El INE propone digitalizar el certificado de defunción por el coronavirus (Cadena SER)

El proyecto tiene como objetivo ofrecer a la sociedad información de defunciones en tiempo real

TERESA RUBIO
Madrid
16/10/2020 – 10:03 h. CEST

La Cadena SER ha tenido acceso a una propuesta que el Instituto Nacional de Estadística ha enviado a las comunidades autónomas para agilizar la información oficial sobre el número de muertos. Supondría la digitalización del certificado de defunción y permitiría conocer los datos en tiempo real. Antes de que acabe el año se haría una prueba piloto en dos provincias y la idea es tenerlo en funcionamiento a principios de 2021.
El INE reconoce que los datos de defunciones se conocen en España de forma muy precisa y con calidad, pero tarde. Una limitación que quedó clara sobre todo al inicio de la pandemia cuando, dice el documento, solo se podían ofrecer estimaciones basadas en otras fuentes más limitadas como son las inscripciones en registro civil, algo que, matiza, se ha visto como un elemento de debilidad de las administraciones públicas en la gestión de la crisis sanitaria.

El proyecto tiene como objetivo ofrecer a la sociedad información de defunciones en tiempo real, no solo las que se producen en los hospitales públicos, algo más del 50%, o las residencias de ancianos, que son aproximadamente un 15%.

El trámite tras una defunción
Cuando se produce una defunción y no hay indicios de muerte violenta (un 5% del total), normalmente la funeraria entrega al médico el documento del Certificado de Defunción y éste lo rellena. La funeraria posteriormente lo deposita en el Registro Civil del municipio. Una vez inscrita la defunción, el funcionario de Registro Civil incorpora el documento y lo acumula con el resto de certificados de ese mes que se envían al INE, en formato papel, cuando finaliza.

La propuesta es cambiar el documento por un Certificado de Defunción Digital a través de una aplicación que facilitaría el INE. Cuando se produzca una muerte, el médico podrá, a través de su móvil o en cualquier ordenador con internet, conectarse a la aplicación y certificarla. Ahora como es la empresa funeraria la que aporta los formularios vacíos, cuando llegan (varias horas después del fallecimiento) el médico ya no está y tiene que localizarlo posteriormente para que firme. Además a la vez que se certifica el fallecimiento, la aplicación va a generar un envío al Registro Civil y un justificante en PDF para la funeraria. Con él podrá solicitar la licencia de enterramiento y trasladar el cadáver.

Este sistema podría estar ya plenamente implantado al inicio de 2021 de forma que, ante la actual situación de incertidumbre sobre la evolución de la COVID-19 la sociedad dispusiera de información casi perfecta sobre defunciones en tiempo real. Es importante señalar, dice el documento, que no se contempla una implantación progresiva. La idea es realizar un proyecto piloto este mismo año e implantar el Certificado de Defunción Digital durante enero de 2021


El coronavirus acelera la mortalidad en octubre en Segovia con un fallecido cada dos días (El Norte de Castilla)

«Desde mediados de septiembre, el repunte ha sido de casi un 200% más de lo habitual», afirma Óscar de la Fuente

Interior del tanatorio San Juan de la Cruz en Segovia. / TANARRO

CARLOS ÁLVARO Segovia Jueves, 15 octubre 2020, 12:31

Los funerarios, que no han bajado la guardia como servicios esenciales desde que empezó oficialmente la epidemia el 14 de marzo, corroboran que, aunque «ni mucho menos estamos en las cifras de abril», la segunda ola de la covid está dejando ya «más servicios» desde primeros de octubre en las empresas de pompas fúnebres de la comunidad autónoma. Segovia no es una excepción. Al contrario, el mes se desliza hacia parámetros que remiten al pasado mayo. El caso de Riaza, con cuatro fallecidos esta misma semana vinculados al brote de la residencia de mayores (el último, una persona de 104 años, en la tarde de ayer), es lo suficientemente elocuente. «Hay más fallecidos en la zona de Nava de la Asunción, Coca, Navas de Oro y Riaza, bien sea por covid o no, porque no todos los médicos los firman, aunque es mucha casualidad que en un pueblo como Riaza, donde suele haber un fallecido a la semana, mueran tres personas en dos días», afirma Óscar de la Fuente, dueño de la Agencia Funeraria Santa Teresa, empresa que gestiona varios tanatorios en la provincia y los crematorios de Segovia y Cuéllar.

Las funerarias constatan un repunte en el número de fallecidos desde primeros de mes, incluso unos días antes, pero no solo por covid, que también. «Desde mediados de septiembre, el repunte ha sido de casi un 200% más de lo habitual. A la covid se la añade la llegada del frío, de la gripe… También ha vuelto mucha gente que ha pasado el verano en la costa, en segundas residencias. El número de servicios ha subido en comparación con julio y agosto, que fueron meses muy normales», señala De la Fuente. La mayoría de los decesos, estén o no relacionados con el coronavirus, se producen en el Hospital General. «En residencias, pocos, porque los desvían al Hospital y mueren en él. En los domicilios, como ocurría en marzo o abril, no se están produciendo fallecimientos».

En otras provincias de Castilla y León ocurre lo mismo. Nevasa, la firma que gestiona los cementerios vallisoletanos de El Carmen y Las Contiendas, ha registrado 16 sepelios de fallecidos con covid confirmados desde que empezó octubre. Es el mismo número de los realizados durante todo el mes de septiembre, Estas cifras comienzan a alejarse de los apenas tres entierros de julio y los ocho de agosto, de personas que no pudieron sobrevivir a la infección. Del conjunto de las 84 defunciones atendidas por esta empresa durante septiembre en Valladolid, 16 de ellas estuvieron relacionadas con el coronavirus. Ahora, cuando no ha pasado ni medio mes de octubre, se cuentan ya 40 entierros, que suponen casi la mitad de servicios fúnebres de los contabilizados en septiembre, y 16 de ellos son de fallecidos por coronavirus.

