Albia pide un aparcamiento para minusválidos y más iluminación en el tanatorio de Río Cabo (20 Minutos)

20M EP25.10.2019 – 12:28H

La empresa concesionaria del tanatorio-crematorio de Río Cabo, Albia, ha pedido al Ayuntamiento de Torrelavega algunas actuaciones para mejorar la prestación de sus servicios, como una mayor iluminación en el aparcamiento exterior o la dotación de una plaza para personas con discapacidad y movilidad reducida.

Así se lo ha trasladado el gerente del Albia en Cantabria, Álvaro Pérez, al alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada, que ha visitado este viernes las instalaciones de Río Cabo acompañado por el primer teniente de alcalde y concejal de Obras, José Manuel Cruz Viadero; y los concejales de Movilidad y Urbanismo y de Cementerios, Gerson Lizari y José Luis Urraca, respectivamente.

En declaraciones a la prensa durante su visita, el regidor ha explicado que el encuentro tenía como fin que la empresa concesionaria de este tanatorio municipal expusiera sus necesidades para ver cuáles puede facilitarle el Consistorio, como dueño de la parcela y de su concesión.

Así, ha destacado que se trata de un servicio “con una vocación comarcal indudable” y que el Ayuntamiento está “dispuesto e interesadísimo” en colaborar con “todas las organizaciones que prestan servicio en su nombre”, como es la empresa Albia en este caso.

En concreto, López Estrada ha dicho que le han pedido mejoras en la iluminación, una plaza de minusválidos en la parte más cercana a la entrada y mejoras en la señalización desde el centro de la ciudad o las arterias principales, y ha añadido que colaborarán en “todos aquellos servicios” que el Ayuntamiento pueda facilitar, como el de transporte urbano y los horarios del autobús o la gestión en torno a los taxis municipales.

Por su parte, el gerente de Albia ha añadido que por la noche la luz en el exterior del tanatorio es “muy precaria” y las personas mayores “pueden caerse o tener problemas al salir de los coches”, además de que existen problemas de arbolado, ya que éste que “no deja tener la vistas necesarias”.

Pérez ha asegurado que desde la empresa están “encantados” porque en esta legislatura “se les ha escuchado rápidamente” tras varios intentos anteriores con otras Alcaldías, y ha considerado que “tampoco se pide nada del otro mundo”.

Además, ha señalado que las actuaciones que demandan son para mejorar la calidad de un servicio municipal que es “para todos” y que supone “un lujo para Torrelavega”, por lo que “hay que intentar cuidarle”.

Por último, ha indicado que se trata del único crematorio de la zona oriental de Cantabria y en él se realizan en torno a 650 o 700 incineraciones al año. No obstante, ha lamentado que “la competencia es grande” en la ciudad, que cuenta con “varios” tanatorios y crematorios, por lo que “no tenemos la afluencia que deberíamos de tener como tanatorio municipal”, ha sentenciado.


Los vecinos de Toral contrarios al tanatorio acuden al Procurador del Común (Diario de León)

REDACCIÓN
DIARIO DE LEÓN26/10/19

m. c. | ponferrada
Dado que el Ayuntamiento de Toral de los Vados les ha asegurado que todo está en regla y que la construcción de un nuevo tanatorio en la calle de la Iglesia Vieja tiene todos los permisos, los vecinos afectados y contrarios a la ejecución de este proyecto, por encontrarse en una zona residencial y próximo a varias viviendas, han decidido llevar el asunto al Procurador del Común. También han iniciado una recogida de firmas para recabar apoyos e intentar paralizar la construcción de un nuevo tanatorio.

Los afectados ya han remitido al Ayuntamiento un escrito dirigido al alcalde, Pedro Fernández, en el que le dan cuenta, por escrito, de los motivos de su oposición y de las acciones emprendidas. «Queremos informar a este Ayuntamiento que hemos contactado con el Procurador del Común y que se ha abierto un expediente sobre esta queja», explican los vecinos contrarios al proyecto. Reclaman el alcalde la «paralización de las obras del velatorio de forma cautelar» para «buscar una solución alternativa o distinta que no nos perjudique a nosotros y al barrio». Y concluyen con una reflexión: «No quieras para los demás lo que no quieres para ti».

Un error en la referencia catastral recogida en la licencia, el «secretismo» con el que —aseguran— fue adquirido el terreno y la cercanías a las casas son algunos de sus argumentos.


El curso de la UNED ‘Almas, almos y ánimas’ se extiende al Real Sitio (El Adelantado)

Han intervenido personalidades significativas y reconocidas en diferentes ámbitos académicos y culturales

EL ADELANTADO|
25 octubre, 2019110

El Curso de Extensión Universitaria del Campus Noroeste de la UNED ‘Almas, almos y ánimas’ se ha desarrollado durante dos días en dependencias municipales del Real Sitio, actividad llevada a cabo en  colaboración  con Funespaña, el Ayuntamiento y el Centro Asociado de la UNED en Segovia.

Desde el mismo momento del nacimiento de una persona, la única certeza que resulta inexorable es su muerte. Por ello, y a pesar de que gran parte de la sociedad ha intentado soslayar el más natural de los sucesos, todavía se sigue considerando como un tema tabú.

En consecuencia, en este curso se han planteado investigaciones y opiniones desde perspectivas tan diferentes y complementarias como la filosofía, la antropología, la ciencia, la cultura o la comunicación, interviniendo personalidades tan significativas y reconocidas en sus diferentes ámbitos académicos y culturales como el naturalista Joaquín Araújo Ponciano; la profesora de la Universidad de Valladolid, Mercedes Sanz de Andrés; la profesora de la Universitat Abat Oliba CEU y cinematógrafa Yolanda Cruz López; la abogada María Gómez Casas; la periodista Nieves Concostrina; el filósofo Francisco Javier Sádaba Garay; la profesora de la Universidad de Barcelona, Mercedes Fernández-Martorell; y el periodista Jesús Pozo Gómez.

Entre los asistentes, destacan  más de un centenar de estudiantes matriculados de manera presencial o por streaming, tecnología que ha permitido no solo la contemplación de las ponencias a través de Internet, sino la intervención de las personas matriculadas mediante el chat habilitado para su participación desde toda la geografía española e incluso Alemania o Francia.

Y aunque puede que resulte un lugar común, hay que incidir en que “la muerte ya no es la que era”, y asuntos tan diversos como los epitafios, la eutanasia o el suicido se mezclan y están presentes en nuestro día a día por medio de las producciones cinematográficas, el medio ambiente, las nuevas tecnologías, los monumentos funerarios y los medios de comunicación, o disciplinas tan prácticas como el derecho mortuorio, especialmente los testamentos.


Seguros de muertos: hasta para ir a la tumba hay que tener dinero (El País)

Casi la mitad de la población española tiene una póliza de decesos, un producto que ahora trata de enganchar a los jóvenes y se vuelve verde

SANDRA LÓPEZ LETÓN
Madrid 26 OCT 2019 – 22:52 CEST

Vivir no es barato, pero morirse tampoco. El descanso eterno en un nicho, tumba o panteón no cuesta tanto como una hipoteca o el alquiler de una vivienda pero es un gasto —puede alcanzar los 7.000 euros dependiendo de la localidad donde se realice la inhumación o incineración— que descalabra la economía de cualquier familia, sobre todo si llega sin previo aviso. Además de caro, el proceso funerario es doloroso y engorroso.

