En vía muerta el pacto para autopsias judiciales en tanatorios (La Tribuna de Ciudad Real)

Pilar Muñoz
– viernes, 27 de mayo de 2022
Los forenses de Ciudad Real siguen haciendo las necropsias de ‘prestado’ a falta de instalaciones y tienen que recurrir a la anuencia de las funerarias aunque el convenio no se ha renovado en años
Imagen de archivo de la sala de autopsia de uno de los tanatorios de Ciudad Real – Foto: Tomás Fernández
Los médicos forenses continúan realizando las autopsias judiciales en los tanatorios de Ciudad Real, aunque el contrato suscrito para ello entre la Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia y la UTE (Unión Temporal de Empresas) Funeraria siga en vía muerta. Se firmó hace más de cinco años y no se ha renovado.

No se ha presentado oferta alguna al pliego de prescripciones técnicas del contrato para el desplazamiento de la comisión judicial, traslado de cadáver del lugar de levantamiento al depósito y salas de autopsia «porque las condiciones no son favorables para una empresa», explican a este diario integrantes de la citada UTE Funeraria constituida hace más de cinco años. «Si se dieran las condiciones, pujarían empresas funerarias de Ciudad Real, de la región e incluso de otras ciudades españolas, pero como no es así se ha quedado siempre desierto», subrayan las fuentes.

Del mismo modo, indican que no hay conversaciones con la Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia en Albacete. Aun así, el servicio principal se sigue prestando, es decir, la práctica de las autopsias judiciales en las salas de los tanatorios destinadas a este fin.

De este modo, los tanatorios de Ciudad Real siguen facilitando el servicio con la cesión de sus instalaciones para que los forenses puedan hacer las autopsias  al carecer de instalaciones propias.

El convenio es anual y no se ha presentado ninguna. No se puede responsabilizar al Ministerio porque «no se ha ofrecido ninguna empresa», significa a este diario la directora del Instituto de Medicina Legal de Toledo y Ciudad Real, Carmen Martín Parra, tras señalar que no sabe el motivo y añadir que en los próximos meses va a volver a salir el pliego de condiciones  para el mencionado contrato.

Las empresas discrepan y aseguran que no concurren al concurso porque «las condiciones no son favorables». No pueden aceptar los términos del acuerdo porque no sale a cuenta, ya que supone un importante gasto. A modo de ejemplo, dicen que no pueden tener a un empleado más de guardia para los traslados de cadáveres y de la comisión judicial del lugar de los hechos al tanatorio y llevar posteriormente a los miembros de la comisión judicial a sus casas.

Por ello, a raíz de no renovarse el contrato, sólo ceden las instalaciones para la práctica de la autopsia y recogida del cadáver. No se encargan del traslado de la comisión judicial (juez, forense, secretario judicial …). Los médicos forenses están agradecidos, ya que llevan años recurriendo a la anuencia de las funerarias propietarias de los tanatorios que les ceden sus instalaciones «sin coste» alguno, pese al gasto de luz, agua, limpieza y mantenimiento. Después de una autopsia entra el personal de limpieza para dejar todo listo para el siguiente examen post mortem, a pesar de que no se ha renovado el convenio.


Áltima logra un ahorro del 56% en su cementerio de Vilafranca y da luz verde al autoconsumo en otros cuatro tanatorios (energias-renovables.com)

Viernes, 27 de mayo de 2022
0
ER
“La experiencia de Vilafranca ha sido positiva ya que, con la puesta en marcha de las placas fotovoltaicas en este equipamiento, hemos conseguido un 56% de ahorro de consumo energético, equivalente a 17,4 toneladas de CO2, en lo que llevamos de año”. Son palabras de Alfonso Galdo, director de Mantenimiento, Calidad y Medio Ambiente de Áltima, la empresa funeraria catalana, que presta sus servicios a 247 municipios de Cataluña y Baleares a través de 35 tanatorios, 11 complejos crematorios y 18 cementerios.
Áltima ha iniciado un plan para fomentar el autoconsumo energético a través de la instalación de placas fotovoltaicas en cuatro centros que gestiona: Ronda de Dalt (Barcelona), Sitges, Castelldefels-Gavà y Figueres. La empresa funeraria catalana inicia este proyecto después de una prueba piloto llevada a cabo en el Tanatorio de Vilafranca del Penedés, que ha sido el primero de la compañía en incorporar paneles solares, el año pasado. Según el director de Mantenimiento, Calidad y Medio Ambiente de la empresa, Alfonso Galdo, la instalación piloto de Vilafranca ha logrado un 56% de ahorro de consumo energético «en lo que llevamos de año». El éxito de esa experiencia ha conducido a la funeraria a replicar el modelo en otros cuatro de sus establecimientos: «queremos continuar apostando por el uso de energías limpias y renovables (…), después de Vilafranca, arrancamos el proyecto en cuatro tanatorios más de Barcelona y Girona, con la previsión de instalarlos en más centros donde disponemos del espacio adecuado para poder incorporar este sistema”.

Esta iniciativa se suma a otra acción que Áltima ha puesto en marcha en el último año con el mismo propósito, reducir su impacto ambiental: la renovación de la totalidad de la flota de vehículos de la compañía para que sea 100% eléctrica en 2024. Ahora mismo Áltima ya se mueve exclusivamente en modo eléctrico en todos los centros del Baix Llobregat y el Barcelonès, donde dispone de un total de 36 vehículos, entre fúnebres, ambulancias y comerciales (foto). Pero su objetivo es llegar a las 70 unidades cuando se complete el programa, que también contempla 70 puntos de recarga en los aparcamientos de los centros que la empresa tiene por toda Cataluña. La empresa mide su huella de carbono desde hace siete años «con el objetivo de actuar ante la emergencia climática de una forma más eficiente, diseñando estrategias reales que generen un impacto positivo en la salud de las personas y en el entorno más cercano».

