Rivas (Madrid), el pueblo más caro para morir; Arona (Tenerife), el más barato (La Razón)

Morirse en Rivas-Vaciamadrid cuesta un 59,3% más que la media de España

28 de marzo de 2019. 13:54h

Morirse en Rivas-Vaciamadrid cuesta un 59,3% más que la media de España, mientras que si mueres en el municipio tinerfeño de Arona pagarás un 38,6% menos que en el conjunto del país.

Son datos de la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa) que hace estos cálculos tras analizar el 80% (216.404) de los sepelios sufragados en 2018 por las aseguradoras, un sector que se hace cargo del 63% de los enterramientos e incineraciones que se producen en España.

Morirse en España es caro. Según cifras de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Si se suman los costes del velatorio, el ataúd, la inhumación o incineración, además de flores, coche y esquelas, el coste medio de un entierro “sencillo” supera los 3.500 euros.

Y hacerlo en la Comunidad de Madrid aumenta las posibilidades de tener que pagar más por un sepelio ya que varios de sus municipios se encuentran entre los más caros para morirse.

Así, después de Rivas-Vaciamadrid, se sitúan como los municipios más caros Madrid capital con un 59,1% por encima de la media, San Sebastián de los Reyes (51,4%), Las Rozas (50,7%) y Alcobendas (48,9%). A continuación están Lérida (48,6%), Mataró (45,9%), Pozuelo de Alarcón y Gerona (41,2%), Valdemoro (40,4%) o Torrejón de Ardoz (36,8%).

Por el contrario, los pueblos más baratos para morirse son, después de Arona, Vitoria, dónde el coste es un 32% inferior a la media, Toledo (29,2%), Zamora y Ceuta (26%), Barakaldo y Getxo (25%), Palencia (21,4%) y Ávila y San Cristóbal de la Laguna con un 19% menos en sus precios.

Por provincias, las más caras para afrontar un sepelio son Gerona, Madrid y Barcelona dónde se paga un 29, un 27 y un 21 por ciento, respectivamente, más que la media del país.

Detrás de ellas se sitúan Lérida (19,4%) y Huesca (15,7%) y Pontevedra (15,03%).

Y en el extremo opuesto, aquellas dónde se paga menos por un sepelio están varias provincias castellanas y los cabildos canarios.

En este grupo, junto con las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, destacan Zamora, con un 39,7% por ciento menos que el conjunto del país, Santa Cruz de Tenerife (36,2%), Palencia (29,7%), Soria (27,1%) y Cuenca (26%).

Entre los municipios más grandes, los que superan los 250.000 habitantes, Madrid (59%), Vigo (33%) y Valencia (27,9%) son las ciudades donde fallecer resulta más costoso.

No obstante, hay media docena de localidades que, pese a ser grandes, un entierro cuesta menos que en el conjunto de país.

Son Bilbao, Murcia, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria, Córdoba y Málaga donde los entierros cuestan entre un 17% y un 3% por debajo de la media.

El informe de Unespa también refleja que el coste de trasladar al fallecido desde el lugar donde pereció al sitio donde va a ser enterrado es de 424 euros, cifra que se eleva hasta los 5.987 euros si hay que repatriar el cuerpo desde el extranjero, datos que no están contabilizadas en las medias de los sepelios. EFE


El coste de morirse no es igual para todos (La Opinión La Coruña)

El precio de un entierro o incineración en la ciudad de A Coruña resulta un 23% más caro que la media en el conjunto del país

Alexandra Moledo

A Coruña 28.03.2019 | 20:28

La muerte todo lo iguala y como dice el refrán t an pronto muere el rico como el mendigo. Pero morirse no sale precisamente barato. El coste de un entierro „entre el ataúd, el velatorio, las flores, la inhumación o incineración…„ ronda los 3.500 euros, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Y eso si no hay que repatriar el cadáver, que eleva el montante a pagar entre 424 euros si el traslado del fallecido es dentro del territorio nacional y casi 6.000 si se hace desde el extranjero. El coste de los traslados es uno de los datos que recoge el informe ¿Quién paga más por la muerte en España ? que la patronal del seguro Unespa publicó ayer. Aunque la muerte no distingue de clases ni poder adquisitivo no todos pagan lo mismo por un sepelio. Según el documento, en España las diferencias oscilan entre un 29% más caro que la media que sale un entierro en Gerona frente a un 40% más barato que cuesta en Zamora.

Las provincias gallegas no son de las más caras y solo Pontevedra se sitúa por encima de la media estatal, en concreto, en un 15%. En A Coruña, sin embargo, el precio es un 1,6% inferior que en el conjunto de España, mientras que en Lugo roza el 7,7%. Destaca sobre todo el caso de Ourense, donde la factura es un 22% más económica que el promedio.

