Las funerarias reclaman la vacuna por riesgo de contagio: «Hemos ido a un domicilio y toda la familia estaba contagiada» (RTVE)

Reportaje LA HORA DE LA 1
“Estamos en contacto continuo con familiares contagiados”, aseguran
Los servicios funerarios de la Comunidad Valenciana están desbordados
Coronavirus: última hora en directo | Mapa de España | Evolución de la curva | Hospitales y UCI
05.02.2021 | 12:47 horas

PorRTVE.ES
02.45 min
Los funerarios exigen vacunarse cuanto antes
3 min.La Comunidad Valenciana ha registrado el peor mes de enero de su historia en cuanto a muertes se refiere. Esto, según Fernando Alcón, presidente de la Asociación de Servicios Funerarios, ha puesto a las funerarias de la región al borde del colapso y ha aumentado el riesgo de contagio de Covid – 19 entre los trabajadores de éstas: “El número de cadáveres se va acumulando porque tú no puedes llegar una mañana y cubrir ese puesto de trabajo por una sobrecarga sin más. Esa persona no está formada”, ha asegurado en ‘La Hora de la 1’.

“Antes hacíamos cuatro o cinco servicios al día, en cambio ahora, desde que está la pandemia, hemos podido hacer hasta veintidós, dice una trabajadora de una funeraria valenciana. Este aumento de la demanda, añade, ha provocado retrasos: “Tú antes cogías hora para incineración y siempre tenías hora libre transcurriendo las veinticuatro horas del fallecimiento. Ahora con lo del Covid – 19, puede tardar tres o cuatro días”.

“Fuera de Valencia, la situación en las funerarias está controlada”
Aunque reconoce que la situación en Valencia es grave, para Alfredo Gosálvez, secretario de la Asociación Nacional de Servicios Funerarios, es importante lanzar un mensaje de tranquilidad. “El sector funerario sí que está preparado para este exceso de mortalidad. Hemos aprendido respecto a lo que pasó en la primera ola y muchas empresas han redoblado plantillas y hay hasta tres turnos en algunos crematorios”, ha dicho recalcando que la situación en el resto de la geografía española está totalmente controlada.

“Somos el último eslabón. Un sector esencial”
Lo que preocupa al sector funerario es la cercanía de su personal al virus y es por ello que reclaman la vacunación prioritaria tras las personas de riesgo. A pesar de no disponer de datos generales en cuanto al contagio entre los trabajadores, Gosálvez ha asegurado que sí tienen alguna localidad en la que un 10% de la plantilla está contagiada o está en cuarentena. “Hay un alto riesgo. Esta mañana, por ejemplo, hemos ido a un domicilio a recoger un cadáver y toda la familia estaba contagiada por coronavirus”.

Pero no es la primera vez que el sector solicita la vacunación a la vez que el resto de gremios que están en primera línea. Ya lo hicieron en diciembre cuando pidieron al Gobierno la inclusión del personal funerario “cuando tocara, pero como prioritario”. Ahora, se lo recuerdan. “Nos hemos puesto en contacto con la Dirección General de Salud Pública y hemos mandado una carta a todas las direcciones de salud o consejerías de las Comunidades Autónomas solicitándolo, ya que hay muchas empresas y muchos profesionales que nos lo están demandando”, ha dicho Gosálvez.

02.05 min
Las funerarias se encuentran desbordadas: son otro sector que está al pie del cañón en la batalla contra la COVID-19. En general, han tenido que aumentar su plantilla en 12%: »Nos estamos preparando para lo peor.» – afirman. En los velatorios sigue limitándose los aforos para evitar aglomeraciones.
¿Un cadáver sigue siendo contagioso?
La pregunta la responde el director de Neurobiología de la Universidad Autónoma de Madrid, José Antonio López: “Es material biológico, pero no es realmente contagioso como un enfermo”. Para el experto, los sacerdotes que van a los hospitales a ver a los enfermos tendrían más riesgo que los profesionales de las funerarias. Eso, sin obviar, ha dicho, que “entran en contacto con familiares que pudieran ser contagiosos, pero como otros muchos gremios”.


Benicàssim aprueba los pliegos de licitación del servicio de tanatorio ubicado junto al cementerio (Castellón Información)

Se ha fijado como canon mínimo a satisfacer anualmente por el concesionario la cuantía de 4.800 euros
Castellón Información

El pleno del Ayuntamiento de Benicàssim ha aprobado por unanimidad los pliegos que regirán la contratación por procedimiento abierto de la concesión del servicio de tanatorio, ubicado junto al cementerio municipal. La aprobación en la sesión extraordinaria celebrada esta mañana da inicio al proceso de licitación de la gestión de un servicio cuya obra “fue uno de los proyectos financiados con el plan E, pero muy mal gestionado por el tripartito que formaba el gobierno municipal (PSPV, Bloc y EU) ya que no tuvo en cuenta salvaguardar las distancias de protección de la N-340 y ejecutó la obra sin contar con los necesarios permisos para poderla poner en marcha y que pudiera tener licencia de actividad” ha comentado la alcaldesa, Susana Marqués, quien ha añadido que “además, la obra quedó paralizada medio año antes de su finalización y en su ejecución no se había contemplado ni la urbanización exterior ni el alumbrado exterior”.

Desde entonces, el Ayuntamiento de Benicàssim ha trabajado para lograr la autorización necesaria del Ministerio de Fomento por la proximidad del inmueble a una salida de la N-340. Además, ha llevado a cabo las obras de urbanización y alumbrado del entorno. Como recuerda el concejal de Urbanismo, Carlos Díaz, “las obras de urbanización consistieron en la adecuación del acceso con una planificación en forma de zona peatonal ajardinada, con espacio para aparcamiento y con total accesibilidad para personas con discapacidad o movilidad reducida. También se habilitaron los colectores de aguas pluviales y el alcantarillado, además de la conexión telefónica y la instalación de electricidad necesaria”.