Con los datos en la mano, el gerente de Nevasa, Santos González, señala que aunque no es la misma situación que hace siete meses, «empieza a ser preocupante, que no alarmante», y que la Asociación Vallisoletana de Servicios Funerarios, a la que pertenece, intenta que no pase lo de la otra vez. «Entonces estábamos desprovistos de equipos de protección, el aprovisionamiento de mascarillas e incluso de féretros, fue complicado, los precios eran desproporcionados… Pero ahora estamos preparados». Además, las instalaciones están totalmente adaptadas a los protocolos en lo que se refiere a medidas de higienización, distancia de seguridad, aforo y circuitos de entrada y salida. «Lo que esta claro es que las aglomeraciones de antaño no existen. Antes, los aparcamientos de cementerios y tanatorios estaban llenos y ahora la gente se está acostumbrando a dar el pésame por whatsapp o por nuestra página web, o manda unas flores con una tarjeta», explica González. No ocurre así en Segovia, donde los deudos «siguen acudiendo a los tanatorios y llevan las flores como siempre», matiza Óscar de la Fuente. No obstante, los velatorios siguen a rajatabla los límites de aforo, establecidos en la mitad.

Los datos hablan

La cifras de fallecimientos registradas en la provincia de Segovia en lo que va de mes certifican el repunte. El brote declarado a principios de octubre en una residencia de ancianos de Riaza registra ya seis fallecimientos de residentes con covid. Cuatro de ellos se han producido en el Hospital General y otros dos en el propio centro residencial. Las dos primeras muertes se registraron durante los primeros días del brote, mientras que las cuatro últimas se han producido esta misma semana. Dos tuvieron lugar el lunes 12 (una en el Hospital y otra en la residencia), una más el martes 13 (en el Hospital) y una cuarta en la tarde de ayer (también en el complejo asistencial segoviano), de un residente de 104 años. Otros diez residentes del centro permanecen ingresados en el Hospital General de Segovia, nueve tras haber dado positivo. La Junta eleva a 107 los contagios confirmados en el brote y 243 contactos están en estudio.

Por segunda vez en octubre –y también desde mayo–, el Hospital ha vuelto a registrar dos fallecidos por covid en un solo día. Lo hace después de lamentar el martes otro deceso a causa de la enfermedad. Es decir, en dos días tres muertes por covid, siete en lo que va de mes (a una media de uno cada dos días), cuando ni siquiera se ha llegado a su ecuador, lo que convierte octubre en el mes con más mortalidad desde mayo (9 decesos). De seguir la misma tendencia, octubre sería el mes con más muertes desde el inicio de la pandemia, solo por detrás de marzo y abril, que depararon cifras trágicas.


Estella se manifiesta en Cádiz contra el crematorio (Diario de Jerez)

R. D.Jerez, 16 Octubre, 2020 – 17:50h
Los vecinos de Estella, durante la manifestación de este domingo, con pancartas en mano. Los vecinos de Estella, durante la manifestación de este domingo, con pancartas en mano.
Estella no quiere un crematorio
La Plataforma ‘Stop al crematorio en Estella del Marqués’ se manifestó este viernes junto a la Delegación Territorial de la Junta en Cádiz para protestar por la posible construcción de este horno en la localidad, “tan cerca de un núcleo urbano, del parque de Las Aguilillas y de fincas agrícolas. El pueblo de Estella quiere un pueblo libre de humos y de contaminación”, apuntaba el portavoz de la plataforma, Miguel Padilla.


Funespaña presenta ‘Cómo Superar el Duelo’, un webinar para ayudar a las familias que han sufrido un fallecimiento (La Comarca de Puertollano)

Realizará una serie de acciones virtuales dentro de su estrategia de ayuda familiar denominada #FunespañaContigo
La Comarca

19/10/2020

(Última actualización: 19/10/2020 22:07)

Con el título de ‘Cómo Superar el Duelo. ¿Por qué sufrir por el último adiós y no quedarse con la experiencia de los cientos de holas?’, Funespaña, en colaboración con el Centro Psicología Álava Reyes, ofrecerá a las familias información sobre ayuda al duelo y cómo respuesta a interrogantes que surgen en los momentos difíciles posteriores a un fallecimiento de un familiar o un amigo.

Esta actividad contará con la presencia del psicólogo, especialista en asistencia en duelo, Vicente Prieto, director técnico del Centro de Psicología Álava Reyes.

Las charlas virtuales, que son gratuitas, se han programado para los días 28, 29 de octubre y 3 y 4 de noviembre. Las actuaciones cuentan con el patrocinio de diferentes centros de Funespaña en Valencia, Sevilla, Huelva y Málaga; así como Funemadrid, Tanatorio La Encina de Ponferrada (León) y Tanatorio San Alberto de Pamplona.

Con esta iniciativa Funespaña quiere reforzar entre los usuarios de sus servicios al fallecimiento el compromiso de ayudar a las familias a superar la crisis emocional que se produce en momentos difíciles como la pérdida de una vida cercana y también quiere abrir este canal de ayuda la publico en general, que tarde o temprano habrá tenido alguna experiencia con el duelo, ya sea personalmente o por un conocido.