Si se analizan los municipios españoles que rebasan los 250.000 habitantes, Vigo se sitúa como la segunda ciudad donde fallecer resulta más costoso. Por tanto, entre los ayuntamientos que superan los 75.000 habitantes, la urbe viguesa se cuela en los 20 primeros puestos a nivel nacional y en el primero en el ranking de las ciudades gallegas. En la clasificación autonómica, después de Vigo figuran A Coruña y Pontevedra, ambas por encima del conjunto estatal en un 23%. También supera ese umbral Lugo con un coste un 9% más elevado. En la capital gallega y en la urbe ourensana la variación es positiva y ronda el 2% en ambos casos. Solo en Ferrol es más barato morirse que en el resto de España, con tarifas un 7,7% más económicas que la media.

El estudio revela que la mayor parte de las provincias donde morir resulta más caro están en el noreste. Así, En Gerona cuesta casi un 30% más que en el resto del territorio nacional. Destacan también Madrid y Barcelona con diferencias de más del 20%. En el extremo opuesto se sitúan zonas como Zamora, Tenerife, Palencia o Soria, donde las cuantías son entre un 20% y un 40% más asequibles que el promedio español.

Para no hacer el desembolso total en el momento del fallecimiento muchos recurren a los seguros de decesos, que se hacen cargo de seis de cada diez sepelios en España. De ellos, el 60% se cubren con la suma asegurada y en el 40% restante la superan y hay que pagar los costes extras.


Sale de prisión el gerente de la funeraria de la estafa de los ataúdes (Eldiario.es)

Su abogado asegura en un comunicado que nunca debió estar dos meses en la cárcel y  que espera que tanto su fianza, de 800.000 euros, como la de su hermana, de 200.000, “se reduzca hasta su desaparición”

El letrado seguirá insistiendo en la puesta en libertad del padre, para el que la jueza no fijó fianza
Laura Cornejo
29/03/2019 – 17:30h

El gerente de la funeraria de la estafa de los ataúdes, Ignacio Morchón Vaquero, salió del Centro Penitenciario de Valladolid este viernes, después de dos meses en prisión preventiva “que nunca debió cumplir”, según un comunicado enviado por su letrado a eldiario.es.

Morchón, al que la juez impuso una fianza de 800.000 euros tras su detención, no quiso, en un primer momento, hacerla efectiva, puesto que su padre, fundador de Grupo El Salvador y gerente hasta hace unos años, también se encuentra en prisión y no quería dejarle solo. Sin embargo, la difícil situción que atraviesan las empresas del grupo le ha hecho cambiar de opinión. “Esperemos que este hecho ayude a la continuidad empresarial y al mantenimiento de los puestos de trabajo ahora en riesgo”, dice su letrado. Al igual que hizo su hermana, Laura Morchón, hace dos semanas, ha presentado una fianza hipotecaria con cuatro inmuebles.

Además, la defensa de los Morchón intentará que las dos fianzas que se han prestado, la de Ignacio y la de su hermana Laura, esta última de 200.000 euros avalada con un piso, se reduzca “hasta su desaparición”, así como para que el padre quede en libertad. “La prisión que se mantiene es del todo improcedente a la vista de las circunstancias”, finaliza.

Según la investigación, a lo largo de 20 años, en los dos tanatorios que El Salvador tiene en Valladolid se sacaron los cadáveres de sus ataúdes antes de incinerarlos para revenderlos varias veces. Este presunto delito de estafa continuada afectó a más de 5.000 familias y se defraudaron unos 7 millones de euros. La Operación Ignis arrancó hace más de un año, tras la condena por extorsión a un exempleado de la funeraria, que amenazó a Mochón con desvelar prácticas irregulares si no recibía una compensación económica. Este hombre documentó con fotos y notas más de 5.600 cambiazos.  El extrabajador forma parte de los 26 imputados en la causa.

La jueza ha pedido la declaración de causa compleja, que implica un plazo de instrucción más amplio, de 18 meses prorrogables, así como un refuerzo de personal. El Tribunal Superior de Justica ha informado favorablemente para que así sea y pide que se incorporen al equipo judicial un inspector y un subinspector de Hacienda.


