Las obras del tanatorio de Vecindario mejorarán sus accesos y servirán para instalar aire acondicionado en todo el edificio (Faro Canarias)

8 octubre, 2021  admin  Santa Lucía de Tirajana

Las obras del tanatorio de Vecindario continúan realizándose dentro de los plazos previstos. El tanatorio de Sardina y el del casco de Santa Lucía siguen abiertos, y desde la concejalía de Cementerios se recuerda a los vecinos la libertad de elegir otras alternativas cuando se llena la capacidad de los tanatorios municipales que están abiertos.

El concejal de Cementerios, Sergio Vega, recordó este viernes que “hemos llegado a un acuerdo con el tanatorio de El Rosario, en Arinaga, para que no haya problemas en atender a nuestro vecinos,  ya que este tanatorio es el más cercano a la zona urbana de nuestro municipio”. El edil santaluceño aclara que “este cambio no supone ningún coste nuevo para  los vecinos del municipio, ya que el tanatorio del Rosario ofrece los servicios en los mismos términos que el de Vecindario, y los costes se abonan a través de las pólizas de los seguros”.

Se espera que reforma del tanatorio de Vecindario esté finalizada dentro de cinco meses y medio. Las obras servirán para facilitar un acceso independiente  del féretro al del público, y un acceso trasero a las tres salas mortuorias. También se instalará otro aire acondicionado a modo de cámara frigorífica en la sala.


La incineración ya supone más de la mitad de la actividad funeraria (Menorca.info)

Esta opción gana adeptos frente a la sepultura: supera el 50 % en Maó y es el 60 % en Ciutadella
Fela Saborit | 09/10/2021

Los hornos funerarios ganan terreno a las sepulturas. La opción de la incineración de los difuntos se impone al entierro tradicional. En Maó supone ya más del 50 por ciento de la actividad, afirma la empresa concesionaria del servicio, Funeraria Gomila, mientras que en Ciutadella, en lo que va de 2021, las incineraciones de cadáveres representan el 60 por ciento, frente al 40 por ciento de inhumaciones, según informa el Ayuntamiento, en este caso encargado de la gestión.

La preferencia por la incineración frente a la tumba o el nicho es una tendencia que viene de años atrás y sigue al alza. Si bien comenzó por la gente de menor edad, ahora también hay personas mayores que determinan que, tras su fallecimiento, prefieren que sus restos se eliminen en el horno crematorio. No es tanto una cuestión de precio, opina Pedro Gomila, responsable de la funeraria de Maó, en cuyo horno crematorio se incineran difuntos de todos los municipios de Menorca excepto Ciutadella. «Un servicio completo de incineración, con una caja básica, puede costar entre 1.600 y 1.800 euros», afirma, mientras que un entierro, que requiere un ataud «no tan sencillo», también con la opción más simple y «sin nada más» costaría alrededor de 1.100 euros, por lo que la diferencia no es un factor determinante, aunque en el caso del entierro hay que tener un nicho en cesión o una tumba. «No es un cambio por dinero sino por mentalidad», considera el empresario, quien añade que «desde que se puso en marcha la incineración no ha hecho más que aumentar».

Tanto es así que el problema de contar con terreno para las sucesivas ampliaciones de los cementerios ya no agobia a los ayuntamientos. «No creo que sean necesarios más nichos», señala Gomila, algo que corrobora el concejal de Servicios Sociales de Maó, Enric Mas, cuya área de responsabilidad incluye el cementerio. «Cada año hay más incineraciones y lo que el Ayuntamiento crea son columbarios», estructuras con pequeños nichos para depositar las cenizas de los fallecidos. En Maó el año pasado se habilitaron una veintena de estos espacios y en 2021 se prevé construir otros tantos. «Hay suficiente sitio en el cementerio, vamos habilitando columbarios para dar respuesta a las incineraciones», explica Mas, quien añade que si hay menos entierros, también se producen renuncias a los nichos y estos pueden reconvertirse en lugares para las cenizas. Los columbarios no tienen por qué estar en una pared, añade, sino que también se piensa en colocarlos en zonas de paseo del cementerio con un diseño más amable, estructuras que por ejemplo tienen forma de árbol. En Ciutadella este año se han registrado 105 incineraciones frente a 70 entierros y las cenizas se inhuman o se las llevan los familiares. En los cementerios hay zonas para esparcir las cenizas pero, en opinión de la concejala titular del área en Ciutadella, Noemí Camps, «creo que todavía hay una práctica más del recuerdo, de visitar al difunto, y lo que hacen las familias es que entierran la urna con las cenizas en la tumba o cesión que tienen en el cementerio o si no, se las llevan». La normativa no permite esparcir las cenizas en espacios públicos ni en la naturaleza, a no ser que se trate de una finca privada. En cuanto al mar, se puede lanzar una urna biodegradable con las cenizas dentro, pero a 200 metros de la costa.


