicación y dedicación de los profesionales. Los crisantemos representan la eternidad y con ellos se ha querido recordar la memoria de los fallecidos; los claveles se identifican con la amistad y el cariño sincero para con las familias; y la gerbera rosada se ha utilizado para mostrar el agradecimiento a todos los profesionales por su compromiso diario.

GRUPO ASV Servicios Funerarios no se ha quedado en estos actos simbólicos y también ha materializado su apoyo y su vocación de servicio en una nueva publicación que se ha dado a conocer esta semana. Se trata de una guía práctica de actos de homenaje que pretende ayudar a las familias a desarrollar sus ceremonias privadas.

Imagen del minuto de silencio. PILAR CORTÉS
La guía, que se puede descargar en la web de la compañía, propone diez formas de realizar ceremonias familiares, tanto presenciales como online, e incluye guiones con palabras de homenaje, ideas personalizables e incluso una lista de canciones en la plataforma Spotify que pueden servir de banda sonora para estos eventos.

Han querido mostrar el reconocimiento a la gran labor profesional del personal funerario. PILAR CORTÉS
“No podemos decidir cómo debe ser esa despedida y cómo debe vivirse, y no pretendemos que pueda sustituir la que a cada familia le habría gustado ofrecer en su momento a su ser querido, pero desde Grupo ASV Servicios Funerarios, esperamos que esta guía sea una ayuda para todas las personas que hayan sufrido una pérdida, para realizar un encuentro conmemorativo y que pueda servir tanto para homenajear a sus seres queridos como para ayudar en la evolución de los propios procesos de duelo” señala Sonia Carricondo, Responsable de Comunicación y Responsabilidad Social de Grupo ASV.

La guía propone diez formas de realizar ceremonias.
Guía práctica de actos de homenaje
La guía propone diez formas de realizar ceremonias, tanto presenciales como online, e incluye guiones con palabras de homenaje, ideas personalizables e incluso una lista de canciones en la plataforma Spotify. En el documento se destaca la importancia del ritual de despedida y se proponen encuentros que pueden organizarse tanto para grupos reducidos como de mayor tamaño.

Gratitud, Admiración y Eternidad.
En caso de celebrarse online se pueden compartir de manera simultánea con un número ilimitado de personas. Para actos presenciales se tendrán en cuenta las medidas sanitarias. El grupo también forma parte de la campaña nacional de Panasef «Cuando la voz ya no es suficiente, cuando no hay palabras que digan lo que sentimos, que lo hagan las flores», recogiendo una serie de imágenes protagonizadas por flores que representan Gratitud, Admiración y Eternidad.


El sector funerario conquense asegura estar preparado ante una nueva ola de la Covid (lasnoticiasdecuenca.es)

Desde Serfuconsa y Grupo Alborada, sus responsables señalan que han aprendido de la primera oleada, en la que aseguran que el sector “estuvo a la altura”

1/11/2020 · Miguel A. Ramón
El sector funerario conquense ha hecho los deberes y, en la actualidad, está preparado para afrontar una segunda ola de la pandemia de la Covid-19. Al menos, así coinciden en señalar tanto el gerente de Servicios Funerarios Conquenses (Serfuconsa), Javier López Martínez, como el administrador de Grupo Alborada, Ramón Huerta. Aseguran que han aprendido de lo vivido en los meses más duros de la pandemia y tenían claro que no podían permitir que les cogiera desprevenidos una nueva oleada.

Desde Serfuconsa, que tiene dos tanatorios, uno en Cuenca (Ronda Alameda) y otro en Carboneras de Guadazaón, su gerente deja claro que llevan preparándose desde julio y agosto para contar con el stock suficiente ante una repetición de escenario y con el objeto de poder ofrecer un servicio en condiciones, aunque confiesa que su deseo sería no tener que utilizarlo, porque “eso supondría que no volvemos al mes de abril”.

El Grupo Alborada, que dispone de 13 tanatorios distribuidos por toda la provincia, junto al de ‘San Julián’ en la capital, no ha sido menos y su administrador señala que “en estos meses es mucho lo que hemos aprendido e intentamos adaptarnos a las nuevas circunstancias para poder seguir ofreciendo a las familias, con un entorno seguro, el mejor servicio”.