La mejor colección de carrozas fúnebres de Europa está en España (Ideal)

El cementerio de Montjuic alberga la mejor colección de carrozas fúnebres de Europa. Curiosamente, el último sepelio de una de ellas, La Imperial, fue el de Enrique Tierno Galván, el más recordado alcalde de Madrid
JOSÉ ANTONIO GUERRERODomingo, 31 marzo 2019, 03:58

Será cosa del humor negro o quizá del destino, pero ya es curioso que el más enrollado de los regidores matritenses emprendiera su postrero viaje dentro de un coche expresamente trasladado desde Barcelona. Al bueno de Tierno Galván lo llevó hasta el cementerio de La Almudena una carroza fúnebre del museo del cementerio de Montjuic. Conocida como La Imperial, tuvo que ser enviada urgentemente en tren hasta Madrid, pues a la berlina destinada a conducir por la Puerta del Sol al Viejo Profesor se le murió el motor en el último momento. Se pensó entonces en una lujosa carroza del Ayuntamiento de Vic, pero, ¡ay!, exhibía bien grande un escudo catalán, incómodo detalle que acabó decidiendo a las autoridades capitalinas a buscar el auxilio del eterno rival. Salvado ‘in extremis’ el contratiempo, don Enrique se dio su último garbeo por las calles de su Madrid a bordo de la joya de la colección de Montjuic, genial guiño gamberro del alcalde de la Movida. En aquel multitudinario entierro del 21 de enero de 1986, solo unos pocos sabían que el coche mortuorio lucía en un discreto rincón de su bruñido chasis un escudo de la muy barcelonesa Casa de la Caridad, antecesora de la empresa municipal de los cementerios de Barcelona, que, precisamente, había adquirido La Imperial en Madrid en los años 30 del siglo pasado para reforzar su negocio funerario en la Ciudad Condal.

«El escudo era pequeñito y ocupaba un espacio en la parte baja de la carroza, así que no era tan visible. Además se tapó con unas flores, con lo cual tampoco se adivinaba que fuera de Barcelona». Lo cuenta Adrià Terol, un historiador de 32 años que viene de familia de funerarios y que es feliz con su trabajo de guía de los cementerios de Montjuic y Pobleneu, los decanos de Cataluña. Ambos conservan un patrimonio funerario impresionante, y el Museo de Carrozas Fúnebres merece un lugar destacado. Son trece (el número ya promete) fantasmagóricos carruajes los que conforman ese inquietante ajuar mortuorio, único en Europa y abierto gratis al público.

Esos coches (algunos del siglo XIX) tirados por caballos llevaron a sus definitivas moradas a insignes próceres de la patria y al último obrero textil de La Rambla. La Imperial también trasladó el cadáver de Benito Pérez Galdós (enterrado en La Almudena en 1920), pero la más emblemática de la colección es La Estufa, un carruaje de hechuras aristocráticas, así bautizado porque sus grandes y costosos cristales protegían del frío y de la lluvia a sus ocupantes. Utilizado por la alta burguesía catalana para presumir y hacer ostentación de su riqueza, el vehículo no tardó en dar el paso a la cosa de las pompas fúnebres. Pronto su urna rodante brillaría en suntuosos enterramientos, como los del pintor Santiago Rusiñol (1931) y Enric Prat de la Riba (1917), uno de los padres del nacionalismo catalán.

A diferencia de La Imperial, La Estufa «estaba fabricada en Barcelona y por eso era la elegida por la gente importante de aquí», afirma Adrià, que siempre que explica a los visitantes (cinco mil al año) los detalles de este carruaje dedica unos instantes a recrear cómo eran aquellos sepelios en los que la gente salía a las calles y arrojaba claveles al paso de la comitiva mortuoria, a la que acompañaban los réquiems interpretados por bandas de hasta setenta músicos.

La galería también guarda un lugar especial para el Grand Doumont, una pieza de lujo, creada por el duque francés Louis d’Aumont (de ahí su nombre), de chasis elegante, maderas de ébano talladas a mano y orfebrería de bronce. Al Grand Doumont recurrían las familias de clase acomodada para despedir con todo boato a sus muertos, que para eso se iban dejándoles sus fortunas.

Adormideras y relojes alados

La curiosa flotilla de carruajes no deslumbra, lógicamente, por su rico colorido, pero sí por los detalles mortuorios que se adivinan en los pliegues decorativos de los vehículos. Conviene detenerse ante las alegorías de esa escenografía y tratar de descubrir entre su barroca ornamentación las figuras ligadas por tradición a la fugacidad de la vida. Angelotes que guían el alma del difunto; santos como Santa Lucía con sus ojos vendados (la fe ciega), el reloj de arena alado (metáfora del ‘tempus fugit’), la flor de la adormidera (símbolo del sueño eterno), las coronas de siemprevivas, las guadañas de la muerte, las letras alfa y omega (principio y fin de los tiempos), plañideras y búhos, sinónimo de sabiduría pero también una rapaz nocturna que, al guiarse en la oscuridad, se le atribuye el poder de ver el más allá. «En el mundo pagano -ilustra Adrià-, escuchar un búho era el anuncio de una muerte inminente, y esto se aplicó luego al mundo funerario».

