El cementerio Virgen del Carmen duplicará el número de salas en un nuevo edificio con mayores servicios (Diario Sur) Marbella

La concesionaria invertirá 2,5 millones de euros en la construcción de un tanatorio de 2.500 metros cuadrados que integrará y mejorará el catálogo de prestaciones del camposanto marbellí

NIEVES CASTRO Marbella Sábado, 9 noviembre 2019, 00:48

Instalaciones totalmente nuevas, más amplias y con mayores servicios. Las actuaciones previstas en el cementerio Virgen del Carmen cambiarán radicalmente la imagen del último camposanto pendiente de remodelación en la ciudad. Según ha podido confirmar SUR, la empresa concesionaria de los cementerios del término municipal, Parque Cementerio Marbella S.L., invertirá 2,5 millones de euros para duplicar el número de salas disponibles en un nuevo edificio que además, incorporará mayores comodidades y servicios, como una cafetería, salas comunes y sala de despedida a disposición de los familiares antes del momento de cremación del difunto. El plazo de ejecución de las obras desde su inicio está estimado en 13 meses. El proyecto está pendiente de su aprobación definitiva por el Ayuntamiento y de la posterior obtención de la licencia de obras por parte de la empresa, periodo que, según cálculos municipales, podría demorarse en total unos nueve meses.
El proyecto presentado por la empresa concesionaria recoge mejoras muy necesarias para un cementerio que se encuentra en pleno funcionamiento, pero donde los servicios de tanatorio y capilla se dispensan en edificaciones separadas que presentan un pésimo estado y una funcionalidad limitada debido a sus pequeñas dimensiones.

Para revertir esta situación y ganar además en intimidad para las personas que despidan al difunto, el proyecto del cementerio Virgen del Carmen contempla un nuevo y único edificio que sustituirá a los existentes y en el que se usarán materiales nobles y modernos. El equipamiento tendrá una superficie de 2.500 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas, una de ellas bajo rasante.

El edificio albergará todos los servicios del cementerio (capilla, crematorio, cafetería, administración…), más seis tanatosalas de 75 metros cuadrados frente a las tres actuales, de 35 metros cuadrados, con lo que se triplicará la capacidad y las dimensiones de las salas de vela.

Gracias a las condiciones topográficas del terreno, la planta sótano del edificio tendrá un acceso a nivel para los coches fúnebres, independiente del reservado para los usuarios, que accederán al edificio por la planta que quedará a nivel del aparcamiento.

Esta planta sótano, además del muelle de descarga de los féretros, dispondrá de vestuarios, almacenes y espacios de servicio. Asimismo tendrá una sala de tanatopraxia para la higienización de los cadáveres, el depósito y el horno crematorio junto a la sala de despedida y la oficina funeraria. En esta misma planta se ubicará una de las seis tanatosalas del complejo, a la que se accederá directamente sin contacto con otras dependencias. En la planta baja, con acceso desde la explanada del aparcamiento, se ubicarán los usos más públicos del edificio: la capilla y la cafetería. Este nivel también tendrá un vestíbulo, una zona de administración y unos aseos. La primera planta se destinará únicamente a dos tanatosalas, a las que se llegará por un distribuidor. Igual pasará en la segunda planta donde se ubicarán tres salas de vela a las que asimismo se accederá mediante otro distribuidor. Por último, el proyecto realizado por el estudio de arquitectura e ingeniería Huete Arquitectos prevé una tercera planta de uso restringido donde se ubicará una terraza con distintas instalaciones.

Distribución
Planta sótano.
Muelle de descarga, sala de tanatopraxia, depósito de cadáveres, horno crematorio, sala de despedida, oficina funeraria, una tanatosala, vestuarios, almacenes y espacios de servicio.
Planta baja.
Vestíbulo, administración, aseos, capilla y cafetería.
Primera planta.
Distribuidor y dos tanatosalas.
Planta segunda.
Distribuidor y tres tanatosalas.
Planta tercera.
Terraza con instalaciones.
En esta actuación se han previsto accesos peatonales al camposanto y al nuevo edificio adaptados a personas con movilidad reducida, con lo que se asegura la accesibilidad completa al complejo. Por otra parte, el proyecto contempla la adecuación de un aparcamiento exterior de 586 metros cuadrados para crear una treintena de plazas.