Dinero y dolor sustentan el conocido por las generaciones más mayores como “el seguro de los muertos”, un producto genuinamente español que no existe en ningún otro país del mundo — donde solo se paga una indemnización por muerte—. Y, a pesar de tener más de un siglo de vida, parece estar más vivo que nunca. Las aseguradoras ofrecen ahora nuevas coberturas para ser usadas en vida y primas más baratas en la contratación para atraer a las familias más jóvenes. “En los últimos cinco años el seguro de decesos está viviendo una segunda juventud”, apunta José Luis Ramírez del Puerto, director de Particulares Personales de Caser, con más de 300.000 asegurados.

Además, las compañías empiezan a dar respuesta a las nuevas tendencias que recalan en el sector y que reclaman una mayor concienciación con el medio ambiente, tanto a la hora de llevar a cabo inhumaciones como cremaciones, así como el uso posterior de las cenizas. Y así, cada vez son más los clientes y familiares que piden funerales ecológicos, cementerios naturales (el entierro se hace directamente en la tierra y con el cuerpo sin embalsamar), flores y urnas biodegradables y ataúdes de cartón, aptos para cadáveres de hasta 125 kilos, fáciles de montar y de transportar que sólo pesan 11 kilos. “Los entierros clásicos, los de toda la vida, no son biodegradables y muchos de los que ahora optan por una vida 100% verde también eligen, para su muerte, un funeral ecológico”, dice Juan Carlos Blázquez, director de Prestaciones en Santalucía, líder en el sector con 6,3 millones de clientes y 117.350 nuevas pólizas en el último año.

Al tanto de las nuevas modas están los casi 22 millones de personas que tienen contratado un seguro de decesos en España. Entre 2012 y 2018, el número de asegurados se ha incrementado en 616.259 personas. El volumen de primas alcanzó los 2.367 millones de euros en 2018, un 4% más que un año antes, según ICEA.

Los datos vienen a decir que casi un 47% de los españoles tiene un seguro de decesos. “Es uno de los seguros que cubre a más personas. Solo le supera en capilaridad el del automóvil y hay que tener en cuenta que el de decesos no es obligatorio”, indican en Unespa. La patronal estima que las aseguradoras se hicieron cargo del 61% de los entierros ocurridos en España en 2018, unos 275.000 sepelios. Esta proporción se ha mantenido estable durante los últimos 15 años, ya que apenas el 6,7% de las pólizas se anulan. “La mayoría de las cancelaciones se producen para contratar otro seguro en otra entidad o por el fallecimiento de los asegurados”, asegura Ramírez del Puerto.

Lo curioso es que, a pesar del aparente poco interés y preocupación que muestran las generaciones más jóvenes por la muerte, las estadísticas de Unespa reflejan que cuatro de cada diez veinteañeros tiene un seguro de decesos. De hecho, en algunas compañías la edad media de contratación se coloca en los 35 años, según Blázquez. Esto es así porque varias generaciones de la misma familia suelen figurar dentro de la misma póliza, incluso sigue siendo muy habitual incluir a los recién nacidos. Unespa cuenta que un 19% de los menores de cinco años tiene esta protección, lo que refrenda el carácter familiar de la póliza.

El secreto de la eterna juventud de este producto es que juega con la vida y la muerte. Ha incorporado nuevos servicios de uso en vida que las pólizas tradicionales no tenían. El riesgo principal sigue siendo la prestación del servicio fúnebre: caja, coche, nicho, incineración, asistencia en viaje, ayuda psicológica, tramitación de documentos y consultas jurídicas. Las familias pueden contratar servicios de inhumación, de incineración o solo de tasas en caso de que ya cuenten con un nicho o sepultura en propiedad (recuerde que estos espacios municipales son concesiones administrativas temporales).

Dentista o pediatra
Si bien, “hay una continua evolución donde caben todo tipo de servicios y coberturas absolutamente heterogéneas. Seguramente es un camino que está empezando; es difícil siquiera aproximar dónde puede situarse esta nueva oferta en el medio y largo plazo”, indica el experto de  Caser. De momento, incluyen desde gestión de testamentos y borrado de huella digital hasta orientación pediátrica, asistencia posparto y crioconservación de células madre, nutricionista o protección en caso de acoso digital a menores, indican en Mapfre. La compañía lanzó hace un par de años un seguro de decesos con más de 30 servicios para incentivar la contratación por parte de familias jóvenes. Lo mismo que Santalucía, que comercializa un seguro para menores de 40 años que ofrece garantías opcionales: bricoasistencia, pérdida de llaves, mascotas…

El coste de una póliza varía en función de la edad de los asegurados, los gastos del entierro por provincias y los servicios contratados. Pueden ir desde los 98 euros anuales por persona a los 325 al año por familia. Los que más años viven pueden acabar pagando tres o cuatro veces su propio entierro. Lo malo es que uno sabe que se muere, no cuándo se muere, así que si los trámites se hacen sin seguro, hay que tener en cuenta que un féretro puede costar desde 600 hasta 10.000 euros; un coche fúnebre parte de 150; una sala en el tanatorio, desde 600 euros; un nicho doble, más de 2.400 euros… Por ejemplo, “el coste medio de un servicio básico con inhumación en unidad de enterramiento ya adquirida está en unos 3.300 euros más IVA”, indican en la empresa municipal Servicios Funerarios de Madrid (SFM), donde más del 65% de los clientes son aseguradoras. Esta empresa, que tiene sus orígenes a principios del siglo XX como la empresa de Pompas Fúnebres de Madrid, dispone tanto de funeraria, como de tanatorios (M30 y Sur) y la gestión de los 14 cementerios y dos crematorios municipales.

CONCESIONES
Los cementerios municipales ofrecen concesiones de los espacios de enterramiento que dependen de una heterogeneidad de ordenanzas. En Madrid los plazos van de 10 a 75 años, que es lo máximo que se ofrece desde 2016. Las anteriores mantienen su concesión de 99 años. Tras el vencimiento, o se renueva o los restos pasan a ser exhumados. A pesar del pensamiento colectivo, no hay unidades de enterramiento de por vida, lo que se conoce como perpetuas. El ayuntamiento como titular de la propiedad del cementerio concede solo los derechos de uso. Lo que sí se permite es la transmisión de titularidad a los herederos. Esto significa que, aunque en internet circulen muchos anuncios alquilando o vendiendo nichos, no es posible. “No se puede hacer un traspaso o alquiler entre particulares, ya que deben demostrar que son herederos”, explican en la empresa municipal Servicios Funerarios de Madrid (SFM). Si lo hacen es por desconocimiento, añaden.


Mémora cierra la compra de la funeraria Montero y se refuerza en Madrid (La Vanguardia)

REDACCIÓN
27/10/2019 10:22Actualizado a27/10/2019 11:04
Barcelona, 27 oct (EFE).- Mémora, uno de los principales grupos de servicios funerarios de España, ha cerrado la compra de Servicios Funerarios Montero, una adquisición que le permitirá reforzarse notablemente en la Comunidad de Madrid.

En una entrevista concedida a Efe, el consejero delegado de Mémora, Juan Jesús Domingo, ha explicado que esta operación, que ya tiene el visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), supone que el grupo “multiplicará por cuatro” su presencia en la Comunidad de Madrid y pasará a ser un actor clave en este territorio.