La irrupción de las carrozas fúnebres en Barcelona está íntimamente ligada a la inauguración en 1819 del viejo cementerio de Pobleneu, situado fuera de las murallas de la ciudad para acabar con la insalubridad de los entierros en los camposantos de las parroquias urbanas. En 1835, ante las dificultades que suponía el traslado del cadáver a pie y en parihuela, se estableció la obligación del uso de carruajes, lo que desató cierta contestación ciudadana al encarecer el nuevo servicio los sepelios. «Realmente era un dineral», apunta Adrià, que se hace eco de las tarifas de un catálogo de 1876 que ofrece entierros de gran lujo por 250 pesetas, y otros más sencillos «tirados por dos caballos» a 40 pesetas. «Era muchísimo dinero y la gente lo pagaba a plazos durante toda su vida. Un obrero ganaba unos 120 reales al año, unas 30 pesetas».

Por eso, la mayoría recurría al carruaje más popular, La Araña, así conocido por su estructura basada en cuatro sencillas varas de acero que recuerdan las patas de un arácnido. La gente exclamaba a su paso ¡mira, una araña! y al cochero le llamaban el ‘cazarañas’. Era el más humilde de todos, el que alquilaban obreros, jornaleros y pobres de solemnidad. Los de tonalidades blancas, el color de los ángeles, símbolo de pureza y virginidad, se reservaban para transportar los féretros de infantes (bebés y niños menores de siete años) y párvulos (menores de doce). En aquellos años (desde la segunda mitad del XIX a bien entrado el XX), la tasa de mortalidad infantil alcanzaba el 50% en las clases menestrales. El carruaje blanco también transportaba los restos de monjas y de doncellas, «las mujeres que morían solteras», explica el guía de este museo de coches con un rasgo inequívocamente común: nadie quiere ser su pasajero.


Adjudican por 156.969 euros la ampliación del cementerio (El Periódico Mediterráneo)

R. D. BENICARLÓ
01/04/2019
El Ayuntamiento de Benicarló ha adjudicado dos proyectos que salieron a licitación en el mes de febrero. Por un lado, se trata de las obras de construcción de 344 nichos y 120 columbarios, que forman parte de la segunda fase de ampliación del cementerio municipal y que se han adjudicado a la empresa Conste 3.0 por un importe de 156.969 (IVA incluido). Esta intervención Los completará la primera fase de ampliación, realizada en el 2009, cuando se edificaron 276 nichos y 210 columbarios.
La actuación, que tiene un plazo de ejecución de dos meses, asegurara a corto y medio plazo el servicio funerario municipal, que gestiona una media de 50 defunciones anuales. Una cifra que, de no acometerse estas obras, completaría el camposanto en solo dos años, ya que solo quedan 103 sepulturas disponibles.

Por otra parte, se ha adjudicado a la empresa Becsa el acondicionamiento de la tercera fase del camino de la Fossa del Pastor, entre la AP-7 y la CV-138. Esta será ya la última etapa, de forma que, una vez ejecutadas las labores, el vial quedará del todo arreglado.

En total, se han invertido más de 500.000 euros en la adecuación del camino de la Fossa del Pastor, una de las calzadas rurales más transitadas del término municipal.


Las obras del nuevo velatorio de Taganana costarán 367.000 euros (Eldia.es) Santa Cruz de Tenerife

La empresa Fachadas Dimurol S.L. ejecutará los trabajos en ocho meses La actuación se desarrollará en el espacio que también ocupan el consultorio médico y la sede de la asociación de vecinos.

El Día, S/C de Tenerife 2/abr/19 6:27 AM

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz, presidida por el alcalde, José Manuel Bermúdez (CC), adjudicó ayer el contrato de las obras para el nuevo velatorio de Taganana a la empresa Fachadas Dimurol S.L., por un importe total de 367.000 euros. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de ocho meses desde su inicio.

Esta actuación se desarrollará en el inmueble que ocupan en la actualidad el consultorio médico y la sede de la asociación de vecinos, que también verán mejoradas sus instalaciones, gracias a un proyecto “consensuado en todos sus términos con los residentes del pueblo”, según informa el gobierno capitalino.

Al término de la sesión de la Junta de Gobierno, Bermúdez recordó las diversas reuniones mantenidas con los vecinos durante el desarrollo del expediente “con el objetivo de ajustar las obras a las necesidades reales de los vecinos de la zona”.

El alcalde subrayó que esta actuación municipal es similar a la que ya se ha ejecutado en la zona de El Tablero para la construcción de un nuevo velatorio, que además de dar cumplimiento a la nueva normativa, permite prestar este servicio en uno de los núcleos más alejados del centro.

El concejal de Obras e Infraestructuras, José Alberto Díaz-Estébanez (CC), añadió que el proyecto contempla la reordenación de los espacios del edificio, de modo que se compatibilice su utilización como velatorio, además de conservar el consultorio médico y la sede de la asociación de vecinos.