 

Entierros más sostenibles
Pero la sensibilidad de la empresa en materia de sostenibilidad va más allá del autoabastecimiento de energía limpia o las soluciones de movilidad cero ceodós. Áltima cuenta ahora mismo con «diversas opciones para que los entierros sean totalmente respetuosos con el entorno». Así, desde este mismo año, la compañía funeraria catalana ofrece en todos sus centros «féretros ecológicos y respetuosos con el medio ambiente, libres de barnices, tejidos sintéticos, cristales o elementos metálicos». Y, según los datos facilitados por la empresa, «más del 40% de los usuarios eligen urnas biodegradables, elaboradas con arcillas, sal o madera natural».

Jaume Echaurren, director general de Áltima: “las empresas y las personas estamos cada vez más sensibilizadas con la protección del medio ambiente y también, desde los servicios funerarios, es esencial que nos adaptemos a esta realidad. En el momento de escoger como quieren el funeral, nos damos cuenta de que las familias prefieren ser sostenibles”

Áltima presta además el denominado Servicio Planta Viva, que puso en marcha el año pasado, y que permite confeccionar las tradicionales ofrendas florales al difunto (corona o centros), a partir de macetas con plantas vivas procedentes de viveros de Cataluña. De esta manera -explican desde la empresa-, se potencia el uso de flor viva y de proximidad, «y se disminuye el uso de flora cortada importada, contribuyendo a la reducción de la huella de carbono y a la disminución de las mermas de flor natural».

En el ámbito de los cementerios, Áltima también ha implementado servicios sostenibles para el destino de las cenizas. El recinto de Roques Blanques, en el Papiol (Barcelona) es el que engloba más alternativas de este tipo, como el Camino del bosque (un espacio que permite enterrar las cenizas en una urna biodegradable, confeccionando un camino envuelto de naturaleza y que ya supera los 1.000 servicios), el Bosque de la calma y los Árboles familiares (para inhumar la urna ecológica al lado de un árbol autóctono del Parque de Collserola, que ya lleva más de 2.200 árboles plantados) o el Jardín y la Fuente del reposo (donde poder esparcir las cenizas en un jardín zen o diluirlas en el agua de una fuente).

Desde Roques Blanques, que cuenta con el registro ambiental europeo EMAS (EU Eco-Management and Audit Scheme), Áltima también promueve la colaboración con diversas entidades para preservar la flora y la fauna autóctonas del Parque Natural de la Sierra de Collserola. En esta línea, la empresa ha desarrollado proyectos para la protección de las abejas (Apiario didáctico), los anfibios (con la construcción de una balsa), o los murciélagos (con la instalación de una estación de escucha y varias cajas refugio).

Nuevo modelo organizativo para afrontar los retos del futuro
En el marco del Plan de Acción de Sostenibilidad Corporativa de Áltima, la empresa ha redefinido este año su modelo organizativo. La nueva configuración se lleva a cabo con el propósito de «continuar trabajando en base en los cinco compromisos estratégicos (5) de la compañía: (1) el acompañamiento a las familias, (2) el respeto ambiental, (3) el compromiso con la sociedad y la proximidad, (4) el desarrollo personal y (5) la gobernanza responsable.

Credenciales
Áltima se presenta como «el principal grupo catalán en la gestión de servicios funerarios, tanatorios, crematorios y cementerios». Está presente en las provincias de Barcelona, Girona y Tarragona. Con más de 300 años de experiencia al sector funerario y un equipo humano de 400 profesionales, Àltima opera a través de 35 tanatorios, 11 complejos crematorios y 18 cementerios, distribuidos en las provincias de Barcelona, Girona y Tarragona, además de prestar servicios funerarios en la isla de Mallorca. En total, da cobertura a más de 247 municipios de Cataluña y las Islas Baleares. Así mismo, Áltima realiza la gestión directa del Cementerio Comarcal Roques Blanques, situado en el Parque Natural de la Sierra de Collserola, en el término municipal del Papiol (Barcelona). También presta servicios de cementerio, mantenimiento y limpieza en 220 municipios.


El proyecto del tanatorio musulmán, a licitación en breve (El Faro de Ceuta)

El proyecto encargado por la Consejería de Servicios Urbanos contempla su ejecución sobre una parcela de 450 metros cuadrados junto a la avenida Abdelkrim l Contará con cuatro salas de velatorio, dos de trabajo y una pequeña mezquita en dos plantas con terraza
por Gonzalo Testa
29/05/2022

La Ciudad Autónoma ya tiene el proyecto de futuro tanatorio musulmán que la Consejería de Medio Ambiente y Servicios Urbanos de Ceuta con la colaboración de Procesa encargó en mayo del año pasado a María Teresa Cerdeira para concretar las características formales y constructivas de un nuevo edificio público junto al cementerio de Sidi Embarek para complementar las instalaciones para los servicios funerarios de esta comunidad.

El edificio servirá “para gestionar los servicios de atención a la muerte reposa y responder a la necesidad de la comunidad musulmana y a la diversidad religiosa en nuestra ciudad desde una perspectiva del máximo respeto hacia las especificidades mortuorias de las distintas confesiones religiosas en el marco de la legalidad vigente” y sin obligar a terminar con ninguna tradición, sino como una posibilidad añadida para velar a las personas fallecidas.

El presupuesto estimado para la licitación de los trabajos asciende a un total de 648.966 euros y su ejecución, que saldrá “en breve” a concurso, según fuentes del Ejecutivo que preside Juan Vivas, se estima en un máximo de un año y medio.

El Ejecutivo local cree que con este servicio ubicado junto al camposanto islámico sobre una parcela de 450 metros cuadrados se podrá “garantizar que los ciudadanos puedan ser atendidos y enterrados de acuerdo a sus propias convicciones, ayudando a entender la pluralidad de formas de abordar la muerte y entendiendo que ésta es una expresión de los diversos legados de memoria de sus miembros”.

El edificio se configurará como otra entrada al cementerio, ya que en su planta baja se dejará un pasaje que constituirá a la vez el acceso tanto al camposanto como al tanatorio.