Para ello, ya habilitaron sus instalaciones con cámaras térmicas para control de la temperatura, dispositivos electrónicos para el envío de condolencias, recuerdos y flores a través de internet, e incluso la retrasmisión de la ceremonia por esta vía y la desinfección por ozono.

Ahora, han hecho acopio de material de protección, han incrementado todos los stockajes, incluso de féretros, y, además, han instalado en el Tanatorio San Julián de la capital un horno crematorio de última generación, que aún no está en funcionamiento. Con esta incorporación se busca garantizar su respuesta ante un posible disparo de la demanda de este tipo de servicios, como ya ocurriera durante el estado de alarma.

Y es que, a pesar del adverso escenario de marzo a abril, ambos responsables consideran que las funerarias estuvieron a la altura de las circunstancias.

En este sentido, el gerente de Serfuconsa recuerda que “estuvimos en primera línea, como los sanitarios, la Policía, etc., respondiendo a la extraordinaria demanda del momento, teniendo que ir a hospitales, residencias de mayores y domicilios particulares, donde estaban los focos de la pandemia y, a pesar de las dificultades para conseguir material de protección, estuvimos ahí, incluso en los peores momentos del mes de abril, cuando en nuestras instalaciones llegamos a tener once féretros a la espera de incinerar o inhumar”.

Además, ambos recuerdan que el sector funerario no ha sido ajeno a esta crisis sanitaria y han experimentado una caída de la facturación, a pesar del mayor número de muertes, puesto que en el estado de alarma era tales las restricciones que no se permitían más de tres personas ni velatorios, por lo que la demanda de servicios se reducía a lo básico.

No obstante, la percepción de ambos responsables es que, aunque ha empeorado ligeramente con respecto al verano, la situación en la provincia aún no es muy preocupante.

Por último, indicar que la Asociación Nacional de Servicios Funerarios tiene previsto un homenaje a los fallecidos, al que se ha sumado Grupo Alborada, que consiste en un minuto de silencio el Día de Todos los Santos y el uso en los homenajes de la jornada de tres tipos de flores para honrar a los fallecidos, sus familias y los profesionales del sector.


La pandemia dispara los funerales de «beneficencia» (ABC)

En Barcelona se realizaron 114 de estos servicios entre marzo y abril. En algunos casos, los fallecidos se encontraron sin nombres ni apellidos y están hoy en tumbas anónimas
Miquel Vera
BARCELONA  Actualizado:01/11/2020 18:04

Cataluña flexibilizará sus restricciones de movilidad para ir a los cementerios el Día de Todos los Santos
Palabra de sepulturero en tiempos de coronavirus
Cada mes se realizan en Barcelona decenas de funerales de beneficencia, un tipo de entierro en el que es el Ayuntamiento o la funeraria local la encargada de sufragar el coste del traslado, vela e inhumación de un fallecido o no tiene recursos o, directamente, no ha sido ni identificado por las autoridades. Esta práctica, limitada normalmente a personas extremadamente pobres, inmigrantes e indigentes ha vivido una auténtica eclosión durante la pandemia de coronavirus.

En Barcelona, solo los meses de marzo, mayo y abril, se realizaron 114 de estos servicios. En algunos casos, los fallecidos se encontraron sin nombres ni apellidos, así que descansan hoy en nichos únicamente identificados por un número, ligado a su expediente judicial, a la espera de que un juez logre dar con su identidad, algo que, demasiado a menudo, nunca ocurre.

«Lo habitual es que en vida la familia o un trabajador social del difunto acredite que esa persona no podrá pagar su entierro. En el caso de Barcelona, es nuestra empresa la encargada de sufragar los costes entonces», explica a ABC Fernando Sánchez, director de Relaciones Institucionales del grupo Mémora, responsable de los tanatorios de la capital catalana. En Madrid, por ejemplo, estos casos los paga el Consistorio con un presupuesto que ya tiene previsto para ello.

«El perfil de personas que enterramos es muy variado, hay de todo, inmigrantes, drogadictos o personas sin hogar, aunque son los que menos. La mayoría son ancianos con familia lejana que viven en los barrios más deprimidos de la ciudad», lamenta Sánchez. Esos funerales, explican desde Mémora, son sencillos, pero lo incluyen todo, ataud, traslado, unas horas de exposición y entierro en un nicho municipal.