“La adquisición de Servicios Funerarios Montero supone un salto cualitativo y cuantitativo de la presencia de Mémora en la Comunidad de Madrid” y la operación más grande llevada a cabo la compañía desde que Ontario Teachers’ Pension Plan se hizo con la propiedad del grupo, en 2017.


El seguro de decesos bate récords con 202.000 altas en Castellón (El Periódico Mediterráneo)

El año pasado fallecieron 5.600 personas y cada funeral tiene un coste de 3.500 €

ELENA AGUILAR
28/10/2019
Es ley de vida. Desde un punto de vista biológico, todos los seres humanos nacen, crecen, se reproducen (o no) y, finalmente, mueren. En Castellón cada día lo hacen 15 personas y cada entierro tiene un coste medio de unos 3.500 euros, según datos de la Organización de Consumidores de España (OCU). Con esos dos elementos irrumpe un negocio muy estable, el de la muerte, que mueve unos 52.000 euros al día, 19 millones al año. Y subiendo. Porque a medida que la población de la provincia va envejeciendo, las muertes evolucionan en la misma dirección. En el 2018 fallecieron 5.593 personas, un 15,6% más que durante el ejercicio 2010, cuando fueron 4.837.

Féretro, sala de tanatorio, flores, gestión de documentos, esquelas, traslados al cementerio, personal de asistencia e inhumación en nicho y, cada vez más, incineración. El final de la vida puede parecerse al final de una película donde el difunto ha sido el protagonista. Pero si en el cine se paga para entrar, en este mundo hay que pagar para salir. Y morirse no es barato. Por eso aumentan las personas que optan por sufragar durante muchos años de su vida un seguro de deceso. En Castellón, y según las últimas estadísticas de Unespa, la patronal de las compañías aseguradoras, 202.409 personas ya tienen contratada una de estas pólizas, un 2,13% más que un año antes. En el conjunto de España, con 21,7 millones de asegurados, el sector se hizo cargo en año pasado del entierro de 275.160 personas, el 61% del total de los fallecidos, y el de decesos ya es, tras el de automóviles, el producto asegurador con mayor implantación.

¿De qué morimos en Castellón?

Más allá de los datos, tras cada servicio a la muerte hay decenas de personas que viven de ello. Operarios de cementerio, marmolistas, floristeros, piscólogos, conductores, gerentes de tanatorio… todos forman parte de un sector que en los últimos años se ha transformado radicalmente. Para los ojos de la mayoría, el trabajo de estos profesionales mezcla tabúes, reparos y, sobre todo, mucho desconocimiento.

36 TANATORIOS EN LA PROVINCIA // El primer tanatorio en Castellón se inauguró en 1993. Se trató del Tanatorio Magdalena, en la carretera de Borriol de la capital, propiedad de una empresa (Funeraria Magdalena), que poco a poco ha ido expandiéndose. «En poco tiempo abriremos uno en Almassora y vamos a construir otro en Moncofa», explica Francisco J. Cerdá, gerente de una compañía que hoy cuenta con 7 instalaciones y una amplia red de delegaciones por toda la provincia.

El de Vicente Blay Casino es otro de los nombres propios del sector en Castellón. Tiene 63 años y lleva desde los 18 trabajando en la funeraria que en 1932 fundó su abuelo. «Soy funerario por vocación. Tuve la oportunidad de decidicarme a otra cosa, pero esta profesión siempre me ha gustado», cuenta el gerente de Nuevo Tanatorio-Funeraria Blay, con ocho funerarias en la provincia.

La familia Casino gestiona ocho tanatorios en Castelló, pero la cifra de instalaciones funerarias no ha dejado de crecer. En la provincia existen 36 (datos de Panasef, la Asociación Nacional de Servicios Funerarios), prácticamente el doble que hace 15 años. «Con la construcción de los primeros tanatorios, el ritual del entierro cambió radicalmente y la pompa fúnebre cayó en desuso» describe Blay Casino, que cuenta que España tiene la red de instalaciones mortuorias más amplia de Europa y, probablemente, la más moderna. De hecho, en España existen casi 2.000 tanatorios, y el sector factura 1.4000 millones al año, siempre según Panasef.

Con los años han cambios las costumbres y hoy los tanatorios cierran sus puertas a las nueve de la noche (antes permanecían abiertos las 24 horas) y muchas misas ya se celebran en la propia instalación, sin ir a la Iglesia. «La sociedad ha cambiado y nosotros nos hemos adaptado a todo eso», insisten en el propio sector.

CADA VEZ MÁS INCINERACIONES // Lo que también ha cambiado es el destino de los difuntos. Y ahí es donde entra en escena la incineración. En Castelló supone prácticamente la mitad. «Cada vez se incinera más y la cremación es más común en las ciudades que en los pueblos, pese a que también está aumentando», añade Cerdá.

Otro sector que vive de la muerte es el de las lápidas. En Castellón existen, al menos, una docena de empresas que se dedican a su fabricación. Mármoles López, en Burriana, es una de ellas. «Las más demandadas son las más sencillas, aunque hacemos todo tipo de trabajos», cuenta Laura Ruiz, propietaria de una empresa que trabaja en Castellón y también en Tarragona o Albacete.


Prohibido morirse en Majadahonda (El País)

El cementerio municipal estará colmado antes de que finalice el año. Solo quedan 21 nichos libres

FRAN SERRATOTwitter
Madrid 28 OCT 2019 – 03:27 CET

El cementerio de Majadahonda, el lunes pasado, donde se procederá a la exhumación de 111 nichos. Muchos de ellos están sin inscripciones. DAVID EXPÓSITO
Cuando llega la parca no hay excusa que valga. Ni siquiera que el camposanto esté al borde del colapso, como ocurre en Majadahonda, un municipio al noroeste de la región con 73.000 habitantes. Su cementerio municipal cuenta con 21 nichos libres, una cantidad que el PSOE considera ridícula si se toma como referencia los 340 óbitos registrados en la localidad el año pasado. Tampoco quedan apenas columbarios ni sepulturas disponibles. Los socialistas denuncian que la necrópolis estará colmada antes de que finalice el año, pero fuentes municipales (gobiernan PP y Vox, en coalición) aumentan el plazo hasta los dos años.

El PSOE preguntó sobre la capacidad del cementerio en un pleno celebrado en julio. Recibió la respuesta meses más tarde. En un documento fechado el 24 de septiembre y firmado por el concejal de Urbanismo, Manuel Troitiño, el Ayuntamiento reveló que existían 28 nichos libres (ahora solo quedan 21) y que “en una sencilla traslación estadística en función de la demanda estimamos que a primeros de año habríamos cubierto la oferta”. El texto también señala la disponibilidad de 109 columbarios, “los elementos que más se demandan”, y reconocía cubiertas las necesidades de los dos próximos años. Por último, se indicaba la existencia de 23 sepulturas libres, enterramientos en el suelo de los que apenas se realiza uno al mes.

“Esta situación refleja una falta de planificación de los sucesivos gobiernos del PP. El cementerio se construyó en los años sesenta, cuando la población no alcanzaba los 10.000 habitantes, pero hace mucho tiempo que se quedó pequeño”, reconoce Manuel Fort, portavoz del PSOE. Su partido cree que la necrópolis estará colmada antes de que finalice el año, un extremo que rechazan fuentes municipales, que consideran garantizados los enterramientos de los dos próximos años. Hasta septiembre, en Majadahonda habían fallecido 196 vecinos y la cifra total del año pasado alcanzó los 340 óbitos, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Para paliar la falta de espacio, el Ayuntamiento realizará una exhumación general que permitirá liberar 111 nichos, como indican unos carteles en el propio cementerio. Fort considera que la medida es insuficiente.