El Campello perfila el diseño de un nuevo y moderno cementerio concebido como un gran espacio verde (Informacion)

El proyecto inicial, que daría servicio al menos durante un siglo, prevé, en sucesivas fases de construcción, incluir en la infraestructura zona para mascotas, carril bici y otras dotaciones
F. J. Bernabé
09·10·21 | 22:30

El actual cementerio de El Campello, situado en la Urbanización Pueblo Español, lindante con la Urbanización LlopMarí, con casi 90 años de antigüedad, ha llegado prácticamente a su colapso. Esa realidad, con apenas espacio para nuevos enterramientos, es una de las mayores preocupaciones del Ayuntamiento, que plantea desarrollar un nuevo camposanto con la suficiente previsión de espacio para que pueda prestar servicio futuro al menos hasta los próximos 100 años. El alcalde, Juanjo Berenguer, responsable directo del área municipal, ha encargado al estudio Fructuoso Architect un proyecto que, inicialmente, los arquitectos Juan María Boix García y José Juan Fructuoso Sempere conciben como una obra paisajística en la que entrarán en comunión la infraestructura, el entorno, las necesidades, la planificación y el desarrollo ordenado en el tiempo, así como la sensibilidad y los detalles arquitectónicos.

El nuevo cementerio se construirá en una parcela de carácter rural, que linda con la carretera CV-777, al oeste de la localidad, con una topografía plana en la franja contigua a la carretera que se va ondulando en la parte interior, con pendiente, para enlazar con las primeras estribaciones de la Serra de la Ballestera, que constituirían el fondo escénico. Se trata de un terreno, ya propiedad del Ayuntamiento, de 91.000 metros cuadrados, según explica Juanjo Berenguer.

En ese terreno vegetan especies arbustivas y de matorral o herbáceas, espontáneas, sin presencia de cultivos agrícolas y con débil intervención humana. La presencia de árboles forestales es muy esporádica, inferior al 5%. Se localizan algunos ejemplares de pino muy joven y de arbustos como el algarrobo. El matorral es poco denso y discontinuo, de porte reducido. Sus especies más representativas son el romero, el tomillo, el espliego, la aliaga y gramíneas como el lastón, el esparto, el espárrago y el palmito.

Como un gran parque
«El proyecto se ha concebido como un parque, poco intrusivo al medio ambiente, al paisaje y como espacio público funcional, abierto para uso y disfrute de visitantes», detalla el alcalde. Dadas las especiales condiciones de la parcela y las restricciones por la clasificación y calificación del suelo, la idea es que se integre en un entorno natural y con elementos de flora y fauna a preservar. Se pretende crear una imagen original e identificativa de espacio público, como restauración de la zona degradada con valores ambientales y de paisaje, a su vez que participar con una actuación sensible con el entorno natural en la que se enclava.

El conjunto del proyecto del cementerio se adapta al terreno natural, con una topografía apta para generar terrazas naturales estables sobre las que se dispondrán los bloques de nichos y columbarios y los panteones. «La estrategia del proyecto propuesto se concibe como una intervención mínima sobre la escala del paisaje, recuperando la imagen del pequeño cementerio de los pueblos mediterráneos, ubicado a menudo en cerros altos y delimitados mediante un vallado ciego y blanco», según lo describen los autores del diseño inicial.

La propuesta, que no es definitiva, plantea un crecimiento ajustado a las necesidades, que permita acomodar mediante siete fases temporales su crecimiento, de manera que el impacto sobre el paisaje sea blando, no solo en la primera etapa, sino también cuando esté finalizado. «El crecimiento secuencial a base de pequeños recintos que conforman cada fase de nichos, es la clave de entender el proyecto como una inserción en un paisaje rural y una restauración integral del mismo, recuperando la imagen y la convivencia de los usos del hombre con la propia naturaleza, fauna y flora», aclaran los autores.

Es flexible, y permite un crecimiento secuencial y pausado, de manera que pueda en un futuro mantenerse el uso del cementerio con las obras de ampliación del resto de equipamientos posibles en el entorno.