Como explica la edil de Sanidad, Vanessa Batalla, la gestión se concederá por un periodo de diez años más cinco prórrogas de una anualidad cada una. «En total, quince años de gestión de un servicio que tiene como objeto fundamental facilitar a los familiares y allegados de los difuntos unas condiciones dignas para el depósito y vela de los fallecidos hasta el momento de inhumación, en la debidas condiciones higiénico-sanitarias».

En cuanto a las características de la licitación, se ha fijado como canon mínimo a satisfacer anualmente por el concesionario la cuantía de 4.800 euros, pudiendo los licitadores mejorar mediante sus ofertas el citado canon. El plazo de presentación de plicas será de 26 días naturales contados a partir del día siguiente de la publicación del anuncio en la Plataforma de contratación del sector público (www.contrataciondelestado.es). Se realizará mediante licitación electrónica presentando tres archivos electrónicos: en el primero la documentación administrativa; en el segundo la documentación técnica que será valorada por los técnicos municipales y que consistirá en la memoria de gestión del servicio del tanatorio (gestión de servicio, memoria de equipamiento e instalaciones, servicios complementarios y accesorios a presentar y mejoras en la prestación del servicio). Por último, un tercer archivo electrónico incluirá la propuesta económica (canon al alza y porcentaje de baja sobre las tarifas máximas).

Abierto el plazo de admisión de oferta y al objeto de que los interesados puedan conocer la localización exacta y las característica del inmueble y su estado, se ofrece la posibilidad a los licitadores de realizar una visita, solicitando de forma obligatoria autorización previa enviando un correo electrónico a serviciospublicos@benicassim.org.


El Ayuntamiento de Málaga acuerda una subida del 2% de los servicios funerarios de Parcemasa (Málaga Hoy)

El equipo de gobierno asegura que no afectará al 80% de los usuarios, que ya tiene seguro
Adelante califica de «canallada» la decisión adoptada en plena crisis del Covid
Varias familias visitan el cementerio de Parcemasa. Varias familias visitan el cementerio de Parcemasa. / MARILÚ BÁEZ (Málaga)
SEBASTIÁN SÁNCHEZMálaga, 05 Febrero, 2021 – 14:47h

El Consejo de Administración de Parcemasa ha aprobado este viernes una subida de los precios de los servicios que oferta para 2021 de alrededor del 2%. La medida ha salido adelante con los votos a favor del Partido Popular y de Ciudadanos, mientras que el PSOE y Adelante han votado en contra.

De acuerdo con las explicaciones de la presidenta del consejo de administración y concejala de Sostenibilidad Medioambiental, Gemma del Corral, la mayor parte de este incremento va a recaer directamente sobre las compañías funerarias. «El 80% de los usuarios de Parcemasa cuenta con un seguro de decesos, por lo que será su empresa aseguradora la que asuma el aumento”, ha expuesto.

Y ha añadido que sólo el 20% restante, que no tiene este tipo de seguro, acude directamente a Parcemasa para contratar sus servicios, «bastante más económicos que los ofrecidos por otras empresas del sector y de los más competitivos del mercado, pese a la subida, nuestros precios, seguirán estando entre los más económicos de los servicios funerarios en España».

«Estamos viviendo unas circunstancias excepcionales que está suponiendo para los servicios esenciales, como el nuestro, una sobrecarga de trabajo y en unas condiciones diferentes a las habituales, por lo que dotar a la empresa de más recursos económico se traduce en poder ofrecer un mejor servicio”, ha argumentado.

Según los detalles dados desde el Consistorio, Parcemasa tenía congelados los precios desde hace ocho años, si bien hace dos años se propuso una subida que no pudo llevarse a cabo porque era necesario una actualización de la normativa municipal que regula el cobro que acaba de ser elaborada. Esta revisión  de precios permitirá adecuar sus recursos para hacer frente al incremento de los costes, entre ellos los de suministros básicos, como iluminación, climatización, limpieza, jardinería, personal de atención, que en estos últimos ocho años se han visto incrementados por todas las actuaciones de mejora y ampliación de instalaciones y servicios que se han acometido.

Concretamente, desde la última revisión de tarifas existen seis nuevas tanatosalas, el nuevo edificio de Coordinación de Servicios y Atención a los Usuarios y  la Clínica de Asistencia Psicológica. Igualmente se ha rehabilitado el local de cafetería, así como la Capilla central y está en proceso la restauración la Sala de Ceremonias Civiles. Otro de los proyectos llevados a cabo ha sido la puesta en marcha del Jardín del Recuerdo y una nueva zona de esparcimiento de cenizas.

La visión es distinta en el grupo de Adelante, formación que ha calificado de «canallada y una injusticia» esta subida de los precios funerarios, en particular por el actual contexto de crisis económica y por las consecuencias de la pandemia del Covid. Para la concejala  Paqui Macías, “es una barbaridad que mientras cientos de familias pierden a seres queridos a consecuencia de Covid-19 y aumentan los fallecidos por la pandemia al equipo de gobierno del PP y Cs se le ocurra una subida de los precios”.


