Exposición “Tanatorio Sancho de Ávila. Una historia de emociones en Barcelona”

Con motivo del primer aniversario del nuevo Tanatorio Sancho de Ávila, Mémora hace un repaso de la evolución de los servicios funerarios en Barcelona a través de la exposición “Tanatorio Sancho de Ávila. Una historia de emociones en Barcelona”.

Sancho de Ávila fue el primer tanatorio inaugurado en España en 1968 y supuso un gran cambio sociocultural, ya que las familias dejaron de velar al difunto en casa y comenzaron a desplazarse en estas instalaciones funerarias.  Según Juan Jesús Domingo, consejero delegado de Mémora y presidente de Servicios Funerarios de Barcelona (SFB), “desde su puesta en marcha, Sancho de Ávila ha creado un vínculo emocional con todos los ciudadanos al acoger y ayudar a devolver el último homenaje a muchos ciudadanos“.

El año pasado, y con el objetivo de ofrecer el mejor servicio, la compañía inauguraba el nuevo Tanatorio Sancho de Ávila.  Un tanatorio que supuso una inversión de 15 millones de euros y en el que ya se han realizado 7.255 servicios funerarios.

 

Nuevo Tanatorio Sancho de Ávila que cumple un año desde su inauguración