Competencia abre expediente por reparto de servicios de tanatorio en Úbeda (La Vanguardia)

REDACCIÓN
30/05/2019 09:57
Sevilla, 30 may (EFE).- La Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía ha incoado expediente sancionador por presunto reparto del mercado de los servicios de tanatorio en Úbeda (Jáen) a Tanatorio Ciudad de Úbeda y a los comuneros de Funeraria Soria CB.
Las presuntas conductas anticompetitivas consistirían en acuerdos entre los incoados citados para el reparto de los servicios de tanatorio en el municipio de Úbeda, según ha informado la agencia en un comunicado.

La incoación se basa en la “existencia de indicios racionales de la realización de conductas que presuntamente serían contrarias” a la Ley de Defensa de la Competencia, que prohíbe “todo acuerdo, decisión o recomendación colectiva, o práctica concertada o conscientemente paralela, que tenga por objeto, produzca o pueda producir el efecto de impedir, restringir o falsear la competencia”, y, en particular, las que consistan en “el reparto del mercado”.

La ADCA cree que el “uso del tanatorio para velar a los fallecidos es una práctica cada vez más generalizada en las familias, constituyendo un servicio básico para los consumidores, prácticamente insustituible por cualquier otro, ni siquiera por un velatorio en casa”. EFE


Cuatro trabajadores de la funeraria aseguran desconocer el cambio de ataúdes (La Vanguardia)

REDACCIÓN
31/05/2019 14:22
Valladolid, 31 may (EFE).- Cuatro trabajadores en activo del Grupo Funerario El Salvador han declarado este viernes en calidad de testigos ante el Juzgado de Instrucción Número 6 de Valladolid, donde han asegurado desconocer cualquier tipo de práctica de cambio de ataúdes que menciona un extrabajador que denunció a la empresa.
Así Lo han atestiguado en la cuarta sesión de declaraciones ante la jueza que lleva el caso de la estafa por un supuesto cambio de ataúdes adquiridos por clientes de la funeraria y que posteriormente eran cambiados por otros de menor valor antes de la cremación.

Los cuatro testigos han coincidido en que desconocían estas prácticas, supuestamente llevada a cabo durante una veintena de años y que podrían haber afectado a unas 6.000 personas, y han detallado ante las preguntas que les han formulado las diferentes partes cómo se hacían las reducciones de restos y cómo se trataban la cajas y las tapas de cristal, que en ocasiones se retiraban para no realizar la incineración con ellas, según han explicado fuentes jurídicas.

También han explicado la forma de trabajo de la funeraria, que cuenta con un sistema en el que a primera hora se reparten las tareas y se organiza el trabajo, y según han dicho era el propietario, Ignacio Morchón padre, el que ocasiones daba instrucciones y organizaba el trabajo para el mismo día o para el día siguiente.

Respecto al hijo del propietario, Ignacio, han comentado que sus tareas en la dirección y gestión eran pocas veces y sobre las hijas, Laura y Rosario, que las conocían poco, y que a veces se pasaban por la funeraria y en el caso de Rosario se encargaba de la facturación en la oficina.

Los cuatro testigos, trabajadores en activo de la empresa, han explicado también sus cometidos en la misma, con funciones variadas, en las que hacían “un poco de todo” y no siempre han estado en el mismo puesto, algunos en puestos de jardinería, en la cafetería o como enterradores.

Las declaraciones se enmarcan como consecuencia de la operación policial denominada ‘Ignis’ con la que se detuvo a cerca de una veintena de empleados e ingresaron en prisión el propietario y dos de sus hijos.

En un primer momento salió de prisión Laura, una de las hijas, después el hijo, ambos bajo fianza, y el padre permanece en prisión provisional a la espera de reunir los 800.000 euros que la Audiencia de Valladolid le pide poder salir. EFE


Funerarias Valdés se fusiona con las de Occidente y une así cinco tanatorios (El Comercio)

La empresa se expande por el territorio ofreciendo «más calidad y optimizando los recursos», subraya el gerente, Daniel Iglesias
D. S. FUENTE NAVIA.Sábado, 1 junio 2019, 00:10