Desde ese espacio se podrá pasar, según el proyecto, pendiente solamente de perfilar algunos detalles, de forma independiente a una zona de mezquita, a la de preparación y oficinas y al resto de las salas y dependencias del edificio.

El inmueble contará con dos plantas y un castillete de acceso a la terraza, que será un elemento de ampliación para facilitar la estancia de más personas cuando sea necesario. En total contará con 537,3 metros cuadrados construidos y 462,2 útiles.

En la planta baja, al margen del pasaje de entrada, se hará hueco a la zona de administración y recepción en el vestíbulo de entrada, que contará con un punto de información al público.

También dos salas de trabajo en las que se realizará la preparación del cuerpo según las costumbres de la religión musulmana (con una entrada independiente del resto para preservar la intimidad del fallecido). Estará equipada con superficies “lisas, impermeables, resistentes al choque y que permitan una fácil limpieza y desinfección”. También contará con lavamanos de agua corriente destinado al personal y tendrá un aseo anexo para uso exclusivo del personal.

Dentro de esta planta se podrá encontrar una zona de rezo, una pequeña mezquita junto a la sala de abluciones y adicionalmente se habilitará una primera sala de velatorio que incluirá un túmulo para ubicación de cadáveres con cámara de refrigeración. También tendrá una zona de cocina donde se ubicará un termo y un fregadero.

 

Terraza transitable
Desde la zona de entrada principal del edificio partirá una escalera y un ascensor como elementos de comunicación vertical internos.

En la planta primera se ubicarán las zonas comunes, una sala de espera y los servicios y aseos, así como un total de tres salas de velatorio y un área de cocina para atender a las demandas de catering que pudieran darse y un cuarto de limpieza.

En la planta castillete se dará cabida la escalera y el ascensor que tendrán parada en esa parte superior, ya que la terraza podrá ser utilizada en velatorios concurridos y podrá servir de espacio de desahogo y ampliación al aire libre del edificio.

Un año y medio desde el movimiento de tierras hasta finalizar la urbanización
El proyecto elaborado por María Teresa Cerdeira estima un plazo máximo de ejecución de las obras del futuro tanatorio musulmán de un año y medio, un total de 18 meses para acometer al completo las distintas fases que se prevén necesarias para la construcción del inmueble.

Los periodos parciales de ejecución según fases incluyen una primera consistente en el movimiento de tierras, cimentación y estructura que se alargaría durante cuatro meses.

El periodo de ejecución de cubiertas se cifra en apenas un mes, mientra que la de albañilería (que comprendería los cerramientos exteriores e interiores ) y las instalaciones se extendería hasta medio año.

Idéntico plazo, seis meses, se prevé necesario para ejecutar la fase de acabados, tanto de carpintería, solados, alicatados, pinturas e instalaciones (colocación de aparatos y griferías).

La última etapa sería la de urbanización exterior, para la que se prevé una duración de un mes.

 

“Volúmenes puros”
La edificación que se pretende construir destinada a tanatorio musulmán se levantará en suelo urbano junto al cementerio de Sidi Embarek, concretamente en las zonas de ampliación que se están realizando en el mismo y aprovechando las explanaciones y movimiento de tierras que dejan un espacio libre.

En concreto se situará frente a la rotonda principal de la avenida Doctor Abdelkrim, lo que proporcionará “un acceso fácil y cómodo para los usuarios del inmueble”.

Se trata de una calificada por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente como suelo urbano destinado a Sistemas Generales y Dotacionales.

Además, su emplazamiento junto a esa vía principal de la ciudad permitirá dotar al nuevo edificio con facilidad “de todos los servicios necesarios en cuanto a abastecimiento de instalaciones de luz, agua y telecomunicaciones”. Será un edificio “configurado a base de volúmenes puros que se unen y entrelazan organizando en su interior las distintas dependencias para su correcto funcionamiento”. Además, operará como una de las entradas al cementerio anexo, en el que recientemente se han realizado obras que lo han ampliado hacia la zona inferior sur llegando hasta el vial que comunica La Almadraba con el Príncipe. Se tiene previsto una segunda ampliación en la que se ejecutará un movimiento de tierras considerable, por lo que aprovechando las explanaciones de esta obra y entre ambas ampliaciones se va a dejar un espacio libre de parcela de 450 metros cuadrados en la que se va a ubicar.

La ocupación de ese suelo no llegará al 60% y el resto se destinará a “espacios libres” con bancos y luminarias y “arbolado”.


La consolidación del sector funerario, un negocio con más de 1.100 empresas en España (Capital)

María Manzano
30 de mayo de 2022

Juan Jesús Domingo, CEO de Mémora: “Hay que invertir para crecer y los ritmos del sector funerario no son rápidos, sino lentos“
“En España hay un índice muy bajo de últimas voluntades y de testamento vital y es importante fomentarlo“
La muerte es una parte inevitable e inexorable de nuestra vida. De hecho, durante los últimos años, el fallecimiento en España ha estado más presente que nunca. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de fallecidos pasó de las 418.703 personas en 2019 a las 493.776 en 2020, una cifra reveladora que se ha visto afectada por la irrupción de la Covid-19.

Afrontar esta situación excepcional antes, durante y después de la pandemia es un trabajo que no solo depende de la propia población y de los servicios sanitarios, ya que en la cadena de la salud pública también entra en juego el sector funerario. Porque, sin este segmento, el modelo se colapsa.

Juan Jesús Domingo, consejero delegado (CEO) de Mémora, atiende a Capital para analizar la situación del mercado funerario en España y la participación de los fondos de inversión en un sector que dirige su consolidación hacia la digitalización, la innovación y el compromiso social.

Con “cash flow” propio
Más de 1.100 empresas conforman el sector funerario en España que, como explica el consejero delegado de Mémora, “está híper atomizado”. Este es el gran problema de un negocio en el que abordar el proceso de digitalización en las pequeñas compañías, en muchas ocasiones, “es difícil porque no alcanzan ni el millón de euros de facturación”, recalca.