Para asistir a estas conferencias, los interesados únicamente deben escanear un código QR o a través de los enlaces facilitados por la empresa, posteriormente se deberá rellenar el correspondiente formulario. Como confirmación de registro se recibirá un correo electrónico con el enlace, la fecha y la hora a la que se deben unir a la plataforma Zoom para seguir el vídeo y participar con sus preguntas a Vicente Prieto.

¿Qué es el duelo?

Según Vicente Prieto hay que asumir que “el duelo se produce ante una circunstancia muy adversa y dolorosa. Es un proceso adaptativo, no es una enfermedad. Es posible que sientas reacciones emocionales como intensa tristeza, ira, ganas de llorar, irritabilidad, ansiedad, dolores varios, cansancio y abatimiento…, que te recuerdo que son reacciones normales”.


Las empresas de servicios funerarios tendrán línea directa con el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (Cope)

Europa Press

El sector funerario tendrá contacto directo con el responsable de Sanidad Mortuoria del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES), según han acordado el Ministerio de Sanidad y la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (PANASEF) tras una reunión bilateral.
Las empresas de servicios funerarios venían pidiendo hace tiempo este canal de coordinación directo entre los responsables gubernamentales de la toma de decisiones y las empresas funerarias, las encargadas últimas de la gestión sobre el terreno de los fallecidos.

Ahora, la preocupación del sector es la “escasa” coordinación a nivel autonómico, dado que son los gobiernos regionales los responsables de la gestión de esta nueva fase de la pandemia. La petición actual del sector funerario a las autonomías es “mejorar esta relación para evitar un nuevo colapso y preparase ante una potencial conjunción de nuevos picos de la pandemia con la gripe otoñal”.

“Aunque también hemos asesorado en la confección de los protocolos de actuación ante los fallecidos por COVID-19, aún hay mucho margen de mejora a nivel regional. Los contactos de los gobiernos autonómicos no pueden limitarse a un telefonazo. Pedimos a las comunidades autónomas que sigan el ejemplo del Ministerio de Sanidad e incluyan a expertos funerarios en sus centros de toma de decisión y comités de emergencia. No podemos repetir situaciones como las de la primera ola, cuando, por ejemplo, los responsables públicos montaron morgues provisionales sin contar con nosotros”, comenta el secretario general de PANASEF, Alfredo Gosálvez.


Los cementerios se refuerzan ante el recrudecimiento de la pandemia (El País)

El Ayuntamiento de Barcelona anuncia la licitación de un nuevo horno para incineraciones

ALFONSO L. CONGOSTRINA
Barcelona – 20 OCT 2020 – 08:53 CEST

Los nueve cementerios de la ciudad de Barcelona están preparados por si la nueva ola de contagios implica una nueva saturación de los servicios fúnebres. Barcelona cuenta con cuatro hornos crematorios más otro portátil que alquiló el Consistorio al inicio de la pandemia. Esta infraestructura sigue funcionando instalada provisionalmente en una calle de nichos del cementerio de Montjuïc. Ante un posible repunte de la mortalidad, los operarios ya saben a lo que se enfrentan y ya se ha alertado a los bomberos por si se necesita más personal. Además, el consistorio ha anunciado la licitación de un nuevo horno fijo.
El número de servicios fúnebres comenzó a crecer en Barcelona el pasado septiembre. En lo que llevamos de año se calcula un “exceso de mortalidad” de unas 3.500 personas sobre la media de los años anteriores a la pandemia. En los dos primeros meses del año se realizaron 2.518 incineraciones e inhumaciones en los nueve cementerios de la ciudad. Un número de servicios muy inferior al arranque de 2019, cuando fueron 3.022. A partir de entonces, la cifra de servicios se disparó por el coronavirus. En marzo de este año se realizaron 1.905 mientras que en 2019 fueron 1.249. En abril de 2019 se realizaron 1.232 servicios fúnebres pero este año la cifra llegó a 3.472. En mayo comenzó a estabilizarse el número pasando de 1.093 en 2019 a 1.255 este año. A partir de entonces empezó a notarse una disminución del número de servicios. En junio hubo 992 (en 2019 fueron 1007), en julio 996 (el año pasado fueron 1.209). En agosto el número de servicios fue idéntico en los dos años: 1.097. En septiembre, justo cuando empieza la segunda ola, ha habido 971 servicios, mientras que en 2019 fueron 920.

Empresas funerarias al límite: “Ya no hay tiempo para fabricar ataúdes nobles”
No hay tregua para colocar lápidas

El presidente de Cementerios de Barcelona, Eloi Badia, asegura que la empresa municipal está preparada para “replicar” el trabajo que efectuaron en las instalaciones fúnebres durante marzo y abril. Entonces, el Ayuntamiento detectó que los cuatro hornos crematorios de Montjuïc eran insuficientes y optaron por alquilar un horno portátil a una empresa alemana. El horno alquilado estaba en Gran Bretaña y llegó con retraso tras quedar retenido dos días en una frontera. Se instaló en una de las calles del cementerio de Montjuïc y allí sigue. Durante los meses de abril y mayo funcionó ininterrumpidamente, en él se han realizado 500 incineraciones. Además, cuando se estabilizaron los servicios fúnebres, la presencia de esta instalación permitió realizar el mantenimiento al resto de hornos fijos. Todavía no hay fecha para devolver al propietario el horno portátil pero Badia ha anunciado que el Consistorio va a licitar un quinto horno fijo en Montjuïc para no tener que seguir dependiendo del portátil. Entre marzo, abril y mayo en Barcelona se realizaron 3.408 incineraciones. El 61% de las urnas se entregaron gratis a domicilio, el 30% se recogieron en el centro de incineración de Montjuïc durante el verano, el 55% las recogieron las empresas funerarias y del resto, un 4% están a la espera de que algún familiar las recoja.