Tarifas funerarias
La última ampliación del camposanto, de 11.000 metros cuadrados, se produjo hace seis años, cuando el Consistorio aprobó una partida de 45.000 euros para construir 192 nichos, 180 columbarios y 60 sepulturas. El 26 de febrero de 2018, durante el pasado mandato, la Junta de Gobierno Local adjudicó a Servicios Funerarios Funemadrid el contrato de servicios de enterramiento y conservación del cementerio y tanatorio municipal durante cuatro años por un montante de 248.000 euros. La nueva empresa aumentó ligeramente las tarifas del cementerio establecidas por Mémora, la anterior concesionaria. Ahora, el precio por el alquiler de un nicho por 10 años alcanza los 611 euros, mientras que el de un columbario durante 25 años cuesta 255 euros. Las personas que no están empadronadas en la localidad deben pagar el doble de esas cantidades.

Fort se queja de falta de previsión y tilda la situación de muy grave: “No podemos añadir este problema al dolor de las familias que pierden a un ser querido. Desconozco si pueden hacerse convenios con otras poblaciones, pero la gente quiere tener cerca a sus difuntos, visitar sus tumbas. Este asunto exige una respuesta inmediata del Ayuntamiento”. La Ley de Bases de

Régimen Local establece que las competencias en materia de cementerios y servicios funerarios son de competencia exclusivamente municipal, por lo que los Consistorios están obligados a prestarlos. La normativa no indica la fórmula en la que deben gestionarse, por lo que es posible privatizarlos. Majadahonda lo hace desde 2008, aunque han sido varias las voces que han reclamado su remunicipalización en los últimos años, especialmente IU.

Nuevo cementerio
Fuentes municipales indican que la solución a la falta de espacio pasa por construir un segundo cementerio. No ha sido posible, aseguran, porque la oposición se ha negado a modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), un trámite que podría demorarse en dos años. La última actualización se realizó en 1997, antes de que se liberalizara el sector de actividades mortuorias. El PSOE afirma que rechazó la modificación puntual del plan porque ligaba la construcción de un nuevo camposanto al de un tanatorio, mientras que Ciudadanos acusó al PP de no hacer los deberes y de engañar a los vecinos: “El problema se les ha hecho grande por su dejadez, o me van a decir que se han enterado hace un mes de que hay una empresa que desea construir el tanatorio cerca de una zona residencial”, señaló Ana Elliot, portavoz de la formación naranja, en un pleno celebrado en noviembre de 2017.

Unos meses antes, Mémora pidió una licencia para levantar un nuevo tanatorio en una parcela de Roza Martín, una urbanización de nueva creación al suroeste de la localidad. El plan urbanístico contempla que ese suelo es dotacional, por lo que la construcción es legal, a pesar de las protestas de sus vecinos por la ubicación, a escasos 200 metros del colegio Endaze. La licencia, que contaba con los informes favorables de la Comunidad, se otorgó por silencio administrativo. El equipo de Gobierno del mandato anterior, del PP, entendió que el emplazamiento no era el ideal. Para frenar el proyecto llevó a pleno hasta en tres ocasiones la modificación puntual del PGOU y proponía levantar otro tanatorio y un segundo cementerio alejado de la zona urbana (la ley marca una distancia mínima de 500 metros).

Toda la oposición votó en contra al entender que si lo hacía en otro sentido incurriría en un delito de prevaricación y podría llevar a Mémora a presentar una reclamación por incumplimiento de licencia. En ese caso, el Ayuntamiento debería hacer frente a una sanción económica millonaria. La construcción del nuevo tanatorio fue suspendida temporalmente, pero en estos momentos los trabajos siguen su curso.


Áltima busca generar un impacto positivo a partir de cinco ámbitos clave (El Periódico)

La compañía ha diseñado un plan de sostenibilidad con el fin de aportar valor social, ambiental y económico a su entorno
Trabaja en los ejes de acompañamiento, medioambiente, proximidad, responsabilidad y desarrollo profesional
Xavi Datzira

Barcelona – Lunes, 28/10/2019 – 07:40

El Camino del Bosque, en el cementerio comarcal Parc de Roques Blanques.
Mucho se está hablando de sostenibilidad, vinculada a la lucha por el cambio climático. Pero para la compañía de servicios funerarios Áltima este concepto va mucho más allá, ya que representa una oportunidad para que las empresas puedan afrontar los principales retos de la sociedad y construir una economía más inclusiva. “Para nosotros, la sostenibilidad consiste en lograr un impacto positivo que genere valor social, ambiental y económico, desde el modelo de negocio hasta los objetivos específicos”, explica Santi Cruylles, adjunto al comité de dirección.

En base a ello, Áltima ha puesto en marcha un proceso de estructuración para conseguir que esta idea sea “completa, congruente con la razón de ser de la empresa, que llegue a todos los estamentos de la empresa para conseguir resultados positivos en todos los ámbitos y que sea reconocido interna y externamente”. Su Plan de Acción de Sostenibilidad Corporativa gira en torno a cinco puntos, de los que a su vez se derivan 12 objetivos operativos y 17 ámbitos de actuación, así como 36 iniciativas activas. “Partimos de cinco compromisos estratégicos que están íntimamente ligados a la misma esencia de nuestra empresa: somos funerarios y humanos”, recalca Cruylles.

 

Acompañamiento a las familias
El primer compromiso hace referencia al acompañamiento a las familias a quienes Áltima presta servicios funerarios integrales, base de su existencia como empresa funeraria y, por lo tanto, base de su programa de sostenibilidad. De él se extraen 4 objetivos operativos en torno a los cuales han puesto en marcha 14 iniciativas sostenibles. Por ejemplo, ofrecer un servicio funerario cada vez más integrado, personalizado y de calidad, con un nuevo sistema de contratación Asesora, así como con un sistema de medición de la satisfacción de las familias. Pensado en ellas también se refuerza el acompañamiento en el duelo por parte de profesionales especializados.

De la misma forma, la empresa busca mejorar la calidad y la innovación del sector funerario, mediante acciones como la promoción del posgrado de Tanatopraxia en la Universitat de Barcelona, la organización de jornadas formativas o la participación en eventos especializados. O la generación de conocimiento relacionado con la atención al final de la vida, a través de la cátedra WeCare, la Tanatopedia o los convenios con colegios de enfermeros y enfermeras.

 

Medioambiente
Si la conservación del entorno ya había sido una práctica habitual de Áltima, ahora se refuerza con este segundo compromiso estratégico, que incluye 3 objetivos operativos en torno a los cuales han emprendido 15 iniciativas sostenibles. En el campo de la gestión medioambiental eficiente, destaca la reedición del estudio que mide la huella de CO2 que conlleva la actividad en sus tanatorios, cementerios y crematorios, con el fin de idear medidas que ayuden a reducirla. O bien la optimización del consumo de agua y energía consumida.