En la mañana de ayer tuvo lugar la fusión de dos empresas, Funerarias del Occidente del Principado de Asturias S.L. y Funerarias Valdés S.L. La integración de ambas empresas, que suman 26 trabajadores, unifica la gestión de sus cinco tanatorios ubicados en Cudillero, Barcia, Valtravieso, Jarrio y Barres, así como sus cuatro velatorios en Tapia de Casariego, Vegadeo, Los Oscos y Trabada (Lugo).
La fusión de ambas empr

esas mantendrá el nombre de Funerarias del Occidente del Principado de Asturias S.L. y tiene como objetivo una mayor cobertura en el occidente asturiano, en localidades que van desde Cudillero (la parte más oriental) hasta Vegadeo, incluso la provincia gallega de Lugo. Este proceso permitirá a la nueva entidad aumentar, si cabe, la calidad del servicio que venían ofreciendo ambas funerarias. Una suma de esfuerzos que consolida a esta empresa como la mayor funeraria del occidente.

El gerente de la empresa, Daniel Iglesias, calificó de muy positiva la fusión, que «ofrecerá más calidad optimizando recursos», dijo. Destacó también el crecimiento empresarial de «una red de tanatorios que se expande en el territorio», debido a que la empresa sumará el tanatorio de Barcia y Cudillero pertenecientes hasta ahora a Funerarias Valdés.

La empresa, que ahora agrupa a nueve centros, mantendrá sus criterios de calidad, motivo por el cual recibió la distinción Aenor, así como el sello de excelencia europea EFQM 200+ y el premio ‘Langosta de Oro’, que eligió a esta funeraria como la mejor empresa del occidente en 2013.


SANIDAD MORTUORIA

Galicia adapta su norma para dar cabida a enterramientos islámicos (ABC)

El veto a la inhumación sin féretro fuerza a las familias musulmanas a trasladar a sus muertos

Santiago Actualizado:02/06/2019 10:47h1
El artículo 21 del decreto de sanidad mortuoria de Galicia prohíbe la «conducción, traslado y enterramiento o incineración de cadáveres sin el correspondiente féretro o recipiente funerario», una disposición, ya superada en muchas de las comunidades autónomas españolas, que próximamente decaerá también del reglamento gallego para dar cabida a los enterramientos en contacto directo con la tierra requeridos por otras confesiones distintas del catolicismo y, singularmente, por el Islam.

Cumpliendo con el mandato del Parlamento gallego, que en abril de 2017 aprobó una proposición no de ley instando a la Xunta a revisar la normativa, la Consellería de Sanidade abrió en mayo un proceso de consulta previa para actualizar el decreto de 2014 y regular «especialmente» la posibilidad de inhumar los cuerpos sin féretro «para los casos que por razones de confensionalidad así se demande».

Varias muertes trágicas situaron en los últimos tiempos a la vista de la población general el dolor añadido que la imposibilidad de completar el rito funerario en el lugar de residencia acarrea a las familias musulmanas. En mayo de 2018 el matrimonio formado porAbdelkhalek el Bouabi Hailas y Ezzoura Bouadel perdía la vida en la explosión del almacén pirotécnico irregular de Paramos (Tui). El consulado de Marruecos intervino para correr con los gastos de repatriación de sus cuerpos: los fallecidos acumulaban más de una década de residencia en Tui, habían formado una familia allí, dejaban en Galicia a sus hijos de trece y ocho años, pero volvían a su país de origen ante la imposibilidad de ser enterrados en casa de acuerdo a su religión. Las mismas dificultades, recuerda Mustafa Alhendi, presidente de la Comunidad Islámica en Galicia, se evidenciaron en 2017 con el fallecimiento de Moussa, el joven senegalés de 17 años que entró al mar en el Orzán a recuperar un balón y no regresó a la orilla. El cadáver del chico, apunta Alhendi, esperó una semana en el depósito hasta que la comunidad consiguió reunir el dinero suficiente para afrontar el traslado a Senegal. «Son verdaderos dramas sociales», remarca el presidente de la Comunidad Islámica en Galicia, señalando cómo, más allá de los focos, situaciones como las de Mousa y el matrimonio de Paramos se repiten cada día para las familias musulmanas, multiplicando el dolor y encareciendo en unos 8.000-9.000 euros los sepelios. «En Galicia somos una comunidad de casi 30.000 personas, muchas han nacido aquí, han hecho su vida aquí, y están teniendo que ser enterradas en otros países u en otras autonomías que ya han regulado esto. Conozco a varias familias gallegas que van a ver a sus muertos al cementerio de Griñón, en Toledo. Yo llevo 50 años aquí; estudié Medicina en la Universidad de Santiago, hice mi carrera profesional en La Coruña… No quiero que al morir me tengan que llevar a Damasco, allí ya son demasiados los muertos», expone Mustafa Alhendi.