Fallecidos en cámaras frigoríficas esperan el velatorio por el contagio de Covid de todos sus familiares (ABC Córdoba)

Tanatorios de Córdoba registra una actividad más moderada en esta tercera ola que en las anteriores
Davinia Delgado
CÓRDOBA Actualizado:06/02/2021 12:59hGUARDAR1

La situación de los tanatorios de Córdoba en esta tercera ola del coronavirus no se asemeja, ni por asomo, a la vivida el pasado mes de abril, cuando estas instalaciones tuvieron que asumir las incineraciones de fallecidos por Covid procedentes de Madrid, la comunidad más castigada en el inicio de la pandemia.
Si bien a lo largo de esta última semana de febrero «hemos tenido que atender más servicios», según explica la gerente de Tanatorios de Córdoba (TDCO), María Dolores Jiménez, «contamos con capacidad para muchos más», indica la responsable de la empresa, que, actualmente, atiende una media de tres servicios funerarios al día.

Así, en el último trimestre del ejercicio del 2020 los servicios de Covid-19 prestados por TDCO han supuesto un 17,4% sobre el resto de su actividad, suponiendo una media de dos servicios al día. En enero fueron 21 (un 19,4%), y estas primeras semanas de febrero se han incrementado hasta un 25,3%.

No obstante, la elevada incidencia del virus, que en la provincia supera los 828 casos por cada 100.000 habitantes, está afectando a la forma de operar en los tanatorios. Según Jiménez, «hemos tenido ya casos de fallecidos por Covid que tienen que esperar en las cámaras frigoríficas al no poderse velar porque todos sus familiares están contagiados, y se encuentran guardando cuarentena», manifiesta la gerente.

Relativa normalidad
Esta relativa normalidad en el funcionamiento de los tanatorios la corroboran también desde Cecosam (Cementerios y Servicios Funerarios Municipales de Córdoba). Su gerente, Pedro Ruiz, apunta a que es cierto que han aumentado los servicios, «pero en torno a un 10 por ciento con respecto a la media de los últimos seis años». De hecho, «hemos tenido periodos con un volumen similar».

La tercera ola empezó a vislumbrarse en Córdoba a finales de diciembre, cuando la tasa de incidencia comenzó a crecer. Entonces, era de 132,2 positivos por cada 100.000 habitantes (el día 26); en apenas doce días pasó a 239 y dos semanas después ya llegaba a los 887 casos. El pico se dio el 31 de enero, con una tasa de 945,4.

El mes de diciembre sumó 103 finados al rimero de decesos que se ha cobrado la pandemia hasta ahora en Córdoba. Enero ha acabado con 108 y en lo que va de febrero han perdido la vida como consecuencia del virus de Wuhan 46 pacientes. En la provincia ya han muerto 708 personas desde marzo.


Santa Eulària invierte más de 1,5 millones en el nuevo tanatorio (Diario de Ibiza)

El Ayuntamiento lleva a cabo obras públicas por valor de más de cuatro millones de euros
Redacción
Ibiza | 08·02·21 | 18:29

El Ayuntamiento de Santa Eulària ha puesto en marcha un total de once proyectos de obras públicas con una inversión que supera los cuatro millones de euros, según ha destacado en un comunicado. Para el Consistorio, estas iniciativas «ayudarán a impulsar la economía local y fomentar el empleo en el sector de la construcción, además de dar respuesta a importantes reivindicaciones vecinales».

El proyecto que cuenta con un presupuesto más elevado es el tanatorio de Cas Llaurador, con 1.516.837 euros. El Ayuntamiento detalla que estas obras, que se iniciarán en los próximos días, se llevarán a cabo «con unas construcciones mínimas, con una geometría y un volumen que reducen el impacto paisajístico». De esta manera, los espacios exteriores de la edificación emplearán muros de piedra y encalado tradicional, además de espacios verdes con especies autóctonas.

Dentro de este listado de proyectos también figuran obras de infraestructuras como un depósito para el abastecimiento de agua para la parroquia de Jesús y las zonas adyacentes. Está inversión, que ya se está ejecutando en estos momentos, cuenta con una inversión pública superior a los 1.200.000 euros, según informa el Ayuntamiento de Santa Eulària en su comunicado.

Esta infraestructura para el suministro de agua a esta parte del municipio tendrá una capacidad de 4.000 metros cúbicos de agua. El Consistorio destaca que, con su próxima puesta en marcha de este depósito, «mejorará el sistema de abastecimiento, ya que no será necesario cortar el suministro para realizar mejoras, mantenimiento o reparaciones de la red pública».

Las obras del tanatorio emplearán muros de piedra y encalado tradicional para favorecer su integración el paisaje
Esta no será la única inversión destinada al suministro de agua en Santa Eulària, ya que también se invertirán 342.754 euros para la renovación de las redes de transporte y distribución de agua salada de Cas Governador.

El resto de proyectos de obras públicas que cuentan con mayor dotación económica consisten en el proyecto para el Punt Jove de Santa Eulària, con 473.860 euros, y el alumbrado de la urbanización Valverde, con un presupuesto de 137.000 euros.

El Ayuntamiento anuncia que también llevará a cabo otras obras de mejoras urbanas en diferentes zonas del municipio, como la renovación de las conducciones de abastecimiento de agua en la calle Sant Josep de sa Talaia de Puig d’en Valls y la dotación de acera y alumbrado de la calle Saturn, en el mismo núcleo. En Jesús, se dotará de alumbrado público a la calle Puig d’en Vinyets y se sustituirán las columnas y luminarias de la calle de Sa Cala Roja.

En Sant Carles, se prevé sustituir la marquesina de la parada de autobús e instalar barreras y protección de la cuneta en el camino de Cala Llenya. Además, el Consistorio ha invertido 44.000 euros en la mejora del conjunto hidráulico de sa Font des Ierns, además de diversas actuaciones para arreglar caminos, vallados o mejoras de acceso a las playas.