El edificio cuenta con tres plantas y el proyecto se centra básicamente en la primera de ellas. La planta baja seguirá destinada a consultorio y la segunda, a la asociación vecinal.

Díaz-Estébanez insistió en que el velatorio cumplirá los nuevos requisitos que exige la normativa autonómica de sanidad mortuoria y que, en ese sentido, se delimitarán los espacios precisos: una sala de preparación, un área refrigerada de exposición del féretro, una zona de estancia para familiares, espacio de espera para el público y aseo.

La obra también contempla la modificación de las actuales escaleras que dan acceso a la primera planta y la habilitación de un ascensor para garantizar el uso de las instalaciones por parte de personas con movilidad reducida.

El proyecto prevé también la actuación sobre las fachadas y la carpintería para erradicar las humedades existentes.

El Cabildo de Tenerife también ha adjudicado en la zona la obra de acondicionamiento del acceso a la playa de Almáciga, en el término municipal de Santa Cruz, según aprobó el Consejo de Gobierno insular en una reciente reunión. Esta actuación, que cuenta con un presupuesto de 161.443 euros, está incluida en el programa Tenerife y el Mar, incluido en el MEDI-FDCAN.

Las obras, que cuentan con un plazo de ejecución de tres meses, consisten esencialmente en la ejecución de una rampa desde el inicio del muro existente de contención de la carretera TF-134 hasta la playa.

Primero se demolerán los elementos fijos de parte del camino peatonal existente. La rampa seguirá el trazado del muro de piedra y tendrá un pavimento de traviesas ecológicas de madera además de una barandilla del mismo material. En la zona intermedia de la rampa en contacto con la arena de la playa, se instalará una ducha con lavapiés.

En el marco también de la iniciativa Tenerife y el Mar, el Cabildo mejorará el acceso a la playa de Benijo, también en Santa Cruz, un proyecto que se sacará próximamente a licitación por un importe de 266.339 euros y con un plazo de ejecución de cinco meses.

El programa Tenerife y el Mar incluye un total de 176 actuaciones en el litoral de la Isla que supondrán una inversión global de 65 millones de euros en diez años. El objetivo de esta iniciativa es poner en valor las especiales características del litoral tinerfeño.


Funerària de Terrassa mejora la oficina de atención al visitante del cementerio municipal (Revista Funeraria)

En Noticias,
Abr 02, 2019

La empresa municipal Funerària de Terrassa ha llevado a cabo durante el pasado mes de marzo un proyecto de renovación y adecuación de la Oficina de Atención al Visitante del Cementerio Municipal. El objetivo de esta actuación ha sido reforzar la estructura, optimizar el uso de los espacios, adaptarlos para nuevas funcionalidades y actualizarlos para hacerlos más cómodos y eficientes.
Durante dos semanas, la instalación ha estado cerrada al público y la atención a los visitantes del cementerio se ha trasladado a las oficinas del tanatorio. La voluntad de Funerària ha sido en todo momento minimizar las posibles molestias a los visitantes, ofreciendo un punto de servicio a pocos metros de la oficina del cementerio y dentro del mismo recinto del complejo funerario municipal.

Durante el periodo de ejecución de las mejoras, la oficina de atención de la calle Topete ha contado con personal de refuerzo para atender a todas aquellos ciudadanos que han necesitado realizar trámites relacionados con el cementerio desde esta céntrica ubicación.

La nueva configuración de la oficina permitirá incorporar el traslado de restos al listado de trámites que se pueden hacer desde este equipamiento. También ofrece un espacio íntimo, cómodo y funcional para la entrega de las cenizas.


FALTA DE TRABAJADORES

El PSOE tilda de “inhumano” el estado del horno crematorio y del cementerio de Santa Catalina (www.ceutaldia.com)

CAD  03 ABRIL 2019 16:39 H.
El PSOE ha tildado este miércoles de “inhumano” el estado en el que se encuentran “el horno crematorio del cementerio y sus instalaciones”, de lo que ha responsabilizado al Gobierno de Vivas por desatender “una labor tan importante y delicada como es la cremación de nuestros seres queridos en unas instalaciones que dejan mucho que desear”.
Contra el Ejecutivo local del PP han arremetido los socialistas también “por su nefasta política de reposición de empleo”, ya que “los escasos trabajadores del cementerio de Santa Catalina se sienten desbordados para cubrir estas funciones y se está utilizando al personal del Plan de Empleo”, ha replicado el comunicado difundido hace apenas una semana por UGT.

Para los de Manuel hernández “es intolerable esta situación” y “es necesario cubrir las plazas vacantes de la actual escasísima plantilla, que somete a un sobreesfuerzo a los trabajadores de este servicio y lo peor de todo es que se utilice a un personal sin formación como es la plantilla del Plan de Empleo”.