En el caso de Mémora, líder en el mercado funerario nacional, la Covid-19 tuvo un papel acelerador en el proceso de digitalización. Tal y como comenta Juan Jesús Domingo, “la pandemia nos ha obligado a ir más rápido. Asimismo, nosotros entendemos la digitalización desde el punto de vista del cliente, del proceso de contratación y de la prestación del servicio”. Pero, ¿dónde invierte Mémora?

La capacidad de inversión, en palabras de Domingo, generada por el propio cash flow (flujo de caja) de la compañía, “tiene ahora más musculatura porque en febrero cerramos un acuerdo con un inversor internacional americano, W. P. Carey, para financiar los futuros proyectos”.

Nuevos tanatorios, renovación de flotas, mejora en la digitalización, tecnología, comodidad para las familias o capacidades de streaming son algunas de las cuestiones que la funeraria líder en España tiene en su cartera a la hora de invertir. Domingo, consciente de que “en el sector funerario se necesita gastar mucho todavía”, estima que “para los próximos cuatro años se emplearán entre los 50 y 70 millones de euros en nuevos tanatorios”.

Un drama anticipado
Con firmeza, el CEO de Mémora sentencia: “La crisis ha sido un drama, pero nos hemos encontrado con la tormenta perfecta. El exceso de actividad que hemos desarrollado son defunciones que tarde o temprano se hubieran producido. Sin embargo, esta anticipación de nuestro servicio no lo dimos en las condiciones que quisimos por las restricciones y eso nos bajó los ingresos”.

Una situación que, en aquel momento, “multiplicó hasta por siete la actividad normal, traduciéndose en inversiones y sobrecostes brutales”. “Un escenario anticipado, a menos ingresos y a mayor coste” que, para Juan Jesús Domingo, fue “la tormenta perfecta”.

No obstante, dos años después del estallido de la pandemia, asegura que el sector funerario hizo muy buen trabajo, dio respuestas y no se colapsó a pesar de que la Administración se olvidare de que forman parte de la cadena de salud pública. Y añade: “Si nosotros paramos, si no vamos a recoger a los difuntos a los hospitales, el modelo se colapsa”.

¿Mémora tuvo pérdidas económicas durante la pandemia?, pregunta Capital a Juan Jesús Domingo, quien explica: “Durante la Covid-19, las empresas funerarias estábamos trabajando con pérdidas porque el sobrecoste operativo fue brutal y los ingresos eran minúsculos. El único servicio activo era el de recoger al fallecido en el hospital y el de acudir al crematorio. Las funerarias facturábamos muy poco por esos servicios y, además, con los costes operativos muy altos. Por tanto, el balance fue malo”.

Un entorno estable, previsible y rentable
Los fondos de inversión, de capital riesgo y los gestores de planes de pensiones globales se han lanzado a comprar funerarias y residencias de mayores en nuestro país. Es una realidad que necesita, en primer lugar, un entorno estable, previsible y rentable a largo plazo para el inversor financiero.

De primera mano, Mémora reconoce que, en su caso, cuando Ontario Teachers’ Pension Plan (OTPP), el mayor fondo de pensiones canadiense, comenzó a participar en la compañía funeraria en 2017, no buscaban el rendimiento a corto plazo, ya que pensaron en un periodo de largo alcance. Asimismo, Domingo recuerda que OTPP ya contaba con la experiencia previa tras la inversión que proyectaron en OGF, líder en el mercado funerario francés. El CEO confiesa que “hay que invertir para crecer y los ritmos del sector funerario no son rápidos, sino lentos”. Por ello, él considera que las compañías nacionales más importantes después del grupo Mémora están vinculadas al sector de las aseguradoras y familiar.

Y añade: “Mémora intenta combinar ejes para el desarrollo futuro. El crecimiento en este sector va acompañado de inversión porque un nuevo tanatorio o la adquisición de una compañía va ligado al gasto. Nuestro propósito, que es de carácter reputacional a largo plazo, combina con OTPP porque ellos invierten desde su propio activo, desde sus propios fondos y consideran importantes los aspectos reputacionales. Además, nos acompañan muy bien porque en el periodo que llevamos con ellos hemos cerrado hasta 18 operaciones entre España y Portugal y hemos abierto ocho grandes tanatorios”.

‘Net Promoter Score’ (NPS) como ‘driver’
La satisfacción del cliente y el nivel de recomendación de los servicios prestados a las familias son factores determinantes en un sector como el funerario. Así, Juan Jesús Domingo apunta que desde el grupo se invierte mucho y, sobre todo, se hace el esfuerzo para que sus instalaciones sean siempre las mejores en cada plaza en la que compiten. “El driver de Mémora es que la reputación en cada una de las plazas donde operamos provenga de una extremada satisfacción del cliente”.

Desde 2015, la compañía utiliza el modelo ‘Net Promoter Score’ (NPS), con el que obtienen un 95% de satisfacción que, como justifica el CEO, “viene derivado de personas”.

“Al final, Mémora es una compañía de individuos que integra muchos servicios propios y de terceros. Sabemos que cuando incorporamos los servicios, las familias lo que se encuentran en esta situación, en la que no tienen experiencia porque no es algo que se tenga que contratar muchas veces, es un momento especialmente complejo acerca de lo qué pueden hacer y no, por lo que necesitan un esfuerzo de acompañamiento”.

Consciente de la complejidad de la consolidación del sector funerario, Domingo sabe que no es fácil, porque “el sector está constituido por empresas muy pequeñas o familiares que resultan rentables porque tienen seguridad sobre lo que les pasa, sobre los servicios que cada año ofrecen”, añadiendo que, “no tienen un incentivo a vender sus negocios”.

Sin embargo, el CEO de la funeraria líder en España confía en que “la consolidación se dirige hacia plataformas o grupos que puedan introducir las mejoras como, por ejemplo, a través de la digitalización, la innovación y el compromiso social”.