De la misma manera, Áltima se ha propuesto incrementar sus servicios y productos respetuosos con el medioambiente, con espacios como el Camino del Bosque en Roques Blanques, el Jardín de las Amapolas y las urnas pluviales en Les Pruelles de Sitges o la zona para el esparcimiento de cenizas en Viladecans. También cuentan con distintos proyectos de protección de la biodiversidad, además de acciones dirigidas a la defensa del medioambiente, como el uso de coches fúnebres electricos o un catálogo de féretros y urnas ecológicos.

Zona exterior del Tanatorio de Terrassa que Áltima inauguró el año pasado.
Proximidad local
Ofrecer servicios locales, cercanos a las personas e instituciones vecinas es el tercer compromiso estatégico de la compañía de servicios funerarios, con el fin de aportar beneficios a su entorno geográfico más próximo. En este ámbito, aparecen tres objetivos operativos. Por un lado, colaborar con las entidades locales para maximizar el valor social a partir de un plan de acción comunitaria. Por el otro, proseguir con la donaciones a entidades próximas, como Cáritas Diocesana en Sant Feliu del Llobregat, la Fundación Marianao o la Fundación Make a Wish. Y, finalmente, proseguir con la colaboración que mantienen con instituciones de su entorno.

 

Gobierno responsable
Con este cuarto objetivo estratégico, Áltima tiene como misión garantizar una gestión responsable, informada, ética y transparente, a partir de dos acciones. En primer lugar, con la adhesión al Código de buenas prácticas de las empresas funerarias de Catalunya y, en segundo, con la elaboración del Código de Buenas Prácticas de Áltima y su mantenimiento en toda la empresa a través de la actividad del Comité de Conducta.

 

Desarrollo profesional
Finalmente, la compañía se ha propuesto configurar un espacio laboral inclusivo, motivador y participativo, que ofrezca oportunidades de desarrollo personal y profesional a todos los trabajadores. Para ello, han definido dos ámbitos de actuación. El primero de ellos tiene que ver con las posibilidades de participación y comunicación interna, y se incluyen acciones como premios para las ideas de mejora, una evaluación anual de rendimiento y el mantenimiento de su Colla de Veterans. Asimismo, Áltima cuenta con toda una serie de propuestas relacionadas con la formación continua, así como con la conciliación familiar e incentivos.

Con estos cinco compromisos estratégicos, Áltima se ratifica en el desarrollo de su posicionamiento como empresa sostenible, entendido desde su significado y contenido más amplio y completo. “Estamos empezando a darle forma y estructura, para asegurar que lo hacemos con la máxima eficacia y eficiencia. Los próximos años son clave para que este esfuerzo se desarrolle de manera adecuada y para empezar a tener un impacto positivo en todo el entorno”, concluye Santi Cruylles.


El cementerio de Polanco acogerá la iniciativa “Una melodía al recuerdo”

CEMENTERIO RECUERDO ACOGERA POLANCO INICIATIVA

El presidente de Funcantabria, Miguel Ángel Díaz, se ha reunido con la alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz. / ALERTA

El cementerio municipal de Polanco acogerá por primera este próximo 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, la actividad “Una melodía al recuerdo”, que consistirá en un miniconcierto a cargo de profesores de conservatorio que interpretarán en directo piezas musicales acorde a la celebración.
El objetivo, según explica el Consistorio en una nota de prensa, es acompañar a los vecinos que acuden al cementerio a recordar a sus seres queridos.

Durante una hora por la mañana, de doce del mediodía a una de la tarde para que no coincida con el oficio religioso, los profesores interpretarán piezas de música clásica instrumental para acompañar a las personas que ese día se acerquen a honrar a sus seres queridos.

Esta actividad llega de la mano de la empresa Funcantabria, gestora del tanatorio municipal, de forma que Polanco se incorpora a un evento que se puso en marcha hace dos años en Torrelavega y que este año se amplía a más cementerios de la capital del Besaya y también a los de Polanco, Cabezón de la Sal, Comillas y Los Corrales de Buelna.

Además, para publicitar la actividad se han editado carteles que se colocarán en los distintos paneles informativos que el Ayuntamiento tiene distribuidos por el municipio.

El objetivo es que los vecinos conozcan “esta novedosa iniciativa que se pretende mantener de cara a los próximos años”, ya que “ése es el interés de los promotores”.

El presidente de Funcantabria, Miguel Ángel Díaz, se ha reunido con la alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz, para presentarle el programa “Una melodía al recuerdo”, y destaca la “enorme satisfacción” que le supone ponerlo en marcha en Polanco.

Por su parte, Rosa Díaz agradece a Miguel Ángel Díaz y a su empresa “el compromiso con el municipio” que supone traer a Polanco esta iniciativa que “con tanta sensibilidad” puso en marcha el pasado año en Torrelavega.

La alcaldesa recuerda que el Ayuntamiento ha procedido en los últimos meses a realizar diversas actuaciones de mejora de las instalaciones del tanatorio, que en conjunto suponen una inversión municipal cercana a los 5.000 euros.

Así, en los últimos días se ha renovado el mobiliario de las distintas salas, en especial de los sofás que debido al uso y al paso del tiempo “estaban muy deteriorados”.

La alcaldesa anuncia que, a sugerencia de la empresa y de los usuarios, en los próximos meses se llevarán a cabo otros trabajos, comenzando por el acondicionamiento de los accesos al camposanto, ya que el asfalto se encuentra en mal estado.

También se tiene previsto acometer la instalación de un cerramiento en el tanatorio que, según Rosa Díaz, se hace muy necesario en invierno por el frío.


Las incineraciones ya superan a las inhumaciones en Palma (Ultima hora)

M.González | Palma | 28/10/2019

Por primera vez en Palma, el número de incineraciones ya es superior al de inhumaciones. Actualmente, un 54 por cierto de los fallecidos son incinerados, según cifras aportadas por el gerente de la Empresa Funeraria Municipal (EFM), Jordi Vilà. En el acumulado de enero a septiembre de 2018 entre los cementerios de Son Valentí y Bon Sosec se realizaron 1.758 incineraciones y en los mismos meses de 2019 fueron 1.762.
La balanza se empezó a inclinar en favor de las incineraciones a finales de 2018, año en que hubo un boom de este servicio.

En cuanto a los servicios prestados por la Empresa Funeraria, según las cifras acumuladas hasta septiembre, la EFM realiza el 75 % de los servicios funerarios, pues de 3.117 difuntos que fueron atendidos, 2.358 recibieron servicio de la empresa municipal y 759 de otras funerarias que trabajan en el cementerio.

En 2019 hay una tendencia de una bajada del 4% de defunciones, si bien el gerente ha explicado que se trata de flujos que cada año varían y que esta misma tendencia se da nivel estatal.

Novedades

El gerente de la Empresa Funeraria Municipal ha informado este lunes también de que se ha construido en el tanatorio Bon Sosec un nuevo portal para el acceso peatonal que enlaza con la estación de tren.

Además se ha implementado un nuevo plan de residuos en los 3 cementerios municipales, Son Valentí, Sant Jordi y Establiments, que incluye la recogida selectiva. Como la mayor parte de los residuos de estos cementerios son de tipo vegetal por las flores y la jardinería propia se estima que con este plan se pueden reducir en un 80% los residuos orgánicos.
Vilà ha anunciado asimismo que ya han terminado las obras de la primera fase en el sector más antiguo del cementerio, donde se suprimieron tumbas para esponjar y abrir viales de paso. Y se ha completado la construcción de 370 columbarios, lo que ha supuesto una inversión de 159.000 euros.