Por todo ello desde Daoiz han exigido “que el Gobierno de Vivas atienda y mejore unas instalaciones con graves deficiencias, y aumente la plantilla de trabajadores”.


Aparecen pintadas en el tanatorio de Ciempozuelos, su director dice que son producto de las presiones del ayuntamiento (El Funerario Digital)

Noticias 3 abril, 2019
elfunerariodigital.com
Aparecen pintadas en el tanatorio de Ciempozuelos, su director dice que son producto de las presiones del ayuntamiento
Vía: Zigzag

El tanatorio de Ciempozuelos (Comunidad de Madrid) ha aparecido en la mañana del martes 2 de abril totalmente pintado. Las pintadas están hechas con mala intención y rodean todo el edificio funerario, en ellas su puede leer lo siguiente: “no a la contaminación”, “iros ya”, “incineraciones masivas no” o “cierre ya”.

Rafael Rodríguez, director del tanatorio, considera que las pintadas son producto de las “presiones” que el Ayuntamiento de Ciempozuelos “ejerce para que se cierre”. La alcaldesa, Chus Alonso, pertenece a Ahora Ciempozuelos.

Rafael Rodríguez asegura que, “están como locos porque nos vayamos, el tanatorio les molesta”, según el director, el ayuntamiento tienen planes para desarrollar un parque comercial en los terrenos que se encuentran detrás del tanatorio por ello el servicio de tanatorio les “sobra”. El mismo martes se han iniciado las obras de urbanización del sector.

El gobierno del Ayuntamiento de Ciempozuelos inició en julio de 2017 los trámites para retirar la concesión del tanatorio municipal tras haber detectado “incumplimientos en materia ambiental y económica de la empresa Localfuner S.L.”, adjudicataria del servicio desde 2006 por un periodo de 20 años y contra la que también estudiaban emprender acciones legales.

El pasado 8 de marzo el Ayuntamiento de Ciempozuelos clausuró el horno crematorio y como respuesta la dirección del tanatorio realizó la correspondiente denuncia ante el Juzgado. El servicio de crematorio permanecía paralizado desde junio de 2018 por no contar con licencia municipal para su apertura.

Localfuner S.L., solicitó la licencia pagando las tasas administrativas y aseguran que lo único que han recibido por parte del Ayuntamiento es un absoluto silencio.

El pasado 2 de febrero la dirección del tanatorio decidió reabrir el horno crematorio entendiendo “silencio administrativo”. A los pocos días recibieron una orden para clausurar el horno con fecha 8 de marzo.  El tanatorio interpuso el lunes 1 de abril un recurso contra su cierre.

Rafael Rodríguez, director del tanatorio, reitera sus sospechas de que la falta de diálogo por parte del Consistorio se debe a “su interés por asignárselo a otra empresa”. La alcaldesa confirmó en una entrevista a Zigzag su decisión de rescindir el contrato a Localfuner S.L., y declaró que “en un mes y medio tendremos preparado un nuevo contrato para la gestión del tanatorio”.


Remsa construye 60 nichos y 32 columbarios en el cementerio de Sant Jaume d’Enveja (Tarragona)

Vía: Remsa

Una actuación de la empresa de servicios funerarios REMSA, ha significado la solución definitiva, al menos para los próximos 5 años, de la falta de sepulturas en el cementerio municipal de “Sant Jaume d’Enveja” (provincia de Tarragona), con la construcción de 60 nuevos nichos y 32 columbarios.

Una obra muy oportuna, especialmente por los columbarios, dada la tendencia actual de incinerar a los difuntos, motivo por el cual la demanda había crecido sensiblemente en los últimos años.

El ayuntamiento de la localidad tenía un espacial interés en solucionar a la mayor brevedad este tema, dado que se quería evitar posibles problemas de espacio en un futuro.

Por este motivo Remsa, que es la empresa encargada de la gestión de cementerio, aceleró las obras para tenerlas acabadas en un corto período de tiempo. Los nichos se construyeron en solo día y medio, lo que ha supuesto a la vez mínimas molestias para los usuarios.

El alcalde del municipio, el señor Joan Castor Gonell, aseguró que esto debe significar una mejor de espacio y sobretodo ha mostrado su satisfacción por “la posibilidad de ofrecer un nuevo servicio al municipio de Sant Jaume d’Enveja pudiendo depositar los restos de sus difuntos en los columbarios que se encuentran dentro del mismo cementerio”.