El proyecto se ha concebido de forma que se puedan adaptar los nuevos usos o evolución de las maneras de despedirse de los seres queridos. Incluye un parque para mascotas, panteones y otros usos.

Se define una construcción por fases, favoreciendo la existencia de una zona de reserva y transición alrededor de la nueva infraestructura que será objeto de reforestación y revegetación. Para mantener el carácter natural y abierto del paisaje, y el recorrido escénico de la CV-777 en su vertiente noroeste, el cementerio se conformaría a los pies de la colina natural existente en el extremo oeste de la parcela, en sentido descendente.

El proyecto contempla la creación de una pantalla vegetal que serviría como filtro de reducción sonora y visual compuesta por varias especies con distinto porte y altura, de tal manera que se forme una pantalla con altura y densidad suficiente para cumplir el objetivo perseguido. Incluye propuesta de vallado a base de troncos de madera recuperada, reforzados con perfiles de acero galvanizado o combinación de ejemplares de pino carrasco y algún pino piñonero, así como arbustos como el algarrobo, romero, tomillo, espliego, brezo, espino negro y aladierno, de manera que llenen los posibles vacíos en la base de los troncos, para generar una pantalla más densa y homogénea.

El nuevo cementerio, según el diseño actual, podrá acoger hasta 4.885 unidades de nichos, 400 de ellos en la primera fase de construcción, además de dos centenares de osarios y columbarios y 200 metros cuadrados de terreno para esparcir cenizas.

Carril bici, parada de transporte público y parking interior
Los viales públicos (calzadas y aceras) estarán pavimentados y contarán con señalización vial, horizontal y vertical. Así mismo, el entorno dispondrá de todos los servicios urbanos necesarios, como la incorporación de carril bici adaptado a cualquier persona con diversidad, así como punto de recarga de vehículos eléctricos.

Se crea acceso para parada futura de servicio público de autobús y taxis en el interior. Igualmente se crea un acceso para una pequeña bolsa de usuarios de vehículos, incluidas plazas adaptadas. Dispondrá de parking de bicicletas y vehículos eléctricos.

Con respeto al entorno
Los edificios o bloques, por la disposición y la altura, no obstaculizarán la visibilidad hacia la sierra
Las estructuras verticales que albergarán los nichos y columnarios del nuevo cementerio se conforman en bloques de hormigón de estructura rectangular, construidos de manera independiente y altura limitada, dispuestos en distintos niveles o terrazas siguiendo las curvas de nivel. Se preservarán de la edificación las crestas de las montañas y las pequeñas elevaciones topográficas, y se evitará la afección paisajística y visual desde el recorrido de la CV-777 sobre el fondo escénico que conforman las primeras estribaciones de la Serra de la Ballestera.

Los edificios o bloques, por la disposición y la altura, no obstaculizarán la visibilidad hacia la sierra, pero marcarán sin duda un hito en la actual unidad de paisaje existente. Por ello se considera «fundamental» la restauración y reforestación de las áreas degradadas en la zona de reserva y transición colindante a la infraestructura.

Por ello, está prevista la reforestación del área colindante al cementerio para la mejora del estrato arbóreo mediante la plantación de ejemplares de pino carrasco y algún pino piñonero, así como arbustos como el algarrobo, granado y la coscoja. Se plantarán ejemplares de lentisco, romero, tomillo, espliego, brezo, espino negro y aladierno.

También se han previsto labores de mantenimiento y restauración de los muros de piedra deteriorados, así como rehabilitación y estabilización de taludes degradados. Se identificarán las sendas y recorridos que permitan el acceso y disfrute del área forestal colindante restaurada y su conexión con sendas y recorridos ya existentes.

El proyecto recoge las condiciones establecidas en la normativa urbanística en vigor y la Ley de Calidad y Protección del Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana. La instalación de evacuación de aguas pluviales se recoge de las cubiertas para reciclar para el uso de riego, así como para las aguas grises de la red de sanitarios, que se conectarán con los sistemas de saneamiento municipales.


Servego Canarias denuncia que el Ayuntamiento de San Sebastián no aplica el Reglamento de Servicios Funerarios (Funerario Digital)

El pasado 29 de marzo de 2021 entró en vigor el Reglamento de Servicios Funerarios de San Sebastián de La Gomera, (Tenerife). Una obligación dada por el Decreto 132/2014 de Sanidad Mortuoria de Canarias, por la que los municipios deben dictar normas de funcionamiento de los servicios funerarios, así como las exigencias que deben cumplir las empresas funerarias.