El sector funerario de Málaga firma un nuevo Convenio Colectivo (Revista Funeraria)

Tras dos años de negociaciones, el pasado 25 de enero la Asociación Provincial y Comisiones Obreras firmaron el nuevo Convenio Colectivo del sector funerario en la provincia de Málaga. La iniciativa de esta negociación partió de la Patronal de la que forma parte Funespaña, que procedió a denunciar el convenio precedente. Además, instó a los representantes de los trabajadores a negociar un nuevo documento.

“Queremos destacar la activa participación de los representantes de Funespaña como asesores de la patronal provincial y del representante de los trabajadores de la empresa. Se ha trabajado con el objetivo de alcanzar un acuerdo para llevar a cabo una actualización completa del texto, adaptándolo a la legislación vigente. El anterior Convenio databa del año 2002. Sirva de ejemplo que aún regulaba la relación laboral cuando los trabajadores acudían al servicio militar”, destaca la directora de RRHH de Funespaña, Montserrat Guijar.

Asimismo, en el nuevo Convenio Colectivo se ha incluido una definición de las funciones de las categorías laborales que tampoco se recogía en el Convenio anterior. Esta definición, explican desde la compañía, refleja de manera muy realista los trabajos que se hacen por parte del personal, en especial del funerario. También se ha incluido en su ámbito de aplicación a los trabajadores de cementerio.

“La negociación colectiva, tan necesaria para el desarrollo de las relaciones laborales del sector, continúa avanzando en todo el territorio nacional. En este año 2021 es previsible que se acuerden varios convenios colectivos en diversas provincias que regularán las condiciones laborales de un número muy elevado de trabajadoras y trabajadores del sector”, concluye Guijar.


La brutal oleada de muertes por el coronavirus en Valencia pone contra las cuerdas a las funerarias (ABC Valencia)

Los profesionales del sector se muestran preparados para afrontar el fuerte incremento de los fallecimientos y rechazan cualquier comparación con lo vivido al inicio de la pandemia
La Generalitat ampliará las restricciones por el coronavirus en la Comunidad Valenciana

Toni JiménezSEGUIR
VALENCIA Actualizado:09/02/2021 08:28hGUARDAR

«Llevo 20 años en este sector y no recuerdo nada parecido. Hasta que no lo enfrentas en tu día a día, es difícil entender el reto que supone una situación como esta».
La Comunidad Valenciana ha concentrado en poco más de un mes casi la mitad de los 5.423 muertos por coronavirus registrados en la región desde que empezó la pandemia. 2.435 personas han fallecido desde que arrancó 2021, a un ritmo de cuatro muertos cada hora en la última semana.

Las funerarias han afrontado este fuerte incremento «con mucho esfuerzo» tras recibir la orden de la Generalitat de agilizar la recogida de los cuerpos de los hospitales para darles sepultura lo antes posible. Aunque hay ocasiones en las que, «por algunos trámites externos», puede resultar más complicado ejecutar esta directriz de forma inmediata, rechazan que se esté dando la misma situación que se produjo en Madrid durante la primera ola.

Los tanatorios mantienen las cámaras frigoríficas llenas aunque la ocupación de sus salas no se ha desbordado porque muchas familias prefieren no hacer velatorio, restringido ahora a un máximo de diez personas en las tres provincias.

«Estamos mejor preparados, sin tanto estrés y mucho más protegidos», explica a ABC Cayetana Fermín, tanatopractora de la funeraria La Esperanza de Valencia. Fermín cuenta que han llegado a tener picos de 24 servicios en una sola jornada y el coronavirus ha hecho que se doblen el número de sepelios habituales, motivo por el que han tenido que reforzar su plantilla con dos personas más.

Situación similar a la que relata Juan Ramón Planelles, coordinador de las funerarias del Grupo AVS en la Comunidad Valenciana, al que podíamos leer al inicio de estas líneas comentando que no recuerda nada parecido en veinte años de experiencia. «Hemos tenido días con grandes cargas de trabajo. Hubo una jornada en esta tercera ola en la que se superaron los cien servicios en toda la autonomía», apunta Planelles, responsable de una treintena de tanatorios -la mayoría en la provincia de Alicante- que también han tenido que dotarse de más personal.

«En Valencia, por norma general, se incinera más que se entierra», señala Fermín. De hecho, según los últimos datos ofrecidos por el sector, las cremaciones ya suponen alrededor del 60 por ciento del negocio en las tres provincias. Las familias esperan de media dos o tres días para incinerar a sus seres queridos ante el aumento de la demanda, algo más de lo que suele ser habitual en pleno invierno en la tercera capital de España.

Los servicios funerarios municipales, por ejemplo, han ampliado los horarios de incineraciones de 11 a 14 horas diarias. Solo el mes pasado realizaron una media de diez cremaciones cada jornada.

«Hasta el momento ya se venían registrando incrementos anuales en las incineraciones entorno al 2,5 o 3 por ciento. Si tenemos en cuenta el último año, el número de servicios ha aumentado más de un 25%, mientras las incineraciones lo han hecho en un 30%, con lo que esa tendencia se mantiene», detalla el coordinador regional del Grupo AVS.

El sector reclama ser considerado como prioritario en el plan de vacunación contra el coronavirus por el riesgo que asumen en el traslado de los féretros con fallecidos por COVID-19. Entienden que han demostrado de sobra su capacidad de adaptación y han sabido reaccionar, por tercera vez, a tiempo para gestionar la situación «de la forma más eficiente posible, optimizando los recursos». Ellos y ellas también necesitan un respiro.