Juan Jesús Domingo, consejero delegado (CEO) de Mémora
Condicionantes sociales para el futuro
El sector funerario está condicionado en su totalidad por las defunciones que se producen en España, unas 400.000 al año y, en mente del CEO, “un volumen que se va a absorber en los próximos años”. Esto, para Domingo, se entiende gracias a los dos componentes que influyen en la facturación. Por un lado, el volumen de fallecimientos que se producen y, en segundo lugar, el gasto de las familias.

La perspectiva de Mémora para 2023, en un contexto marcado por la pirámide de edad envejecida por la extensión de la esperanza de vida en España, está condicionada por un mercado que tiende a experimentar pequeños crecimientos, por debajo del 1%. Como revela Domingo, es una subida que en estos primeros años tras la pandemia “se va a ver muy afectada por la compensación del exceso de mortalidad que se produjo en 2020 y 2021 de unas 100.000 personas”.

Desde el punto de vista de las familias, tal y como anota Juan Jesús Domingo, “el 70% del consumo de las familias está cubierto a través de las compañías aseguradoras con crecimientos anuales muy cercanos al IPC y, el resto, condicionados por los factores económicos que hacen que el aumento no parezca tan brillante”.

Fundación Mémora y “Ciudades que Cuidan”
Es importante entender que la Fundación Mémora aúna proyectos que, desde la propia compañía, junto con los stakeholders, están presenten en todo proceso final de la vida y, a su vez, garantizan la propia Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de Mémora.

Como entiende Juan Jesús Domingo, desde los hospitales necesitan ayuda para gestionar con la familia. Para ello, desde la Fundación y en colaboración con la Fundación “la Caixa”, apuestan por el desarrollo y formación de profesionales en temas que varían desde comidas saludables, ejercicio, gestión psicológica o comunicación de malas noticias.

Mémora predica con la idea y gestión del partnership, de ahí que su buque insignia en estos momentos sea el proyecto “Ciudades que Cuidan”, con la participación de la Fundación Víctor Grífols.

Entre las visiones futuristas a las que la compañía quiere hacer frente, Domingo se muestra consciente de que “este es un país complicado para hablar de la muerte, nos cuesta y no lo preparamos ni abordamos”. En palabras del CEO, “en España hay un índice muy bajo de últimas voluntades y de testamento vital y es importante fomentarlo en la sociedad porque las personas están empezando a tomar decisiones sobre qué quieren hacer o cómo quieren ser tratadas”.

Desde “Ciudades que Cuidan” se busca que cada vez haya menos muertes en soledad no deseada. Para Domingo, “este fenómeno no debería de ser socialmente aceptable porque no queremos que nuestras ciudades se conviertan en un entorno hostil en el que la gente muere sola”.

El ADN de Mémora está formado por su Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y, de hecho, su propósito es “estar ahí para las familias en el proceso final de la vida”. Domingo concluye con una mirada al futuro, en la que desde este 2022 contempla una perspectiva estable para un sector funerario en el que “se necesita invertir mucho todavía”.


Diversos fabricantes prevén un desabastecimiento de ataúdes en los próximos meses que podría provocar un problema de Salud Pública (Revista Funeraria)

30 mayo, 2022

Desde hace varias semanas, algunas empresas proveedoras de arcas han manifestado a Revista Funeraria estar viviendo una situación muy complicada que tiene su origen en la pandemia y cuyos efectos se han visto agudizados por la guerra en Ucrania. Ante este difícil momento, dichas empresas subrayan la necesidad de que se tomen medidas ante la actual coyuntura.
Y es que, ambos factores, la crisis derivada por la pandemia de coronavirus y el actual conflicto en Ucrania, unidos a otras circunstancias, ponen en peligro el suministro de materia prima necesaria para la fabricación de ataúdes, especialmente la madera. Así, esta escasez provocaría a corto plazo, según señalan algunos fabricantes, una repercusión en los precios del producto final. En este sentido, añaden, el problema a futuro no solo será el continuo incremento de precios sino la dificultad en el abastecimiento. De no tomarse medidas urgentes, explican, las funerarias podrían quedarse sin ataúdes en los próximos meses, lo cual podría derivar en un problema de Salud Pública. Se reclama, por tanto, una rápida actuación por parte de las asociaciones funerarias para informar de primera mano sobre esta situación.

¿Cómo afecta el conflicto armado entre Rusia y Ucrania a la fabricación de ataúdes?
Según nos informan, en la actualidad existen factorías que han reducido forzosamente la producción por el retraso en la entrega de suministros necesarios para la producción. La principal causa es el embargo económico a Rusia, principal suministrador de madera de abeto en el mundo. Se estima que los 4 billones de metros cúbicos de madera rusa que actualmente se consumen procedentes de la zona en conflicto no llegan a los mercados. La demanda de madera de chopo y otras especies utilizadas en la construcción de ataúdes se ven directamente afectadas por ser el sustituto natural del abeto y abedul de la zona en conflicto.

Además, los fabricantes temen que el desabastecimiento se agrave aún más con el encarecimiento de los fletes en las importaciones. Por otra parte, y debido a la tensión en la demanda, otras zonas madereras como Chile, Brasil, Argentina y China se encuentran con la misma problemática por el incremento de la demanda americana.

Posibles soluciones
Tal y como nos explican, acopiar materia prima podría ser una solución, pero el incremento constante en los costes y la dificultad en la repercusión de los mismos derivan en una situación que los fabricantes no pueden asumir.

El aprovisionamiento de maderas y sus derivados a pesar de la escasez es posible pero los precios actualizados de los ataúdes son rechazados por algunos clientes y, al igual que en otros sectores, deben repercutirse, afirman los fabricantes, aunque el temor a que el incremento de precios pueda suponer la pérdida de clientes está debilitando la fuerza de compra de las empresas.