De acuerdo a la religión islámica, explica, el cuerpo del fallecido debe ser lavado y preparado, envuelto en una tela blanca sin costuras. El cadáver se conduce entonces al cementerio y se deposita en la fosa abierta en contacto directo con la tierra, tendido sobre su costado derecho y con el rostro orientado a La Meca.

La proposición no de ley aprobada en 2017 en la Cámara autonómica instaba asimismo a la Xunta a trabajar con la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) en la «creación de cementerios de carácter supramunicipal que puedan atender la demanda de enterramientos conforme a los criterios de las confesiones religiosas minoritarias». Abiertos a distintas vías —desde la construcción de cementerios supramunicipales al norte y sur de Galicia, pasando por la compra privada de suelo o la concesión de anexos a camposantos católicos—, Alhendi sólo aguarda que «de una vez se cumplan las promesas».


El nuevo tanatorio de Jerez estará listo en poco más de un año (Diario de Jerez)

El proyecto promovido por Mármoles Márquez y Mémora cuenta con una inversión de más de tres millones de euros y generará una veintena de empleos
El edificio se levantará sobre la parcela frente al cementerio en la que tiene su sede la empresa jerezana del sector de la lápida con más de medio siglo de actividad

ÁNGEL ESPEJO02 Junio, 2019 – 20:39h

El segundo tanatorio de Jerez estará en funcionamiento en poco más de un año. El proyecto del futuro equipamiento funerario, bautizado como Tanatorio Santa Isabel y que se ubicará en la carretera de Cortes frente al cementerio municipal,cuenta ya con licencia urbanística para el inicio de su construcción, en la que se invertirán más de tres millones de euros.

El estudio de arquitectura jerezano Pérez de Eulate ha sido el encargado de diseñar el proyecto, que contempla la construcción de un edificio de unos 2.500 metros cuadrados útiles repartidos en dos plantas y sótano sobre una parcela calificada como urbana en el PGOU, situada justo en frente del cementerio de Nuestra Señora de la Merced y en la que tiene su sede actualmente Mármoles Márquez, empresa que forma parte de Grupo Orizontia, compañía española especializada en la construcción de camposantos.

El nuevo tanatorio surge de la alianza entre esta empresa jerezana con más de cincuenta años de historia y líder en el sector de la lápida, y Mémora, unas de las firmas más importantes de las pompas fúnebres del país, a fin de ampliar la oferta de servicios funerarios existente en la ciudad, toda vez que Jerez reza como uno de los pocos grandes municipios, si no el único, con un sólo edificio de servicios fúnebres de estas características. Hay que tener en cuenta que la media de duelos en la ciudad ronda en la actualidad los 2.200, lo que vienen a ser unos 185 al mes.

Imagen del cementerio desde la sede de Mármoles Márquez en la parcela en la que se construirá el nuevo tanatorio. Imagen del cementerio desde la sede de Mármoles Márquez en la parcela en la que se construirá el nuevo tanatorio.

EL FUTURO EQUIPAMIENTO CONTARÁ CON MODERNAS SALAS PARA DUELOS, CAFETERÍA Y APARCAMIENTO SUBTERRÁNEO, ASÍ COMO OTROS SERVICIOS FUNERARIOS
El objetivo de los promotores de esta iniciativa privada es comenzar a la mayor brevedad posible las obras, que tienen un plazo de ejecución estimado de doce meses, con lo que Tanatorio Santa Isabel podría estar en funcionamiento a finales de verano de 2020.

Según la información a la que ha tenido acceso este medio, en el edificio contará con entre cinco y seis modernas salas para duelos perfectamente equipadas, así como diferentes servicios funerarios complementarios, como la exposición de lápidas y flores. El equipamiento dispondrá igualmente de cafetería y aparcamiento subterráneo para mejorar el acceso de los familiares y allegados. El tanatorio no tendrá, en principio, horno crematorio, aunque no se descarta su incorporación en un futuro.