“En Barcelona estamos preparados. Tenemos la experiencia de la situación durante el Estado de Alarma. Ahora disponemos de epis y otros materiales que antes escaseaban. Entonces también hubo errores. Uno que intentamos solventar fue el acompañamiento de los difuntos. Hubo personas que la última vez que vieron a sus seres queridos fue en las puertas del hospital. No se podían celebrar funerales pero nosotros accedimos a que dos o tres familiares acompañaran el ataúd hasta el nicho”, recuerda Badia. Además, 124 familias han realizado ceremonias de despedida en las instalaciones de Cementerios de Barcelona una vez terminado el confinamiento.

A PUNTO DE USAR HORNOS OBSOLETOS
En el cementerio de Collserola existen tres hornos que fueron clausurados en junio de 2019 porque los filtros no se adecuaban a la normativa medioambiental de la Generalitat. En abril, en el momento de mayor saturación de servicios fúnebres, el departamento de Territorio y Sostenibilidad y el Ayuntamiento llegaron a barajar la posibilidad de crear una normativa que permitiera, excepcionalmente, volver a utilizar los hornos obsoletos de Collserola. Ambas administraciones sabían del daño medioambiental y ante la llegada del horno portátil optaron por no volver a poner en funcionamiento la antigua instalación, una de las primeras inauguradas en España.


Una funeraria calcula que el mes acabará con un 50% más de muertes en Segovia que en un octubre habitual (Cope)

El Ayuntamiento de la capital no se plantea la construcción de un segundo cementerio y sostiene que aún hay sitio para nuevos enterramientos

COPESegovia
Tiempo de lectura: 3′ 21 oct 2020 – 08:12 Actualizado 08:34
El gerente de la agencia funeraria segoviana Santa Teresa de Segovia, Óscar de la Fuente, ha explicado que, “seguramente”, octubre acabará con un 50% más de fallecidos en esta provincia que en este mismo mes en años anteriores por la incidencia del coronavirus. “Estamos hablando de que la media son unos 60 a 65 fallecimientos en octubre, cuando a día de hoy hay ya 95 fallecidos. Se nota un repunte”, como ha señalado.

Igualmente, ha indicado que el incremento de muertes por coronavirus se está dejando notar de nuevo en Segovia, tras un septiembre que “fue normal”, lo mismo que julio y agosto. Óscar de la Fuente ha argumentado que, cuando se declaró el brote en la Zona de Nava de la Asunción y Coca, se produjo un aumento de los fallecidos. Una situación que se repite ahora en la zona de Riaza, que suele tener “un fallecimiento a la semana y ahora está entre cuatro y seis y bastantes por Covid-19”, como ha aseverado en declaraciones a La 8.

Según la Agencia Europea de Estadística (EUROSTAT), Segovia fue la segunda provincia de la Unión Europea, después de Bérgamo (Italia), con un mayor aumento del número de muertes entre marzo y junio, respecto a la media de los últimos tres años. Unas conclusiones que no sorprenden al gerente de la funeraria segoviana, ya que según sus registros, Segovia pasó en marzo de una media de cuatro cinco fallecidos al día a tener, en la semana del 23 al 31 de marzo, 300 fallecidos. De la Fuente ha recordado que todos los lunes envían a la Delegación Territorial de la Junta y al Servicio Territorial de Sanidad, una copia de los certificados de fallecimientos, así como al Ministerio de Justicia.

Todos los Santos y Día de los Difuntos

Mientras, desde el 1 de enero al 18 de octubre, la capital segoviana ha registrado 150 fallecimientos más que en todo el año 2019. Un dato que ha desvelado la concejala de Servicios Sociales, Sanidad, Igualdad y Consumo y de Educación del Ayuntamiento de Segovia, Ana Peñalosa.

Ante la festividad de Todos los Santos y del Día de los Difuntos, el 1 y 2 de noviembre, el Consistorio ha diseñado unas medidas especiales para favorecer la afluencia al cementerio del Santo Ángel de la Guarda y también a los de los barrios incorporados. Estarán en vigor entre el 24 de octubre y el 8 de noviembre. De hecho, la edil ha pedido que los segovianos se acerquen a los camposantos de manera escalonada, aprovechando las jornadas previas a esos días 1 y 2 de noviembre, para evitar aglomeraciones.

El cementerio de la ciudad estará abierto de nueve de la mañana a seis y media de la tarde. Se reforzará la presencia de personal municipal y también de agentes de la Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía, de manera que cuando haya 500 personas en el interior del camposanto, no se permita la entrada de más, hasta que no haya salidas. Se apela a la responsabilidad personal para no permanecer más de tres cuartos de hora en el interior y se recuerda que no se pueden reunir más de seis de personas. Como en años anteriores, se instalarán puestos de venta de flores en las inmediaciones del cementerio.

Peñalosa ha asegurado que el Santo Ángel de la Guarda aún presenta espacio para nuevos enterramientos. Tanto nichos, como columbarios y también panteones, según ha afirmado. Por tanto, el Consistorio no se plantea construir un nuevo camposanto. Ni a corto, ni a medio plazo. Según la concejala, la inversión municipal en el cementerio este 2020 alcanzará los 140.000 euros. En lo que va de año ya se han construido 75 nichos y está previsto acabarlo con otros 80, además de mejoras en caminos y otras instalaciones.