Como sucedió en Madrid, una de las imágenes más duras que ha dejado la crisis sanitaria en Barcelona fue, precisamente, la instalación de una enorme morgue provisional en un sitio nada habitual, un parking de la montaña de Collserola. Allí se llegaron a acumular cientos de ataúdes esperando ser incinerados o enterrados, aunque fuentes del sector señalan que en Cataluña no se dieron las situaciones de caos y colapso de otras zonas de España y el mundo. En mayo, cuando la presión del sistema funerario empezó a decaer, los empleados de Mémora despidieron calurosamente al último finado del lugar entre aplausos y flores. Fue también un homenaje simbólico a todos los entierros no celebrados. Nadie lo reclamó. Seguramente, tampoco irá nadie a su tumba este Domingo de Todos los Santos.


Almuñécar cuenta con el único tanatorio y crematorio municipal de la costa granadina (Granada Digital)

Este año incinerará a 300 personas, cantidad que se ha visto reducida casi a la mitad, desde que se inauguró otro crematorio en Vélez-Málaga

Acceso principal al cementerio sexitano | Foto: Ayuntamiento de Almuñécar
01/11/2020 19:59  Gabinete

El único tanatorio-crematorio de la comarca de la Costa Tropical de Granada es el municipal que se ubica junto al Cementerio de Almuñécar y que este año acaba de cumplir una década desde su apertura. Gestionado por la funeraria ASV, se puso en marcha en mayo de 2010.
“Este año se estima que se incinere a unas 300 personas, cantidad ésta que se ha visto reducida casi a la mitad, desde que se puso en marcha otro crematorio en la localidad de Vélez-Málaga, cubriendo en la actualidad toda la costa granadina”, según un portavoz de la empresa concesionaria.

Y es que cada vez son más las personas que utilizan las instalaciones municipales de crematorio y el tanatorio. Precisamente a este tanatorio se sumó desde hace casi tres años otro tanatorio privado promovido por la Funeraria Zumaquero.

En cuanto al ritmo de visitas a los cementerios de Almuñécar y La Herradura, se incrementó notoriamente este domingo, coincidiendo con la festividad del Día de Todos los Santos.

“La visitas se están realizando con la fluidez prevista no sobrepasando la media hora, como mucho, y también dependiendo de la accesibilidad a los nichos en los distintos pabellones, ya que si necesitan escaleras para depositar flores, esta visita se incrementa algo más en tiempo. No obstante, para ello contamos este año con voluntarios y Protección Civil que colabora en las tares de ayuda y control”, según relataba la edil del Servicio del Cementerio de Almuñécar, María del Carmen Reinoso.

Por cierto que este domingo y dentro de las medidas en materia de prevención antiCovid-19 en los cementerios de Almuñécar y La Herradura así como en los accesos, se realizaron tareas de desinfección desde antes las 8 de la mañana. Tareas que están promovidas por el Consistorio sexitano y ejecutadas por una empresa especializada. A ello se sumó la empresa adjudicataria del Servicio de Limpieza Municipal, FCC, con medidas similares en los accesos.

En cuanto al transporte público, con los autobuses municipales que gestiona el Grupo Fajardo al Cementerio de Almuñécar, desde el pasado sábado entró en vigor el mismo y se mantendrá hasta el próximo lunes con rotación de cada hora, realizándose el mismo de 9:00 a 14:00 horas, y de 16:00 a 20:00 h. “Sin embargo, está previsto que el próximo lunes el servicio se intensifique ampliando la rotación cada 15 minutos”, recordó Reinoso.

Por último, desde la Parroquia de Almuñécar se recuerda que la Misa de Difuntos, prevista para el lunes se celebrará en la Iglesia Parroquial de la Encarnación de Almuñécar, a partir de las 12:00 h.