En el marco económico ha explicado que la consecución de resultados para el ejercicio 2019 se está realizando por encima de lo que se había presupuestado y por tanto la EFM sigue amortizando con recursos generados con la propia actividad las deudas bancarias. la previsión es cerrar el ejercicio 2019 con una deuda de 4.287.000 euros.

En relación a la evolución de las caducidades de las unidades de enterramiento, el gerente ha informado de que en estos momentos se han iniciado 387 expedientes por defecto de titularidad. Además este trimestre se está iniciando una nueva campaña de reclamaciones de pago de las tarifas de mantenimiento a 3.847 unidades de enterramiento.


MODELOS DE NEGOCIO

Las ‘start up’ revitalizan el sector funerario (Expansión)

CLARISA SEKULITS
MADRID

28 OCT. 2019 – 15:35

Las ‘start up’ se suman al reto del envejecimiento

Cómo aprovechar una vivencia para emprender
El auge de la incineración y el cambio de mentalidad generacional dan nuevos aires al sector funerario. Los jóvenes no quieren velatorios tristes. Para ellos es prioritario que sus entierros sean ecológicos y dejar en orden su legado digital.

“En este mundo no se puede afirmar nada con certeza, salvo la muerte y los impuestos”, bromeaba Benjamin Franklin. No cabe duda de que la muerte es uno de los negocios más seguros que existen. No depende de modas, ni de ciclos económicos. Y además es rentable.

El número de fallecimientos supera los 423.000, según datos de Panasef (Asociación Nacional de Servicios Funerarios). Una cifra que crece a paso lento, pero seguro. Y morirse no es precisamente barato. El coste de un entierro en España se sitúa en el entorno de los 3.500 euros, según cálculos de la OCU. De este modo, el sector funerario factura cerca de 1.500 millones de euros, lo que supone el 0,13% del PIB español. Un porcentaje que asciende al 0,34% si se incluyen los seguros de decesos.

Aires de innovación

Durante décadas, el negocio ha prosperado sin necesidad de grandes dosis de innovación. Pero en los últimos tiempos, las cosas han cambiado. “El panorama en el ámbito funerario ya no es el mismo. Se han producido cambios culturales y religiosos y los clientes requieren de servicios de mayor valor añadido”, comenta Ángel Urquiza, director de Innovación de Santalucía, aseguradora líder en el ramo de decesos.

El cambio en las creencias religiosas puede ser uno de los más decisivos para el sector. Sobre todo, de cara al futuro. Casi el 90% de los mayores de 65 años se considera creyente, según el informe Laicidad en cifras, 2018, de la Fundación Ferrer i Guàrdia. Pero el porcentaje desciende a medida que se analizan grupos de menor edad, hasta caer por debajo del 50% en los menores de 25 años.

Una de las consecuencias del creciente laicismo es el auge de la incineración (versus la sepultura). En 2005, sólo el 15% de los fallecidos eran incinerados. Doce años más tarde el porcentaje rondaba el 40%. Y, según estimaciones de Panasef, la cifra podría alcanzar el 60% en 2025 y ser mayor aún en el ámbito urbano.

Esto abre todo un nicho de mercado para las start up que sean capaces de ofrecer propuestas creativas para la conservación de las cenizas, desde reconvertirlas en joyas (incluso en diamantes) hasta fabricar piezas de alto diseño que se integren en la decoración del salón.

Por otro lado, los Millennial y la Generación Zeta tampoco son partidarios de los velatorios al uso. “Cada vez se tiende más a verlos como una oportunidad de celebrar, de compartir recuerdos y homenajear al fallecido, antes que de llorar”, comenta Urquiza. “La parte ecológica también tiene mucho peso. Que el entierro sea con huella de carbón cero, con ataúdes reciclables. O que las cenizas permitan plantar un árbol”, aclara.

Testamento digital

Un mercado al alza es el que se abre en el ámbito legal. A las gestiones habituales se suma ahora la posibilidad de realizar un testamento digital. Se trata de un documento en el que queda constancia de la presencia del fallecido en Internet (páginas web, blogs, redes sociales, etcétera). El cliente puede autorizar la cancelación de todas sus cuentas o la cesión de las contraseñas a una persona de confianza.

Y es que la nueva generación digital no entiende la vida (ni la muerte) sin Internet, como lo demuestra la incorporación de códigos QR en tumbas, lápidas y nichos.

Por otro lado, desde Santalucía detectan una creciente demanda de servicios prefallecimiento: desde la asistencia psicológica en caso de enfermedad terminal a servicios de guardacustodia del ADN e incluso cápsulas del tiempo con mensajes para los seres queridos en caso de muerte accidental.

Los focus group también anticipan necesidades que la legislación vigente aún no permite satisfacer, como la eutanasia y la criogenización.

Lo que está claro es que la innovación avanza muy rápido. A veces, demasiado. “Nos presentaron un proyecto de gafas 3D para asistir a entierros de forma virtual , pero no acabamos de verlo”, comenta Urquiza. A fin de cuentas, hay situaciones en las que el contacto humano es imprescindible. Al menos, por el momento.

Un panel para compartir recuerdos
Vivo Recuerdo proporciona a los tanatorios una plataforma donde pueden gestionar todos los contenidos que aparecen en un panel visual (la Ventana de los Recuerdos), que se instala en cada una de las salas de velatorio. De este modo, familiares y amigos pueden subir imágenes o mensajes de condolencia desde cualquier parte del mundo, que estarán visibles en el panel en tiempo real.

Como explica Charo Baeza, cofundadora de la ‘start up’ junto a Raúl Moreno, el proyecto nació a raíz del fallecimiento de su padre, el 4 de diciembre de 2017. “Fue tal la experiencia transformadora que vivimos, que se ha convertido en nuestra misión: ayudar a familiares y amigos a transformar la experiencia de velatorio tal y como se vive hoy en día, haciendo un homenaje a la vida del ser querido, a través del poder universal de la fotografía”, señala. “La experiencia nos demuestra que contar con nuestra tecnología en la sala de velatorio, resulta terapéutico”. La ‘start up’ está presente en 13 provincias españolas y pronto llegará a Portugal.

El ataud que admite dedicatorias
“Quería darle una vuelta al sector funerario. Pasar de un ataud convencional, que es un producto pasivo, negativo y obsoleto a un producto activo, de diseño y ecológico”, comenta Manuel Revilla, fundador de Resistible.

La ‘start up’ fabrica ataúdes de cartón perfectamente homologados y de carácter sostenible. Las tapas incluyen una pieza de pizarra y tizas para que los allegados pueden escribir mensajes. Además, la empresa facilita un árbol de cartón para que la gente cuelgue fotos y mensajes. “La idea es ayudar a la despedida del ser querido. Canalizar las emociones y convertir el acto en un homenaje”, explica.

El negocio nació en 2015 y dio sus primeros pasos gracias al plan de ayuda al emprendimiento de Caja Burgos.

Revilla ha logrado cerrar acuerdos de distribución con dos funerarias aunque confiesa que es un sector un poco cerrado: “Hay miedo a la novedad”. En consecuencia, prevé abordar el salto internacional.