Parque Cementerio Marbella ostenta desde 2014 la gestión de los camposantos de la ciudad (Virgen del Carmen, San Bernabé y San Pedro). La sociedad, integrada por las empresas Inversiones Funerarias Blay S.A., Funeraria Vadis, Materiales de Construcción Fernando Moreno y Huete Arquitectos (las dos últimas son locales), ganó el concurso abierto por el Ayuntamiento al comprometer una inversión de cinco millones de euros para mejorar las instalaciones. Tras completar la actualización del camposanto sampedreño y, recientemente, las mejoras en San Bernabé llega el turno del cementerio Virgen del Carmen.


Protesta contra un velatorio en Cacabelos (Diario de León)

REDACCIÓN
DIARIODELEÓN 09/11/19

Vecinos de Cacabelos se manifestaron ayer frente al Ayuntamiento para exigir al Ayuntamiento que frene la instalación de un velatorio dentro del casco urbano de la villa del Cúa. En una carta enviada al alcalde, piden que se busque otra ubicación y que agilice las alegaciones presentadas en su contra. Las protestas continuarán en las próximas semanas.


Confunden un ataúd que iba de Oviedo a Valladolid para un entierro con otro de la capital asturiana (El Norte de Castilla)

El funeral estaba previsto a las 13:30 horas en Hornillos de Eresma, un pueblo a 10 kilómetros de Olmedo, cuando un familiar se dio cuenta al abrir el féretro de que el fallecido no era su hermano
MIRIAM CONDEValladolidSábado, 9 noviembre 2019, 19:57

Todos los habitantes de pueblo de Hornillos de Eresma estaban reunidos la mañana del sábado a las 13:30 horas en la Iglesia de San Miguel Arcángel. El coro, el organista, el párroco, vecinos y familiares estaban preparados para presenciar la misa funeral y el entierro de su vecino Jesús Ángel Revueltas de 59 años –conocido como ‘el guaje’ en el municipio– que había fallecido el pasado viernes en Oviedo, lugar en el que actualmente residía junto a algunos de sus familiares. La funeraria asturiana que realizó el primer servicio trasladó al difunto el día anterior en un coche fúnebre a Olmedo para su posterior entierro en Hornillos de Eresma, a 10 kilómetros de Olmedo, municipio donde Luis Ángel Revueltas había vivido gran parte de su vida.
Un ataúd con destino a Valladolid acaba en Cáceres por un error de la funeraria
SERGIO LORENZO
La noche del viernes, varios familiares pasaron la noche velando al fallecido tras la llegada del cuerpo en el coche fúnebre que transportaba al fallecido desde Oviedo, aunque nadie se percató de la confusión ya que el féretro estaba cerrado. Únicamente un trabajador de la funeraria vio al fallecido para observar que estuviese en buen estado, pero él no conocía personalmente al fallecido, por lo que se limitó a comprobar que estuviese indemne.

El incidente ocurrió poco antes de la hora de la inhumación, cuando un familiar del fallecido abrió el ataúd en torno a las 13:00 horas en la funeraria de Olmedo para darle el último adiós a petición de varios miembros de la familia. Al no reconocer a su hermano, dio aviso a la funeraria de Oviedo –lugar del error– para conocer el verdadero paradero del fallecido.

La funeraria asturiana encargada del traslado llevó al sujeto de la confusión hacia Oviedo para llevar a cabo el intercambio de ataúdes y enterrar a los fallecidos en la localidad correspondiente. Una vez en Oviedo, fueron los trabajadores de la propia funeraria quienes localizaron al vecino de Hornillos de Eresma en la capital asturiana e irrumpieron en el velatorio del otro funeral para dar el aviso a la segunda familia implicada.

Tras el correcto intercambio, el coche fúnebre emprendió rumbo por segunda vez hacia Hornillos de Eresma para oficiar la misa del vecino del municipio vallisoletano a las 17:45 horas en la Iglesia de San Miguel Arcángel.