Siero deberá indemnizar con 166.522 euros a Funerarias Meana por el crematorio poleso (El Comercio)

Un juzgado de Oviedo responsabiliza al Ayuntamiento «del daño causado por la concesión de licencias anuladas posteriormente»
JOSÉ CEZÓN SIERO.Martes, 9 febrero 2021, 08:42

El Ayuntamiento de Siero ha sido condenado a indemnizar con 166.522 euros a la empresa Funerarias Meana por el «daño causado» por la concesión de una licencia municipal para un horno crematorio en su tanatorio de la Pola que, un año después de su apertura, se tuvo que paralizar y desmontar tras un recurso de los ecologistas. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 6, de Oviedo, acaba de estimar parcialmente el recurso de la empresa contra la resolución del Ayuntamiento de Siero, de 30 de septiembre de 2019, por la que se rechazó la existencia de responsabilidad patrimonial.

Además de la citada cantidad, el fallo impone a la administración local los intereses legales desde la fecha de la reclamación administrativa. Contra la sentencia cabe recurso de apelación en un plazo de quince días ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA).

La magistrada declara esa responsabilidad patrimonial por parte del Consistorio, pero rebaja la cuantía solicitada por la defensa de la empresa, que ascendía a 308.325 euros por daños y perjuicios, más los intereses correspondientes, y deniega la imposición de costas. Partiendo del informe pericial aportado por la empresa -que cifraba en 192.298 euros los daños derivados de la inversión fallida-, la juez va restando algunos conceptos reclamados como los gastos jurídicos, los derivados de los proyectos de obras e instalación y de dirección de obra, o los daños morales, que considera que no se han acreditado.

Los antecedentes se remontan a junio de 2013 cuando Funerarias Meana solicitó una licencia municipal para adecuar el semisótano del edificio destinado a tanatorio, que posee en la calle Maestros Martín Galache. Con posterioridad, modificó la solicitud para reacondicionar el edificio existente y destinar una parte a ubicar un horno crematorio.

La petición recibió un informe técnico desfavorable, a lo que la empresa alegó que no se proponía «un nuevo uso, sino una instalación complementaria de un uso ya existente». Tras otro informe favorable de la Consejería de Fomento, la junta de gobierno de Siero concedió la licencia solicitada en mayo de 2015 y la autorización de apertura, en mayo de 2016 por decreto de Alcaldía.

La Coordinadora Ecoloxista d’ Asturies recurrió esa resolución cuestionando «el uso de crematorio en un suelo urbano consolidado con tipología de comercio». Los ecologistas recibieron una sentencia favorable de este mismo juzgado, ratificada en diciembre de 2017 por el TSJA, lo que obligó a la empresa a paralizar la actividad y desmontar el horno. Y fue cuando presentó la reclamación patrimonial en el Ayuntamiento, desestimada en un acuerdo que ahora se anula.

La magistrada lo justifica en que el Ayuntamiento «no tuvo en cuenta la regulación que hacía su propio Plan General de Ordenación Urbana, ni los informes técnicos y jurídicos fundamentados y desfavorables a su concesión (del crematorio), por lo que su actuación puede calificarse antijurídica». Y añade que el Consistorio «es responsable del daño causado por la concesión de las licencias posteriormente anuladas». El Ayuntamiento argumentó, por su parte, que había asumido los diferentes informes técnicos o paralizado la actividad tras conocer la sentencia. Dijo también que la empresa había realizado las obras «conociendo la existencia del procedimiento judicial contra ellas» y aportó un dictamen del Consejo Consultivo desfavorable a esa reclamación patrimonial.


PFB Serveis Funeraris colabora en la ampliación del hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (El Funerario Digital)

PFB Serveis Funeraris ha colaborado en la ampliación del hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, (provincia de Barcelona) que como objetivo aumentar la capacidad asistencial de camas de críticos del centro.

En este sentido, la compañía badalonesa ha suministrado parte del material necesario para la renovación del depósito de cadáveres que se ubica en estas nuevas dependencias hospitalarias.

En el contexto de la grave situación provocada por la pandemia, que ha impactado de lleno en el sistema hospitalario, la directora general de PFB Serveis Funeraris, Ana Gassió afirma que “las empresas funerarias, como parte de la cadena sanitaria, somos muy conscientes del esfuerzo sobrehumano que está haciendo a diario todo el personal de los hospitales.

Por ello, poder contribuir de alguna manera a ayudar a este colectivo que nos es tan cercano, es una prioridad para nosotros, más aún en estos momentos de emergencia”. Por su parte, Marc Jaumà, director de Servicios Generales del hospital Germans Trias i Pujol, considera que “la colaboración entre las dos instituciones siempre ha sido magnífica, y en esta ocasión hemos tenido un nuevo ejemplo”. “La situación epidémica ha vuelto a poner de relieve la fuerza que tiene la coordinación de todos los actores implicados en el sistema de salud”, añade.

La ampliación del hospital de Can Ruti constará de un edificio de tres plantas, que tendrá un total de 4.277 metros cuadrados. Este mes se acaba de finalizar la primera fase, consistente en una sala polivalente que dispone de 40 camas de UCI para enfermos afectados de Covid-19.

Apoyo a la investigación médica
Como empresa socialmente comprometida, PFB Serveis Funeraris apuesta por la investigación biomédica apoyando al Centre de Medicina Comparativa i Bioimatge (CMCiB), situado en el campus de salud e investigación de Can Ruti, donde se imparte formación continuada y con el que PFB mantiene un acuerdo de colaboración.