Piezas de diseño hechas con cenizas
Bruno Mezcua tiene una larga experiencia en el ramo funerario, al que su familia se dedica desde hace cuatro generaciones. Hace veinte años tuvo la idea de transformar las cenizas de los fallecidos en piezas de diseño, pero en aquel momento no existía la tecnología necesaria para ello. Finalmente, en 2012 unió fuerzas con Íñigo Zurita (que procede del sector financiero) y lanzó Omneo. “La idea es conservar las cenizas en un elemento de diseño. Las solidificamos con un procedimiento 100% patentado y las convertimos en un elemento completamente personalizable y con tecnología integrada (al pasar el teléfono por el producto se abre una web privada que permite compartir recuerdos)”, comenta Zurita. De ese modo, puede conservarlo en su casa, en un cementerio y, dentro de poco, en columbarios especialmente diseñados. “Damos una solución diferencial a un problema de las grandes ciudades que es la falta de espacio para los nichos”, afirma.

El rango de precios oscila entre los 200 y los 420 euros. “Optimizamos los costes para que no sean muy elevados”, dice Zurita. La empresa se dirige tanto a cliente final como a funerarias y aseguradoras.

Una red social para los allegados
El duelo tras la pérdida de un ser querido es un camino largo y no exento de altibajos. La red social Alife nació con la vocación de ayudar en ese proceso. “La familia puede compartir datos de la ceremonia y confirmar asistencia. Y además funciona como una especie de ‘Facebook’, para los allegados, pero más íntimo”, explica su fundador, Jordi Martínez. El objetivo no es centrarse sólo en la memoria del fallecido, sino ayudar a aceptar la pérdida: “La idea surgió porque perdí a alguien y me di cuenta de cada uno reacciona en un momento distinto. Y puede que a los seis meses no tengas donde pasar el duelo”.

Para facilitar el proceso, la ‘start up’ cuenta con un canal adicional, Alife TV, que permite conocer testimonios de otras personas que han pasado por lo mismo.

La firma nació en 2015 y cuenta ya con el 7% de cuota en España. También está presente en América y Asia. El modelo de negocio es B2B y se dirige directamente a las funerarias. “Les ayudamos a dar valor a sus clientes y también les aportamos un ‘feedback’, ya que los usuarios pueden evaluar la calidad del servicio funerario”.

Urnas que permiten plantar un árbol
En muchas culturas, la muerte es solo el tránsito hacia una nueva vida. Una premisa que encaja con Bios Urn. La ‘start up’ ha desarrollado una urna biodegradable que incluye una semilla y los elementos necesarios para que las cenizas del fallecido se conviertan en un árbol. Detrás de este proyecto se encuentra el diseñador industrial Gerard Moliné: “Cuando estudiaba la carrera solía tirar las cenizas de la chimenea al huerto. Se me ocurrió esta idea, hice el proyecto de fin de carrera y la patenté”.

En 2005 le cedió los derechos al CIRE de la Generalitat catalana, pero con la crisis bajaron los ‘royalties’. Así que recuperó los derechos y se puso a fabricar el producto.

Hoy la empresa vende en 15 países, sobre todo en EEUU, Canadá y México, donde se concentra el 70% de su facturación. La ‘start up’ se dirige tanto a cliente final como a funerarias.

Para bregar con la competencia, apuesta por la innovación: “Hemos creado macetas inteligentes con riego automatizado y señal wifi que permiten monitorizar la germinación”.

La empresa vende cerca de 10.000 urnas al año y su cliente tipo son mujeres de 25 a 40 años.


NUEVAS TECNOLOGÍAS

Un pueblo de Castellón comunicará las defunciones por whatsapp (El Periódico Mediterráneo)

La concejalía de nuevas tecnologías de Betxí, junto con el Tanatorio de la localidad, pondrán en funcionamiento este servicio en las próximas semanas

Un pueblo de Castellón comunicará las defunciones por whatsapp –

REDACCIÓN
28/10/2019
El sistema de información local de Betxí a través del servicio gratuito de whatsapp ha tenido una excelente acogida entre la ciudadanía. Buena muestra de ello es que a estas alturas ya son más de 600 las personas que se han dado de alta en este medio de comunicación que de forma regular comunica a todos los vecinos y vecinas noticias relacionadas con la actualidad betxinense más inmediata.

En este contexto, la concejalía de nuevas tecnologías, a través de su responsable Raül Soria, ha llegado a un acuerdo con el Tanatorio de Betxí para poder comunicar por teléfono la identidad de las personas que han fallecido con el consentimiento de sus familiares. Se trata, en palabras de Soria, “de una iniciativa que muchas personas nos habían pedido desde hace mucho tiempo pero que ahora es cuando hemos podido encontrar la fórmula legal para poder comunicar de manera eficiente y rápida las defunciones del municipio”.

Hay que recordar que Betxí puso en marcha este servicio informativo de Whatsapp el pasado mes de septiembre y en estos momentos ya cuenta con centenares de inscritos, que reciben información de las novedades del municipio, actividades culturales, bolsas de trabajo o subvenciones, entre otros.


Panasef actualiza su ‘radiografía’ del sector funerario (Revista Adiós)

Publicado: lunes, 28 de octubre de 2019

 

En 2018 el sector facturó 1.530 millones de euros, un 0,57 más que el año anterior. España, con una tasa de cremación del 41,22%, dispone de 442 hornos crematorios. En el sector operan 1.300 empresas de servicios funerarios y 2.525 instalaciones Funerarias

Panasef (Asociación Nacional de Servicios Funerarios) acaba de publicar su informe anual “Radiografía del sector funerario” que recoge los datos económicos del sector funerario
nacional.
El texto del comunicado que ha remitido la asociación es el siguiente:
Durante 2018, en el que fallecieron en España 426.053 personas, el sector funerario facturó 1.530 millones de euros, un 0.57% más que el año anterior. Una cifra de volumen de negocio que supone el 0,13% del PIB nacional.
Según Alfredo Gosálvez, secretario general de Panasef, añade, “el sector funerario ha movido en torno a los 1.530 millones de euros, pero esta cifra no solo la componen la retribución a las empresas funerarias, sino que incluye la prestación de servicios y productos de hasta 9 agentes económicos diferentes”.
En España operan unas 1.300 empresas de servicios funerarios de las que el 80% cuentan con una cifra de negocio superior al millón de euros.

Instalaciones

El número de instalaciones funerarias (tanatorios, velatorios y crematorios) continua en aumento.
Panasef estima que operan 2.525 instalaciones funerarias en España, con 7.050 salas de velatorio, para hacer frente a una demanda media de 1.167 fallecimientos diarios.
“Las empresas de servicios funerarios han realizado una gran inversión en los últimos años en tanatorios y hornos crematorios con el objetivo de acercar el servicio a las familias. Además, las defunciones no se producen de forma lineal, sino que existe una gran variabilidad según los meses del año y el sector está preparado para afrontar estos incrementos puntuales de defunciones”, comenta Alfredo Gosálvez.
España, con una tasa de cremación del 41,22%, dispone del mayor número de hornos crematorios de Europa con 442 hornos. Con este número de hornos se pueden realizar una media de 1.768 incineraciones para una demanda media de 400 incineraciones diarias.
Existe un gran compromiso del sector con el medio ambiente y por ello, los hornos crematorios de España, además de cumplir con los límites que establece la ley, continúan instalando filtros que minimizan aún más las emisiones de contaminantes a la atmósfera.