Con todo, para algunos proveedores consultados por esta redacción, ante este escenario incierto, las fábricas que no repercutan los costes a sus productos no podrán soportar la pérdida de margen. Asimismo, los proveedores de materias primas han comunicado a los fabricantes que, sin la aceptación de precios, procederán a suspender las transacciones de madera en origen, lo cual comportaría una parada en la cadena de suministro. En este sentido, cabe destacar que el proceso de tala y secado para la fabricación de tablero requiere más de 30 días, por lo que la interrupción ya está provocando la falta de algunas de las piezas esenciales en la construcción de los ataúdes.

Estos mismos fabricantes insisten en la importancia de informar al sector funerario sobre esta complicada situación, ya que el problema afecta tanto a proveedores como a funerarias dado que la posible escasez de arcas podría afectar a la Salud Pública.


La fundación Salud y Persona y Panasef ofrecen atención psicológica a los funerarios (Innovafuneraria)

1 junio 2022

El teléfono, anónimo y gratuito, también podrá ser utilizado por la familia de los trabajadores

La sociedad española está cada vez más concienciada sobre la importancia que la salud mental tiene en nuestra vida. Conocedores de ello, la Fundación Salud y Persona, en colaboración con la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), ha desarrollado el Programa de Prevención, Salud y Bienestar Emocional para los empleados de las empresas funerarias asociadas a Panasef y sus familias.

Gracias a él, se proporciona apoyo y atención telefónica gratuita 24 horas los 365 días del año a través del teléfono 900 494 279. Un servicio de atención psicológica totalmente gratuito y confidencial del que pueden hacer uso tanto los trabajadores como sus padres, cónyuge o pareja e hijos.

Su utilización no está limitada, ni en número de llamadas ni en duración, y tras el teléfono se encontrará siempre un profesional psicólogo clínico que responderá a las necesidades del usuario. Para utilizarlo tan solo es necesario llamar al número antes citado y ofrecer la clave de acceso del colectivo, ‘Panasef’.


WFN-Grupo Albia recibe una mención especial en el marco de Funergal (Revista Funeraria)

1 junio, 2022

Durante la entrega de los Premios Funergal, desarrollada en el marco del certamen celebrado en Expourense, WFN-Grupo Albia recibió una mención especial. A través de su nueva plataforma, World Funeral Net, presentada por primera vez en Funergal, ha estado presente en todas las acciones de negocio, realizando una intensa campaña de promoción. También acercó al recinto los Mexicráneos, los cuales llamaron la atención de los visitantes.
Recordar que el pasado mes de enero, Grupo Albia, empresa dedicada a la organización, gestión y prestación de servicios funerarios adquiría la start-up World Funeral Net (WFN), una plataforma digital de servicios y traslados funerarios de relevancia internacional. Esta operación permite desde ese momento a la compañía tramitar servicios en cualquier punto del planeta gracias a una red capilar global.

Con este acuerdo, Albia adquirió una novedosa herramienta basada en una tecnología que podría abrir nuevos caminos en el sector de prestación de servicios funerarios. Además, cuenta con potencial para cambiar la manera en la que usuarios y operadores acceden a dichos servicios.

Conectando funerarias
WFN plantea una herramienta que conecta a funerarias y usuarios, aportando valor a todos ellos mediante la optimización de recursos, lo que se traduce en una mejora en la prestación y un ahorro de costes para las familias. Esto es posible gracias a un sistema de licitaciones -inspirado en la Teoría de Subastas ganadora del Premio Nobel de Economía 2020-. Así, las funerarias están en disposición de acceder a aquellos servicios que mejor se ajustan a sus características o posibilidades. Por su parte, los usuarios pueden seleccionar la opción que más se adapte a sus necesidades y a un precio sometido a concurrencia.

El software es seguro, ágil, escalable y multilenguaje. Además, permite ofrecer una trazabilidad completa del servicio, aportando información de su estado en tiempo real a las familias. Asimismo, este desarrollo web está disponible, también, en forma de aplicación móvil (para Android e iOS) con el nombre de WFuneralNet. Se posibilita así la contratación y el seguimiento desde el smartphone.


«Contamos con un amplio equipo de psicología que presta apoyo a las familias en una situación emocional complicada» (Noticias de Álava)

LETICIA DE LA TORRE 01.06.2022 | 00:55 «Contamos con un amplio equipo de psicología que presta apoyo a las familias en una situación emocional complicada»

El vitoriano Alberto Zapatero estudió Farmacia y posteriormente obtuvo el máster en Administración y Gestión de Empresas y en Dirección Comercial y Marketing. En 2019 se incorporó a Funeraria Virgen Blanca con el objetivo de desarrollar y potenciar la estrategia emprendida por la empresa, buscando la excelencia como factor diferenciador. Bajo su dirección se han acometido proyectos como la transformación hacia empresa eco friendly, con la instalación de placas fotovoltaicas y reducción de residuos, la certificación como Empresa funeraria emocionalmente responsable, dando apoyo psicológico a las familias, o la instalación de sistemas online de condolencias virtuales en los velatorios. Todo ello sin dejar de reforzar la cualificación y motivación del equipo humano, como base de la excelencia, o dar continuidad a las diferentes certificaciones de Aenor.
– Trabajan en un sector en el que las circunstancias en las que las personas acceden a sus servicios son complicadas. ¿El trato humano es más necesario que nunca en estas circunstancias?

– Sí rotundo. Sólo un equipo con elevada profesionalidad y experiencia, que base su gestión en las expectativas del cliente, puede responder al reto de la excelencia. Tenemos que ofrecer a las familias, en medio del dolor, una satisfacción plena y completa de sus necesidades funcionales y emocionales. Virgen Blanca lidera en Álava la transición de los servicios funerarios hacia un enfoque menos empresarial, más humano y más acorde con la evolución de nuestra sociedad.

– En este sentido contáis con un servicio telefónico de atención psicológico-emocional 24 horas totalmente gratuito.