Aragón respeta los precios de los servicios funerarios y de los alimentos durante la pandemia (Aragón Digital)

REDACCIÓN·1 NOVIEMBRE, 2020

Los precios de los servicios funerarios se han mantenido estables en Aragón pese a los cambios en la demanda y los derivados de los nuevos protocolos de higiene y seguridad, control de aforos o supresión de celebraciones, a diferencia de lo que ha ocurrido en otras comunidades autónomas. Así lo muestra el informe elaborado por el departamento de Economía, Planificación y Empleo, a través del Servicio de Defensa de la Competencia de Aragón, sobre la evolución de los precios de bienes y servicios de primera necesidad y, especialmente, de los servicios funerarios y alimentos, que concluye que el comportamiento de los precios ha sido el esperado ante una situación de crisis económica abrupta como la desencadenada por la Covid-19.
En el caso de los precios de los alimentos, el Servicio de Defensa de la Competencia de Aragón ha constatado incrementos a partir del mes de abril, tras un mes de marzo que no acusó apenas la crisis. Sin embargo, en mayo los precios denotaron una cierta recuperación de la normalidad, tendencia que era confirmada en junio. En general puede afirmarse que estos incrementos, no homogéneos y bastante significativos en algunos casos, se han producido como consecuencia de la reacción natural del mercado a cambios bruscos tanto en la demanda como en la oferta.

En la demanda, se ha producido un cambio en el patrón de consumo de los hogares. La mayor presencia en casa de niños que habitualmente son usuarios del servicio de comedor escolar, y adultos que suelen comer en sus centros de trabajo, ha provocado una redefinición de la cesta de la compra de los hogares en favor de una mayor proporción de producto fresco. Por contraposición, el cierre de la hostelería y la restauración ha supuesto una contracción importante de la demanda de determinados productos frescos, especialmente carne y pescado.

Respecto a la oferta, en muchos subsectores de actividad (como, por ejemplo, el sector agrícola) la declaración del estado de alarma supuso graves dificultades productivas como consecuencia de la falta de mano de obra debido a las restricciones a la movilidad de trabajadores, la implementación de las medidas higiénico-sanitarias recomendadas o las dificultades logísticas ligadas al cierre de fronteras, entre otros. Al mismo tiempo, aunque en subsectores distintos, se ha producido un excedente de oferta derivado del cierre de determinadas actividades (la actividad hostelera) que ha redundado negativamente en el sector de la venta mayorista y, en menor medida, minorista.

Integridad del mercado

Este informe responde a la voluntad del Gobierno de Aragón de velar por la integridad del mercado ante la delicada situación desencadena por la Covid-19 y a la solicitud realizada por parte del Tribunal de Defensa de la Competencia de Aragón el pasado mes de junio. Como punto de partida ha tenido las series del IPC elaboradas por el INE; como horizonte temporal, la vigencia del estado de alarma hasta junio; y se fundamenta en el análisis y tratamiento pormenorizado de los datos de precios recabados de operadores e intermediarios significativos en Aragón como Mercazaragoza, la Lonja del Ebro o la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, entre otros.


Trabajadores de la funeraria de Madrid hacen huelga el Día de Todos los Santos ante la falta de un plan (Cope)

Europa Press
Tiempo de lectura: 1′ 01 nov 2020 – 12:46 Actualizado 13:54
Los trabajadores de la funeraria municipal acordaron ir a la huelga este domingo, Día de Todos los Santos, y además concentrarán frente al cementerio de la Almudena ante la falta, aseguran, de un “plan de contingencia” pese al “preocupante aumento de los contagios por Covid-19”.
Las medidas que los trabajadores “vienen exigiendo sin éxito desde el mes de marzo” son un plan de contingencia que optimice la utilización de los recursos materiales públicos y garantice los medios suficientes y adecuados de protección para el personal, el refuerzo de la plantilla, la estabilidad en el empleo y que se recupere la entidad y función del servicio público que la empresa tiene encomendado.

El presidente del comité de empresa, Manuel Carmona, ha asegurado que siguen con las movilizaciones porque “no se ha previsto un plan de contingencia para evitar que se repitan las morgues improvisadas, las incineraciones de madrileños y madrileñas a cientos de kilómetros de su ciudad y los retrasos inaceptables para la retirada y entierro de los fallecidos”.