Sobre PFB Serveis Funeraris
Con casi 100 años de trayectoria en el sector, Pompas Fúnebres de Badalona (PFB Serveis Funeraris) está especializada en la prestación de servicios funerarios y de cementerios. La empresa cuenta con seis tanatorios distribuidos en las comarcas del Barcelonès, Baix Llobregat y Maresme, concretamente en las poblaciones de Badalona, Sant Feliu de Llobregat, Montgat, Premià de Mar, Teià y Alella. También se encarga de la gestión de los cementerios de Montgat y Sant Feliu de Llobregat, así como de los servicios de mantenimiento e inhumación de los dos cementerios municipales de Badalona. La empresa también cogestiona el Tanatorio del Litoral, en Sant Adrià de Besòs, el primer equipamiento funerario de la población, con cinco salas de velatorio, servicio de incineración y un espacio para la inhumación de cenizas.

PFB Serveis Funeraris está integrada por más de 60 profesionales que se adaptan de manera flexible a las necesidades de las familias. En este sentido, se caracteriza por ofrecer unos servicios con la profesionalidad de las grandes compañías pero con la atención cercana y personalizada de las funerarias tradicionales.

Desde 2004, PFB cuenta con la certificación ISO 9001 que evalúa la gestión de calidad y excelencia del servicio. Además, la empresa es un referente a nivel europeo en el tratamiento de los difuntos y un centro formador en esta disciplina, con cerca del 100 % del equipo con titulación reconocida.


Profesionales de funerarias reclaman ser vacunados como servicio esencial (Crónica Global)

El sector reclamó al Govern ser considerados prioritarios en la campaña contra el Covid

REDACCIÓN @cronicaglobal

10.02.2021 13:44 h.
2 min
Los trabajadores de los servicios funerarios reclaman al Departamento de Salud de la Generalitat y al Ministerio de Sanidad ser considerados servicio esencial y poder ser vacunados lo antes posible. Esta solicitud, que la Asociación de Empresas de Servicios Funerarios de Cataluña (Asfuncat) notificó a las diferentes administraciones sanitarias hace una semana, no ha tenido respuesta por el momento.

Las funerarias de Cataluña, con 1.500 empleados, tienen alrededor de un 10% de su plantilla de baja por ser positivos por Covid-19 o ser contactos estrechos de personas contagiadas. La reclamación de preferencia en la vacunación, enviada por carta al secretario de Salud Pública Josep Maria Argimon, no ha recibido respuesta por el momento y los profesionales del sector han mostrado su malestar y el “riesgo” para ejercer la profesión ante la tercera ola de la pandemia.

Colectivo esencial de vacunación
La vacunación se iniciará, en la siguiente ronda, a colectivos pertenecientes al profesorado de los centros educativos, empleados de farmacia, policías y militares. No obstante, los profesionales de las funerarias argumentan que el contacto con los fallecidos por coronavirus y las aglomeraciones, aunque restringidas por aforo, de los funerales son un foco de contagio y de riesgo.

“La capacidad del sector es alta, pero tememos que las plantillas puedan reducirse debido a los contagios y ahora ya tenemos un 10 % de baja”, apunta Josep Maria Mons, presidente de Asfuncat. Las autoridades no han incluido al sector en el protocolo de vacunación y la reclamación de los profesionales de funerarias viene dada por el riesgo de contacto directo con los cadáveres de positivos por Covid, argumentando que su función es esencial en plena pandemia.


El registro funerario refleja que el número de fallecidos en enero en La Rioja ha sido «normal» (Cope)

Jerónimo Miguel, gerente de ‘Mémora Pastrana’, cuenta en COPE Rioja que, en cuanto a fallecidos, la tercera ola no es comparable a la primeral. Enero registró cifras «normales»

Rocío Ruiz
Tiempo de lectura: 1′ 10 feb 2021 – 14:10 Actualizado 14:56
A pesar de la altísima incidencia de la pandemia en La Rioja durante esta tercera ola, Jerónimo Miguel, gerente de ‘Mémora Pastrana’, cuenta en COPE Rioja que el número de fallecidos registrados durante el mes de enero no difiere demasiado del mes de enero de 2020. «Esta tercera ola no es comparable a la primera en número de defunciones», relata.

Los hospitales han registrado cifras inéditas de ocupación, una altísima presión hospitalaria que no se ha traducido de forma destacada en el número de fallecidos. Puede que el número de muertes por otras patologías haya descendido y que las medidas sanitarias hayan contribuido a minimizar contagios en enfermedades como la gripe, por ejemplo. Pero, sin duda, que el número de fallecidos no vayan en relación directa con el número de contagios y la presión hospitalaria se lo debemos precisamente a nuestros profesionales sanitarios. De hecho, más de un 80% de los pacientes UCI del Hospital San Pedro salen adelante aunque tienen que pagar un alto peaje y un largo proceso de recuperación.

El gerente de la funeraria ‘Mémora Pastrana’ detalla que el número de fallecidos en enero «entra dentro de la normalidad» y atribuye esta cuestión al inmenso trabajo sanitario que consigue que la presión en los hospitales no se traduzca en defunciones.
Y es que, en cuanto al número de fallecidos, Jerónimo Miguel afirma que «la tercera ola no se puede comparar con la primera».
Las funerarias continúan con estrictos protocolos anti COVID y sus servicios funerarios se restringen a los convivientes, tal y como quedó establecido en el último decreto. Una despedida muy limitada y dura para las familias.