#FunespañaTeCuida recomienda a las familias que espacien sus visitas a los cementerios en vísperas de Todos los Santos (La Razón)

Campaña sobre medidas preventivas con vistas al 1 y 2 de noviembre

Emiliano Cascos
Última actualización:21-10-2020 | 17:42 H/
Creada:21-10-2020 | 17:42 H

Funespaña pide a las familias que tengan previsto visitar a sus fallecidos con motivo de la próxima festividad de los días 1 y 2 de noviembre que lo hagan a lo largo de toda la semana para evitar aglomeraciones en los cementerios. La empresa ha preparado la campaña #FunespañaTeCuida desarrollándose una serie de medidas para la protección y seguridad de las familias y personal de los centros porque “para nuestra empresa, la principal preocupación es la seguridad de las familias y empleados durante estos días en los que es probable encontrar a muchas personas de visita en los cementerios”. Coincidiendo con estas fiestas, y en los días previos al 1 y 2 de noviembre en todos los cementerios que gestiona Funespaña en el territorio nacional, se repartirá información con las medidas preventivas y se colocarán carteles recordando las normas de seguridad relativas al Covid-19. Funespaña quiere recordar a todas las familias y visitantes de sus instalaciones (cementerios y tanatorios) que ostenta, a través de la certificadora TUV Austria Iberia, la certificación con la Especificación UNE 0069 que avala las “medidas para la prevención de riesgos higiénicosanitarios frente al coronavirus SARS-CoV-2 en zonas de acceso al público de las instalaciones funerarias”. Funespaña también quiere recordar que, aunque se realicen trabajos de limpieza y desinfección, es necesario informarse de las condiciones de visita al cementerio. Es obligatorio el uso de la mascarilla, mantener la distancia de seguridad de 2 metros entre personas, aplicarse geles desinfectantes de manos, además de seguir cualquiera de las especificaciones de seguridad del cementerio.


El 36 % de los servicios de funeraria municipal desde marzo fueron por covid (ABC)

21-10-2020 / 20:10 h EFE

El 36 % de los servicios funerarios realizados por la funeraria municipal de Madrid desde el 10 de marzo correspondieron a fallecimientos por covid-19, un porcentaje que, en el período más crítico de la pandemia, alcanzó el 72 %.
Así lo ha indicado este miércoles la portavoz del Ayuntamiento y delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, en una comparecencia ante la comisión municipal del ramo.

Sanz ha señalado que, entre el 10 de marzo y el 19 de octubre, Servicios Funerarios de Madrid (SFM) realizó 5.529 “servicios covid”, de los que 3.044 fueron incineraciones en crematorios municipales y 2.289 fueron inhumaciones en cementerios municipales, mientras que los 196 restantes consistieron en traslados a camposantos de “otras localidades”.

Asimismo, ha precisado que 2.438 servicios fueron encargados por particulares, y 3.091 por compañías aseguradoras.

Según el informe epidemiológico diario publicado este miércoles por la Comunidad de Madrid, desde el inicio de la pandemia han muerto en la región 17.195 personas por covid-19: 11.188 en hospitales, 4.902 en centros sociosanitarios, 1.075 en domicilios y 30 en otros lugares.

De cara a la segunda ola de la pandemia, Sanz ha subrayado que durante los últimos meses se han habilitado 2.500 unidades de enterramiento en los cementerios municipales y se han adquirido más de 5.000 monos “de máxima protección” para tratar con fallecidos por covid-19.

En cuanto a la plantilla de la funeraria, se han contratado temporalmente “más de 20 nuevos empleados” y se ha creado una bolsa temporal de trabajadores para poder acometer contrataciones con carácter “inmediato”.

Sanz ha comparecido ante la comisión a petición de Más Madrid, que quería conocer su posición respecto “al conflicto y las demandas colectivas” de los trabajadores de SFM.

Los trabajadores de la funeraria municipal convocaron una huelga el pasado 29 de septiembre para reclamar un plan de contingencia que permita hacer frente a la segunda ola del coronavirus sin que se repita el caos vivido en el pico de la pandemia.

“No se están preparando ante la eventualidad de una nueva ola”, ha protestado el concejal de Más Madrid Miguel Montejo, según quien el Ayuntamiento “tampoco está impulsando la empresa en este nuevo contexto”.

Montejo ha aseverado que SFM “ha perdido un 6 % de cuota de mercado en una pandemia”, debido a que el Consistorio “está consolidando a la funeraria en una posición de debilidad”.

Por su parte, el edil socialista Ramón Silva ha coincidido en señalar “el malestar de la plantilla, muy extendido, con la dirección”.

Y ha reclamado medidas extraordinarias para afrontar los gastos de enterramiento de las familias que no puedan afrontarlos, al tiempo que ha apuntado que el número de fallecidos cuyos restos no fueron reclamados (57, según las administraciones madrileñas) “puede tener mucho que ver con los costes tan altos que tiene enterrar o incinerar en la ciudad de Madrid”.

Sobre el “supuesto conflicto”, Sanz ha comentado que viene propiciado por “una sola de las secciones sindicales”, la de CCOO, a la que además ha acusado de “no acudir a las reuniones”, y ha aseverado que “los otros sindicatos, por activa y por pasiva”, han manifestado “su absoluto desacuerdo” con la actitud de CCOO.