A finales de octubre se produjo un suceso similar cuando un féretro con destino a Valladolid acabó en Cáceres por un error de la funeraria. La empresa contactó con la sede de Madrid y comprobó que se había producido una confusión y que el ataúd de Extremadura había sido enviado en realidad con destino a Valladolid, mientras que a Cáceres había llegado otro con el cuerpo de la persona que tenía que ser enterrada en la ciudad castellana y leonesa. En este caso, los dos coches fúnebres que trasladaron los cadáveres se intercambiaron los cuerpos en Navalmoral de la Mata.


Claves para combatir la soledad no deseada al final de la vida (ABC)

Se trata de una tendencia al alza. Solo en España hay más de 850.000 mayores de 80 años que viven solos
EP
MADRID Actualizado:10/11/2019 01:45h

La Fundación Mémora presentó el pasado miércoles el Observatorio de Ciudades que Cuidan, un plataforma de agentes políticos, sociosanitarios y del tercer sector para combatir lasoledad no deseada al final de la vida, teniendo en cuenta que es una situación al alza, junto al envejecimiento de la población.

El proyecto se presentó durante una jornada con más de 200 especialistas en abordar la soledad no deseada y en el proceso final de vida, según un comunicado de la fundación.

La ONU constata que el 13% de la población mundial actual es mayor de 60 años y que en 2050 el 25%; y en España hay más de 850.000 mayores de 80 años que viven solos, muchos de los cuales únicamente pueden salir de casa con ayuda.

 

En cuanto a la soledad, crece en Occidente; en España, afecta al 28,8% de las mujeres mayores y al 14,7% de los hombres, además de que envejecer en sí expone a la falta de apoyo y el aislamiento.

El consejero delegado de Grupo Mémora, Juan Jesús Domingo, defendió mejorar la atención a las personas y a las familias y «facilitar el cambio social en el abordaje de esta etapa», ya que el aumento de afectados requiere cambios en el modelo de atención y compromiso político y social.

La OMS y los Objetivos de Desarrollo Sostenible
El médico y presidente de la Fundación Mémora, Santiago de Torres, dijo que «Ciudades que Cuidan» es un concepto nuevo que combina dos modelos existentes: las «Ciudades Amigables» (con el que la OMS promueve el envejecimiento activo y saludable) y las «Ciudades Compasivas-Cuidadoras» (movimiento internacional que involucra a la gente en crear comunidades para atender el final de la vida cuidando y acompañando).

De Torres explicó que toda estas nuevas maneras de afrontar el fin de la vida responden a dos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): Salud y Bienestar y Ciudades y Comunidades Sostenibles.

Así, definió la «Ciudad que Cuida» como «una ciudad amigable-compasiva-cuidadora»; que da una respuesta eficiente al envejecimiento poblacional; y que atiende para afrontar la vulnerabilidad y la muerte en soledad no deseada.

El coordinador de paliativos del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi (Vizcaya), Julio Gómez, advertió de que no se trata solo de crear servicios, sino de extender a toda la sociedad la responsabilidad del cuidado.

Y la filósofa y consejera permanente del Consejo de Estado, Victoria Camps, constató que se normaliza la soledad, envejecer en residencias y profesionalizar los cuidados: «Debemos recuperar el valor del cuidado. Este debe ser el centro del valor ético».


Albia compra Funeraria Fernández, la empresa dispone de la mayor cuota de mercado en Lugo (Funerario Digital)

Albia Servicios Funerarios, filial de SANTALUCÍA, grupo empresarial de referencia a nivel nacional dedicado a la organización, gestión y realización integral y personalizada de servicios funerarios, ha adquirido a la Funeraria Fernández, empresa con la mayor cuota de mercado en Lugo.

La funeraria lucense y con más de 100 años de actividad, dispone de tres tanatorios y un crematorio en la ciudad de Lugo. Con una plantilla de 24 trabajadores y una flota compuesta de 15 vehículos funerarios.

Funeraria Fernández tiene sus oficinas centrales en uno de sus tanatorios, concretamente en el de As Arieiras. Con ocho salas velatorias, horno crematorio, capilla, floristería, cafetería y aparcamiento.

Sobre el GRUPO ALBIA
Albia Servicios Funerarios, fundado en 1998, tras la fusión de varias funerarias nacionales, es la filial del grupo Santalucía. Según los últimos datos que ha hecho públicos la sociedad, gestiona en España 126 tanatorios; 280 centros funerarios; una veintena de cementerios y 36 crematorios. Además de 4 empresas de arte floral y una fábrica de transformación de mármol.