LOS PROMOTORES NO DESCARTAN AMPLIAR EN UN FUTURO LOS SERVICIOS CON UN HORNO CREMATORIO

Las negociaciones para la construcción del nuevo equipamiento funerario comenzaron hará cuestión de dos años y el proyecto, tras la pertinente tramitación urbanística, recibió finalmente el visto bueno en la última sesión de la junta de gobierno local, celebrada a finales de mayo.

Mármoles Márquez da el salto así a la gestión de otros servicios funerarios, si bien mantendrá el negocio de las lápidas en un nuevo emplazamiento. Por su parte, el Grupo Mémora se estrena en Jerez, que considera un punto estratégico para el desarrollo de su actividad, centrada en la prestación de servicios funerarios y en la gestión de tanatorios, crematorios y cementerios en España y Portugal. La compañía propiedad del fondo de pensiones canadiense Ontario Teachers’, está presente en una veintena de provincias de la Península, entre ellas Cádiz, donde gestiona el Tanatorio de Nuestra Señora del Rosario y el de San Fernando.

Según los datos publicados por la firma, Mémora alcanza una facturación de más de 150 millones de euros, cuenta con 1.200 empleados en plantilla y realiza más de 46.000 servicios anuales en los 125 tanatorios y 23 cementerios que explotaen la actualidad.


Santalucía y Mapfre se alían para crear la mayor funeraria de España (Cinco Días)

La combinación de las dos operaciones tendrá 400 tanatorios y 60 crematorios

MIGUEL MORENO MENDIETA

Madrid  5 JUN 2019 – 14:02 CEST
Mapfre, la mayor aseguradora española, ha cerrado hoy una alianza con Santalucía para combinar sus negocios funerarios. El resultado de esta alianza será el mayor grupo del mercado funerario español, con presencia en todo el país. Será uno de los principales actores del mercado europeo, prestando más de 70.000 servicios funerarios al año.El valor preliminar de los activos aportados a la alianza es de 322,5 millones de euros, pendiente de los ajustes finales que deberán realizarse a la fecha de cierre efectivo de la operación, según han explicado ambas compañías en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Mapfre, a través de su filial Funespaña, poseerá un 25% del capital social y Santalucía el 75% restante, para lo cual se producirá un pago en efectivo entre las partes por la cantidad necesaria para alcanzar el referido canje.

Santalucía, líder en España en seguros de decesos, y Mapfre España aportarán el negocio funerario de sus compañías Albia y Fuenspaña. “Se llevarán a cabo las acciones necesarias para garantizar la estabilidad, continuidad y máxima calidad de los servicios funerarios prestados a todos los clientes”, apuntan ambas compañías en un comunicado.

RADIOGRAFÍA DEL SECTOR
Atomizado. En el sector operan unas 1.300 compañías. El 77% factura menos de un millón de euros al año.
Volumen de negocio. El conjunto de compañías del sector (desde tanatorios a marmolistas) facturó en 2017 más de 1.500 millones de euros. La cifra se duplica si se tiene en cuenta el gasto en seguro de decesos.
Fallecimientos. El año 2017 (último dato disponible) fallecieron en España 423.643 personas, un 3,7% más que el año anterior. El sector espera que la media anual de defunciones ronde las 420.000 personas en los próximos ejercicios.
Gastos. De acuerdo con el último estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en España, el coste medio de una defunción es de 3.545 euros, aunque hay mucha variabilidad en función de la localidad del fallecimiento. El 50% de ese importe va a servicios funerarios directos (traslados, tanatorios, tanatopraxia…), otro 18% se corresponde con la cremación o el enterramiento, un 17% son impuestos y el 15% restante se destina a certificados, lápidas, inserción de esquelas…
Seguro. El 59% de las defunciones son cubiertas por pólizas de compañías de seguros. Santalucía es líder de este segmento, seguida de Ocaso Seguros. En los últimos años varias compañías generalistas, como Catala Occidente, han entrado en el sector.
Se prevé que esta alianza, pendiente de las aprobaciones necesarias de la CNMC, sea efectiva durante 2019. Contará con la mayor red de tanatorios, crematorios y cementerios de la península y más de 1.650 trabajadores. Dispondrá de más de 60 crematorios, 400 centros funerarios, tanatorios y oficinas de atención al público, 42 cementerios gestionados, y una flota de 750 vehículos.

“Esta es una operación con vocación de estabilidad, crecimiento y desarrollo. El momento era el adecuado y en Mapfre hemos encontrado el socio ideal. Estamos seguros de que esta alianza contribuirá a seguir creando valor para nuestros respectivos clientes”, ha explicado Andrés Romero, director general de Santalucía.