Ha asegurado además que “la gestión de la empresa por parte del Gobierno de Martínez-Almeida sigue así favoreciendo a las funerarias privadas de las aseguradoras, en detrimento de los intereses de los madrileños”.

Sobre la falta de respuesta del Consistorio a las demandas de los trabajadores y trabajadoras, la oposición municipal también requirió explicaciones a la presidenta de la Funeraria municipal y portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, en una comparencia solicitada por parte de Más Madrid y que contó con el apoyo del PSOE.

Carmona ha indicado que “no es verdad el ofrecimiento de diálogo de la delegada, a pesar del seguimiento masivo por parte de la plantilla de las movilizaciones convocadas por la mayoría del Comité de Empresa”.

 


La  AFCM organiza el webinar “El Sector funerario municipal frente al Covid-19” (Revista Funeraria)

Nov 02, 2020

La actual situación que vivimos como consecuencia de la pandemia producida por la Covid-19 está exigiendo de las Entidades Locales una fuerte implicación en la adopción de medidas para paliar sus efectos. Un ejemplo de esto es la importante labor que están desarrollando los servicios funerarios municipales para garantizar una atención adecuada  a los usuarios que han perdido a sus seres queridos y para establecer las medidas preventivas adecuadas entre los trabajadores de funerarias, cementerios, crematorios, tanatorios y rituales religiosos.
Por ello, la Asociación de Funerarias y Cementerios Municipales (AFCM) y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) celebra el próximo 12 de noviembre el webinar ‘El sector funerario municipal frente al Covid-19’, que pretende abordar esta problemática y buscar soluciones a las numerosas dudas que pueden surgir en la prestación de este servicio por parte de las Entidades Locales.

Programa

10.30 Presentación de la Jornada

– D. Jesús Moreno García, Presidente de la Comisión de Salud Pública de la FEMP y Alcalde de Tres Cantos (Madrid)

– D. Carlos Daniel Casares Díaz, Secretario General de la FEMP

– D. José Antonio Muñoz Rodríguez, Presidente de la AFCM

– Moderador de la jornada: Luis Enrique Mecati Granado, Subdirector de Economía Circular, Salud y Biodiversidad de la FEMP

10.45 ‘Coordinación sociosanitaria-judicial-funeraria’, por Miquel Trepat, Director General de Cementiris de Barcelona

11.00 ‘Atención a los ciudadanos-elaboración del duelo. Los cementerios como espacios para el recuerdo’, por Cristina Ballenilla, Psicóloga sanitaria especialista en gestión del duelo

11.15 ‘Medidas en los rituales religiosos’, por Jordi Moreras, Profesor del Departamento de Antropología de la Universidad Rovira i Virgili

11.30 ‘Medidas preventivas en funerarias y tanatorios’, por Fernando Sánchez, Director General de la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid

11.45 ‘Medidas preventivas en cementerios y crematorios’, por Federico Souvirón, Director Gerente de Parque Cementerio de Málaga

12.00 – 12.30 Coloquio con los asistentes

Link para inscribirse en el webinar ‘El sector funerario municipal frente al Covid-19’


Tanatorios de Córdoba realiza cuatro actos especiales por el día de Todos los Santos (El Día de Córdoba)

Estos actos han sido una combinación entre un oficio religioso y una ceremonia
Una de las misas ofrecidas por el día de Todos los Santos. Una de las misas ofrecidas por el día de Todos los Santos. / EL DÍA
EL DÍA02 Noviembre, 2020 – 19:46h

Todos los años Tanatorios de Córdoba realiza un acto el día de los difuntos para homenajear a los seres queridos de todos los cordobeses, pero este año, ha querido “que fuera especial”, y se ha sumado al lenguaje de símbolos a través de las flores, ya que “cuando la voz ya no es suficiente, cuando no hay palabras que digan lo que sentimos, que lo hagan las flores”.

Estos actos han sido una combinación entre un oficio religioso y una ceremonia realizada por el departamento de protocolo de Tanatorios de Córdoba. En ellas se ha honrado la memoria de los que se han ido y se ha apoyado a sus familiares para superar su proceso de duelo, haciendo incapié en aquellas familias que no han podido despedirse de su ser querido debido a las restricciones legales establecidas por el estado de alarma.