 


Las funerarias incorporan velatorios online y ceremonias en streaming (El Confidencial Digital)

Ofrecen también la posibilidad de venerar a los difuntos por internet en el propio tanatorio. Las incineraciones han marcado en septiembre el máximo de la pandemia

Marta Sobrino Cabo

Las compañías de servicios funerarios durante la primera ola del coronavirus fueron uno de los sectores más afectados. El número de muertos provocados por la incidencia del Covid-19 produjo una saturación de los medios materiales, por lo que han querido reaccionar de cara al segundo repunte. Para ello, han reforzado sus protocolos higiénico-sanitarios y se ha aumentado el stock de equipos de protección EPI por un potencial repunte en el número de contagios por coronavirus. Además de impulsar el aprovisionamiento de sudarios y ataúdes, y aumentar los crematorios en funcionamiento.

De entre las medidas de seguridad que ha implantado el Grupo Mémora en sus instalaciones es relevante la aplicación tecnológica de hace más de dos semanas, ya que ha permitido dotar las salas de velatorio de equipos de calidad tecnológica avanzada con cámaras que detectan sombras e indican si pueden entrar más personas o no. También han instalado cámaras termográficas de acceso a los tanatorios para medir la temperatura y evitar que entre gente con síntomas.

El Grupo ASV, con centros funerarios en todo Levante y Andalucía, creó un equipo de trabajo con Prevención de Riesgos Laborales para proteger de forma activa a todos los trabajadores y por ende a sus familias. Por otro lado, hay menos afluencia de personas por las restricciones de aforo en los velatorios. Durante la pandemia solo podían asistir tres personas por difunto. Ahora dependiendo de los metros cuadrados que tenga cada sala, existe una posible ocupación del 50%. Las últimas restricciones al respecto en la Comunidad Valenciana y, según informa ASV, han afectado a las poblaciones de Elche, Orihuela y Guadassuar.

Contratos digitales con validez jurídica
Entre las medidas que han adoptado por las restricciones impuestas destaca la transformación digital, por la que las diferentes familias de los difuntos han podido contratar sus servicios. Esta modificación ha tenido lugar durante la pandemia en la mayoría de las empresas de este sector y confirman a ECD desde el Grupo Mémora que “ha venido para quedarse”. Esta les ha dado la posibilidad de tener un espacio digital de homenaje al difunto mediante un perfil público o privado, dependiendo de las preferencias de las familias, dentro de su página web. Además, cuentan con la reproducción en streaming de ceremonias que, a través de la web y las fichas de cada difunto, los familiares pueden ver la ceremonia introduciendo su nombre de usuario y su contraseña. “En el futuro se mantendrán”, confirman fuentes de PANASEF.

Por otro lado, ha permitido la atención de servicios y contratos funerarios, con validez jurídica. Tuvieron lugar contrataciones por vía telemática y telefónicamente gracias a un sistema de grabado de las conversaciones. También han activado productos y servicios más actualizados.

Toda esta transición digital ha supuesto que desde marzo hasta ahora estas empresas hayan podido continuar con su trabajo y las familias homenajear a sus difuntos. En Barcelona se han realizado más de 215 contrataciones online al 100% y más de 5.140 documentos firmados de forma electrónica. Y el total de contratación digital hasta la fecha es de 5.197 en todo el país, según informan fuentes del Grupo Mémora a ECD.

Colapso durante la pandemia
La mayoría de las instalaciones funerarias no tienen actualmente el mismo nivel de colapso que tuvieron en plena pandemia. Según fuentes de ASV: “Actualmente estamos trabajando de forma normal para las fechas en las que nos encontramos”.

De los establecimientos que el Grupo Mémora tiene en Madrid hay un 15% más de defunciones con respecto a las mismas fechas del año pasado. Además de un incremento de defunciones en todas sus instalaciones de aproximadamente un 8% de media. En San Sebastián y en Soria no han tenido ningún fallecido. Sin embargo en Barcelona 60 fallecidos en lo que va de mes.

Tendencia constante de incinerar
Creció mucho durante la pandemia la tendencia ya antes existente de incinerar a los difuntos. Según datos aportados por el Grupo ASV a ECD las incineraciones han aumentado en el mes de septiembre un 7,13%. Siendo en enero de un -2,2% y un 6.6% aproximadamente en los meses de verano. Desde Mémora, confirman que han vuelto a los niveles anteriores al coronavirus a nivel nacional. Durante la pandemia en sus establecimientos de Barcelona se dio un 80% de incineración y actualmente un 55%.

Incineraciones en otras comunidades autónomas
Durante el pico de la primera ola se derivaron incineraciones, principalmente de Madrid, la ciudad más afectada, a otras ciudades como Burgos, Jaén o País Vasco. Madrid tenía los hornos crematorios colapsados, por lo que hubo familias que acordaron con las empresas funerarias llevar al difunto a otra comunidad autónoma.

Actualmente no ocurre eso, la incidencia ha bajado y en Madrid por ejemplo se han aumentado los crematorios en funcionamiento de 28 a 34.

Ya en el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias
Al inicio de la pandemia reclamaron al Gobierno la falta de una línea directa de contacto con el Ministerio de Sanidad y CCAES. La semana pasada aceptaron su petición. Había mucha desinformación y eso retrasaba más el trabajo entre los sanitarios y las empresas funerarias. “Cuanto antes lleguemos al hospital, antes queda una cama libre”, concluyen fuentes de Mémora.


Mémora recurre la privatización de Serveis Funeraris de Barcelona (Expansión)

D. CASALS
@informatiu
BARCELONA
22 OCT. 2020 – 11:30

El Ayuntamiento suspende la venta del 15% de acciones que tiene del principal operador funerario de la ciudad mientras se resuelve el litigio.