Albia alcanzó un volumen de facturación en 2017 (ultimos datos disponibles) de 128 millones de euros. Con sus 956 empleados, Albia gestiona más de 250 centros funerarios, 122 tanatorios, 34 crematorios y 20 cementerios. Además, tiene una filial en Argentina llamada Funarg.

Funespaña, por su parte, logró en 2017 una cifra de negocio de 108 millones de euros (+3,69%) y un beneficio neto de 5,57 millones de euros. Ese ejercicio, la filial de Mapfre tuvo que salir obligada de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios de Madrid (EMSFM), en la que controlaba el 49%, tras la decisión del Ayuntamiento liderado por Manuela Carmena de remunicipalizar los servicios. Esto le supuso perder un tercio de su actividad. Funespaña trató de embolsarse 20 millones de euros en concepto de dividendos extraordinarios, pero el Ayuntamiento de Madrid canceló el pago al considerar que esos fondos debían de dirigirse a la rehabilitación de algunos cementerios que estaban en mal estado.

Además, Funespaña se ha visto salpidada por otra polémica. La firma cotizaba en Bolsa y su accionista mayoritario, Mapfre, lanzó una opa de exclusión, para hacerse con el 100%. La CNMV aprobó la operación, en 2012, pero el Supremo sentenció tres años después que el precio que se pagó a los minoristas tuvo que haber sido superior.

La combinación de ambas compañías funerarias tendrá una facturación anual superior a los 240 millones de euros y será líder en muchas provincias. Sin embargo, no tendrá una posición de dominio por lo atomizado del sector.

El grupo Santalucía, líder indiscutible en seguros de decesos, lleva varios ejercicios buscando nuevas líneas de negocio para diversificar sus ingresos. Además de dar el salto internacional con operaciones en Argentina y Portugal, compró el negocio en España del grupo Aviva. Esta operación, además de convertirle en el socio asegurador del grupo Unicaja, le hizo convertirse en un referente en el sector de las inversiones. Su filial Santalucía Asset Management maneja un patrimonio valorado en 4.100 millones de euros (en fondos de inversión y planes de pensiones).


Tanatorios de Madrid tendrán asistencia religiosa evangélica (protestantedigital.com)

El Consejo Evangélico firma un convenio con la empresa municipal de Servicios Funerarios, que ofrecerá los servicios de capellanía evangélica.

MADRID 05 DE JUNIO DE 2019 21:47 h

 

A partir del 3 de junio los usuarios podrán solicitar la asistencia religiosa evangélica en los Tanatorios Públicos: Tanatorio de la M-30, Tanatorio Sur y los cementerios y crematorios gestionados por la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid, SA (SFM).

El lunes 3 de junio el CEM, en la persona de su Secretario Ejecutivo Manuel Cerezo Garrido, acompañado del consejero de Asistencia Religiosa Evangélica Juan José Román y el Presidente Jesús Manzano, firmó un convenio de colaboración con la empresa municipal en la persona de su gerente Don Fernando Sánchez González; con el objeto de dar “asistencia religiosa o espiritual por parte de capellanes evangélicos… a las familias que profesan la religión protestante o cualquier otra que lo solicite durante su estancia en los tanatorios…” tal como dice la cláusula primera del convenio.

La SFM (Servicios Funerarios de Madrid) difundirá estos servicios en los medios de comunicación a su alcance, directamente a los usuarios a través de su red comercial y a través de un folleto explicativo elaborado conjuntamante por el CEM y SFM.

También se crea una comisión mixta para el seguimiento, desarrollo y actualizacion del convenio. Esta comisión estará conformada por dos miembros de cada entidad.

La Consejeria de Asistencia Religiosa del CEM se encargará de la formación de los capellanes y auxiliares de capellán que vayan a relizar estos servicios. “Esto es un hito más hacia la visibilización del pueblo evangélico en todas las esferas de la vida pública”, expresan desde el CEM.