– Funeraria Virgen Blanca, apoya psicológicamente a las personas que están pasando por una situación emocional complicada. El fallecimiento de una persona querida nos puede llevar a una situación emocional delicada que, si no es atendida por profesionales de la psicología, puede acabar derivando en depresión, estrés, ansiedad, y muchas otras patologías, incluso físicas, que van a condicionar nuestra vida. Por esta razón, contamos con un amplísimo equipo de psicólogos que pueden prestar su servicio tanto de forma presencial, como por videoconferencia o telefónicamente.

– También habéis apostado por la innovación tecnológica aplicando recursos digitales en los velatorios.

– Hemos implementado una iniciativa que llamamos La ventana de los recuerdos que es muy valorada por las familias que hacen uso de nuestros servicios. Es una nueva forma de compartir el duelo que sustituye al clásico libro de firmas, permitiendo a amigos y familiares compartir online fotografías y mensajes. Perder a un ser querido es doloroso y sobrellevarlo nunca es fácil. Por eso queremos que familiares y amigos tengan la oportunidad de despedirse a través de los recuerdos, rememorando la felicidad que compartieron de una forma especial y menos dolorosa. Amigos y familiares pueden compartir fotografías que revivan momentos y recuerdos que formaron parte de su historia compartida. En la pantalla situada en la sala del velatorio se proyectan todas ellas, creando un recuerdo único.

– La arquitectura de las instalaciones funerarias también está evolucionando. ¿Qué aporta Virgen Blanca en este sentido?

– A diferencia de otras funerarias, Virgen Blanca es un conjunto luminoso, de arquitectura armónica y serena, que constituye el entorno más apropiado para sobrellevar el duelo.

– Cada vez se demandan más ritos/celebraciones diferentes, ¿cómo responden a estos requerimientos?

– Organizamos y realizamos ceremonias personalizadas tanto laicas como religiosas, para la despedida y el recuerdo a un familiar que nos ha dejado, siempre dentro del respeto y el acompañamiento en todo momento a las familias. A través de poemas, aforismos y otros textos, nos acercamos a los momentos especiales que la familia ha pasado con la persona que nos ha dejado y les lleva a la tranquilidad y al recogimiento. Nuestros Maestros de Ceremonia tienen una larga experiencia en celebrar ceremonias civiles, dirigir y presentar todo tipo de eventos para cualquier acto social que se pueda llevar a cabo de una manera totalmente personalizada, como la familia quiera.

UN REFERENTE EN ÁLAVA
La Funeraria Virgen Blanca nace en 1952 en Vitoria como una iniciativa colectiva de un grupo de comerciantes de la ciudad. Desde entonces hasta nuestros días ha mantenido inmutable una filosofía que ha sido, con toda seguridad, la clave de su éxito. Se ofrece un escrupuloso respeto por el duelo familiar, ya que se trata de un contexto emocional en el que cualquier detalle, por pequeño que sea, se experimenta y recuerda de una manera especial.

El Tanatorio Virgen Blanca, primero estuvo situado en Cofradía de Arriaga y se trasladó junto al cementerio de El Salvador en 2006. Posee un entorno natural privilegiado, lejos del tráfico y el estrés y cuenta con unas completas y modernas instalaciones: confortables salas de vela, sala de ceremonias, zonas ajardinadas y de descanso, crematorio… Su amplio y cómodo aparcamiento, en el acceso al cementerio, reduce y facilita en todo momento los desplazamientos de los/as familiares.


El grupo funerario Asistea renueva sus webs haciéndolas más atractivas y de fácil navegación (El Funerario Digital) 

El Grupo funerario Asistea y varias de sus funerarias han estrenado recientemente nuevos sites corporativos, con el objetivo de ofrecer una mejor experiencia al usuario, con un diseño más atractivo y facilitando su navegación a lo largo de la visita. La renovación se ha llevado a cabo tanto en la web de Asistea como en las webs de Funeuskadi, Merino Diez y Nuestra Señora de Los Remedios.

También se han unificado las distintas funcionalidades existentes en cada uno de los sites del Grupo, lo que ha permitido ordenar la localización y consulta de sus tanatorios y oficinas funerarias. Igualmente, los servicios de gestoría, servicios esenciales y servicios complementarios, así como la oferta de productos y recuerdos funerarios están ahora clasificados y accesibles para todas las funerarias del Grupo Asistea.

Por su parte, las funerarias Merino Díez y Nuestra Señora de Los Remedios también han incorporado una nueva herramienta, que permite a los usuarios acceder a un buscador de esquelas y suscribirse a un servicio de alertas, servicio similar al que ya ofrecía Funeuskadi.

Asimismo, el Grupo Asistea ha implementado mejoras en aras de facilitar a sus clientes la toma de decisión sobre los distintos servicios de funeral, mediante la simplificación en la búsqueda de servicios y productos y poniendo a su disposición diversas vías de contacto para que puedan resolver cualquier duda que les pueda surgir.

Con esta renovación, el Grupo Asistea da un paso más en su objetivo de protección y acompañamiento a las personas en momentos difíciles. Como especialistas en la gestión integral de los servicios funerarios, el grupo ofrece a sus clientes servicios totalmente personalizados y adaptados a cualquier tipo de creencia, costumbre y sensibilidad. Además, su equipo humano está a disposición de las familias las 24 horas del día.

Finalmente, algunos de los servicios complementarios de Asistea incluyen la publicación de esquelas y agradecimientos y su difusión en medios de comunicación para informar a familiares y amigos sobre la defunción del ser querido; el servicio de mantenimiento de nichos y sepulturas; o la posibilidad de plantar un árbol en memoria de un ser querido.


José Romero, ‘Mejor directivo funerario de España’ (Revista Funeraria)

2 junio, 2022

El premio fue entregado por Carmen Olmeda, de La Guía Funeraria, y por Ruud Van Beurden, Director General de Funeral Products Spain.
En el marco de Funergal La Guía Funeraria entregó la quinta edición de su Premio ‘Mejor directivo funerario de España’. Se trata de un reconocimiento para aquel profesional con una larga experiencia y recorrido en el sector funerario. En esta ocasión recayó en José Romero, directivo de Grupo Albia.
El premio fue entregado por Carmen Olmeda, de La Guía Funeraria, y por Ruud Van Beurden, Director General de Funeral Products Spain, ya que el galardón es una urna de la firma holandesa.