Servego Canarias, asegura que “nuestra empresa participó en la finalización del texto normativo, planteando numerosas alegaciones que entendíamos necesarias modificar e incluir”.

Por ello consideran que “son destacables diversas cuestiones a tener en cuenta del Reglamento, el cual, regula el funcionamiento del Cementerio Municipal de San Antonio y del tanatorio municipal de San Sebastián de La Gomera (sirva como curiosidad, que no se regula nada al respecto sobre el salón” considerado como tanatorio, en Tecina). Pero como se adelantaba, también existe una serie de obligaciones que deben cumplir las empresas funerarias que accedan al Cementerio y/o tanatorios municipales”.

En primer lugar, “las empresas funerarias que pretendan utilizar el tanatorio, deberán rellenar los Anexos I y II unidos al Reglamento. Y para realizar actuaciones en el cementerio, tales como, inhumaciones, exhumaciones de restos o colocación de lápidas, debe contarse con autorización del Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera” (art. 16.1, art.19.6 y art. 63.1.5 del Reglamento).

En segundo lugar, “establece el art. 80 del Reglamento, los Requisitos y Obligaciones de los Prestadores de Servicios Funerarios y Mortuorios. Entre los que destaca el art. 80.2. Justificante de la dotación de plantilla mediante TC2 del último mes para trabajadores contratados por cuenta ajena y copia del correspondiente contrato para el resto del personal”.

Siendo que, “el incumplimiento de cualquiera de los requisitos determinará la imposibilidad de continuar ejerciendo dicha actividad desde el momento que se tenga constancia de tales hechos, sin perjuicio de las responsabilidades penales, civiles o administrativas a que hubieran dado lugar”.

Así las cosas, Servego Canarias S.L. “cumple estrictamente con las obligaciones que regula el “Reglamento, no siendo así respecto de las restantes funerarias de la isla de La Gomera, que utilizan el tanatorio y cementerio municipal. De hecho, nos consta que una funeraria en la isla de La Gomera, no cumple con las obligaciones determinadas en el Reglamento incluso, teniendo presuntamente empleados no asegurados”.

En el anterior Pleno del Ayuntamiento, se afirmó por el alcalde que el Reglamento se venía cumpliendo, y es totalmente, falso. “La única empresa que ha aportado toda la documentación exigida en el Reglamento, es Servego Canarias S.L., teniendo conocimiento, que la Policía Local de San Sebastián de La Gomera, ha levantado Acta por presuntas irregularidades de una funeraria en el propio tanatorio municipal”.

Servego Canarias exige que “el Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera, y su alcalde, cumpla con la aplicación del Reglamento en todos sus términos, y obligue a las empresas funerarias restantes, con los pagos de reserva de sala de tanatorio, y tasas del cementerio; así como a aportar la documentación obligatoria para desarrollar los servicios funerarios en las instalaciones municipales”.


Madrid impulsa varios proyectos para facilitar la gestión del duelo (Revista Funeraria)

11 octubre, 2021

El Ayuntamiento de Madrid impulsa la puesta en marcha de varios proyectos de ayuda para facilitar la gestión del duelo tras la pérdida de seres queridos y de apoyo a las personas en procesos de final de vida. Ese era el objetivo de un concurso convocado en mayo por la empresa funeraria municipal (Servicios Funerarios de Madrid –SFM–), al que se presentaron doce proyectos y cuyos premios fueron entregados  el pasado 5 de octubre por la portavoz municipal y delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, acompañada del gerente de SFM, Fernando Sánchez, así como diversos representantes de los grupos municipales.
Durante su intervención, Sanz ha destacado la importancia de “contribuir con proyectos que ofrecen esperanza”. También aquellos que “nacen de la generosidad y de la empatía” hacia quienes “se enfrentan a una situación dolorosa y complicada”, como es la pérdida de un familiar o allegado.

El primer premio lo ha recibido la Fundación 38º por su proyecto ‘Carpeta Masdemi, legado emocional’. El segundo premio ha sido otorgado a la Fundación Kyrios por su ‘Proyecto Akompaña’. El tercero ha recaído en la Asociación Alaia por su ‘Programa de Apoyo Terapéutico en Duelo’. El jurado ha seleccionado dos proyectos más: el de la Fundación Porque Viven (por su proyecto de apoyo al duelo ante una enfermedad incurable en cuidados paliativos pediátricos) y el la Asociación Rosaleda (por su proyecto Preparando el Adiós). Por último, se colaborará con la asociación Red El Hueco de mi Vientre para impulsar conjuntamente su proyecto relacionado con el duelo perinatal.