El negocio funerario aviva el mercado asegurador (ABC)

Los servicios funerarios y el ramo de decesos han protagonizado algunas de las últimas operaciones corporativas del sector, como la fusión de Funespaña (Mapfre) y Albia (Santalucía) y la compra de Previsora Bilbaína por Catalana Occidente

Seguir Moncho Veloso@monchoveloso

Madrid Actualizado:06/06/2019 10:40h4

Las compañías de seguros españolas han puesto el ojo en el rentable negocio de los muertos. Por un lado, el mercado de los servicios funerarios vive un silencioso proceso de concentración en el que las principales aseguradoras del país están teniendo un papel relevante: ayer mismoSantalucía y Mapfre anunciaron la fusión de sus filiales para este negocio, Albia y Funespaña, para crear la mayor compañía de sepelios de España. Por otra parte, varias entidades han apostado en los últimos años por comenzar a operar el segmento de las pólizas de decesos o comprar compañías especializadas en este ramo para crecer en volumen y diversificar su actividad, como Catalana Occidente, Liberty Seguros y AMA.

Lo cierto es que la interrelación entre la actividad aseguradora y la funeraria es total. Más del 60% de los cerca de 400.000 funerales que se hacen al año en España —en 2017, último datos disponible del INE, hubo 424.523— los costea una compañía de seguros. Y eso es así porque más de 21,5 millones de ciudadanos tiene una póliza de decesos, lo que convierte a este seguro, que genera al año 2.300 millones de ingresos a las compañías, en el más extendido tras el de automóvil. Es decir, uno de cada dos españoles tiene un seguro que en el momento de la defunción cubre gastos como el velatorio, los traslados y el entierro.

Los servicios funerarios generan al año una facturación de unos 1.500 millones de euros, según cifras de la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef). Ahora bien, se trata de un negocio muy atomizado, pues hay muchas empresas locales y familiares y unas 1.200 que facturan menos de un millón de euros al año. Mientras, el 33% de esos 1.500 millones lo acaparan seis compañías: Mémora, que en 2017 fue adquirida por el fondo de pensiones canadiense Ontario Teachers por 450 millones; Albia, propiedad de Santalucía; Funespaña, filial de Mapfre; Servisa, controlada por Ocaso Seguros; ASV e Interfunerarias. Es decir, tres aseguradores, Santalucía, Mafre y Ocaso controlan tres de las mayores funerarias del país.

Sinergias
No es casual que esas tres compañías sean a la vez las que concentran casi el 70% del mercado de los seguros de decesos. Santalucía, con una cuota del 34,5%, es la líder del ramo, por delante de Ocaso (21,9%) y Mapfre (12,9%). Según fuentes del sector, el interés de estas entidades es el negocio de las pólizas de decesos no tanto la gestión en sí de la actividad funeraria, pero teniendo este último en su propiedad pueden controlar toda la cadena y generar mayores sinergias y control de los costes, así como garantizar sus estándares de calidad en la prestación del servicio. Además, con esto evitan que esa cadena del negocio caiga en manos de grandes fondos de inversión que puedan presionar al alza las tarifas.

En esa línea, Santalucía y Mapfre oficializaron ayer su acuerdo para fusionar sus dos compañías funerarias, Albia y Funespaña, y crear la mayor del país con 60 crematorios, 400 tanatorios y 42 cementerios, presencia directa e indirecta en el 100% del territorio nacional y más de 70.000 servicios funerarios prestados al año, superando así a Mémora como la primera del sector. El año pasado, por otro lado, Catalana Occidente se hizo con 13 tanatorios al adquirir Funeraria Nuestra Señora de los Remedios, Los Remedios Tanatorio Norte de Madrid y Servicios Funerarios Cisneros.

Apuesta por el ramo de decesos
Catalana Occidente es una de las compañías que en los últimos ejercicios más ha apostado por esta actividad. Hace dos años, en abril de 2017, el grupo cerró su última gran operación corporativa con la adquisición de Previsora Bilbaína por 125 millones de euros, lo que le dio una cuota de mercado del 5% en el ramo de decesos y más de un millón de asegurados, además del control del negocio funerario de Previsora Bilbaína, Funeuskadi. No es la única aseguradora que ha decidido entrar en el negocio de las pólizas de decesos en los últimos años. AMA Seguros, la mutua líder entre los profesionales sanitarios, lo hizo en 2014, y el pasado otoño Liberty Seguros comenzó a vender seguros de este tipo de la mano de Preventiva Seguros.