Jarabo dice «no entender» que el personal de la funeraria haya sido «olvidado» en los protocolos de vacunación (20 Minutos)

20M EPNOTICIA10.02.2021 – 12:34H

El concejal de Participación Ciudadana y Gobierno Interior de Palma, Alberto Jarabo, ha dicho «no entender» que el personal de la empresa funeraria municipal haya sido «olvidado» en los protocolos de vacunación, recalcando que durante el confinamiento fue «considerado como esencial para atender la gravedad de la situación».
Así se ha expresado Jarabo este miércoles en una rueda de prensa en la que ha aclarado que no piden que se priorice la vacunación de este colectivo sobre la de determinados grupos vulnerables, pero sí que sean «incluidos en alguna fase».

El regidor ha explicado que desde el Ayuntamiento ya trasladaron a la Conselleria de Salud esta reivindicación, para que a su vez lo plantease en el Consejo Interterritorial de Salud.

Jarabo, de cuyo departamento depende la empresa funeraria, ha lamentado la «sensación de olvido con la que se han quedado los trabajadores cuando han visto que no estaban incluidos», y ha asegurado que comparte su «preocupación».


Bodas por lo civil, pero funerales por la iglesia (Diario Sur)

Seguimos acudiendo a la religión para despedirnos de nuestros difuntos: solo el 18% de estas ceremonias son laicas

CARLOS BENITOJueves, 11 febrero 2021, 09:54

El vínculo de los españoles con la religión ha cambiado mucho en los últimos cuarenta o cincuenta años, pero esa evolución avanza a una velocidad diferente en distintos ámbitos. El resultado es un puzle complejo, un espejo roto en el que algunos fragmentos siguen mirando hacia el cristianismo mientras otros le vuelven la espalda. Según la edición más reciente del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas, el 61% de la población se declara católica (frente al 90% de hace cuatro décadas), pero solo el 35% acude con cierta asiduidad a misa. Ese desfase se acentúa si atendemos a los ritos que marcan nuestra biografía: solo el 20% de los matrimonios se celebran por la iglesia (se han cambiado las tornas, porque, hace treinta años, ese era precisamente el porcentaje de las bodas civiles), mientras que el 82% de los funerales siguen siendo confesionales. Nos casamos mayoritariamente en ayuntamientos y juzgados, pero preferimos despedir a nuestros muertos delante de un cura.

«Todos los años hacemos una radiografía del sector y, en las últimas dos o tres, se aprecia un ligero incremento de las ceremonias laicas. Se dan sobre todo en las grandes ciudades: hay áreas rurales en las que su presencia es irrelevante», resume Alfredo Gosálvez, secretario general de Panasef, la asociación nacional de empresas funerarias. Por supuesto, se pueden encontrar algunas explicaciones a la disparidad entre bodas y funerales civiles. Una es demográfica: la media de edad de las personas que fallecen es muy superior a la de quienes se casan, de manera que parece lógico pensar que entre ellos abundarán más los creyentes. Otra es psicológica: una cosa es contraer matrimonio y otra muy distinta encarar la muerte, envuelta en dudas sobre un hipotético más allá, y ese vértigo ante lo desconocido puede avivar la religiosidad de algunas personas, del mismo modo que en las necrológicas se cuelan a menudo referencias a una existencia posterior (como eso de que un músico muerto «estará tocando ahora» con algún otro colega que le precedió). No obstante, los defensores del laicismo consideran que un factor crucial es, simplemente, la costumbre.

En los dólmenes
«La cultura de la muerte que existe aquí, vinculada a la pena y la tristeza y tan distinta de la oriental, lleva a que la rutina tenga un mayor peso y la gente no se plantee otro tipo de ceremonias. Se mantiene esta cultura de mirar hacia arriba, hacia un más allá», analiza Juanjo Picó, portavoz de la asociación Europa Laica. «La boda es un evento lúdico que se acompaña de una ceremonia –añade–, mientras que en el funeral, sin esa parte lúdica, el componente cultural pesa mucho más. Además, una boda se puede celebrar en cualquier sitio, pero, por cuestiones sanitarias, los funerales implican cementerios, la inmensa mayoría con imaginería religiosa. Los municipios andan renqueantes en este asunto: en muchos cementerios no existen salas multidisciplinares, solo están las capillas, e incluso los hay que siguen siendo propiedad de la Iglesia». Picó hace hincapié en que no se debe malinterpretar su planteamiento: «No pretendemos que los ritos civiles sean competencia de los religiosos, ni muchísimo menos, sino poner cada uno en su sitio: por supuesto, las personas que quieran sus ritos religiosos han de tenerlos garantizados, pero las instituciones públicas deberían favorecer lo civil». Ahí también hay que citar los llamados ‘bautizos civiles’, actos públicos de bienvenida a los nuevos ciudadanos que «contados ayuntamientos» han puesto en marcha.

«No pretendemos que los ritos civiles sean competencia de los religiosos, ni muchísimo menos, sino poner cada uno en su sitio: las instituciones deberían favorecer lo civil»JUANJO PICÓ
Las empresas que organizan ceremonias laicas de despedida conocen bien ese peso inconmovible de la tradición. «Sigue siendo difícil difundir esta opción, y más aún en ciudades tan ‘marianas’ como Sevilla, donde el peso de la tradición católica en las generaciones de personas mayores está muy arraigado. Escuchamos mucho eso de ‘a mí me habría encantado despedirme de mi padre de otra forma, pero mi madre quiso hacerle una misa y ponerle la cruz al ataúd, aunque él era ateo hasta la médula’», suspira Alejandra Martínez, que hace un par de años fundó en la capital andaluza LaSiempreViva. Su caso, además, es muy particular, porque no trabaja con tanatorios: «No hay nada más frío e impersonal, con un ambiente cargado de tristeza, con lápidas, urnas y coronas de flores, con desconocidos en traje y nombres en pantallas que señalan a qué sala tenemos que entrar», argumenta. De las ceremonias fúnebres que ha celebrado, la que mayor impresión le causó tuvo lugar en los dólmenes de Matarrubilla y La Pastora: «La organizaron cinco compañeros de trabajo de una persona amante de la historia. El guía de los dólmenes nos acompañó en el recorrido y, después, buscamos un espacio entre olivos para leer unos poemas. Los versos citaban las mariposas y, como añadido a la magia del momento, en ese momento empezaron a revolotear a nuestro alrededor pequeñas mariposas amarillas».