A esas cifras hay que añadir que cuenta con más de 1.100 trabajadores y realiza más de 55.000 servicios funerarios anuales en España, para los que dispone de una flota compuesta por más de medio millar de vehículos.


La energía de los muertos (Hoy)

El proyecto para obtener tres tipos de energía con el calor sobrante de las incineraciones es pionero en España y Europa. :: d. w.
Un tanatorio de Gijón quiere usar el calor residual de sus tres hornos crematorios para dotar de electricidad y calefacción a 150 hogares.Será el primero de Europa
RAFA TORRE POO Lunes, 11 noviembre 2019, 08:33

Un horno crematorio no deja de ser una potentísima caldera que hay que calentar a más de 800 grados para reducir un cuerpo a cenizas. Terminado el proceso, se apaga hasta que un nuevo difunto entra por la puerta para ser incinerado. ¿Por qué no aprovechar todo ese calor sobrante? Es lo que pensaron en Táctica Industrial, una empresa asturiana ubicada en la Milla del Conocimiento -un parque científico y tecnológico-, que tiene justo enfrente un tanatorio, el de Cabueñes. La buena relación les llevó a ofrecer a Funeraria Gijonesa un novedoso proyecto pionero a nivel español y europeo. Crear tres tipos de energía -electricidad, frío y calor- con la temperatura residual de sus tres hornos. Ya han calculado, incluso, a cuantos hogares podrían calefactar: 150 viviendas un día entero con solo una jornada laboral de los aparatos. Como en la Milla no hay casas alrededor, tienen ideado abastecer a otras empresas del polígono, al propio tanatorio o a la lavandería de un cercano hospital. «No vamos a vender esta energía», recalca Verónica González, responsable de comunicación de la funeraria.
En el proyecto piloto también participa el departamento de Energía de la Universidad de Oviedo, que se encarga del desarrollo conceptual y de la parte termodinámica. «Técnicamente no es nada complicado», explica José Luis Suárez Sierra, gerente de Táctica Industrial. La manera de transformar la energía calorífica está perfectamente estudiada e implantada. La maquinaria no es obstáculo para la trigeneración. «La innovación que pretendemos desarrollar está en el almacenamiento de la energía resultante y en el ciclo de inyección», apostilla. Pero necesita medio millón de euros -está a expensas de obtener el apoyo económico del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Idepa)- para hacer las pruebas y poder ponerlo en marcha.

La intención es convertir a los hornos -con el debido respeto a los difuntos, una vez incinerados, no con ellos dentro- en una caldera industrial. Obtendrían agua caliente para calefacciones, la podrían enfriar para las cámaras frigoríficas (del propio tanatorio) o el aire acondicionado, y tendrían energía eléctrica para los edificios. Para la distribución emplearían las redes de distrito o ‘district heating’. El mismo sistema que utilizan las gigantescas calefacciones centrales que cada vez están más extendidas en España y Europa. Solo que en este proyecto no hace falta una central térmica con biomasa (o cualquier otro combustible), se aprovecha el de la incineración. «Al final, es un cable que va por un tubo o una red de conductos para enviar agua caliente o fría, dependiendo de las necesidades», explica el responsable de Táctica Industrial.

«Técnicamente no es complicado. Lo innovador es el almacenamiento» JOSÉ LUIS SUÁREZ SIERRA, TÁCTICA INDUSTRIAL
«Hemos reducido las emisiones contaminantes en un 98%»VERÓNICA GONZÁLEZ, FUNERARIA GIJONESA

La desventaja es que no hay incineraciones todos los días. El año pasado fallecieron en España 426.053 personas, según datos de Panasef, la patronal de las funerarias. «Es muy variable. Incluso depende de la situación geográfica. En el norte, quizás hay más decesos en invierno y en el sur es al revés», relata Verónica González. De ahí el interés del proyecto asturiano en idear la manera de almacenar la energía, sobre todo el frío y el calor. Porque la electricidad es imposible: hay que enviarla directamente a la red.