El tanatorio El Salvador aporta un informe para probar que la proveedora de féretros no es una empresa fantasma (El Norte de Castilla)

Según los letrados de la defensa, este informe demostraría la autenticidad de la relación mercantil y que no se produjo una sobresaturación en 2010
M. J. PASCUALValladolidJueves, 4 abril 2019, 07:38

Los letrados de la defensa de las sociedades Agencia Castellana y El Salvador han presentado un informe pericial en el juzgado que instruye las diligencias por la presunta estafa en las incineraciones que probaría, sostienen, que la relación con su proveedora de féretros, Senovilla (también investigada en la operación Ignis), era «auténtica y de muchos años» y no, como sostiene Vigilancia Aduanera, una empresa fantasma.
Este informe, explicaron, demostraría la autenticidad de la relación mercantil y que no se produjo una sobresaturación en 2010 «porque esa sobresaturación a la que se refieren fue en los precios y no en las unidades». Se apoyan en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León emitida después de que la funeraria recurriera la inspección de Hacienda correspondiente a ese ejercicio de 2010, «sentencia que determinó probada y real la relación entre las empresas y la existencia de una compraventa regular de ataúdes y, de hecho, decidieron no imponer sanción alguna».

La Agencia Tributaria abrió en 2010 una investigación por una supuesta sobrefacturación de 300.000 euros. Senovilla habría aportado facturas de que adquirió 3.000 cajas «semielaboradas» a una empresa de Xátiva, de las que la funeraria de Morchón habría adquirido poco más de un millar después de que la proveedora se había ocupado de los acabados de los féretros. Senovilla habría vendido a 400 euros unidad y El Salvador dedujo ese gasto del impuesto de sociedades.

Según la defensa, ello desmontaría la hipótesis acusatoria de que la funeraria necesitaría el concurso de otra empresa para poder realizar los cambios de los féretros, mediante la realización de facturas falsas. Ambas firmas terminaron su relación en 2017, apuntaron las mismas fuentes, que insisten en que Senovilla «sigue teniendo actividad»


Vigilancia Aduanera señala a la mayor proveedora de Morchón como pantalla para dar cobertura legal al ‘cambiazo’ de los ataúdes (El Norte de Castilla)

El informe concluye que pudo existir «entendimiento» entre Agencia Funeraria Castellana y Senovilla «para facilitar la ocultación» del número de féretros adquiridos y utilizados en las cremaciones

M. J. PASCUAL ValladolidJueves, 4 abril 2019, 14:17

El informe realizado por funcionarios de Vigilancia Aduanera sobre los proveedores de féretros a las empresas funerarias de Ignacio Morchón apunta a que Senovilla, una empresa familiar con domicilio en Santovenia de Pisuerga, pudo servir durante años para dar cobertura legal al ‘cambiazo’ de los ataúdes en el crematorio.
Los investigadores aseguran en su informe «no encontrar explicación» al hecho de que la funeraria Agencia Funeraria Castellana no adquiriera directamente los ataúdes a los fabricantes, sino que utilizaba como proveedor a esta firma vallisoletana, «que obedece más a la figura de un intermediario ficticio interpuesto que al de un operador real independiente». Es por ello, sostienen que, en principio, y a falta de una comprobación posterior de facturación, pagos y existencias, «puede existir entre ambos un entendimiento que facilite la ocultación del número de ataúdes adquiridos y utilizados en las cremaciones».

La investigación patrimonial fue encargada el 27 de abril del año pasado por la magistrada titular del Juzgado de Instrucción 6 de Valladolid, que ha dirigido la operación policial Ignis para esclarecer, como denunció un año antes un exempleado de Parque el Salvador, la supuesta sustracción sistemática de féretros antes de la incineración y la sustitución de los mismos por otros de peor calidad o, incluso, por restos incompletos o meros sudarios para la cremación de los cadáveres, así como de coronas y centros florales con el objetivo de revenderlos y obtener un beneficio económico.

Entre los proveedores de féretros de las sociedades Parque El Salvador SL y Agencia Funeraria Castellana SL destaca una sociedad, Fabricados Senovilla, el fundador de la empresa, Victorio Senovilla Sánchez, su ahora exesposa María del Carmen Bermejo Cobos y el hijo de ambos, Borja, todos ellos investigados en la operación Ignis y figuran entre la veintena de detenidos (y puestos en libertad provisional) por la supuesta estafa de los ataúdes. Entre la documentación fiscal estudiada, los investigadores fijan la atención un informe de la inspección de tributos de septiembre de 2012 en el que, tras requerir al primer titular información complementaria sobre el ejercicio de 2010, los inspectores concluyen que la facturación es demasiado elevada, dado que el titular trabaja solo, no tiene local, no subcontrata el trabajo con nadie. Centran sus sospechas de esta sobrefacturación en el mayor cliente, Agencia Funeraria Castellana, la empresa de Ignacio Morchón, que realiza más del 65% de las compras de ataúdes al grupo de Senovilla durante el periodo de 2006 a 2017. Es decir, de los más de 3,8 millones de euros en ataúdes que compró la funeraria de Morchón a una decena de empresas, unos 2,5 millones de euros los adquirió a los Senovilla, según se desprende de los pagos realizados a proveedores.