La privatización del 15%_de acciones de Serveis Funeraris de Barcelona (SFB) que queda en manos del Ayuntamiento de Barcelona se paraliza después de que la Justicia haya aceptado las medidas cautelares que solicitó una filial de Mémora, el grupo que controla el 85% restante. Este grupo está controlado por el fondo canadiense Ontario Teacher’s Pensions Plan.

Mémora presentó un contencioso en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) en contra de la venta que acordó el plenario a principios de año. Fuentes municipales creen que la próxima semana podría conocerse la sentencia. Si es favorable al consistorio, el Ayuntamiento dejó claro ayer que continuará adecente con la enajenación. Mémora rechazó realizar declaraciones.

Si la subasta quedase desierta, Mémora podría ejercer una opción de compra preferente. El objetivo del consistorio es obtener un mínimo de 143.404,16 euros (sin IVA) por cada acción de SFB, a través del hólding público Barcelona de Serveis Municipals (B:SM). En total, prevé ingresar al menos 27,96 millones, una cantidad que el equipo de gobierno de BComú y PSC se compromete a destinar a vivienda y rehabilitación. En 2018, último ejercicio con datos disponibles, SFB facturó 53,9 millones y ganó 10,15 millones.

SFB es una antigua empresa cien por cien municipal que empezó a privatizarse por fases en 1998. Gestionó el sector en régimen de monopolio hasta 2006, cuando abrió el primer tanatorio privado, situado en la Ronda de Dalt, de Áltima.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, intentó sin éxito en el pasado mandato promover una funeraria pública. Finalmente, el fin del duopolio llegará próximamente de la mano de un tercer operador, Funeraria San Ricardo, que tiene licencia para construir un tanatorio en una antigua nave industrial en Sants. Hay otro proyecto, del que ha trascendido muy poco y que no tiene permiso, situado en una parcela propiedad de una parroquia en la plaza Ferran Casablancas, en Sant Gervasi.


Las muertes diarias por Covid se han cuadruplicado desde agosto (Cope)

En octubre se ha pasado a 80 muertes al día. Madrid y Barcelona es donde más impacto está teniendo la pandemia también en la segunda ola

Carmen Labayen Jefa de Sociedad, Nuevas Tecnologías y Casa Real en COPE
Tiempo de lectura: 3′ 21 oct 2020 – 11:31 Actualizado 11:46

De 20 fallecidos de media al día por Covid-19 en agosto hemos pasado a 80 muertes cada día en octubre, las cifras de mortalidad se han multiplicado por cuatro en menos de dos meses y han ido creciendo gradualmente desde el verano. Así lo reflejan los registros de Sanidad recopilados por COPE y así lo están notando también las empresas funerarias.

Aunque muy por debajo del exceso de mortalidad registrada en los últimos meses y semanas en España, las cifras que a diario ofrece el ministerio de Salvador Illa reflejan también una clara progresión en los registros semanales de fallecidos con certificado de defunción en esa misma semana. De reflejar 141 fallecimientos semanales el 31 de agosto hemos pasado a 553 el 20 de octubre, cuatro veces más en algo más de seis semanas.

Un claro aumento de la mortalidad que se traduce en un progresivo aumento de los entierros desde el verano que en el sector funerario sitúan en el mes de julio y que ha sido continuo desde entonces, aunque estemos muy lejos de lo peor de la primera ola de la Covid cuando llegamos a superar las 900 muertes diarias en esos mismos registros oficiales.

“En Madrid en la última semana de marzo y en las dos primeras semanas de abril fallecieron algunos días casi 400 personas al día, ahora tenemos unos 39 fallecidos al día en Madrid, lo que equivale a un 10 por ciento de la incidencia de la pandemia con respecto a los peores momentos” explica a COPE Alfredo Gosálvez, secretario general de PANASEF, principal patronal del sector de los servicios funerarios.

Unas cifras que considera extrapolables aunque con ciertas diferencias geográficas al conjunto de España en esta segunda ola y que comparte también Fernando Sánchez director de relaciones institucionales en el Grupo Mémora que pone como ejemplo el caso de Barcelona donde según señala “en septiembre se han duplicado los entierros con respecto a agosto, los de agosto casi duplicaron los de julio , y en octubre visualizamos llegar al 150 por ciento con respecto a junio que fue el momento más tranquilo”.

Y es que según constata Sánchez los fallecimientos crecen “día a día, aunque no de forma tan acelerada como en la primera ola son aumentos más pausados y no estamos viendo un número exponencial en el auge de las defunciones”.

Con respecto a marzo “estamos en un diez por ciento de las cifras que entonces afrontábamos pero es verdad que desde el verano el crecimiento es importante” señala el portavoz de Mémora que hasta el 18 de octubre llevó a cabo 230 entierros en la Ciudad Condal y prevén superar ampliamente los 400 a finales de mes.

“Madrid y Barcelona es donde más impacto está teniendo la pandemia también en la segunda ola, pero vemos que otras grandes ciudades como Sevilla, que tuvo bajo impacto de la pandemia en la primera ola, registra ahora cifras superiores a las del mes de marzo”, explica Fernando Sánchez.

En efecto y durante la primera ola, desde marzo hasta finales de mayo, el equivalente a las semanas de 11 a 21 se produjeron 135.210 muertes en España, 48.699 de ellas en exceso según los registros del Instituto Nacional de Estadística (INE) para esas 10 semanas con respecto a 2019 y 46.516 más de las contabilizadas en 2018. En la segunda oleada entre julio y finales de septiembre, en las 11 semanas que van desde la 28 a la 39 (la última disponible en el INE), 18.286 más que en el mismo periodo de 2019 cuando se registraron 78.494, y 10.080 más que en esos mismos meses de 2018.