Tecnología punta
El tanatorio de Cabueñes cuenta con la última tecnología en sus sistemas de cremación. «Invertimos un millón de euros en renovar los hornos que teníamos desde hace 26 años. De dos pasamos a tres y conseguimos mejorar la calidad del servicio. Antes hacían falta de cuatro a seis horas en cada incineración y ahora solo empleamos dos», explican desde la funeraria. Esto permite a Táctica Industrial contar con un motor de última generación. Y ecológico. Funeraria Gijonesa también optimizaron el sistema de emisión al medio ambiente. «Redujimos los contaminantes expulsados por las chimeneas en un 98%», apunta Verónica González. Además, todos los aparatos para la trigeneración cabrían en una sala, similar a cualquier otro gran cuarto de calderas.

Cada año hay más fallecimientos -2018 batió el récord desde que hay estadísticas-, por lo que el calor sobrante del proceso daría para hacer rentable la inversión. Cada día son más las personas que eligen la cremación como destino final. En 2018, el 41% de los fallecidos en España. Y la tendencia es al alza. La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef) estima en su último informe que en 2025 este porcentaje se elevará hasta el 60%. Además, esta modalidad es muy superior en localidades urbanas frente a las rurales, y tiene mayor presencia en el sur que en el norte del país.

Modelo exportable
Si todo va según aventuran las tres partes, el tanatorio de Cabueñes podría comenzar a experimentar en menos de un año. Y si sale bien, como esperan, el modelo podría exportarse. Los datos auguran un importante nicho de mercado. España es el país europeo con mayor número de hornos crematorios. En total, 442. Estos aparatos permiten realizar unas 1.768 incineraciones en cada jornada laboral, a pesar de que la demanda diaria, de momento, es muy inferior, solo 400. La industria funeraria es económicamente muy potente en España, lo que ayudaría a que muchas de las compañías pudieran afrontar la inversión. Tras atender las más de 400.000 defunciones del año pasado, el sector facturó 1.530 millones de euros. Muchas de las 1.300 empresas funerarias que hay en el país ingresan más de un millón de euros por ejercicio. Concretamente, según Panasef, hay 170, entre 1 y 5 millones; 31, entre 5 y 10; 12, entre 10 y 50; y 5 con más de 50.

Una de las quejas de los usuarios es que morirse no es barato. La OCU estima que, de media, sale por 3.500 euros. Las funerarias se defienden. Afirman que el 60% de los casos están cubiertos por un seguro de decesos e insisten en que «es más barato que una boda u otras celebraciones familiares como comuniones o bautizos».

Con este panorama, la expansión de este nuevo modelo de redistribución de la energía calorífica podría aplicarse en otros ámbitos. Por ejemplo, en las grandes industrias que utilizan el agua como actor principal para la refrigeración de sus equipos. Solo tendrían que conectar ese fluido a una red de distribución. En Móstoles funciona la más grande España, aunque el calor lo obtienen gracias a una potente caldera de biomasa de doce megavatios, con capacidad para dar agua caliente y electricidad a 6.500 hogares. El ahorro para los consumidores es importante. Hasta un 15% si se compara con el recibo del gas. Además, está la ventaja ecológica, ya que evita la emisión a la atmósfera de más de 9.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2). Una cifra que podría aumentar exponencialmente si las grandes fábricas decidiesen hacer recircular el agua caliente a los municipios cercanos en lugar de, como sucede en algunos casos, verterla directamente al mar.


«Nos han negado velar a mi tío en un tanatorio porque somos gitanos» (Hoy)

Las tres asociaciones gitanas de la ciudad denunciarán «este trato racista» ante el Defensor del Pueblo y en los tribunales

ANA B. HERNÁNDEZ Miércoles, 13 noviembre 2019, 08:13

Mario Vargas Montes falleció sobre las siete de la tarde del lunes en el hospital a los 52 años. «Entonces contactamos con la aseguradora La Fe para que se hiciera cargo de los trámites, porque es con la que mi tío tenía contratado todo», explica su sobrino Antonio Montaño, portavoz además de las tres asociaciones gitanas de Plasencia y directivo de la agrupación vecinal de Gabriel y Galán.
«La funeraria a la que llamó la aseguradora vino al hospital para trasladar a mi tío y contactó con el tanatorio San Lázaro para llevar el cadáver», continúa Montaño. Por eso, antes de que llegara hasta esta instalación, ubicada en la carretera del cementerio, «muchos de los familiares fueron ya al tanatorio, para esperar allí al coche fúnebre». Fue en este momento, reconoce tanto el sobrino del fallecido como el propio gerente del tanatorio San Lázaro, cuando éste conoció que el difunto era gitano.