A los inspectores les sorprende el gran salto de la facturación que experimenta Senovilla entre 2008 y 2011 en relación con Funeraria Castellana, al pasar de 122.365 euros a 318.876. Se considera probada «la imposibilidad material de que, con los medios a su disposición, emita facturas con importes tan elevados», se considera que existe sobrefacturación y por ello centran la atención en Agencia Funeraria Castellana como principal receptora de las facturas de Victorio Senovilla y se propone un plan de inspección.

En efectivo
La actividad de Fabricados Senovilla se remonta a 1994 y hasta 2005 figura esta sociedad limitada como fabricante de ataúdes, aunque después se limita a adquirir las cajas en bruto y a realizar los acabados (barnices, adornos, herrajes). El padre se dio de alta hasta 2011, año en que es relevado por su entonces esposa hasta 2016. El hijo de ambos se dio de alta ese año para sucederles en el negocio. Según los investigadores que han analizado la información tributaria de estas personas «quien sigue estando detrás de todas estas actividades, a pesar del cambio de titulares, siempre ha sido el padre, quien tiene una muy buena relación con Agencia Funeraria Castellana». De hecho, en la información solicitada al primer titular sobre alguna de las facturas que no se justifican con un documento de ingreso, señaló que «han sido saldadas o abonadas mediante anticipos o pagos a cuenta en efectivo, entregados en persona y con total confianza, debido a que la relación comercial es fluyente y distendida». Tanto es así, que en el tanatorio de El Salvador del camino del Cementerio de Valladolid, es donde Victorino Senovilla realiza los acabados de los ataúdes, «utilizando para ello las instalaciones y el personal de la Agencia Funeraria Castellana».

Los funcionarios de Vigilancia Aduanera concluyen que para poder realizar el ‘cambiazo’ y a la vez dar cobertura legal «para no llegar a ser descubiertos en el caso de que se realice una comprobación ‘a posteriori’, necesita que en su contabilidad cuadre el número de ataúdes adquiridos a sus proveedores con el de las inhumaciones y cremaciones». Así, «necesita la intervención de un tercero que se ofrezca a proporcionar facturas de ataúdes sin levantar sospechas, pero que a su vez no le repercuta negativamente a sus declaraciones tributarias». Esas premisas, indican, apuntan a la empresa familiar de los Senovilla porque «la mayor parte de las ventas las realizan a Agencia Funeraria Castellana, existe unarelación de confianza admitida y comprobada y están en el régimen de estimación objetiva de módulos, «lo que implica que es indiferente el importe de los ingresos reales de su actividad, puesto que los rendimientos se determinan en base a unos signos e índices legalmente establecidos».

Sin sanción administrativa
Sin embargo, para los letrados de Agencia Castellana y El Salvador, es endeble esta argumentación de vigilancia aduanera sobre que el proveedor de ataúdes es una empresa ficticia. Por ello han presentado otro informe pericial en el juzgado, elaborado por un economista, con el que se pretende probar que Senovilla tiene actividad y que no existe tal sobrefacturación. En este sentido, señalan que este contrainforme demuestra la autenticidad de la relación mercantil y que la «sobrefacturación» a la que alude la policía judicial no puede traducirse en «unidades» sino en «precios». Además, este extremo del informe tributario inicial fue recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia, apostillan, «que determinó probada y real la relación entre las empresas y la existencia de una compraventa regular de ataúdes, motivo por el que finalmente los tribunales decidieron no imponer sanción alguna». Para la defensa de los Morchón, ello «es determinante, pues contradice el único elemento periférico que corroboraría la tesis acusatoria de que se cambiaron ataúdes.


Grupo Mémora edita un libro sobre duelo infantil (Revista Funeraria)

Por Redacción2
En Noticias,
Abr 04, 2019

Grupo Mémora ha presentado recientemente el libro ‘El dragón de los recuerdos’, editado junto a Plataforma Editorial, para hablar de la pérdida, la muerte, el duelo y el recuerdo a los más pequeños.
Este libro, cuyo texto e ilustraciones van a cargo de Alexia Fernández, pretende normalizar y acercar la muerte a los niños mediante la figura del dragón guardián de los recuerdos, que los protege y les da color para que nos hagan compañía siempre. Y es que, como explica el libro, cuando alguien se va sus recuerdos son lo único que queda entre nosotros, por lo que tenemos que cuidarlos muy bien. A través de metáforas e ilustraciones llenas de color, los más pequeños podrán entender mejor qué es lo que sucede cuando un ser querido fallece y que no tienen por qué tener miedo ni sentirse tristes.

La publicación estará disponible próximamente en los tanatorios y espacios de apoyo de Mémora.