El caparazón del dolor
Quienes ofician las ceremonias laicas suelen mostrarse muy orgullosos de la «humanidad» de estos encuentros, y contraponen su cuidadoso repaso de la vida del difunto con las fórmulas rutinarias de muchos funerales católicos. «En algunos podrían ponerle un código QR al féretro y ya está, porque suelen ser muy impersonales. Nosotros tratamos de hacer una despedida más humana, menos estandarizada», comenta Eloy Pastrana, un actor, músico y monologuista que trabaja como orador para la empresa MúsicaXcerimòniA, fundada en Barcelona en 2011. «Tenemos que conectar con la familia para hacer un homenaje póstumo de la mejor manera, un breve viaje por la vida de la persona. Al principio suelen estar muy cerrados, con el caparazón del dolor, y hay que abrirlo para que te den el máximo de información. A veces no saben por dónde empezar. Ahí podemos ayudarles: ¿dónde nació, tenía hermanos…? Normalmente, el caparazón se abre y, a veces, empiezan a afluir los recuerdos y se produce un verdadero bombardeo». ¿Por qué cree que los funerales laicos no se han impuesto al nivel de las bodas? «Parece claro que a una persona, qué sé yo, anticlerical y anarquista no se le debe dar el último adiós en una iglesia, pero a mucha gente le cuesta asumir la idea de la ceremonia laica: por educación, por cultura, por arraigo y también por el qué dirán, que en esto rige mucho. A veces anteponemos nuestras ideas a las del difunto: la familia hace lo que cree más correcto, aunque no sea lo que él deseaba. Se impone la costumbre, el ‘siempre se ha hecho así’… ¡Hay tantos clichés en nuestra vida!».

«Escuchamos mucho eso de ‘a mí me habría encantado despedirme de mi padre de otra forma, pero mi madre quiso hacerle una misa y ponerle la cruz al ataúd, aunque él era ateo’»ALEJANDRA MARTÍNEZ
Lo que parece claro es que estos meses de pandemia, con tantas muertes en soledad y tantos funerales sin abrazos, nos han vuelto dolorosamente conscientes de la importancia que tienen en nuestras vidas los ritos, sean laicos o religiosos. «Los rituales son herramientas poderosas y positivas, pueden ayudar a crear hábitos y a fortalecer relaciones, tan debilitadas actualmente por el miedo a contagiarse», asiente Alejandra Martínez. Y Alfredo Gosálvez, el representante de las funerarias, aporta un dato significativo: «El 90% de las personas que han perdido a algún ser querido en la pandemia y no han podido tener el correspondiente rito funerario han querido recuperarlo de alguna manera después, cuando ha vuelto a ser posible. Es nuestra cultura».


Madrid se adelanta a Cataluña y vacunará a los funerarios (Crónica Global)

La patronal pide incluir al colectivo entre los próximos ciudadanos a recibir la inmunización contra el Covid-19

IGNASI JORRO @IgnasiJorro

11.02.2021 11:48 h. Actualizado: 11.02.2021 12:53 h.
3 min
La Comunidad de Madrid se ha adelantado a Cataluña y ha incluido a los trabajadores funerarios en la fase de vacunación que arranca ahora. El gobierno autonómico de Isabel Díaz Ayuso ha informado de que el personal de empresas de final de vida pasa a la fase II del Plan de Vacunación contra el Covid-19, algo la patronal nacional quiere que ocurra en el resto del país.

Así lo ha pedido la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef) en una nota emitida hoy, en la que ha informado de que «la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid ha anunciado esta misma mañana de que los profesionales funerarios estarán incluidos en la II Fase».

«Servicio esencial básico»
A este respecto, la asociación ha recordado que «ha reclamado en varias ocasiones al Ministerio de Sanidad y ahora a las comunidades autónomas que los profesionales funerarios, como último eslabón de la cadena sanitaria, fueran considerados colectivo prioritario en el plan de vacunación».

Alfredo Gosálvez, secretario general de Panasef, ha hecho hincapié en que «llevamos tiempo haciendo esta reclamación, ya que el sector funerario es un servicio esencial básico y estamos muy expuestos al virus». El directivo ha agregado que «parte importante de su labor es la retirada de fallecidos en los hospitales y residencias de ancianos, lugares con una alta incidencia de fallecidos por Covid-19. Por tanto, hemos recibido de buen agrado que los profesionales funerarios sean vacunados en una segunda fase del plan de vacunación pero seguimos insistiendo en que sea cuanto antes».

El resto de autonomías, también
En relación al combate contra la infección que causa el virus SARS-CoV-2, Panasef indica que «las empresas de servicios funerarios han realizado importantes inversiones en medidas de seguridad en sus instalaciones, pero el riesgo cero no existe». En efecto, en algunas regiones como Cataluña, las bajas provocadas por coronavirus copan el 10% del total de las plantillas. Ello «podría provocar el cierre provisional de alguna empresa funeraria, con el consiguiente problema de salud pública que ello podría suponer».

Es por este motivo que la patronal «insiste» a los gobiernos regionales en la «necesidad de que los profesionales funerarios sean vacunados lo antes posible y se sumen a la iniciativa aprobada por la Comunidad de Madrid».