«En este momento comenzó a cerrar la instalación y les dijo a mis familiares que no quería allí gitanos, que liamos mucho follón», afirma Antonio Montaño.

«La funeraria con la que contactamos nosotros pidió una sala al tanatorio San Lázaro y, efectivamente, el problema vino cuando se les negó porque se trataba de gitanos», corrobora Aurora Montemayor, de la aseguradora La Fe.

«Cuando llegaron los familiares les ofrecí un espacio de la instalación que está en la parte de atrás del tanatorio y al que se accede por una puerta lateral; pero se negaron a que fuera esta sala y por eso solicitaron otro tanatorio», señala por su parte el gerente de San Lázaro. También que con él nadie de la aseguradora se puso en contacto.

De hecho, lo que hizo La fe, según explicó ayer Aurora Montemayor, fue contactar con otra funeraria y con otro tanatorio al que, finalmente, «sobre las doce de la noche llevaron a mi tío; es el que está más próximo al cementerio, donde le aceptaron y nos han permitido velarle», declara el sobrino.

 

El gerente del tanatorio asegura que los familiares del difunto rechazaron el espacio que les ofreció
Sobre el mediodía de ayer la indignación crecía en un colectivo al que pertenecen más de 1.500 vecinos de la ciudad, precisamente cuando velaban el cadáver de Mario Vargas y la noticia sobre lo sucedido iba conociéndose.

«No se puede consentir que en pleno siglo XXI pasen estas cosas, que haya estos comportamientos racistas, que un tanatorio nos niegue una sala solo porque somos gitanos», resume Antonio Montaño.

«Esto no va a quedar así, no lo vamos a permitir y, por eso, vamos a denunciar este trato racista, el que hemos recibido porque somos gitanos, tanto al Defensor del Pueblo como en los tribunales», anuncia el presidente de la Asociación Gitana de Plasencia, Juan Vázquez. Aclara, por último, que «el espacio que nos ofreció el tanatorio San Lázaro no tiene apenas capacidad, nos teníamos que quedar en la calle, y consideramos que tenemos derecho al mismo trato que cualquiera; por eso, no vamos a olvidar lo que ha ocurrido, lo vamos a denunciar», zanja el máximo representante del colectivo gitano en la ciudad.


Cabré Junqueras construye un nuevo tanatorio en Malgrat de Mar (Barcelona)  (Revista Funeraria)

Por revistafuneraria
En Noticias,
Nov 14, 2019

Servicios Funerarios Cabré Junqueras está construyendo un nuevo tanatorio en el municipio barcelonés de Malgrat de Mar, concretamente en unos terrenos ubicados a la entrada del pueblo, a tocar de la carretera Nacional II.
El equipamiento, que formará parte de la Ciudad Sanitaria que el Ayuntamiento de la localidad aprobó en 2010, contará con tres salas de vela, un oratorio para celebrar ceremonias (religiosas y aconfesionales), jardín exterior y una zona de aparcamiento para 12 vehículos en una parcela de 3.400m2.

“Los trabajos avanzan a buen ritmo. Ya hemos empezado con la estructura y nuestra previsión es tener las obras terminadas a finales del 2020 para empezar a dar servicio a principios de 2021”, explica Josep Maria Mons, gerente de Cabré Junqueras. La puesta en marcha del nuevo recinto funerario, de 1.120 m2, supone una mejora en la prestación de los servicios de la compañía en el Alt Maresme, completando el plan llevado a cabo en los últimos años con la construcción de los tanatorios de Calella, Tordera y Pineda de Mar, para dotar la zona con instalaciones cercanas a las familias.

La empresa funeraria gestionará, sumando el de Malgrat de Mar, nueve tanatorios entre las comarcas del Maresme y el Vallès Oriental.