Y es que el de decesos es el producto más rentable de la cartera de las aseguradoras y registra altas tasas de crecimiento: en 2018 la suscripción de pólizas aumentó casi un 4%. De ahí el apetito que ha despertado de cara a fusiones y absorciones. Ahora bien, la propiedad de algunas de las principales compañías del ramo, incluidas las líderes, está en manos de familias reacias a vender, lo que dificulta esas grandes operaciones.


El Cabildo saca a concurso la reforma del velatorio (La Provincia)

Los trabajos, de 150.000 euros, tratan de adaptar las instalaciones a la actual normativa

| Lp/ Dlp 06.06.2019 | 00:11El Cabildo de Gran Canaria ha sacado a concurso la reforma del velatorio municipal de Santa Brígida ha salido a concurso por un importe máximo de 115.690 euros, según las demandas planteadas por el Ayuntamiento satauteño sobre prioridades de obras en infraestructuras en la villa, y que pasan por adaptar a la normativa actual estas instalaciones.

El plazo para la presentación de ofertas comenzó el pasado 28 de mayo y finalizará el próximo 18 de junio, tras lo cual se realizará la apertura de sobres con las correspondientes ofertas el 26 de junio próximo.

Las obras que se van a realizar consisten en trabajos de mampostería y albañilería, fontanería, instalación de calefacción y aire acondicionado, elementos que precisa esta instalación para las numerosas personas que suelen reunirse en el lugar para acompañar en el caso de fallecimiento de vecinos del municipio.

El plazo previsto para la ejecución de las obras, según el pliego de condiciones establecidos, es de cuatro meses, siendo el principal criterio de adjudicación la mejor relación existente entre el coste y eficacia sobre la base del precio más bajo que tiene la ponderación única.

La presentación de ofertas se puede realizar a través de la plataforma electrónica del Cabildo de Gran Canaria o en la dirección postal de la institución cabildicia.


Remsa continúa con la organización de grupos de duelo (Revista Funeraria)

Por Redacción
En Noticias,
Jun 06, 2019

Desde noviembre de 2018, la empresa de servicios funerarios Remsa organiza grupos de duelo para padres y madres que han perdido a sus hijos. De la mano del psicólogo Pere Clotet, la iniciativa agrupa a personas que padecen el mismo problema y las reúne para que puedan compartir sus experiencias, recuerdos y emociones.
El grupo comenzó con 3 participantes y actualmente lo conforman once personas, que periódicamente se reúnen una vez al mes en las instalaciones de la EMD Jesús, en la provincia de Tarragona. A raíz del aumento de participación, Remsa ha querido conocer las opiniones de los participantes.

Para valorar el trabajo llevado a cabo, se ha pedido, de manera anónima, que puntúen del 1 al 10 qué valoración hacen de las sesiones del grupo de duelo para padres y madres. Unánimemente la puntuación ha sido de 10.

Entre los aspectos que el grupo de duelo destaca positivamente está el hecho de compartir emociones, pensamientos, sensaciones, situaciones y sentirse comprendido, así como mayor seguridad comunicativa, asumir la realidad y sentirse escuchado con total tranquilidad.

La entrada en estos grupos es totalmente gratuita y desde Remsa se cree que se debe desarrollar esta labor y dar al tejido social soluciones, en un momento tan complicado como la pérdida de un ser querido.


El cementerio de Collserola cierra sus tres crematorios por obsoletos (La Vanguardia)

REDACCIÓN
06/06/2019 15:37
Barcelona, 6 jun (EFE).- Cementerios de Barcelona ha cerrado los tres crematorios del cementerio de Collserola porque sus filtros, con más de 30 años de antigüedad, estaban obsoletos y no cumplían la normativa medioambiental.
Los tres crematorios dejaron de funcionar el pasado 23 de abril y, según han explicado a Efe fuentes de la empresa municipal, el de Montjuïc se ha encargado de todas las incineraciones previstas en la ciudad y no se registran retrasos en el servicio.

Los filtros de los crematorios atrapan los gases de combustión, las partículas y los metales para evitar la polución medioambiental, pero los de esas instalaciones no cumplían la normativa.

El director de Cementerios de Barcelona, Jordi Valmañana, ha explicado a TV3 que no se ha registrado ninguna queja de familias por el traslado del lugar de cremación

En los últimos 10 años, el número de incineraciones ha ido creciendo en Barcelona y ya hay más gente que prefiere la incineración al entierro (51 %). Actualmente se superan las 20 cremaciones diarias en la ciudad. EFE.