Personal

El sector funerario, que se encuentra en una profunda fase de profesionalización, ha empleado durante 2018 a 11.510 trabajadores (73,40% varones y 26,60% mujeres).
Si en España fallecen 1.167 personas diariamente de media, el sector cuenta con 9,86 trabajadores por fallecimiento.

Características del informe

Fuentes de investigación.
Para la elaboración del informe se ha recurrido a fuentes externas secundarias (INE, Unespa, ICEA, Tribunal de Cuentas, Registro Mercantil e Informa) así como a fuentes primarias internas mediante la elaboración de una encuesta y recopilación de datos, cuyas características se detallan a continuación.
Los resultados de las diferentes fuentes se han comparado entre ellas y con anteriores estudios de diferentes entidades.
Muestra de la investigación primaria interna.
Muestra no probabilística sobre 86 empresas asociadas que han realizado 234.520 servicios funerarios en el año 2018 (55% del mercado) con implantación en todas las comunidades autónomas y en localidades de muy diverso tamaño (con sobreponderación sobre localidades medianas y grandes).
Los datos de la muestra se han proyectado linealmente sobre la totalidad del mercado.
Espacio temporal.
Los datos se han recopilado entre junio y julio de 2019, sobre fuentes de datos del ejercicio de 2018


Sale a concurso el nuevo horno crematorio de Serveis Funeraris Reus i Baix Camp (Diari de Tarragona)

Ayer comenzó el operativo especial de Tot Sants con la apertura de los parkings del Cementiri y hoy ya funcionará la línea de bus que conecta el recinto funerario con el centro de la ciudad
REDACCIÓN

28 de Octubre de 2019 – 18:00 hs

El edificio dónde se ubica el crematorio de Serveis Funeraris Reus i Baix Camp FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Serveis Funeraris Reus i Baix Camp ha publicado el perfil del contratante el pliego de cláusulas que tienen que regir el concurso público para comprar un segundo horno para el Crematorio Municipal. El contrato también incluye la adecuación del horno existente y la adquisición de un filtro de partículas para reducir al mínimo las emisiones a la atmósfera. El contrato saldrá en breve a licitación pública, con un presupuesto de 907.076,50 euros (IVA incluido), y un plazo de entrega e instalación de cinco meses.

El nuevo equipamiento busca incrementar la frecuencia de servicios de cremación. Estará catalogado como equipación de alta capacidad, y contempla una cifra de servicios superiores a las 800 cremaciones año. Serveis Funeraris Reus i Baix Camp podrá doblar, así, la capacidad actual del Crematori Municipal y asumir hasta seis servicios diarios. El actual horno realizó en 724 cremaciones en 2018. En su estrena el 2003, la cifra de cremaciones era de unos 150 servicios anuales.

La instalación del segundo horno se enmarca en la remodelación del Crematori Municipal. En este sentido, en la instalación se ha hecho una reordenación de espacios y se ha mejorado la decoración, para adecuarla a la sensibilidad que requiere un acto de estas características.

Operativo de Todos los Santos

En previsión a la celebración de la festividad de Todos los Santos, Serveis Funeraris y el Ajuntament de Reus, han preparado un operativo especial. Ayer se abrieron los dos aparcamientos habilitados para dar servicio a los visitantes que se acercan al Cementeri de Reus, estrenando así una nueva zona provisional de estacionamiento con capacidad para 200 plazas.

A partir de hoy, Reus Transport ofrece un servicio de autobús desde el centro hasta el recinto funerario, con una frecuencia de paso cada 60 minutos. La línea circular será gratuita el 1 de noviembre y pasará cada 15 minutos. Ese mismo día se habilitarán dos autobuses lanzadora gratuitos desde la avenida Montblanc al Cementerio, con un horario 9h a 19h y tendrá una frecuencia de paso cada 15 minutos.

Desde el pasado 21 de octubre y hasta el 2 de noviembre el Cementiri amplia sus horarios de visita, de 9h a 19h y de 7h a 19h el 30, 31 de octubre y el 1 de noviembre.

 


Cementerio Jardín de Alcalá de Henares programa música clásica y Góspel para homenajear a los difuntos (lalunadealcala.com)

En ACTUALIDAD
28/10/2019

La organización de la sexta edición del “Atardecer de las luces” de Alcalá de Henares ha programado para el próximo viernes, 1 de noviembre, en el Cementerio Municipal y en el Cementerio Jardín una exposición y dos conciertos musicales.
Un año más se realizarán todos los actos de homenaje a las personas enterradas en ambos recintos como el encendido de las velas, la puesta de las cintas con mensajes en el árbol de la vida y la suelta de globos al cielo por los niños.

Con estas actividades, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares junto a Funespaña invitan a todos los ciudadanos a recordar y homenajear a sus familiares o amigos fallecidos.

Atardecer de las luces El “Atardecer de las luces” ya se ha convertido en un acto multitudinario con una gran afluencia de familias de toda la Comunidad de Madrid. Cementerio Jardín también instalará, como ya es tradicional, en el lago las plataformas con forma de nenúfar para depositar las velas del recuerdo.

La ceremonia concluirá con la quema colectiva de los mensajes y la suelta por los niños de cientos de globos ecológicos de colores. Como en las ediciones anteriores del “Atardecer de las luces” durante el acto las familias podrán leer sus mensajes de recuerdo con la proyección de las imágenes de sus seres queridos.

Para esto, la organización del evento ha realizado una invitación a todas las familias para que envíen las fotografías y los textos que quieran que sean leídos durante el acto en la carpa.

Los conciertos Ermitage Musical (www.ermitagemusical.com) amenizará la mañana en el Cementerio Jardín entre las 10 y las 12 con un trio de un piano y dos violines en recorrido itinerante por todo el cementerio. Ermitage Musical también es el grupo encargado de dar un concierto en el Cementerio Municipal de Alcalá de Henares a partir de las 13 horas, una vez que haya finalizado la misa, en el exterior de la capilla.

Será un cuarteto instrumental (Piano, Violín, Flauta y Oboe) con una duración aproximadamente de 30 minutos. Desde las 17:30 el grupo EnclaveGospel con 14 intérpretes dará un recital en el interior de la carpa del Cementerio Jardín de Alcalá de Henares durante el acto de lectura de mensajes y recuerdo de los familiares y amigos a las personas allí sepultadas.

Ermitage Musical es un grupo que tiene ya una larga trayectoria en conciertos de homenaje en la Comunidad de Madrid desde su fundación en 2004 por la pianista Natalia Maslennikova y el violinista Rafael Khismatulin.

EnclaveGospel es un conjunto coral que interpreta grandes clásicos del soul y música negra a las 17:30 de la tarde en el Cementerio Jardín. En enero de 2009 comienza su andadura por salas de conciertos y locales de Madrid pasando finalmente a viajar por toda España ofreciendo su visión de la música góspel. Su responsable es Raquel Soto Moncloa, directora y profesora de canto.

El director musical es Álvaro Gómez, formado por el maestro cubano Andrés Alén y cuenta con una larga trayectoria como arreglista de música góspel. Horario de los actos Alcalá de Henares Cementerio Jardín de Alcalá de Henares es: 12.00h: Actos religiosos tanto en la capilla del Cementerio Jardín como en el Cementerio Municipal 13.00h: Concierto en el Cementerio Municipal 15.00h: Misa Comunidad Polaca 17.30h: Concierto Góspel Homenaje en la carpa 18.00h: Recogida de mensajes. 18.10h: Quema colectiva de mensajes y suelta de globos