Dotación económica proveniente del reciclaje de metales tras incinerar
Los tres primeros premios obtendrán 20.000 euros cada uno para desarrollar su proyecto, con los que Servicios Funerarios de Madrid firmará un convenio para que sus iniciativas se pongan en marcha en los próximos meses. SFM también dotará de esa cantidad al cuarto y el quinto proyecto seleccionados cuando se disponga de fondos para ello.

La dotación económica para impulsar estos proyectos proviene de los recursos obtenidos tras reciclar los metales procedentes de la incineración en los crematorios municipales que gestiona la empresa funeraria municipal. Todos los proyectos han sido presentados por parte de fundaciones, asociaciones y entidades sin ánimo de lucro y cuyo ámbito de actuación es la ciudad de Madrid.

Por último, la portavoz municipal y delegada de Seguridad y Emergencias ha subrayado el trabajo de entidades y profesionales que desarrollan proyectos de esta índole. Especialmente tras sufrir la crisis sanitaria provocada por la Covid-19, “cuando se nos privó de algo tan importante como despedirnos de un familiar fallecido”. En este sentido, Sanz ha puesto en valor el trabajo de la empresa funeraria municipal. En este sentido, recordar que SFM desarrolló un amplio programa gratuito de apoyo al duelo. Lo hizo con la colaboración de diversas instituciones como el Colegio de Psicólogos de Madrid, el organismo municipal Madrid Salud, etc. La compañía también llevó a cabo otras iniciativas para que las familias pudieran desarrollar la primera fase de su duelo de forma telemática o virtual.


Pompas Fúnebres Guixa amplía el Tanatori Ciutat de Gandia (Revista Funeraria)

13 octubre, 2021

La empresa funeraria Pompas Fúnebres Guixa ha llevado a cabo recientemente la reforma y ampliación del Tanatori Ciutat de Gandia. Las actuaciones realizadas han supuesto una serie de cambios estéticos y funcionales tanto en las salas como en el hall y en la cafetería. “De esta manera, adaptados nuestras instalaciones a las necesidades actuales de nuestros clientes”, explican representantes de la empresa.  “Hemos apostado por la elegancia y la sencillez de la decoración, con el objetivo de transmitir un sentimiento de intimidad y paz”.
Además, se ha construido una sala multiconfesional con capacidad para más de cien personas, preparada para celebrar todo tipo de ceremonias, siendo un espacio laico al servicio de todas las creencias religiosas. “Se trata de uno de los elementos más singulares del tanatorio. Hemos puesto un interés especial en crear un clima entrañable y acogedor, que favorezca la introspección, la reflexión y la meditación”, aseguran desde Pompas Fúnebres Guixa. La firma que pone a disposición de sus clientes todos los elementos necesarios para personalizar sus actos de despedida, con la libre elección de música e imágenes, así como una pantalla y un cuidado sistema de megafonía.

Por otra parte, se ha llevado a cabo la instalación de un horno crematorio en un espacio pulcro, con bajo nivel sonoro y adaptado a los requisitos ambientales estipulados para reducir la contaminación y el consumo del Tanatori Ciutat de Gandia.

Acerca de la empresa
Pompas Fúnebres Guixa S.L. es una empresa familiar fundada en el año 1980 en La Font d’en Carròs (Valencia) para satisfacer la necesidad de la población. Sus fundadores fueron Vicente Fuster Agud “Guixa” e Indalecia Just Escrivá. El año 1985 fallece su fundador y pasa a ser regentada por Juan Ramos Moragues y Carmen Fuster Just. Es entonces cuando la empresa empieza a crecer y a ofrecer sus servicios en toda la comarca de la Safor y en diferentes puntos de la Comunidad Valenciana. El año 1992 abre una oficina en Gandia. En enero de 1998 inaugura el primer tanatorio de la Safor, situado en Bellreguard (Valencia); y en abril de 2005, el tanatorio Ciutat de Gandia, situado en el polígono Benieto de Gandia. En febrero de 2016 fallece el gerente, Juan Ramos Moragues, y desde entonces la empresa es dirigida por su viuda Carmen Fuster Just y sus hijos.