Según Tanatorios de Córdoba, las familias han agradecido “la humanidad y el apoyo transmitido por el personal” durante los actos por el día de Todos los Santos en Córdoba.


Días de homenaje del sector funerario a los fallecidos durante la pandemia (Canal Sur)

La mañana de Andalucía le ha dado voz a los servicios funerarios que en estas fechas de Todos los Santos han querido contribuir al recuerdo de quienes se han ido sin recibir la despedida que se merecían por culpa de las restricciones impuestas por el covid.

2 noviembre 2020

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef) ha llamado a todo el sector funerario a rendir homenaje a las víctimas del covid y el resto de fallecidos durante este año que por causas de las restricciones sanitarias no han recibido el adiós que merecían. Se ha guardado un minuto de silencio y se les ha honrado con tres tipos de flores. El crisantemo, que representa la eternidad, con el objetivo de honrar la memoria de los fallecidos; el clavel, la admiración y el cariño sincero para con las familias y, la gerbera rosada, el agradecimiento a todos los profesionales por su compromiso diario.

En La mañana de Andalucía ha estado el vocal de Panasef en Andalucía, Francisco Enríquez quien ha destacado que “ha sido un año muy duro y hemos querido hacer hincapié en el compromiso del sector con la sociedad porque aparte del servicio, tenemos siempre dos objetivos; rendir tributo y ayudar a la familia a superar la fase de duelo y estos ha sido complicados llevarlos a cabo con la pandemia, de ahí este homenaje”. Y es que aunque las cifras han ido cambiando, actualmente solo se permite un aforo máximo de 10 personas en los velatorios y de 15 en ritos al aire libre.

El sector funerario, a pesar del aumento de fallecimientos, unas cifras oficiales que no comparten y señalan como “más cercanas a los cálculos del Instituto Carlos III”, ha visto mermada su facturación porque “sobre todo en el confinamiento se dejaron de prestar muchos servicios importantes al estar por ejemplo prohibidos los velatorios, y eso pasa factura”.


El nuevo velatorio de Torralba de Calatrava ya ha abierto sus puertas

Ciudad Real | El Dia

El velatorio de Torralba de Calatrava ya ha abierto sus puertas y está a disposición de los vecinos de la localidad.
La alcaldesa torralbeña, María Antonia Álvaro, y el concejal de Urbanismo, Luis Blanco, asistieron este sábado a la apertura de estas instalaciones junto a la gerente, Alicia Cañete Delgado; el párroco de Torralba, Don Manuel León Nieto (que bendijo las instalaciones) y personal de la empresa Ocaso.

María Antonia Álvaro dio las gracias a estos emprendedores “por apostar por Torralba de Calatrava para implantar un servicio que es muy necesario porque evitará que los torralbeños tengan que desplazarse hasta Ciudad Real o Daimiel en unos momentos tan dolorosos como es la pérdida de un ser querido”.

Álvaro apuntó que “Torralba de Calatrava necesitaba contar con este recurso porque en pleno siglo XXI es básico poder velar a familiares, amigos y vecinos en la propia localidad”.

Por su parte, la gerente, Alicia Cañete, dio las gracias al Ayuntamiento por su colaboración e implicación en todo desde el primer momento y pidió disculpas por los retrasos que ha sufrido la construcción y apertura del tanatorio, “porque el Covid-19 ha dificultado que llegasen los materiales”.

El velatorio de Torralba de Calatrava consta de una superficie total de 330 metros cuadrados. Cuenta con 2 salas velatorias, con túmulo y habitación para que los allegados más cercanos puedan despedirse de su ser querido, aseos adaptados para personas con movilidad reducida, un hall de entrada, un pasillo y un despacho. También dispone de un office, ya que, aunque no hay servicio de cafetería sí habrá servicio de catering con agua, café, zumos, etc. Asimismo, cuenta con una zona de exposición de ataúdes.

Día de Todos los Santos

La inauguración del tanatorio torralbeño ha coincidido con el fin de semana de la festividad de Todos los Santos. Aunque este año, ha sido un día atípico por la situación de pandemia que estamos viviendo, los torralbeños han podido acercarse a visitar las tumbas de sus seres queridos cumpliendo todas las medidas de seguridad establecidas.