Desde el inicio de la pandemia las funerarias han aumentado entre un 10 y un 15 por ciento sus plantillas y también su capacidad logística para dar respuesta a un exceso de mortalidad que en el conjunto del año representa un aumento del 18 por ciento sobre la mortalidad esperada.

“No podemos hablar de agobio, podemos hablar más bien de todo lo contrario de que estamos preparados, hemos aumentado stock, tenemos más personal, hemos mejorado la formación del personal y la preocupación de mejora ha sido en todo el ámbito nacional” concluye Gosálvez al frente de PANASEF, que engloba al 70 por ciento de las funerarias en nuestro país.


Las funerarias españolas se unirán por Los Santos en un homenaje floral a las víctimas del Covid (cordobabn.com)

El acto se desarrollará el día de todos los santos a las 9.00 horas

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (PANASEF), junto a todas las empresas españolas del sector, están preparando un homenaje a las víctimas de la pandemia y a todos los fallecidos durante este año, a través del lenguaje simbólico de las flores y de un minuto de silencio, que tendrá lugar el 30 de octubre a las 9.00 horas, con motivo de la celebración del Día de Todos los Santos.

El homenaje también busca mostrar el compromiso del sector con el acompañamiento a los seres queridos en su proceso de duelo y dar un “merecido reconocimiento a la gran labor profesional del personal funerario, el último y en ocasiones olvidado eslabón de la cadena sanitaria durante esta pandemia”, según informa PANASEF.

Así, durante el Día de Todos los Santos se desarrollará un acto en cada una de las empresas de servicios funerarios del país que conforman el sector. En el acto se guardará un minuto de silencio por los fallecidos.

Además, destacará el uso en los homenajes de tres tipos de flores: el crisantemo, que representa la eternidad, con el objetivo de honrar la memoria de los fallecidos; el clavel, que representa la amistad y el cariño sincero hacia las familias y, la gerbera rosada, con el que quieren expresar el agradecimiento a todos los profesionales.

Según destaca PANASEF, durante los días más duros de la pandemia, y posteriormente, se han visto por toda la geografía española diversos homenajes a trabajadores sanitarios y víctimas, “desde los aplausos a palabras de agradecimiento y reconocimiento”.

“En el sector funerario somos 12.000 profesionales en toda España que hemos estado en el epicentro de esta crisis. Lo hemos vivido desde dentro y queríamos aprovechar estas fechas para homenajear a quien más se lo merece: nuestros difuntos y sus familias. También a nuestros profesionales, a veces olvidados, que hacen posible la imprescindible labor social de la profesión”, ha subrayado el presidente de PANASEF, Juan Vicente Sánchez-Araña.

Por su parte, el secretario general de PANASEF, Alfredo Gosálvez, ha explicado que pensaron en un homenaje para el Día de Todos los Santos, pero “parecía que ya se había dicho todo y que las palabras no eran suficiente para expresarse”.

“Por esa razón se nos ocurrió recurrir al lenguaje universal de las flores, íntimamente ligadas a nuestra profesión y al adiós de los seres queridos, para decir mucho más que lo que se puede decir con palabras”, ha explicado.


Asfuncat adopta medidas especiales con motivo de la Festividad de Todos los Santos (Revista Funeraria)

Este año Todos los Santos será un día muy significativo para muchas familias que, a causa de la pandemia, no han podido despedirse de sus seres queridos como les hubiera gustado. Por eso, este año más que nunca, el objetivo es poder visitar los cementerios para rendir culto a los difuntos cumpliendo con todas las medidas de seguridad y restricciones establecidas. En este sentido, el sector funerario catalán, agrupado en Asfuncat, ha adoptado medidas especiales con motivo de la festividad de Todos los Santos para facilitar el acceso de los ciudadanos a los cementerios con todas las garantías de seguridad. Por ello, las funerarias catalanas se han preparado para continuar ofreciendo el mejor servicio y garantizar la seguridad de las familias realizando un control del aforo para mantener las distancias de seguridad, señalizando rutas y recorridos en el interior de los cementerios y proponiendo a la ciudadanía una serie de recomendaciones para evitar riesgos.

Recomendaciones y medidas de seguridad para visitar los cementerios:
Se recomienda escalonar las visitas al cementerio durante los días previos y posteriores a Todos los Santos, evitar las horas punta y limitar el tiempo de permanencia para evitar situaciones de riesgo.
Controlar el aforo de los recintos para respetar el máximo de una persona por cada 2,5 m2.
Controlar los flujos de movilidad estableciendo direcciones de entrada y de salida y recorridos para que las personas no se encuentren en sentidos opuestos.
Colocar dispensadores de gel hidroalcohólico a disposición del público en lugares accesibles y visibles per facilitar el lavado de manos.
En el caso de utilizar las escaleras móviles para acceder a los nichos, usar gel hidroalcohólico antes y después de utilizarlas.
Limitar el uso de los lavabos a una persona (excepto que requiera asistencia).
Reforzar la limpieza y desinfección de los servicios.
Incrementar el número de personas que habitualmente atienden a las visitas para garantizar todo el operativo.
Realizar los trámites por vía telefónica, correo electrónico o solicitando cita previa.
Es obligatorio el uso de mascarilla en todo momento excepto para personas que estén exentas por motivos de salud y los niños menores de 6 años.