Recordar que la primera edición de este premio fue entregada a Gonzalo Amorós, director de Revista Funeraria.

>> Ver la galería de imágenes ‘Funergal 2022’ de Revista Funeraria

Trayectoria de José Romero en el sector funerario
José Romero se inicia en el sector en 1979 desempeñando labores comerciales de venta de seguros en Santalucía.

Tras un revés empresarial de su padre, Diego Romero, agente de seguros y propietario de una funeraria en Igualada y Vilanova del Camí, José Romero se aparta de la universidad. En 1983 pasó a Responsable comercial de Santalucía de la zona sur de Cataluña, que comprendía Lleida, Tarragona y la zona sur de Barcelona. En 1986 es nombrado gerente de oficina, convirtiéndose en el más joven de España.

Ya en 1989 José Romero pasa a ser Director Regional de Catalunya y Baleares, un puesto que él mismo define como “una suerte de cordón umbilical entre las Agencias de Seguros y la Central de Madrid”. A principios de enero de 1997 la empresa inicia una nueva andadura en Madrid: se centra en Seguros y en dotar a la compañía de un sistema seguro de defensa del asegurado y de sus derechos funerarios, garantizando que no hubiese problemas en ninguna de las prestaciones funerarias.

Los inicios de Albia
Ese mismo año José Romero se involucra en dirigir la inspección de Siniestros de Decesos, la cual siguió funcionando hasta no hace mucho tiempo, habiéndose incorporado recientemente a otro departamento del Grupo. Asimismo, se decide crear una estructura funeraria que garantice la prestación de servicios a los asegurados y a los no asegurados. Se inicia con dos funerarias en Andalucía y otra en Catalunya.

“En aquel momento no había claridad de opiniones ni de acción.  Al poco tiempo y con la ayuda inestimable de mi compañero y amigo, además de Asesor y Letrado del Consejo, D. Manuel Gil Diez-Conde, se va creando la estructura e incluso el propio nombre del embrión que era y en lo que se convertiría Albia”, explica José Romero.

“Se empieza a ver dónde necesitamos crecer para garantizar prestaciones y vamos poniendo el foco en las zonas concretas. Se inician contactos con diversas empresas para poder integrarlas mediante la compra de participaciones o entrando en sus accionariados en varias formas y distintos porcentajes. Con los años, distintas empresas, sobre todo familiares, que confían en nuestra manera de hacer empiezan a ofrecerse para integrarse a nuestra estructura. Por ello con el tiempo nos convertimos en Grupo Albia que, con los años, ha ido creciendo en prestigio y en prestaciones de calidad, llegando a la actualidad a realizar unos 40.000 servicios y alcanzar unos ingresos que rondan los 150 MK €”.

Hasta aproximadamente 2015 José Romero fue Apoderado General y Administrador de Albia. “Todos estos años han sido estresantes pero la verdad es que han sido muy bonitos. Cuando haces lo que te gusta te llena mucho y eso es como lo he vivido y sigo viviéndolo, pero de otra manera. El trabajo en este caso ha sido muy gratificante y el tratar con diversos tipos de persona enriquece tu vida personal y laboral”.

Asesorando desde la experiencia y el saber hacer
Al inicio de la pandemia, en 2020, y después de arrastrar desde 4 años antes problemas de salud – en algún momento muy graves y que incluyeron seis meses hospitalizado-, José Romero decide dar un paso al lado. “La idea era incorporar gente nueva y más capaz para seguir creciendo como Grupo por la geografía Nacional y por Sudamérica”. Desde aquella fecha José Romero dirige algunas de las sociedades participadas del Grupo y  forma parte de sus Consejos de Administración. También desempeña labores Ejecutivas en Panasef, entidad de la que es miembro de la Junta de Gobierno y Tesorero. Asimismo, actualmente colabora como Asesor de confianza de Juan Rodríguez, CEO de Grupo Albia.

“Toda mi carrera profesional ha sido posible gracias a la inestimable ayuda interna de la que he gozado en casa con el apoyo de mi mujer Eulalia (Lali) y mis hijos, que llegaron a Madrid con 7 y 3 años.  Fue muy duro para todos llegar a una ciudad que yo conocía laboralmente, pero ellos no. Llegamos en enero de 1997 con una nevada impresionante, teníamos que buscar vivienda y cambiar de chip. Gracias a ellos, conseguí tener la cabeza despierta y fresca para seguir trabajando día a día con mucha ilusión hasta llegar al Albia de hoy. Me siento extremadamente orgulloso de haber podido contribuir a ello”, concluye José Romero.

Uno de los protagonistas de las últimas décadas
El CEO de Grupo Albia ha querido dedicar unas palabras a José Romero con motivo de la entrega de este premio otorgado por La Guía Funeraria.

“No se puede entender el sector funerario en España sin conocer los protagonistas de las últimas décadas en múltiples grupos funerarios de todos los tamaños. Tampoco se puede entender el pasado, el presente y el futuro de Albia sin la figura de José Romero. A los más jóvenes, os recomiendo que os acerquéis a él y le escuchéis, preguntéis y aprendáis, como hemos aprendido y aprendemos todos siempre que compartimos una charla”, afirma Juan Rodríguez.

“Hablar de José es hablar de compromiso, compromiso del de verdad. Cuando le he encomendado una responsabilidad he dormido tranquilo, y siempre la ha desarrollado o solventado mejor de lo que yo tenía en mente, y eso es ser un directivo excelente. Todo lo que tienes te lo has ganado y es muy merecido, amigo. Hablo por Albia y Santalucía cuando digo que nuestras vidas personales y profesionales hubieran sido diferentes, casi seguro peores, si no te hubiéramos tenido cerca”, concluye el CEO de Albia.