En este sentido, la alcaldesa ha dado las gracias a todos los vecinos por cumplir las normas y también a los voluntarios de Protección Civil por haber estado velando por la seguridad durante todo el fin de semana, tanto en el acceso como en el interior del Cementerio Municipal. Un agradecimiento que ha hecho extensivo al operario municipal encargado del Cementerio “por el trabajo realizado durante los días previos a la festividad de Todos los Santos para que todo estuviese en perfectas condiciones”.

Por otro lado, María Antonia Álvaro, como presidenta del Patronato de la Fundación Díaz Crespo, ha cumplido con la tradición de depositar unos centros de flores en las lápidas en las que se encuentran enterrados los restos de los benefactores de esta fundación, que dejaron una gran fortuna al pueblo de Torralba de Calatrava.

 


Las funerarias sufren un “goteo” de covid con el temor de que aumente (Diario del Alto Aragón)

Las perspectivas son muy cautelosas porque en abril los fallecimientos llegaron de golpe
O. ISARRE
05/11/2020

HUESCA.- Las funerarias consultadas están notando “un goteo” de fallecidos por covid en las últimas fechas, una situación que todavía dista mucho del “desbordamiento” de abril, pero el temor a que eso vuelva a pasar es una opinión extendida en el sector. Alguno, como Sergio Castellar, gerente de Funeraria Oscense y Grupo Tanatorio de Huesca, recuerda que desde el estado de alarma hasta el 10 de abril “no teníamos fallecidos” por coronavirus, pero desde ese 10 de abril y durante el seguimiento mes “hicimos el 90 por ciento de fallecidos de covid”.

Semanalmente, Funeraria Oscense tiene unos 4 o 5 servicios de defunciones por covid, pero “puede subir”, prevé Castellar, que alude al “contagio masivo” de semanas atrás. Cabe recordar que desde el contagio hasta el ingreso suele pasar una semana y de allí al deceso otro periodo similar, por lo que no descarta que, “como en abril, no pueda cambiar sustancialmente de un día para otro”. “Si seguimos la tendencia de la primera ola no sería de extrañar”, redunda Castellar, quien informa, por otra parte, de que los fallecidos por covid no tienen que incinerarse obligatoriamente.

El “goteo” actual de esta funeraria -que sobre todo presta servicio en Huesca, Tardienta y Almudévar- contrasta con la de otras de la provincia, pero casi todas comparten la posibilidad de que la situación cambie de la noche a la mañana, como en abril.

Daniel Fañanás, de Servicios Funerarios del Pirineo (especialmente Jaca y Sabiñánigo), detalla que en abril hubo 30 fallecidos por covid -“no fue normal lo de Sabiñánigo”- y este mes hay 4. “Pero es muy pronto -advierte- y ahora hay contagios en Jaca y no sé qué puede pasar”. “Afortunadamente por ahora no es como abril, que fue inhumano”.

En la misma zona, Funeraria Navas de Sabiñánigo (Alto Gállego y valles de Tena y Broto) afirma que “de momento no es comparable. Antes fue una barbaridad -esta comarca sufrió brotes en residencias de Sabiñánigo y Biescas- y ahora la cosa está tranquila”. Aunque pide una gran cautela respecto a la evolución, apostilla que “ahora hay mayores con covid pero creo que la incidencia mortal no es tan alta como antes, cuando casi todos morían”.

En Monzón, la Funeraria El Jardín -con servicios sobre todo en la comarca y también en Huesca y Graus- tiene una media diaria de un fallecido por covid. “No es comparable, pero si esto sigue creciendo llegaremos a una situación que no me gustaría, quizá no lo de marzo y abril, pero sí podemos pasar a los 250-500 muertos diarios en España”, que en el primer pico superó los 800 diarios, apunta Julián Clemente.

Donde más diferencias se aprecia respecto a abril es en Funeraria Giral de Sariñena, que trabaja en la comarca monegrina. “Gracias a Dios, no tiene nada que ver de momento y tocamos madera”, comentan desde la funeraria, que recuerdan que “los primeros meses fueron duros por aquí”, con, por ejemplo, el brote en la residencia de Sariñena.